martes, 31 de agosto de 2010

Entrevista a Fidel Castro de La Jornada de México (tercera parte)


(Varios temas son tocados en esta parte de la entrevista)

Explica sobre la homofobia de hace cinco décadas: “... teníamos tantos problemas de vida o muerte que no le prestamos atención... piensa cómo eran nuestros días en aquellos primeros meses de la Revolución: la guerra con los yanquis, el asunto de las armas, los planes de atentados contra mi persona...



Carmen Lira Saade


Periódico La Jornada

Martes 31 de agosto de 2010, pLa Habana. Aunque no hay nada que denote en él malestar alguno, creo que a Fidel no le va a gustar lo que voy a decirle:

–Comandante, todo el encanto de la Revolución Cubana, el reconocimiento, la solidaridad de una buena parte de la intelectualidad universal, los grandes logros del pueblo frente al bloqueo, en fin, todo, todo se fue al caño por causa de la persecución a homosexuales en Cuba.

[se le fue la mano a la periodista con eso de que "todo se le fue al caño]

Fidel no rehuye el tema. Ni niega ni rechaza la aseveración. Sólo pide tiempo para recordar, dice, cómo y cuándo se desató el prejuicio en las filas revolucionarias.
Hace cinco décadas, y a causa de la homofobia, se marginó a los homosexuales en Cuba y a muchos se les envió a campos de trabajo militar-agrícola, acusándolos de “contrarrevolucionarios”.

–Sí –recuerda–, fueron momentos de una gran injusticia, ¡una gran injusticia! –repite enfático–, la haya hecho quien sea. Si la hicimos nosotros, nosotros… Estoy tratando de delimitar mi responsabilidad en todo eso porque, desde luego, personalmente, yo no tengo ese tipo de prejuicios.


Se sabe que entre sus mejores y más antiguos amigos hay homosexuales.


–Pero, entonces, ¿cómo se conformó ese odio al “diferente”?

Él piensa que todo se fue produciendo como una reacción espontánea en las filas revolucionarias, que venía de las tradiciones. En la Cuba anterior no sólo se discriminaba a los negros: también se discriminaba a las mujeres y, desde luego, a los homosexuales…
–Sí, sí. Pero no en la Cuba de la “nueva” moral, de la que tan orgullosos estaban los revolucionarios de dentro y de fuera...
–¿Quién fue, por tanto, el responsable, directo o indirecto, de que no se pusiera un alto a lo que estaba sucediendo en la sociedad cubana? ¿El Partido? Porque ésta es la hora en que el Partido Comunista de Cuba no “explicita” en sus estatutos la prohibición a discriminar por orientación sexual.

–No –dice Fidel–. Si alguien es responsable, soy yo…


“Es cierto que en esos momentos no me podía ocupar de ese asunto… Me encontraba inmerso, principalmente, de la Crisis de Octubre, de la guerra, de las cuestiones políticas…”

–Pero esto se convirtió en un serio y grave problema político, comandante.

–Comprendo, comprendo... Nosotros no lo supimos valorar... sabotajes sistemáticos, ataques armados, se sucedían todo el tiempo: teníamos tantos y tan terribles problemas, problemas de vida o muerte, ¿sabes?, que no le prestamos suficiente atención.

–Después de todo aquello, se hizo muy difícil la defensa de la Revolución en el exterior… La imagen se había deteriorado para siempre en algunos sectores, sobre todo de Europa.

–Comprendo, comprendo –repite–: era justo...

–La persecución a homosexuales podía darse con menor o mayor protesta, en cualquier parte. No en la Cuba revolucionaria –le digo.



–Comprendo: es como cuando el santo peca, ¿verdad?… No es lo mismo que peque el pecador, ¿no?
 [Las negrillas mias, tremendo Fidel, le paso antes algunas afirmaciones no exactas o exageradas por ser precisamente el periodico La Jornada]

Fidel esboza una tenue sonrisa, para luego volver a ponerse serio:

–Mira: piensa tú cómo eran los días nuestros en aquellos primeros meses de la Revolución: la guerra con los yanquis, el asunto de las armas y, casi simultáneamente a ellos, los planes de atentados contra mi persona…

Fidel revela lo “tremendamente” que influyeron en él y lo que alteraron su vida las amenazas de atentados y los atentados mismos de que fue víctima:

“No podía estar en ninguna parte, no tenía ni dónde vivir…” Las traiciones estaban a la orden del día, y él tenía que andar a salto de mata…

“Escapar a la CIA, que compraba tantos traidores, a veces entre la misma gente de uno, no era cosa sencilla; pero en fin, de todas maneras, si hay que asumir responsabilidad, asumo la mía. Yo no voy a echarle la culpa a otros…”, sostiene el dirigente revolucionario.

Sólo lamenta no haber corregido entonces…

Hoy, sin embargo, el problema se está enfrentando:

Bajo el lema “La homosexualidad no es un peligro, la homofobia sí”, se celebró recientemente en muchas ciudades del país la tercera Jornada Cubana por el Día Mundial Contra la Homofobia. Gerardo Arreola, corresponsal de La Jornada en Cuba, da cuenta puntual del debate y la lucha que se lleva adelante en la isla por el respeto a los derechos de las minorías sexuales.

Arreola refiere que es Mariela Castro, una socióloga de 47 años –hija del presidente cubano Raúl Castro–, quien lidera el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), institución que –dice ella– ha conseguido mejorar la imagen de Cuba después de la marginación de los años 60.

“Aquí estamos las cubanas y los cubanos, para seguir luchando por la inclusión, para que ésta sea la lucha por todas y todos, por el bien de todas y todos”, dijo Mariela Castro al inaugurar la jornada, escoltada por transexuales que sostenían una bandera cubana y otra multicolor del movimiento gay.

