jueves, 2 de marzo de 2017

Personajes de la Revolución Mexicana

   La República Mexicana fue escenario de la primera Revolución del siglo XX, y de ella emanaron grandes líderes y grandes traidores que la historia se ha encargado de no dejar en el olvido.
   Hoy quiero traerles las correrías y –por lo menos- el alias de algunos de los más desconocidos y pintorescos personajes que participaron en este movimiento social.
   Mucho de estas memorias se las debemos a la pluma del General Francisco L. Urquizo (1891-1969) y a la de  Leopoldo Zincúnegui (1871-1972).





General Francisco L. Urquizo


   Algunos personajes son solo recordados por sus apodos, así tenemos a los capitanes “Tacón”, “Arete” y “Cajete”.
   A “Tacón” lo hirieron en una pierna, teniendo que usar una prótesis en la bota para poder caminar. “Arete” había perdido una apuesta y en prenda tenía que usar en público una arracada que lo caracterizó en adelante. En cuanto a “Cajete”, se ganó el apodo al perder un ojo durante una batalla, el apelativo hacía referencia a la oquedad en el rostro por la falta del órgano visual.

   Un oscuro capitán de origen michoacano de nombre Luis B. Gutierrez  fue conocido como “El Chivo Encantado”, Chivo por la barba y bigote que usaba y que le daba esa apariencia y encantado por la increíble facilidad con que se hacía “ojo de hormiga” en los territorios por él conocidos.
   Este individuo fue reconocido como un individuo de pocas luces y  carácter sanguinario.
   Uno de los grandes problemas que tenía El Chivo Encantado, era mantener el precario orden y la nula disciplina entre su tropa, era muy común que las guardias que dejaba apostadas, se iban del lugar asignado sin aviso ni orden, así que se inventó una rima que llega hasta nosotros y que tenía por meta impedir el abandono de las posiciones asignadas, la rima decía:

“Aquí te pongo y aquí te estás, y tiznas a tu madre si te vas”

   El Chivo Encantado no era el único con ese tipo de problemas, otro caso similar fue el del “Chueco Mendoza”, del cual no se su grado como militar, supe que era comandante pero no encontré ningún dato que lo corrobore.
El General Luis L. Urquizo nos comenta:

“El Chueco Mendoza era un hombre pintoresco de gran simpatía.. Norteño él, creo que de Chihuahua, había sido oroquista, pero andaba con la gente del general [¿Pablo?] González desde hacía ya mucho tiempo.”

Era hombre rudo, campirano y de poca instrucción, debido a lo cual le achacaban una bola de cuentos que él mismo los sabía y hasta se regocijaba contándolos. Era muy conocida una arenga que seguramente la confeccionó, en el cuartel general de don Pablo, alguno de los oficiales del Estado Mayor que antes había sido periodista. En ella aparecía Mendoza como zapatista, cosa que no lo era y decía así:


“Y, pa'lante, ya lo saben, todo aquel general, jefe, oficial, tropa u lo que sea, que se ande menstruando en asuntos que no son de su concupiscencia, será afusila'o en el mesmo lugar en que si'alle."

Otras órdenes del Chueco Mendoza:

“ORDEN PA'LA BRIGADA ESPEDICIONARIA "TANISLAO MENDOZA"
JEFE E DIA PA'HOY: Mi compadre Espiridión y pa'mañana mi tío Celedonio.
OFICIAL DE VIGILANCIA EN LA COLURNIA: Hoy el tuerto Zenaido con 25 guenos pa'los riatazos de la gente suya y pa'mañana Nicéforo el de Azochapa con otros tantos de los d'él y del mesmo pelo.”


“DE MANGUARDIA POR DELANTE: Hoy mi sobrino Candelario, con 50 escogidos de la gente de Jojutla y pa'mañana el Mocho Perfecto, tamién con otros 50; pero de los que trujo de Atencingo.”

“EN LA RETAGUARDIA PO'ATRAS: Catarino el de Ayala, con unos 30 de los d'él y pa'mañana Pascasio el de Chinameca con los que llegaron de Ocuituco; pero se fije mucho en las aiciones de Simón, porque no sé por qué, pero le tengo recelo”.


