lunes, 22 de mayo de 2017

Diario de un viaje implanificado a Cuba




Esta placa lo explica todo.
24 de abril.
De nuevo Marilyn nos preparó el desayuno, siempre muy rico. Cabe mencionar que llevamos unas latas de chile en vinagre y chipotles para darle un poco de sabor nacional a estos desayunos.
Tras los alimentos platicamos un rato con Marilyn y su marido, gente convencida del proceso revolucionario pero con  mirada crítica a muchos detalles que según su punto de vista, pueden mejorar.
Fue una charla muy interesante.


Mural en Holguín

El sol está en todo lo alto, el calor es inexpugnable, una vez más somos derrotados en toda la línea por el astro rey.
Compramos una tarjeta de WiFi para conectarnos al exterior, es un tanto engorroso, tanto comprar las tarjetas como conectarse, pero ya establecida la conexión tiende a ser estable aunque se desconecta con frecuencia.


Plaza principal de Holguín. 

Este día comimos pizzas, muy ricas por cierto, encontramos una tienda Egrem y nos agenciamos unos discos buenísimos, la atención de la dependiente es muy buena y el café también está bueno.
Sí, venden discos y café.
En una de esas, Lupita se dio cuenta de que en la portada del disco de “Septeto Cubano” había ocho integrantes.
Le dijimos a la vendedora, miró el disco, señaló al músico más alto y nos dijo:
-Este negro se coló-
Ella es –sin duda- la mejor vendedora del mundo.


Lupita en Holguín.

Al fin, a horas de la tarde salimos al concierto de Buena Fe, con la esperanza de que no se cancelara de nuevo.
Precavidamente tomamos un bicitaxi, si bien el estadio no está lejos, ya se deja sentir un cierto calorcito que no deja de hacerlo sudar  a uno la gota gorda.
Llegamos al estadio, bueno, a la parte de afuera y…


Previo al concierto.

Por fortuna todo estaba dispuesto, encontramos un buen lugar y ahí nos quedamos.
El concierto estaba llamado a las nueve, empezó tarde, media hora tarde, aunque pensándolo bien, se retrasó veinticuatro horas y media.




Comenzó con un dúo de holguineros raperos, la tercera pieza que interpretaron estaba dedicada a Ernesto Che Guevara, un rap para el Che.
Siguió un individuo que entró al escenario con efectos de cascada de chispas y cortina de humo, luego descubrimos que en realidad la robótica (luces) habían hecho corto circuito y se quemaron los cables de alimentación y datos de las lámparas.
En fin, el tipo es un “Disc Jockey” (u como se diga) y algo debe haber hecho bien pues la gente joven  le aplaudía rabiosamente.
En un alarde de memoria me aprendí todas las letras de sus canciones.
En una canción decía “¡Holguín on fire!” y en otra canción  decía “¡Cuba on fire!” y lo repetía y lo repetía y lo repetía... y los jóvenes brincaban y brincaban y brincaban… parecía concurso de chapulines aquello.
Ah, y repetían la letra.
Si, no se requiere mucha memoria para aprenderse aquellas letras.
Le siguió una absoluta sorpresa, si bien habíamos visto anunciado el nombre de los participantes, jamás nos imaginamos que eran ellos ¡El grupo Moncada!


¡¡¡¡Moncada!!!!

Además de los integrantes históricos, cuentan actualmente con la voz de un joven cantante que suena estupendamente.
Al terminar el grupo Moncada siguió el plato fuerte, Buena Fe, muy buena música perfectamente ejecutada, gusto y sabor, canciones inteligentes y comprometidas.















Hubo algunas cosas que no estuvieron tan bien, por ejemplo, el nivel de audio era alto, muy alto y los agudos llegaban fácilmente al umbral de dolor.
Otra cosa fue el alto consumo de bebidas alcohólicas, por todas partes había todo tipo de bebidas y algunos asistentes habían abusado en la ingesta, además tiraron toda clase de basura directamente al piso, sin importarles la existencia de contenedores dispuestos para tal fin.
Tres jóvenes se adentraron en la multitud, se quedaron junto a nosotros pues ya no era posible seguir adelante aunque  su intención era llegar al frente.
Tenían el pelo rapado a lo mohicano y teñido de colores vistosos, la actitud era de reto y desprecio, como buscando pelea.
Recibí un empellón de uno de ellos, al voltear a ver lo vi agachado, sus compañeros reían.
Otra vez sentí un empellón, miré a los tres y vi al mismo joven agachado de nuevo, pero ahora comprendí lo que hacía, le tomaba fotos a la ropa interior de las jóvenes que asistían al concierto.
La Lupita y yo decidimos retirarnos del lugar, no queríamos quedar en medio de alguna trifulca, misma que afortunadamente no sucedió. Esto dio un desafortunado final al concierto, por lo menos para nosotros.
Regresamos a nuestro cuarto a eso de la una de la mañana, Marilyn nos recibió con una sonrisa.
Sí, tomamos un bicitaxi para el regreso.
Espero pronto ver de nuevo al grupo Buena Fe, me gustó mucho su música y al final no son responsables de la actitud de estas personas conocidas por aquellos lares como “los marginales”.







6 comentarios:

Patricia Moda dijo...

Reí como loca!!!!
La historia del dj , jajaja, entrando en esa cascada... Juasssssssssssssssssss

Y después con los 3 jóvenes...

Bienvenido al mundo de los "marginales" jajaja, no sabía q allí tb decían así a esos comportamientos de jóvenes jajaja.

Ah, muy buena memoria, me dejaste sorprendida!!!!

Mariluz Morgan dijo...

.

Mariluz Morgan dijo...

Bue... me puse al día... me encanta viajar con ustedes y quedaré atenta a las próximas entregas.

GRACIAS!!!!!

Sire IdM dijo...

Amiga Pato, cada quien ríe como puede.
Amiga Mariluz, no veo bien ¿Y el cash?
No me va a quedar otra que aplicarle el Chupack chupack a su tal amiguete por falta de solvencia moral.

la Tucu dijo...

yo pidiendo por IdM en anteriores entradas y donde aparece???? en la entrada donde hay marginales !!! amigoooooooo apareciste con chupak y todo!! fuiste a Cuba con ellos? te dejaron ver algo mas que el recital? esta gente que lleva hasta picante para mejorar las comidas es rara...jajaja

Armando González dijo...

¡No Tucu...! Bueno, si.
Tienes razón, IdM aparece justo donde los marginales, no debe ser casualidad.
Y no, no pretendimos mejorar la comida sino darle un sabor nacional (nuestro)
Ahora que con o sin latas de chiles IdM es muuuy raro.
Te mando un abrazo.
(Jojojojo, risa enchilada de Sire IdM como diciendo: Amiga Tucu ¿y qué querías, una lata de piña en almíbar o un paquete de mate cebado?)

Publicar un comentario