Hoy en Cuba, los esfuerzos por los homosexuales incluyen iniciativas como cambio de identidad de transexuales o las uniones de civiles entre personas del mismo sexo.

Desde los años 90, la homosexualidad en la isla está despenalizada, aunque no deja de haber del todo casos de asedio policiaco. Y desde 2008 se practican operaciones gratuitas de cambio de sexo.

El bloqueo

En 1962 Estados Unidos decretó el bloqueo contra Cuba. Se trató de “una feroz tentativa de genocidio”… como le ha llamado Gabriel García Márquez, el escritor que mejor ha cronicado el periodo.

–Periodo que dura hasta nuestros días –me advierte Fidel.

“El bloqueo está vigente hoy más que nunca, y con el agravante, en estos momentos, de que es ley constitucional en Estados Unidos, por el hecho de que la vota el presidente, la vota el Senado, la vota la Cámara de Representantes…”

El número de votos y su aplicación pueden aliviar considerablemente, o no, la situación. Pero ahí está…


–Sí, ahí está la ley Helms-Burton, injerencista y anexionista… y la ley Torricelli, debidamente aprobadas por el Congreso de Estados Unidos.

Recuerdo bien al senador Helms el día de 1996 en que le fue aprobada su iniciativa. Estaba exultante y repetía ante los periodistas lo central de sus pretensiones: “Castro se tiene que ir de Cuba. No me importa cómo Castro deje el país: si es en forma vertical, o en forma horizontal, eso es asunto de ellos… Pero Castro debe dejar Cuba.”

Comienza el cerco

“En 1962, cuando Estados Unidos decretó el bloqueo, Cuba se encontró de pronto con la evidencia de que no tenía nada más que seis millones de cubanos resueltos, en una isla luminosa y desguarnecida…”

Nadie, ningún país, podía comerciar con Cuba; con nadie se podía comprar o vender, ¡ay de aquel país o empresa! que no se sujetara al asedio comercial decretado por Estados Unidos. Siempre me llamó la atención aquel barco de la CIA que patrulló las aguas territoriales hasta hace unos pocos años, para interceptar los barcos que llevaran mercancías a la isla.

El problema mayor, sin embargo, fue siempre el de las medicinas y los alimentos, que se mantiene hasta nuestros días. Todavía hoy no se permite a ninguna empresa alimentaria comerciar con Cuba, ni siquiera por la importancia de los volúmenes que la isla adquiriría o porque ésta siempre está obligada a pagar por adelantado.

Condenados a morir de hambre, los cubanos tuvieron que “inventar la vida otra vez desde el principio”, dice García Márquez.
Desarrollaron una “tecnología de la necesidad” y una “economía de la escasez”, relata: toda una “cultura de la soledad”.

No hay gesto de pesar, menos de amargura, cuando Fidel Castro admite el abandono en que dejó a la isla gran parte del mundo. Al contrario…

–La lucha, la batalla que tuvimos que dar nos llevó a hacer esfuerzos superiores a los que tal vez habríamos hecho sin bloqueo –dice Fidel.

Recuerda con una suerte de orgullo, por ejemplo, la gigantesca operación de masas que llevaron adelante cinco millones de muchachos, agrupados en los CDR. Tan sólo en una jornada de ocho horas lograron una vacunación masiva en todo el país, con la que erradicaron enfermedades como la polio o el paludismo.

O cuando más de un cuarto de millón de alfabetizadores –cien mil de ellos niños se echó a cuestas la alfabetización de la mayor parte de la población adulta del país que no sabía leer ni escribir.

Pero el “gran salto” se da, sin duda, en la medicina y en la biotecnología:

–Se habla de que Fidel mismo mandó a formar en Finlandia a un equipo de científicos y médicos que habrían de encargarse de la producción de medicamentos.

–El enemigo usó contra nosotros la guerra bacteriológica. “Trajo aquí el virus II del Dengue. En la Cuba pre revolucionaria no se conocía ni el I. Aquí nos apareció el II, que es mucho más peligroso porque produce un dengue hemorrágico que ataca sobre todo a los niños.

“Entró por Boyeros. Lo trajeron los contrarrevolucionarios, esos mismos que andaban con Posada Carriles, esos mismos que indultó Bush, esos mismos que dieron lugar al sabotaje del avión de Barbados… Esa misma gente recibió la tarea de introducir el virus”, denuncia Fidel.

–Culpaban a Cuba porque, decían, había mucho mosquito en la Isla –le digo.

–¿Cómo no iba a haberlos si para combatirlos hace falta el abate, y el abate no lo podíamos obtener: nada más lo producían en Estados Unidos? –revela.

El rostro del comandante se ensombrece:

“Se nos empezaron a morir los niños”, recuerda. “No teníamos con qué atacar la enfermedad. Nadie nos quería vender las medicinas y los equipos con los que se erradica el virus. Ciento cincuenta personas murieron víctimas de la enfermedad. Casi todos eran niños…

“Tuvimos que acudir a las compras por contrabando, aunque era carísimo. Dondequiera prohibieron hasta traerlo. Una vez, por misericordia, dejaron traer un poco.”

Por “misericordia”, ha dicho el hombre fuerte de la Revolución. Confieso mi turbación…

No precisamente por misericordia, sino por solidaridad, acudieron algunos amigos de Cuba. Fidel menciona, por México, a los Echeverría: Luis y María Esther que, aunque ya no estaban en el gobierno, pudieron conseguir algunos equipos que permitieron paliar de alguna forma la epidemia.