"Ha llega'o el ratito de'vacuar Aneneuilco y jalar pa'arriba, pa'atacar Jonocatepé y ya lo saben, al llegar ay' las infanterías de a pie se van afornicando de a dos en dos en las esquinas y todo aquel que no cohabite con nuestras ideas o que conciba con los hombres del Gobierno, lo quebran sin más ni más. Yo, mientras con los monta'os doy la guelta por las filas y con mis espejuelos especulo al enemigo.”

"Si pa'cuando esté el sol alto no podemos estarnos en Jonocatepé, que me siga la colurnia y que le jalen; pero que le jalen duro, porque a lo mejor nos corretean a toda riata los carranclanes.”

"Haber si se puede respetar en el pueblo a las mujeres y al padrecito nomás.”

"Lo que se comunica a todos pa'que jalen parejo y no anden barriando a l'ora de los riatazos.”

"Lo que se comunica toditito el personal de la Colurnia pa'su conocimiento y cumplimiento.”

"D.O.S. el Chueco Mendoza, comunicada a mi ahija'o Melitón ayudante comandante que soy yo mesmamente ! "

   Una de las arengas más famosas del comandante y que llega hasta nosotros es la siguiente:

"Tigres de la Revolución, Panteras que melitáis a las órdenes del Chueco Mendoza, ora yo, grifos jijos de su mal dormir, han llegao a mis óidos algunas mermuraciones: que por qué son tantas idas y venidas, tantas gueltas y regueltas, sin saber que son estregias melitares y pa'que estas cosas no cundan entre todos, dispongo yo, el Chueco Mendoza, jefe de la Brigada que soy el mesmo, que con esta fecha causa baja mi compadre Bardomiano por mermurador, vociferativo y jijo y si pa'largarse quere montar la mula pinta que lu'aga y si no, que se monte en su reverenda; pero que se pele'onde no lo guelva a ver todo y su gente; pero ortita mesmo.”


   Ya para finalizar les comparto la versión de “Catarino Maravillas”.






 Fuente:
Francisco L. Urquizo : “Memorias regocijadas de la Revolución Mexicana”

Leopoldo Zincúnegui Tercero (a)“Leopoldo III”: “Anecdotario prohibido de la Revolución”

miércoles, 1 de febrero de 2017

QUERIDA IRAIDA

Hoy se cumplen 5 años de tu partida, y aquí seguimos manteniendo tu puente.


En un año, sí, que se presume difícil para los puentes.

Nosotros haremos todo lo posible para que este Puente se mantenga firme y resista muros, siempre que evitemos que un puente caiga, caerán los muros y emergerán con más fuerza los puentes que se han fortalecido. 

Con sabiduría ha dicho la Tucu, tu querida amiga, pasan los años y no te olvidamos, es que has dejado huellas. Nos dejaste un Puente que seguiremos, como podamos, transitando y siempre entrelazando manos como era tu deseo.

Pensé ¿que regalarte en este día?, y recordé cuánto te gusta Luis Carbonell, allí va...





"Vaya al fondo caballero... que en el último cuarto hay son"



lunes, 26 de diciembre de 2016

FELIZ NAVIDAD



Una nueva Navidad



En las tradicionales fiestas de Navidad no faltan los cantos de los villancicos navideños.








Origen de los villancicos


En la Edad Media, estas alegres canciones nada tenían que ver con la Navidad, religión o el nacimiento de Jesús, sino que se trataba de alegres composiciones que se cantaban en el mundo rural y cuyo fin era ir explicando los acontecimientos que habían sucedido en las villas (amores y desamores, fallecimientos y/o todo aquello que era de interés del pueblo). 

Al ser cantado por los habitantes de las villas pasó a conocerse a estas composiciones como villancicos.

Miembros eclesiásticos vieron en este tipo de canción sencilla una manera de comunicar el mensaje del evangelio, por lo que empezaron a adaptarse numerosas coplas con motivos religiosos y, sobre todo, con el nacimiento de Jesús y la Navidad.

La Iglesia ya tenía desde mucho antes sus propias composiciones musicales, pero la forma del villancico, al tratarse de canciones sencillas, rima fácil y letras sencillas, podían ser memorizadas por todas las persona.

