jueves, 15 de marzo de 2018

Argentina sos


Rosario, ciudad natal de Ernesto Guevara.


Hoy me voy a referir a dos días en nuestro viaje a estas tierras tan queridas.
13 de noviembre.
Por la mañana pasamos al lugar donde se hospedan Tucu y Jorge, nuestros caminos se separan y es momento de despedirse.
Son las primeras despedidas en éste recorrido.
Tremenda y querida amiga, Tucu del corazón, espero nos podamos ver pronto Jorge incluido pese a su mala suerte con los puentes.
Tomamos rumbo a Rosario, el viaje es largo y la policía cordobesa está en el camino.
Mimí y Lupita se durmieron, Pato aprovechó para sacarles fotos.
Se nos ponchó una llanta, tras cambiarla seguimos el trayecto.
Llegamos a Rosario sin nuevas multas.
La linda Gabita pasó por nosotros, tengo la impresión que es en éste momento que nos damos cuenta que las queridas amigas se refieren a nosotros jocosamente como “los paquetes mexicanos”
Ya es algo tarde, Gabita nos lleva a un paseo por las grandes y bellas avenidas de Rosario. Ya al atardecer nos lleva al Paraná, desde donde se ve un gran puente que cruza el rio.


Puente sobre el Paraná.

Es momento de descansar del viaje, mañana será un día muy interesante.


Rosario, Argentina.

 14 de noviembre.
Salimos del departamento de Gabita, ella había ido temprano a trabajar y nos ha dejado las llaves para poder salir y regresar cuando y como quisiéramos.
Fuimos primero a un pequeño restaurant en la esquina, no hubo de otra, desayunamos a lo argentino.
Salimos a las calles rosarinas, muy cerca dimos con la casa donde naciera Ernesto Guevara.



Se trata de un enorme edificio de departamentos, es muy bello en sus molduras y detalles. Actualmente es propiedad particular y no se permite la entrada a personas ajenas al edificio.
Independientemente del carácter histórico de la edificación, se trata de una construcción que cuenta con elementos arquitectónicos y estéticos únicos. Es por eso que me llama la atención que permitan que los inquilinos coloquen cables a priori, dañando la imagen integral de la fachada.
Incluso hay partes que han sido demolidas para colocar equipos de aire acondicionado.


Edificio donde naciera Ernesto Guevara, el Che.

La foto que incluyo ha sido modificada para poder observar sin mucho ruido este bello edificio.
Después fuimos a las orillas del Paraná, es en estas fechas que se realiza la Feria de las Culturas Amigas.
Por desgracia llegamos un día tarde, éste día están levantando los stands de los países participantes.
Ni modo.
Así que seguimos caminando por la rivera, llegamos a un bonito restaurant con vista al rio y a una enorme iguana que pasó junto a nosotros.
No sé si no están muy acostumbrados a ver éste tipo de animalitos, lo cierto es que causó una gran expectación y fue ampliamente fotografiado.
Nadie molestó al bicho, siguió su camino para tomar el cálido sol rosarino.
Visitamos el lugar donde venden los boletos para recorrer las islas del lugar, cuenta con una serie de murales muy interesantes.







De ahí nos movimos al Monumento a la Bandera. Se trata de un muy hermoso monumento con forma de barco, sus dimensiones son enormes y muy bien logradas.
En el momento en que lo visitamos estaba en proceso de mantenimiento y restauración, por eso las mantas que cubren algunas de sus estructuras.


Monumento a La Bandera.

Monumento a La Bandera.

Regresamos muy satisfechos al departamento de Gabita, descansamos un poco y ya para la tarde llegó nuestra amable y querida anfitriona.










Algunos murales en Rosario.



Salimos de nuevo, Gabita nos hablaba de las distintas edificaciones, dónde estaba el cine que visitaba hasta hacía pocos años, calles peatonales con semáforo de banqueta, edificios muy bellos e interesantes, murales en todos lados, el estadio de futbol (uno de ellos), en fin, nos muestra su hermosa ciudad.


Teatro.

Teatro.




Ya algo más tarde nos condujo al “El Cairo”, se trata de un café-bar de buenas formas que era visitado por uno de los hijos pródigos de Rosario, el Negro Fontanarrosa.
Incluso tenían su mesa particular bautizada por ellos mismos como “la mesa de los galanes”.
Por una asombrosa fortuna la mesa estaba desocupada y ahí nos fuimos a sentar.
Es un lugar asombroso, muy digno de ser visitado y disfrutado.


En "El Cairo" con Gabita.

Lupita y Fontanarrosa.

El negro Fontanarrosa en "El Cairo"

La mesa de los Galanes.

Pata de la mesa de Los Galanes.

Ya de regreso al departamento de Gabita nos enteramos de un dislate más por parte de Peña Nieto, en ésta ocasión confundió Uruguay con Paraguay.
Los comentarios en torno al mandatario no son para nada halagüeños.



10 comentarios:

Patricia Moda dijo...

Sabes? fui miles de veces a Rosario y nunca pasé por el edificio natal del Che, y tampoco por El Cairo. Al Cairo lo conozco por youtube, x ver a Fontanarrosa, pero nunca fui en las veces que anduve por aquellos pagos.

¿Fueron al hermoso parque Independencia? es bellísimo, dentro está el hipódromo donde cantó Silvio.

Sigo con tus relatos, muy buenos.

la Tucu dijo...

Estoy conociendo Rosario por ustedes !!! los "paquetes mejicanos" !!!
me gustan las ciudades con murales, acá en Tucumán no los hay, salvo los textos de acción poética que me gustan mucho, pero claro, no es pintura

la Tucu dijo...

la mesa de los galanes es muy famosa...creo, que aún ya enfermo Fontanarosa, lo llevaban en silla de ruedas y se encontraba ahí con sus amigos. En realidad fue tan genial el, que hasta vi imágenes de cuando lo llevaban a la cancha en silla de ruedas!!!

Patricia Moda dijo...

jaja, los paquetes mexicanos... este año Armando se sale, pero viene otro "paquete mexicano" con la Lupita y 2 amigas, y además se une a ese paquete una intrusa nicaragüense, jajajaja.

Mimí dijo...

Excelente recorrida por Rosario! ciudad que me debo, siempre de paso y nunca visitada como es debido. Lástima el monumento a la bandera, pero si es para mantenimiento..., es para bien.

Lo de los "paquetes" fue desafortunado. En realidad fue una expresión para sintetizar la situación.
Veníamos de Córdoba, y en diálogo telefónico con Gabita quería expresar que sólo pasaríamos por las afuera de Rosario y que no deberíamos demorar para seguir viaje hacia Bs As. No se me ocurrió mejor modo de abreviar que pronunciando la fatídica frase. "Te tiramos los paquetes y seguimos hacia casa", jajaja

(A Armando no se le escapa detalle, tendré que ser más cuidadosa una próxima vez...)

Mimí dijo...

Osito, dónde estás?

Sergio dijo...

Aquí toy Mimí, leyéndoles cotidianamente. Besos y abrazos.

Mimí dijo...

Besoooos!

Patricia Moda dijo...

Buahhhhhhhhh, xq nos quedamos en Rosario tantos días?

Armando González dijo...

Fata Mimí, si, nos dimos cuenta de nuestra nueva nomenclatura.
Fata Pato, visitamos muchos parques, la verdad no me acuerdo si estuvimos en ese en particular.
Fata Tucu, te mando un beso.
Amigo Sergio, un abrazo.
Yastá, yastá, hay nueva entrada.

Publicar un comentario