–No los olvidaremos nunca –dice conmovido.

–¿Ya ve? –le digo. No todo han sido malas o desafortunadas relaciones con personajes del poder mexicano…

–Desde luego que no –dice antes de que concluyamos la plática-entrevista y pasemos al almuerzo que compartimos con su esposa, Dalia Soto del Valle.

Desde esa terraza sideral donde se coloca para mirar y analizar el mundo, la vida… Fidel hace un brindis por que “en el mundo del futuro tengamos una sola Patria”.

“¿Qué es eso de que unos son españoles, otros ingleses, otros africanos? ¿Y que unos tienen más que otros…?

“El mundo del futuro tiene que ser común, y los derechos de los seres humanos tienen que estar por encima de los derechos individuales… Y va a ser un mundo rico, donde los derechos sean igualitos para todos…”

–¿Cómo se va a conseguir eso, comandante?

–Educando… educando y creando amor y confianza.

◄AnteriorSiguiente►▲▲Subir al inicio del texto▲▲

lunes, 30 de agosto de 2010

Entrevista a Fidel Castro, La Jornada de México, (Segunda Parte)

“No albergo la menor duda que habrá en México grandes cambios”

                                          Carmen Lira Saade


-Dime, dime, ¿qué tanto está diciendo la mafia” de todo lo que escribí?
–No es sólo la “mafia”, ¿eh? Son más los desconcertados con esas Reflexiones, comandante. Ya ni qué decir del disgusto que le propinó al gobierno mexicano.
–No tenia ningún interés de criticar al gobierno… ¿Para qué me iba a meter con el gobierno? ¿Por gusto? Si yo me dedicara a meterme con los gobiernos, a decir las cosas malas o equivocadas que considero que han hecho, Cuba no tendría relaciones.
–Se dice que con sus elogios y reconocimiento abiertos, lo que usted dio a Andrés Manuel López Obrador fue el “beso del diablo”… y se preguntan por qué hasta ahora hace públicos tanto las declaraciones de Carlos Ahumada a la justicia cubana como detalles de su singular relación con Carlos Salinas de Gortari. Sospechan que habría una intención oculta.
–No, no, no. Yo tuve la suerte de encontrarme con el libro de Andrés Manuel. Alguien me lo dio al final de la sesión de la Asamblea. Lo leí rápido y su lectura me inspiró a escribir lo que escribí.
–¿Qué lo inspiró?
–Enterarme de lo que han hecho con la tierra, con las minas; de lo que han hecho con el petróleo… Enterarme del robo, del saqueo que ha sufrido ese gran país; de la barbaridad ésa que han cometido, y que (hoy tiene a México como lo tiene)...
–Hay desconfiados de uno y otro bando que insisten en que detrás de su carambola hay otros propósitos.
–No. Yo no tenía planeado escribir lo que escribí; no estaba en mis planes. Yo tengo agenda libre.
–Pues levantó una gran polvareda, le aviso. Lo acusan de haber desatado todo un escándalo político y le llueven las críticas porque dicen que ya sea para bien o para mal, usted, comandante, se ha metido en el proceso electoral mexicano…
–¡Ah! ¿Sí? –pregunta muy animado–. ¿Así que hay críticas contra mí? ¡Qué bueno, qué bueno! ¡Mándamelas! ¿Y de quién son las críticas?
–De muchos, menos de uno. El único –de los involucrados– que no ha dicho una sola palabra es Carlos Salinas…
–Porque es el más inteligente, siempre lo fue, además de más hábil –dice exhibiendo una sonrisa maliciosa… Por su expresión, pareciera que ya está esperando la respuesta de Salinas. A lo mejor, hasta en un libro.
Luego, pasa a repetir algunos pasajes de sus Reflexiones: que si Salinas había sido solidario con Cuba, que si cuando (1994) actuó de mediador (designado por Clinton) entre Estados Unidos y la isla “se portó bien y fungió realmente como mediador y no como aliado de Estados Unidos…”
Cuenta que cuando Salinas obtuvo del gobierno cubano la aceptación para refugiarse en ese país y hasta adquirir “legalmente” una casa se veían “con determinada frecuencia” e intercambiaban puntos de vista, etcétera.
–Llegué a pensar que él nunca trató de engañarme –dice socarronamente.
–¿De veras? –pregunto. ¿Acaso Salinas comentó o consultó con él la decisión de su gobierno de abrirse a la relación con organizaciones terroristas declaradas, como era el caso de la Fundación Nacional Cubano Americana creada con el exclusivo propósito de derrocar al régimen castrista y asesinar a su presidente, Fidel Castro?

-Dime, dime, ¿qué tanto está diciendo la mafia” de todo lo que escribí?
–No es sólo la “mafia”, ¿eh? Son más los desconcertados con esas Reflexiones, comandante. Ya ni qué decir del disgusto que le propinó al gobierno mexicano.
–No tenia ningún interés de criticar al gobierno… ¿Para qué me iba a meter con el gobierno? ¿Por gusto? Si yo me dedicara a meterme con los gobiernos, a decir las cosas malas o equivocadas que considero que han hecho, Cuba no tendría relaciones.
–Se dice que con sus elogios y reconocimiento abiertos, lo que usted dio a Andrés Manuel López Obrador fue el “beso del diablo”… y se preguntan por qué hasta ahora hace públicos tanto las declaraciones de Carlos Ahumada a la justicia cubana como detalles de su singular relación con Carlos Salinas de Gortari. Sospechan que habría una intención oculta.
–No, no, no. Yo tuve la suerte de encontrarme con el libro de Andrés Manuel. Alguien me lo dio al final de la sesión de la Asamblea. Lo leí rápido y su lectura me inspiró a escribir lo que escribí.
–¿Qué lo inspiró?
–Enterarme de lo que han hecho con la tierra, con las minas; de lo que han hecho con el petróleo… Enterarme del robo, del saqueo que ha sufrido ese gran país; de la barbaridad ésa que han cometido, y que (hoy tiene a México como lo tiene)...