Este tipo de villancico se popularizó rápidamente, convirtiéndose en canciones ampliamente interpretadas en las Iglesias durante los oficios religiosos y que después eran cantadas por el pueblo en sus reuniones familiares, siendo una manera rápida y eficaz de llevar a muchísimas más personas el mensaje del evangelio.

Desde entonces, y hasta llegar a nuestros días, el concepto, rima, letras y melodías ha ido evolucionando a lo que hoy conocemos como villancico.


Villancico Noche de Paz






Posiblemente es el villancico más popular de cuantos se cantan por estas fechas. Se lo debemos al sacerdote Joseph Mohr, quien en 1818 decidió encargar a Franz Xaver Gruber, organista y director del coro de la iglesia de San Nicolás (en la población austriaca de Oberndorf) donde celebraba sus oficios religiosos, que pusiera música a unos poemas que había escrito y que deseaba que se cantaran en la Misa del Gallo de aquel año.

Uno de esos poemas llevaba por título ‘Stille Nacht’ (Noche de silencio) y se estuvo cantando todas en la iglesia durante las siguientes navidades hasta que quince años más tarde, en 1833, el viejo oógano se estropeó y acudió a repararlo uno de los mayores expertos de la región (llamado Karl Mauracher) quien vio la partitura del villancico y decidió copiarlo para interpretarlo en la población Fügen donde residía.

Allí gustó enormemente esta composición, hasta tal punto que el propio Mauracher les entregó una copia de la partitura a la ‘Familia Rainer’, una saga de cantantes tiroleses que recorría toda Europa interpretando todo tipo de canciones populares, incorporándolo a su repertorio.

El villancico fue interpretado frente al público más selecto de la época (reyes europeos, el zar de Rusia, el presidente de EEUU) en la gira internacional que realizó la Familia Rainer.

Durante las siguientes décadas se convirtió en el villancico más famoso del planeta, aunque se desconocía por completo quién podría haberlo compuesto. No fue hasta 1995 cuando se encontró casualmente el manuscrito original y se descubrió que los autores fueron Joseph Mohr (letra) y Franz Xaver Gruber (música).

Ref: http://blogs.20minutos.es/

       

viernes, 2 de diciembre de 2016


 No podemos quedarnos mudos e indiferentes ante los acontecimientos que han dado la vuelta al mundo, así que sin más, reseñamos la vida y obra de un gran hombre que se nos ha adelantado.
   Este gran personaje no tuvo una vida fácil, al contrario, su visión del mundo y de cómo debería de funcionar le acarreó grandes dificultades y no pocos peligros, antagónicos enemigos gratuitos que se creyeron cuentos inventados ex profeso para desacreditarlo y denostarlo, le tendieron trampas e incluso cometieron atentados contra él y su familia.
   ¿Qué hizo este hombre para merecer todo esta violenta andanada?
   Rompió con lo establecido, dio orden donde no lo había.
   En la época previa a su llegada, los grandes y poderosos señores, dueños de vidas y voluntades, mandaban con poco tino y peores resultados, buscaban su propio provecho sin importarles la suerte del pueblo, mientras tuviesen para ellos, los demás podían seguir sudando sangre, sumidos en la más absoluta miseria.
   Es cuando llega nuestro personaje a la historia, irrumpe y rompe la tradición de los gobernantes.
   Al principio sus vecinos creen que se trata de una revuelta como otras muchas, que restablecida la paz el recién llegado se pondría bajo las órdenes de los poderosos.
   Pero no fue así, nuestro personaje no solo rompió con lo establecido, puso nuevas reglas de justicia y equidad para todos los habitantes de la región, llevó los alimentos hasta los más humildes y necesitados, el agua no era ya privilegio de los poderosos, creó escuelas donde todos pudiesen estudiar, creó pueblos donde todos tuviesen sol, agua, tierra y fuego por igual, todos habitantes podían opinar con respecto a las mejoras de su vida particular y de su comunidad.
   Este hombre grande, blanco y barbudo cambió el paradigma, hasta entonces se consideraba que era el pueblo quien tenía que sacrificarse para bien del orden establecido, a partir de su llegada esto cambiaría drásticamente, no habría más castas privilegiadas viviendo a expensas del dolor,  la sangre y los altísimos tributos impuestos a fuego y muerte por los antiguos amos.
   Esto molestó sobre manera a las antiguas castas, aquellos privilegiados que vivían como parásitos vieron amenazada su inútil existencia, en respuesta pusieron su ingenio, sus recursos y poder en contra de este gran hombre.
   La campaña fue cruel y larga, sus propios vecinos maquinaron contra él y su manera de ver el mundo, le inventaron historias ridículas y torpes que repitieron hasta la náusea, compraron voluntades aún de su familia cercana y de sus allegados, tendieron innumerables trampas de las que salió ileso, tiraron basura en su jardín, en fin, asesinaron incluso a personas que lo seguían. Por el puro y perverso placer de llenar de terror a sus seguidores fueron capaces de hacer los más innobles actos que el mundo había visto.
   Todo para recobrar el perdido poder y seguir viviendo a costa del pueblo.
   Nuestro hombre luchó sin descanso, logró mantenerse sin perder lo mejor de sí, su pueblo aprendió a amaro y defenderlo, pues defenderlo a él era defenderse a sí mismo, defender su integridad y su derecho a ser como ellos quisieran ser.
   Al final nuestro buen hombre sucumbió, la vieja casta de antiguos amos y lambiscones que los acompañas hicieron fiesta y ruido, el pueblo, su pueblo le llora y despide con tristeza, lo recuerda siempre y no permite ni permitirá que su memoria y su legado se pierda.
   Además, este gran hombre, este símil de Hermes, este personaje grande, blanco y barbudo que nos trajo la ilustración y la justicia, prometió regresar, y lo hará para acabar de poner orden en donde el caos pretenda imponerse.
   Este es, en un muy apretado resumen, la vida y obra de un hombre blanco, alto y barbudo que se llamó Ce Acatl Topiltzin Quetzalcoatl (Señor Uno Caña, nuestro príncipe Quetzalcoatl).

