domingo, 28 de mayo de 2017

Diario de un viaje implanificado a Cuba.




Guardalavaca.


29 de abril
Despertamos temprano y fuimos a la playa a despedirnos de ella.
Descubrimos que algunos de los árboles de mangle ya secos, habían sido tallados con primor y hermosura, no supieron decirnos quien fue o fueron los autores.















Una de estas tallas me trae el recuerdo de aquella canción llamada “La Muralla”















Nos pasamos un hermoso momento despidiendo a la playa, en esos momentos pienso que es el punto más lejano a casa que visitaremos en este viaje, y soy feliz aquí al lado de Lupita.







Aún nos quedan algunos días y cosas que hacer, pero el retorno a Holguín y después a la Habana marcan también el retorno a casa.
Y para no variar nuestro viaje implanificado, son las y los amigos habaneros quienes nos están organizando nuestra estancia en la capital de todos los cubanos.
No bien estamos por llegar al departamento vemos a Don Antonio, ya nos espera.
Decimos adiós a Taidé, dueña del departamento donde nos alojamos y dueña también de una increíble capacidad de no parar de hablar y reír.
Don Antonio nos conduce con pláticas, buena charla y estupendo manejo a Holguín, es ahora que nos cuenta que el cerro de la silla guajira se ve claramente de la playa donde desembarcó Cristóbal Colón, que no es Guardalavaca. Ya no queda bien aquello que había yo pensado en la ida.
En Holguín  Marilyn nos brinda su apoyo y amistad, nos permite descansar y darnos un baño.
Salimos a despedirnos de Holguín, llena de gente buena y de gran corazón.


Mural en Holguín,


Don Antonio nos deja en la estación del autobús, nos espera una noche larga y un amanecer en La Habana.




Lupita en Guardalavaca.

8 comentarios:

Mariluz Morgan dijo...

.

Armando González dijo...

..

Guadalupe sin foto dijo...

...
Viaje mágico y misterioso!
Guardalavaca me atrapó!
El mar siempre infunde paz, aquí sumó felicidad!
Gracias a mi Guajira adorada por compartir sus lugares predilectos, en un momento me parecía verla jugar de pequeña con su hermana y su papá en este paraíso!

Los quiere

Guadalupe

Sergio dijo...

.... ;-)

Armando González dijo...

¡Amigo Sergio, que gusto hermano!
Te mando un abrazo.

la Tucu dijo...

No puedo creer esas tallas en la playa...son bellas!! y están hechas en árboles con vida o en troncos ya secos?
realmente hay que conocer Guardalavaca

la Tucu dijo...

No puedo creer esas tallas en la playa...son bellas!! y están hechas en árboles con vida o en troncos ya secos?
realmente hay que conocer Guardalavaca

Armando González dijo...

Mi linda Fata Tucu, hicieron las tallas en árboles ya secos.
Son mangle gris, el que está más cerca al mar sigue vivo y no tiene talla alguna.
Te mando un enorme abrazo.

Publicar un comentario