Entrevista a Fidel Castro de La Jornada de México (Primera Parte)

“Llegué a estar muerto, pero resucité”

“Hay que persuadir a Obama de que evite la guera nuclear”

“No quiero estar ausente en estos días. El mundo está en la fase más interesante y peligrosa de su existencia y yo estoy bastante comprometido con lo que vaya a pasar. Tengo cosas que hacer todavía”

Carmen Lira Saade

Periódico La Jornada

Lunes 30 de agosto de 2010, p. 2

La Habana. Estuvo cuatro años debatiéndose entre la vida y la muerte. En un entrar y salir del quirófano, entubado, recibiendo alimentos a través de venas y catéteres y con pérdidas frecuentes del conocimiento…

“Mi enfermedad no es ningún secreto de Estado”, habría dicho poco antes de que ésta hiciera crisis y lo obligara a “hacer lo que tenía que hacer”: delegar sus funciones como presidente del Consejo de Estado y, consecuentemente, como comandante en jefe de las fuerzas armadas de Cuba.
“No puedo seguir más”, admitió entonces –según revela en ésta su primera entrevista con un medio impreso extranjero desde entonces–. Hizo el traspaso del mando, y se entregó a los médicos.
La conmoción sacudió a la nación entera, a los amigos de otras partes; hizo abrigar esperanzas revanchistas a sus detractores, y puso en estado de alerta al poderoso vecino del norte. Era el 31 de julio de 2006 cuando dio a conocer, de manera oficial, la carta de renuncia del máximo líder de la Revolución cubana.
Lo que no consiguió en 50 años su enemigo más feroz (bloqueos, guerras, atentados ) lo alcanzó una enfermedad sobre la que nadie sabía nada y se especulaba todo. Una enfermedad que al régimen, lo aceptara o no, iba a convertírsele en “secreto de Estado”.
(Pienso en Raúl, en el Raúl Castro de aquellos momentos. No era sólo el paquete que le habían confiado casi de buenas a primeras, aunque estuviera acordado de siempre; era la delicada salud de su compañera Vilma Espín –quien poco después fallecería víctima de cáncer–, y la muy probable desaparición de su hermano mayor y jefe único en lo militar, en lo político, en lo familiar.)

Hoy hace 40 días Fidel Castro reapareció en público de manera definitiva, al menos sin peligro aparente de recaída. En un clima distendido y cuando todo hace pensar que la tormenta ha pasado, el hombre más importante de la Revolución cubana luce rozagante y vital, aunque no domine del todo los movimientos de sus piernas.
Durante alrededor de cinco horas que duró la charla-entrevista –incluido el almuerzo– con La Jornada, Fidel aborda los más diversos temas, aunque se obsesione con algunos en particular. Permite que se le pregunte de todo –aunque el que más interrogue sea él– y repasa por primera vez y con dolorosa franqueza algunos momentos de la crisis de salud que sufrió los pasados cuatro años.

“Llegué a estar muerto”, revela con una tranquilidad pasmosa. No menciona por su nombre la divertículis que padeció ni se refiere a las hemorragias que llevaron a los especialistas de su equipo médico a intervenirlo en varias o muchas ocasiones, con riesgo de perder la vida en cada una.
Pero en lo que sí se explaya es en el relato del sufrimiento vivido. Y no muestra inhibición alguna en calificar la dolorosa etapa como un “calvario”.
“Yo ya no aspiraba a vivir, ni mucho menos... Me pregunté varias veces si esa gente (sus médicos) iban a dejarme vivir en esas condiciones o me iban a permitir morir... Luego sobreviví, pero en muy malas condiciones físicas. Llegué a pesar cincuenta y pico de kilogramos.”
“Sesenta y seis kilogramos”, precisa Dalia, su inseparable compañera que asiste a la charla. Sólo ella, dos de sus médicos y otros dos de sus más cercanos colaboradores están presentes.
–Imagínate: un tipo de mi estatura pesando 66 kilos. Hoy alcanzo ya entre 85 y 86 kilos, y esta mañana logré dar 600 pasos solo, sin bastón, sin ayuda.

viernes, 27 de agosto de 2010

Dos Iglesias, dos paises y una muchacha, Adriana

Que pena, Adriana, que la foto de la iglesia salio pequeña. Enseguida me acorde de una iglesia de la barriada de la Vibora en la Habana,

                                                                       LOS PASIONISTAS. Vibora, Habana, Cuba:

Interior, Boveda.



Las conservo entre otras fotos de La Habana

Adonde fue Adriana en su cumpleaños dias pasados:

Iglesia en Luján. Argentina



                                                            


                                                      
Y la muchacha...Oiga que bonita nuestra Adriana



El tema fue inspirado por Adriana que visito a la Virgen de Lujan en su 
Si quiere oir la Misa Criolla, pulse la flecha abajo, a la izquierda, tomado por un documental italiano.

¡Bellisima!




jueves, 26 de agosto de 2010

Del Cine de oro mejicano, coplas: J. Negrete y Pedro Infante, Cantiflas




ENTRE NOSOTROS,-O AVISO

En la  anteior entrada, lA VITROLA SOBRE VITROLA E IDOLOS DE LA VITROLA  no pueden verse los videos en la pagina principal, general. Pero pueden verse si se entra EN LA ENTRADA EN PARTICULAR QUE APARECERA EN LA RELACION, a la derecha  despues, ABAJO DE ESTA ENTRADA.

viernes, 20 de agosto de 2010

Danny Glover nos relata El Pájaro y el prisionero ( Gerardo Hernádez y su amigo)

 Hermosamente relatado en  excelente  inglés y subtitulado en español.

