domingo, 24 de diciembre de 2017

Argentina sos

Un par de acotaciones.
Primero una disculpa por la terrible tardanza en la publicación de este diario de maravilloso viaje a Argentina.
Había un compromiso previo, el encuentro de Silviófilos de México, mismo que había sido casi pospuesto por los terribles sismos de septiembre de este año.
Entre sismos y encuentro el tiempo se nos fue volando y poco o ningún tiempo tuve para prender la compu y ordenar los recuerdos.
El otro asunto son las muy tristes noticias que nos llegan desde esta tierra asombrosa.
En los días de visita la crispación y polarización de la gente era evidente, pero había también tolerancia, al menos un poco.
En estos días la tolerancia se acabó, cientos de miles afectados por las crueles políticas económicas del actual gobierno salieron a las calles a reclamar sus derechos, la respuesta fue contundente y brutal, la represión directa.
He visto videos de policías amenazando unos días antes “Ya verán esos comunistas” decía el personaje.
He visto a un uniformado arrojar a un viandante al arroyo vehicular con la intención de que fuera atropellado.
He visto un grupo de la policía motorizada atropellar de manera intencional a un joven.
He visto golpear sin piedad a personas por el mero hecho de parecerles sospechosos.
He visto a un grupo de policías simular el fusilamiento a un anciano para después reírse abiertamente del adulto mayor.
He visto a una joven vestida de blanco que fue golpeada, vejada y arrestada por las fuerzas del orden, no sé cuántos policías eran, más de diez para arrestar a la joven que nada tenía que ver con la manifestación, ella regresaba del trabajo, pero a los representantes de la autoridad les pareció muy sospechoso que vistiera de blanco.
He visto a personas muy contentas que festinan y alientan a que no solo se arreste a los manifestantes, sino que sean eliminados físicamente.
Días tristes para Argentina y para el mundo.
Por las fechas en que fuimos de visita a este hermoso país dos noticias sacudían a la sociedad argentina, la identificación del cuerpo de Santiago Maldonado, desaparecido hasta ese momento y la desaparición del submarino Ara San Juan.




Vamos con el relato.


Argentina sos.
5 de noviembre.
El día ha llegado, nuestro viaje inicia con la compra de una maleta nueva, pues una de las que ya teníamos resultó dañada durante el  regreso de Bolivia.
Como de costumbre, antes de subir a bordo toco el fuselaje de la nave y le pido en secreto que nos lleve con bien a nuestro destino.
Es un gran avión, un 777 en estupendas condiciones.




Era un avión como este.



Despegamos hacia el mediodía, nos espera un viaje largo.
Durante el vuelo nos dieron un buen vino y algunos bocadillos. Yo vi una película infantil y Lupita se burló de mí.

Recreación

Horas después, justo a la altura de Lima el avión viró hacia la media noche.
Pasamos sobre los andes nocturnos sin apenas notarlo, la cordillera nos mandó un poco de turbulencia, una mínima sacudida aérea, como un tenue saludo de paso.


Imagen que no pudimos ver pues era de noche.

Entramos a territorio argentino. Desde el aire se ven los pequeños poblados como salpicaduras de luz, se notan pequeños y constantes. La planicie se extiende en la oscuridad.
Aterrizamos, el vuelo fue muy bueno. A veces extraño el tiempo en que después de aterrizar los pasajeros aplaudían a la tripulación. Estos vuelos se han convertido en un asunto demasiado comercial e impersonal. No lo digo por este vuelo en particular, ya he dicho que fue muy bueno, pero como que me acostumbre a tiempos pasados, donde la gente callaba cuando el cantor o el poeta hacían vibrar el aire, cuando la televisión era una pústula pero no tan grande… bueno, me estoy desviando.
Tras los trámites de rigor (bastante rápidos y eficientes) entramos a territorio desconocido, Argentina.
Ya desde antes había hecho algunas investigaciones sumamente superficiales vía google para tener algunos datos en torno a este enorme país y sus habitantes.
Así fue que me enteré que habían inventado el bolígrafo (allá tiene otro nombre, pero no me acuerdo) la jeringa, la Renault (bueno, el Torino) el colectivo, el sifón, el bypass cardíaco, el helicóptero, el pato (un juego que solo se juega allá), las huellas dactilares y el dulce de leche entre otras mil invenciones útiles y universales.
¡Cuanto les debemos!
Total, que entramos a la sala de arribos del aeropuerto, buscamos a nuestros amigos Gabita y Leandro quienes se habían ofrecido para recibirnos y darnos alojamiento en su apartamento.
Tras un momento nos encontramos, nos abrazaron y nos dieron la bienvenida.
La noche cerrada y fresca nos acompañó por el camino a Buenos Aires.
Tras el recorrido llegamos al edificio donde vive Leandro. Es un antiguo edificio estilo Art Decó que data de 1936, perfectamente conservado y con un ascensor maravilloso y muy pequeño.
Desde el balcón que da a la avenida una hermosa vista nos espera.