Y no lo duden, regresará.

martes, 1 de noviembre de 2016

Día de Muertos



Iraida
 Los días 1 y 2 de noviembre se conmemora en México el día de Muertos, no se festina a los muertos en sí ni a la muerte como personaje, se conmemora la visita de los seres queridos para poder compartir alimentos, música, luz, charlas, en fin, convivir con todas aquellas personas que ya no están con nosotros.
   La tradición es muy antigua, tiene sus raíces en las culturas pre Cuahutemicas, donde se consideraba a la muerte como una deidad personificada por un esqueleto llamado Mictlantecutli (esto en las regiones centrales de Mesoamérica)


Mictlantecutli, dios de la muerte.

   La llegada de las culturas europeas permeó todas las creencias y rituales, incluido le celebración del día de muertos, actualmente podemos ver esta influencia en algunos de los elementos que se incluyen en la ofrenda, como el pan y el azúcar, elementos netamente europeos.
   Si bien es cierto que la mirada euro centrista intentó por mucho tiempo y medios acabar con esta y otras celebraciones autóctonas, terminó por incorporarse y enriquecer las mismas.
   Uno de los intentos más fuertes por desplazar esta tradición no fue europea sino norteamericana, a finales de los años sesenta y hasta los noventa la presión en medios alrededor de Halloween era enorme, pero no la tradición celta que en todo caso sería parte de nuestra raíz traída por los españoles, sino una idea desarraigada y desculturizadora,  enfocada al consumo y el desenfreno.
   Incluso hoy en día podemos ver esfuerzos de sectas religiosas para acabar con las tradiciones que consideran paganas, incluidas el día de muertos y el Halloween, entre otras.



Algunas sectas pretenden impedir la conmemoración.


   Afortunadamente esta tradición consumista no pudo reemplazar a la celebración tradicional y el Día de Muertos ha resurgido con fuerza, el copal es encendido, las ofrendas son erigidas, los cantos entonados y los alimentos compartidos con nuestros seres queridos.

   Hoy quiero dedicar esta entrada – ofrenda a la querida Iraida, en recuerdo de su memoria.

Elementos de la ofrenda.



Ejemplo de ofrenda.

Detalle de ofrenda, esqueleto con guitarra de alfeñique.

   ¿Cómo  conmemoras a tus seres queridos ausentes?