Danny Glover y Saul Landau visitan al prisionero Gerardo Hernández


Tomado de Progreso Semanal en Estados Unidos Semana: 19/Agosto - 25/Agosto/2010
Miercoles, 18 August 2010 13:31 D. GLOVER-S. LANDAU

Por Danny Glover y Saul Landau

Tomado de Progreso Semanal en Estados Unidos SSemana: 19/Agosto - 25/Agosto/2010
Miercoles, 18 August 2010 13:31 D. GLOVER-S. LANDAU

Por Danny Glover y Saul Landau

Desde el aeropuerto Ontario California, a unos 100 kilómetros al este del centro de Los Ángeles, fuimos en auto hacia el norte por la Carretera 15, el camino a Las Vegas. Los autos con expectantes jugadores aficionados y grandes camiones cargados ascienden y descienden por las montañas donde se encuentran Los Ángeles y los Bosques Nacionales de San Bernardino.

Hacia el este está el alto desierto, a unos 1 200 metros sobre el nivel del mar. Entre enebros, árboles de Josué y artemisas abandonamos la autopista construida por el hombre y nos dirigimos a un centro comercial creado por un bromista, donde recogemos a Chavela, la hermana mayor de Gerardo.

Pasamos por lugares de venta de comida rápida con nombres de cadenas, y peluquerías, tiendas de tatuajes, gasolineras y mini centros comerciales (un paseo por la cultura norteamericana), rumbo al Oeste y luego al Norte por la 395, hasta llegar al Complejo Penitenciario Federal, una prisión de alta seguridad de 192 000 metros cuadrados, construida hace seis años (a un costo de $101,4 millones de dólares), destinada a enjaular a 960 reclusos.

En el Vestíbulo de Visitantes, pintado de un gris institucional, un guarda nos entrega formularios encabezados con números, señala con la cabeza un libro y mira hacia un montón de plumas. Escribimos, le devolvemos los formularios y nos sentamos en la habitación gris con otros visitantes –todos negros y latinos.

Esperamos durante veinte minutes. Un guarda menciona nuestro número. Vaciamos los bolsillos, excepto el dinero. Pasamos por una sensible máquina de detección al estilo de las de los aeropuertos, recogemos nuestros cintos y espejuelos revisados con rayos X y extendemos el antebrazo para que otros guardas uniformados nos acuñen. Dos mujeres negras y una pareja latina de avanzada edad reciben el mismo trato. Intercambiamos sonrisas nerviosas, Visitantes en tierra extraña.

Él pasa nuestras identificaciones por una gaveta conectada a otra habitación sellada al otro lado de una ventana de plástico grueso. Allí un guarda revisa los documentos y presiona botones que abren una pesada puerta de metal. El grupo pasa a un pasillo exterior. El cegador sol de media mañana y el calor del desierto golpean nuestros cuerpos después de las habitaciones con aire acondicionado. Esperamos. Un guarda conferencia a través de una pequeña ranura de la puerta del edificio que alberga a los reclusos –a cada lado torres con armas de fuego; una masa de alambre de púas cubre la parte superior de muros de concreto.

Esperamos, pasamos calor, y luego entramos en otra habitación con aire acondicionado; finalmente se abre una puerta y pasamos al salón de visita. Un guarda nos asigna una mínima mesa plástica rodeada de tres sillas baratas de plástico por un lado (para nosotros) y del otro lado una para Gerardo. Niños afro-norteamericanos y latinos intercambian su lugar en el regazo de sus padres mientras padres en uniforme caqui de la prisión conversan con las esposas.

Chavela lo ve de lejos 20 minutos más tarde, mientras él, sonriente, avanza a paso vivo a través de la habitación. Casi llorando, Chavela dice: “Ha perdido peso”. Parece tener el mismo peso que cuando (Saul Landau) lo vio en primavera. Gerardo abraza y besa a su hermana, abraza a Saul y luego Danny. Le da las gracias por su esfuerzo por liberarlo del hueco, donde estuvo 13 días a fines de julio y principios de agosto.

Gerardo nos informa que dos agentes del FBI que investigan un incidente no relacionado con este caso lo habían interrogado en prisión. Inmediatamente después, las autoridades de la penitenciaría arrojaron a Gerardo en el hueco, aunque no existía evidencia, lógica o sentido común que pudiera implicarlo en el supuesto incidente no relacionado. La temperatura en el hueco llegó a poco menos de 40 grados. “Tuve que echarme en la cabeza el agua que me daban para beber”, nos dijo Gerardo. “No me ayudó con mi presión alta. Ni siquiera podía tomar mi medicamento. Pero creo que me soltaron gracias a las miles de llamadas telefónicas y carta de personas de todo el mundo”.

Chavela amontonaba comida rápida en la mesa –la única que había en las máquinas expendedoras. Mordisqueamos compulsivamente mientras Gerardo nos contaba acerca de su vida en un cajón de sudar durante casi dos semanas. “Allí no circulaba aire”, rió como diciendo, “No era para tanto”.