No, no es el edificio donde vive Leandro, pero está cerca.

Salimos a dar un pequeño paseo, por la misma avenida llegamos a una pizzería donde nos dimos el primer encuentro cultural.


Perdón por el comercial pero estuvo muy rica la cena, el lugar es muy recomendable.

Estas gentes comen pizza con cubiertos.
Y le ponen queso mozzarella, y comen a pasto.

Ya después de este encuentro culinario-cultural nos regresamos al departamento de Leandro, había que descansar del largo viaje y mañana nos espera un día de mucha caminata, un día con nuestra amiga  Rosa.


Gabita y Leandro, mil gracias.

9 comentarios:

Patricia Moda dijo...

Armando yo no voy a decirte que no fue tremenda la represión del día jueves, pero si decirte que algunas de las cosas q detallás fueron imágenes q dieron vuelta por la red y que se descubrieron luego que eran de otros lugares del mundo y de otros tiempos, x ejemplo España...

Fue brutal, pero varias de las imágenes q enumerás no son ni de ese día ni de este lugar, como la de la anciana, o el joven pasado por la moto..., o la joven agarrada x los pelos y arrastrada...

A mi me apena q se publiquen esas cosas que no son ciertas porque después desmerecen la lucha y hasta la gente empieza a decir, no fue tan brutal la represión las fotos y los videos eran falsos... y sí fue brutal.
La gente que los pone, piensa q así lo hace más grande, pero luego es como un boomeran y no ayudan, al contrario.

Sigo leyendo.

Patricia Moda dijo...

Armando, ¿qué es comer a pasto?...

La San Carlos es re famosa en Caballito, concuerdo con que se come allí muy rico.

Armando González dijo...

Mi linda Pato te doy toda la razón, no había visto que algunas de aquellas imágenes pertenecían a otros países.
Sin embargo ese es justo el punto, los gobiernos de nuestros países (España, México, Argentina, etc) están recurriendo a la intimidación y al miedo para avasallar al pueblo y mantenerlo sumiso y callado .
No se puede justificar la violencia sea el país que fuere ni el signo al que detente.
Entonces corrijo, He visto al pueblo argentino manifestarse para defender sus derechos y he visto a las autoridades y a los representantes de estas hostigando a los manifestantes.
Esto nunca debió ocurrir.
Como tampoco debió ocurrir en mi México, en mi España, en mi América y en mi mundo.
Comer a pasto, en estos lares es sinónimo de comer abundantemente.
Te mando un beso.

Patricia Moda dijo...

Mira q son raros los mexicanos, jajaja.
Yo pensé habrán comido pizza con rúcula y x eso el pasto? Jaja

Armando González dijo...

¿Raros los mexicanos?
Espera y verás lo raro que somos.

Mimí dijo...

Amigo Armando. En primer lugar, disculpas por la demora en entrar (había leído desde el celular la entrada)

Comienzo a disfrutar de esta seguidilla de relatos que se vienen.

También me pregunté que es "comer a pasto". Armando, hablá en argentino, que para eso te enseñamos! jajaja

Por otra parte, no sé a qué imágenes se refiere la compañera palmípeda. Si hay algo que quiero decir:
Mis hijos estuvieron en la manifestación del lunes 18 frente al Congreso Nacional. No fueron a tirar piedras, eso dicen y les creo. La manifestación fue multitudinaria, en verdad, y tengo testigos directos. El grupo que generó disturbios fue mínimo comparado con los miles que se expresaron en paz. La cacería de manifestantes se dio en los alrededores y más allá del lugar donde se produjeron los disturbios, visto y contado por mis hijos y otras personas que asistieron (yo me quedé cuidando nietos).

Algunas cosas están sucediendo, en las que es bueno poner la atención:

El fiscal Moldes propone diseñar nuevas leyes para evitar la excarcelación de quienes produzcan disturbios en ocasión de protesta."

Veremos como sigue esto...

Armando González dijo...

Mi linda Mimí, cierto, siempre seremos más los que buscamos paz.
Por otro lado, algo aprendí de "hablar en argentino" pero se me olvidó con el primer y extraordinario vino mexicano que tomé al regresar.

Armando González dijo...

Hay nueva entrada.

Patricia Moda dijo...

Mimí, hablaba del jueves no del lunes. De esas imágenes q vio Armando, ya salieron de donde eran muchas de esas imágenes.

Lo del lunes fue otra cosa, muy diferente, además porque apenas empezaron ese grupezco a tirar piedras se desmovilizaron, porque así ya lo habían decidido para q no mezclen justamente la multitud que se manifestó con los q apedreaban, quienes más aportaron gente que son los movimiento sociales Barrios de Pie y Economía Popular, ellos mismos lo dijeron...

Fueron 2 momentos muy diferentes, el jueves y el lunes.

Publicar un comentario