Hablamos de Cuba, estaba al día de las noticias por medio de la lectura, la TV y de los visitantes que le informaban. Se sintió alentado por las medidas tomadas por el presidente Raúl Castro para enfrentar la crisis. En la televisión de la prisión vio parte del discurso de Fidel y las preguntas y respuestas en la reunión de la Asamblea Nacional. “Vi a Adriana (su esposa)”, presente en el público. Su sonrisa se esfumó. “Es doloroso. Ella tiene 40 años y yo 45. No nos queda mucho tiempo para formar una familia. Estados Unidos ni siquiera le concede una visa para visitarme. Se ha comportado con mucho valor y dignidad durante esta terrible experiencia”.

Gerardo Hernández, uno de los Cinco de Cuba, cumple dos condenas a cadena perpetua por conspiración para cometer espionaje y complicidad por asesinato. Los fiscales no presentaron ninguna evidencia de espionaje en el juicio en Miami. La acusación de complicidad supuso una evidencia, no demostrada, de que Gerardo envió a Cuba detalles del vuelo de los aviones de Hermanos al Rescate derribados por MiGs cubanos en febrero de 1996 --lo cual no hizo. La acusación también presupuso que sabía de órdenes secretas del gobierno cubano de derribarlos, lo que tampoco es cierto.

Los cinco hombres monitorearon e informaron acerca de terroristas cubanos exiliados en Miami, los cuales habían planeado sabotajes y asesinatos en Cuba. Cuba compartió esta información con el FBI. Larry Wilkerson (coronel retirado del ejército y ex jefe de personal del secretario de Estado Colin Powell) comparó la probabilidad de que a los Cinco se les celebrara un juicio imparcial en Miami con “las probabilidades de que un israelí acusado obtuviera justicia en Teherán”.

Bebimos té helado embotellado, empalagosamente dulce. Chavela trajo más papas fritas.

Gerardo reanimó el ambiente contando un incidente de cuando en la década de 1980, siendo teniente en Cabinda, Angola, escoltó a altos oficiales cubanos a una cena con importantes soviéticos de visita. “Le dije a mi coronel que había memorizado un corto poema de Mayakovsky en ruso (de sus días de estudiante) y que podría recitarlo para los oficiales soviéticos”.

Recitó el poema en ruso. Todos aplaudimos. Él sonrió. “Estaban asando un cerdo y tenían botellas de bebida, una fiesta”.

“Recité el poema. El coronel soviético me abrazó, me besó en ambas mejillas –muy emocionado. Tuve que repetir mi actuación para los otros oficiales. Finalmente, el coronel cubano me dijo que ya le había sacado el jugo a la situación y me marché”.

Dos horas pasaron rápidamente. Esperamos a que los guardas nos permitieran salir. Gerardo estaba parado en atención contra un muro, junto a otro prisionero, cerca de una puerta que da al bloque de las celdas. Lo saludamos con el puño en alto. Él respondió igual. Su hermana le sopló un beso. El sonrió ampliamente de forma tranquilizadora –como recordándonos: “Manténganse firmes”.
Fin

Para noticias e información sobre Estados Unidos y Cuba hechas desde Estados Unidos puede visitar PROGRESO SEMANAL, UNA PRENSA ALTERNATIVA

http://progreso-semanal.com/4/

jueves, 19 de agosto de 2010

Vicente Feliú en Asunción, Paraguay: Foro Social Américas

Vicente Feliú, coordinador de Canto de todos
La guerra es siempre intrusa al corazón”

Nirma Acosta, Ariana López, Tamara Roselló, I. Soca, M. González e I. Trujillo.

Cobertura especial para La Jiribilla • Asunción, Paraguay

Vicente Feliú es un hacedor de canciones, pero sobre todo un provocador de pensamientos, un poeta de aquella estirpe fundacional de la Vieja y Nueva Trova entremezclado con las ansias de cambiar este mundo para bien y hacerlo más digno a la luz de nuestros hijos.
Imprescindible voz de la canción cubana y latinoamericana, Vicente es de aquellos que siempre está, no importa el lugar, el momento; siempre que el motivo sea justo, por la causa del pueblo, la defensa de sus derechos y sus convicciones, alza su guitarra y su voz rebelde, todavía indomable “cargando sobre el hombro una canción que pacte un sortilegio contra la sinrazón”.



Así llega este cubano profundo a la capital de Paraguay, al frente de una pequeña pero valiosa hornada de trovadores pertenecientes a uno de sus más queridos proyectos: Canto de Todos. En las plazas, parques, teatros y bajo las carpas de las instalaciones del Instituto Superior de Educación, la Escuela de Educación Física y la Dirección de Educación Permanente de Asunción se escuchan sus versos, canciones y las consignas que acompañan las acciones de este IV Foro Social Américas.
El Foro constituye un espacio de debate para la construcción de una nueva agenda global y ciudadana. Movimientos y redes sociales de América Latina y el mundo, en esta cita particularmente, han apoyado las declaraciones de Fidel y el reclamo por la Paz y la desmilitarización ante la amenaza nuclear, precisamente uno de los principales temas que se discute en esta IV edición.
De estos y otros argumentos conversamos con el cantautor Vicente Feliú, guitarra en ristre, listo para marchar por las calles de Asunción junto con la delegación de la Isla que asiste a este Foro, como parte del Capítulo Cubano En defensa de la Humanidad, demostrando una vez más que en esta, Nuestra América, “la Patria no es palabra sino acción”.

¿Qué es el proyecto Canto de Todos, a quiénes agrupa, cuáles son sus propuestas?

Es una suerte de cofradía de trovadores iberoamericanos de diferentes generaciones que han tenido como característica más afín el interés por descubrir, vivir y cantar la vida de sus pueblos. Nos une un lenguaje común y una historia rica en su diversidad.
Nos proponemos encontrarnos, rastrear los orígenes de la canción en cada país, contarnos nuestras experiencias y buscar maneras de trabajar en común alrededor de causas nobles.

¿Qué expectativas tiene la participación de Canto de Todos en el IV Foro Social Américas?

Siempre hemos dicho que el mejor entorno en el que podemos encontrarnos es el de los foros sociales, por las propias características de estos eventos (personas de diferentes países interesados en las luchas sociales, movimientos religiosos, feministas, campesinos, trabajadores, estudiantes…). Si pensamos que enarbolamos un canto hermoso, solidario y compañero que ayude a mejorar el mundo, estamos justamente entre las personas más indicadas con que podemos compartir para ofrecer y aprender. Por primera vez en este Foro Social Américas participará Canto de Todos como institución de manera oficial, como brazo cantor del ALBA Cultural.



¿Para qué sirven estos Foros en el contexto más amplio del Foro Social Mundial y cómo se enmarcan en el proceso que vive hoy nuestra América?

A pesar de que en los foros mundiales la participación más nutrida ha sido de Nuestra América porque entre otras cosas es la única región del mundo en la que nos entendemos sin traductores y pensamos bastante parecido, los regionales son más precisos en cuanto a los intereses comunes. La unidad es el elemento primordial en la lucha contra el imperialismo y sus tentáculos. Los movimientos sociales, que históricamente han sido un muro de contención a las políticas imperiales, tienen ahora la posibilidad y el deber de apoyar los procesos progresistas que están ocurriendo. Ya que la izquierda sigue en su afán de morderse la cola, corresponde a esos movimientos dar la luz en la lucha. Si no, preguntarle al movimiento de resistencia de Honduras.

En tu opinión, ¿qué significación tienen la voz y la canción de Cuba en este tipo de eventos y específicamente a partir de la “nueva” presencia en el contexto internacional del Comandante Fidel Castro y su llamado a la paz ante el peligro de una conflagración nuclear?

La Trova cubana nació del mismo parto que la nación misma, a mediados del siglo XIX, y ha acompañado en todo momento a nuestra cortísima historia. De ahí la importancia crucial del trovador en la cultura cubana. Pero la canción social en Latinoamérica también tiene una historia de lucha y de independencia, aunque poco se haya recogido. Personalmente he dicho siempre que la Nueva Trova irrumpió y tuvo una repercusión importante en América Latina y el mundo, fundamentalmente, por su calidad y por ser una voz de la Revolución Cubana. Así se nos sigue viendo, lo cual nos honra. Y el hecho de que Canto de Todos haya surgido como una continuidad del movimiento de la nueva canción de los 80 en el que la Nueva Trova tuvo una participación destacada, entronca más a los trovadores cubanos con este movimiento de cantores que lucha desde el canto por este mundo que debemos tratar de que siga existiendo y sea mejor porque es posible y además imprescindible. Guerreando por la maravilla.

Fidel está convocando a evitar la guerra nuclear que parece inevitable, sencillamente porque los grandes millonarios dependen de la guerra para incrementar su poder económico. El Presidente del Parlamento cubano decía hace poco que nadie como Fidel estaba haciendo más por la paz en este mundo, ya que los Premios Nobel de la Paz estadounidenses son para promover guerras y muerte. El canto nuestro debe estar en la primera línea en contra de la guerra, aunque para ello tengamos que combatir con todas las armas que seamos capaces de poner en función de la paz.


¿Qué canciones llevará Vicente en su mochila a Paraguay? ¿Puedes escribirnos algunas estrofas?

Podría decirte entre otras posibles “Arte por ética”, “La cólera”, la inevitable “Créeme” (posiblemente en guaraní y castellano) y “Legado. Agosto 2009”, una canción reciente que habla precisamente de la paz ....


Y   a continuación  LEGADO
 

                                    

lunes, 16 de agosto de 2010

Muchas felicidades en tu dia , Adriana. Mi regalo:

¡¡Que la pases bien en Lujan, visitando a la virgen gaucha!!

Te doy las gracias porque despertaste mi curiosidad y amplias mi cultura.  No soy siquiera religiosa, pero creo saber respetar las creencias religiosas de otros, y ademas, igual lo asumo como en el caso de la patrona de Cuba, la virgen de la Caridad, como parte de la cultura de cada pueblo y más aún, de su identidad.

A continuación,  Misa Gaucha,  con un tenor de bella y melodiosa voz.

(Recuerden que para oir sin interferencia los audios de los videos, 1-deben "apagar" el listado de canciones de Segunda Cita de Silvio, o 2- Venir directamente a la entrada esta, saliendose de ese modo de la pagina principal o general.)



La procesión.



Los gauchos, a caballo.





Un poeta, Raúl Ferrer; un compositor, José María Vitier; el intérprete (y compositor): Amaury Pérez:

De la Cuba actual y del compositor católico, José Maria Vitier, de su Misa a la Virgen de la Caridad del Cobre (patrona de Cuba), Déjame Tomar Asiento,  en la interpretación de Amaury Pérez, ya presentado en tema anterior en este  blog:



De la Cuba de antes de 1959, del maestro y poeta comunista Raúl Ferrer, también en la interpretación de Amaury Pérez,

ROMANCE DE LA NIÑA MALA



POEMA DE RAÚL FERRER


Romance de la niña mala
   Música: Pedro Luis Ferrer


Un vecino del ingenio
dice que Dorita es mala,
para probarlo me cuenta
que es arisca y mal criada
y que cien veces al día
todo el batey la regaña.

Que a la hija de un colono,
le dio ayer una pedrada,
y que la del mayoral
le puso roja la cara,
quién sabe con qué razones
por nosotros ignoradas.

Que si la visten de limpio
al poco rato su bata
está rota o está sucia,
que anda siempre despeinada,
que no estudia la lección
y nunca sabe la tabla,
que el sábado y el domingo
se pierde en las guardarrayas
y recogiendo guayabas.


Y yo pregunto: “Vecino,
vecino de mala entraña,
¿quién puede decir que sea
por eso mi niña mala?.

Si hubieras visto lo íntimo
de su vida y de su alma
como lo ha visto el maestro
¡Qué diferente pensara…!


Verdad que siempre está ausente,
pero si viene no falta,
entre sus manitas breves
un ramo de rosas blancas
para poner al Martí
que tengo a mitad del aula.
Con quien no tenga merienda
parte a gusto su naranja;
si cantamos al salir
se oye su voz la más alta,
su voz que es limpia y alegre
como arpegio de guitarra.


Y cuando explico aritmética
le resulta tan abstracta
que de flores y banderas
me llena toda la página.


Y prefiere en los recreos,
cuando juegan a las casas,
jugar con Luisa: la única
niña negra de mi aula.


A veces le llama Luisa
y a veces le dice: ¡Hermana!.


Y cuentan los que la vieron
que en aquella tarde amarga
en que no vino el maestro
era la que más lloraba.


Cuando se premie el cariño
y lo rebelde del alma,
cuando se entienda la risa
y se le cante a la gracia,
cuando la justicia rompa
entre mi pueblo y su marcha


y el tierno botón de un niño
sea una flor en la esperanza,
habrá que poner al pecho
de mi niña una medalla
aunque el batey, malicioso,
me le dé tan mala fama,
y tú -mi pobre vecino-
no entiendas una palabra.

Notas:

Colono.-cultivador de caña para el ingenio.
Ingenio.-fabrica de hacer el azucar de la caña
Batey.- poblado alrededor del central azucarero o ingenio.

AVISO; PARA QUE NO HAYA INTERFERENCIA AL AUDIO DEL VIDEO, DEBEN QUITAR EL VOLUMEN EN EL LISTADO DE CANCIONES DE SILVIO RODRIGUEZ QUE PRECEDE ESTA ENTRADA.

O MEJOR SALGAN DE LA PAGINA PRINCIPAL, GENERAL, Y ENTREN EN ESTA ENTRADA, DESDE ABAJO Y LA DERECHA DONDE APARECE EL ARCHIVO DEL BLOG.

miércoles, 11 de agosto de 2010

lunes, 9 de agosto de 2010

¡ Escúchela aquí ! Entrevista de la W Radio a Rafael Correa, presidente de Ecuador





Estoy agregando este video de una fraccion de la entrevista a Correa hecha por un periodista de Miami, donde hace varias definiciones muy interesantes,  a  una de ellas, de que cada pais tiene sus propias y diferentes realidades  de donde se derivaria un socialismo diferente, es conclusion a que habia arribado hace tiempo. Pero hay mucho mas interesante en esta entrevrevista.

                                                        

domingo, 8 de agosto de 2010

PABLO MILANES EN CONCIERTO, TERCERA PARTE






Pablo Milanés nació en Bayamo, Cuba el 24 de febrero de 1943.
Estudió en el conservatorio municipal de La Habana.

Está considerado como uno de los fundadores de la Nueva Trova Cubana, junto con Silvio Rodríguez y Noel Nicola.

Numerosos artistas han colaborado con él, entre los que destacan Silvio Rodríguez (Cuba), Joaquín Sabina, Ana Belén, Joan Manuel Serrat, Víctor Manuel, Los Van Van, Lilia Vera, Caco Senante, Ismael Serrano y Luís Represas.

De entre sus muchas canciones, son especialmente famosas: Yolanda, Yo me quedo, Amo a esta isla y El breve espacio en que no estás y Cuánto gané, cuánto perdí.

PABLO MILANES EN CONCIERTO, SEGUNDA PARTE








PABLO MILANES EN CONCIERTO, PRIMERA PARTE





sábado, 7 de agosto de 2010

¡¡¡¡Felicidades, Samanta y Lorena !!!!

Desde este solitario blog le deseamos un hermoso dia de cumpleaños a Samanta, admiradora y seguidora de Silvio Rodriguez. Empezamos la fiesta con una bella cancion de Pablito Milanés, interpretada a duo con Silvio.




Les regalo, Samanta y Lorena,  en sus cumpleaños, esta foto de Ibrahim Ferrer, cantante cubano, miembro de Buena Vista Social Club, y una cancion no de Silvio, sino una interpretacion  de el y otro querido musico cubano, Compay Segundo , sobre una cancion tradicional cubana,     EN EL TRONCO DE UN ARBOL...del compositor Eusebio Delfin.

Ibrahim Ferrer



Y pasamos ¡A BAILAR...! Todos Estrellas: CHAN CHAN con PIO LEYVA (el viejito) , MAYITO DE VAN VAN,  EL NENE, OSDALGIA, y se me olvidan los nombres de los otros cantantes... (ME GUSTA VERLO A TODA PANTALLA)



Y si no estan cansados y quieren seguir bailando, y como fue tan famosa y es tan rica, rica, y los muchos videos que hay en youtube, en todos ellos esta prohibido empastar los videos en otros sitios fuera de alli, algo magistral,  por BUENA VISTA SOCIAL CLUB.

EL CUARTO DE TULA: ¡No se lo pierdan!:


http://www.youtube.com/watch?v=EWIRr9BUkt0&feature=related

O si prefieren verlo en otra version




Y de la ultima generacion de musicos...los muchachitos de ahora...PEDRITO CAMACHO Y EL CLAN





FELICIDADES, DE NUEVO, SAMANTA Y  LORENA.