viernes, 26 de septiembre de 2014

Luis Pescetti

"Una actividad lúdica bien utilizada es una poderosa herramienta de cambio.
Los juegos son herramientas de la alegría, y la alegría además de valer en sí misma es una herramienta de la libertad." (L.P)


Luis María Pescetti, argentino, nació en 1958 en la provincia de Santa Fe. Es escritor de textos para niños y adultos, músico, cantautor, y actor.


Estudió canto, piano, armonía, composición y literatura. Si bien comenzó su actividad profesional como musicoterapeuta y luego como docente, residente en México y Argentina, desarrolló una larga y diversa carrera como autor y actor. Durante doce años realizó la conducción de un programa de radio creado por él su país y en México. También en México hizo televisión  durante 7 años, y en Argentina por otros 3.

Como comediante para adultos y niños se presentó en los más reconocidos teatros y festivales de México, Argentina, Cuba, Estados Unidos, España, Colombia, Chile, Brasil, Perú.

 Tiene editados seis CD’s –"El vampiro negro""Cassette pirata""Bocasucia""Qué público de porquería""Antología" e "Inútil Insistir" (Premio Carlos Gardel 2009) –, y dos DVD’s –"No quiero ir a dormir" y "Luis te ve"–.

Como autor de 25 libros con más de un millón de ejemplares vendidos, está presente en toda Hispanoamérica, EEUU y Alemania. Sus ensayos, novelas y cuentos donde el humor, el juego filosófico y el tratamiento del diálogo ocupan un lugar especial, han sido ganadores de varios premios y menciones como The White Ravens (Alemania) en 3 oportunidades, el Premio Casa de las Américas (Cuba), Fantasía (2000, Argentina) y "Lista de honor de la revista Cuatrogatos" (EEUU, 2001).

Pero el mejor modo de conocer a Luis, es mediante su fino humor:

La suerte de James Bond en el amor


Es pésima. Malo, malo, maleta el hombre para las cosas del amor. Confunde su mamá y la maestra jardinera de su infancia con la mujer que tiene enfrente, y se queda con menos defensas que antes de la invención de la gripe, el pobre.
Ayer vimos una de sus películas, con mucha acción mucha acción, y de repente el hombre se enamora y la película se pone leeenta, lenta, y hay tal tráfico aéreo de pajaritos enamorados que no ocurre un accidente de milagro.
Y fue una lástima para ella porque, ni bien vimos que él se enamoraba, dijimos: “La chava ya valió, sonó, tronó, capút, no dura”. Porque ya lo hubiéramos visto a James de espía y enamorado. No, imposible. El es solitario por una decepción amorosa que no lo deja creyendo en nada a raíz de que cuando se enamora se cree todo.
Se abrazan en una clínica y tumban un equipo médico, ruedan en la arena, y navegan por Venecia como si todo quedara al lado de todo. Cosa que si se pasara en la realidad uno exclamaría “¡Pará, bruto!” “¡Aguas! que se cayó eso”, “¡Cuidado que después hay que pagarlo!”.
A mí la escena que más me gustó fue una en la que ella lo medio ayuda a él y entonces ve cómo James mata a un oponente (que al comenzar la pelicula podría haber preguntado “¿Contra quién voy?”). El caso es que la dama queda tan impresionada que James la encuentra sentada bajo la regadera/ducha dejando correr el agua. Él, que venía de esmoquin, atención, se sienta a su lado, la abraza… un maestro, la verdad, porque por ahí cualquiera de nosotros hubiera dicho ¿Me dejás el baño que lo necesito un minuto? o; “¿Qué hacés mojándote vestida, loca?”. No, él entiende de sólo verla, (ayudado por una música de fondo triiiiste triste triste), se sienta a su lado (aunque iba de negro), la-a-bra-za, le pregunta si tiene frío, ella asiente inclinando la cabeza en uno de sus bíceps y James, atención: estira la mano hacia la canilla y abre más la caliente. Un genio.

Cantando una canción de Virulo en su programa de TV: El niño caníbal...




"Los juegos no son la solución, tampoco varitas mágicas; pero sin duda son un invalorable estí­mulo (si se respeta su espí­ritu) en la dirección de crear una escuela más humana y más alegre." (L.P.)

buajajajá...




"¿Por qué tiene tanta agua el mar?
Para que quepan todos esos peces y las gallinas.
¿Gallinas?, no hay gallinas en el mar.
Por eso,
porque no caben."


Luis


213 comentarios:

1 – 200 de 213   Más reciente›   El más reciente»
Mimí dijo...

Queridos amigos: voy a ausentarme hasta el martes, pero antes quería dejarles esta entrada donde hablamos de Luis Pescetti. El disparador fue una correspondencia intercambiada entre amigas, donde alguien lo nombró y pensé, ¡qué bueno sería tenerlo en Puente!

Hay mucho, mucho más para decir de él, pero como muestra les dejo esto, que ojalá les despierte la inquietud de saber más.

Un abrazo, y hasta el martes!

la Tucu dijo...

Mimí: podes creer que con lo qeu amo los chicos y sus cosas no conocía a Pecetti??

Estoy disfrutándolo!! ya vi tus propuestas y encontré esta que le dedico a nuestra Pato...(por nombre no por temática, se que no le cuerpea al baño jaja)

Al agua Pato

Excelente Pecetti, porque aparte aborda a los niños sabiendo que tienen muchas vetas de disfrute..

Patricia Moda dijo...

mon dieu! No lo conozco, leí y me enganchó, sí, Mimí, me dieron ganas de conocerlo ya.

Sergio Daniel dijo...

Mi esposa, maestra bibliotecaria, tuvo que ver en sus estudios un video de Luis Pescetti que me hizo ver a mí y me encantó. Me parece un gran educador, para niños y grandes.
Disfruten del fin de semana.

Arlen dijo...

jajajajajajajaja Pero yo creo que a la Pato no le gusta el agua.... ni el baño...cuando se jodió el ala andaba diciendo que no podía bañarse xq no podía levantar el brazo y nada...andaba feliz esos días...

panza abajo o panza al sol.... metete al agua patooooooooooooooooo!!!!


jajajajajajajjajajajaja

Patricia Moda dijo...

jaja, ahhhhhhh, es que tenía que ser sin zapatos.... ? jajaja. Ahora sí me meto al agua, y me encanta con la panza al sol!

Patricia Moda dijo...

jajaja, me encantaaaaaaaaaa, ésta me gustó muchísimo, no dejen de verla.

Natacha y la colonia de vacaciones

Gracias Mimí por traer a Luis Pescetti, ¡como me lo había perdido!

Patricia Moda dijo...

otro, jajaja El narrador

Ese es pa'la Tucu, para sus lecturas en el barrio...

Patricia Moda dijo...

matenme pero yo lo pongo entero en varios comentarios, por si viene la Guajira, de La Orilla y no puede ir al enlace.

Patricia Moda dijo...

Amnésicos

– Estamos aquí reunidos para celebrar la… nuestro…
– “Cuarto” (susurró el vicepresidente).
– Sí, nuestro cuarto, eso, eh, nuestro cuarto… eh…
En la sala se sintió un silencio incómodo.
– Nuestro cuarto… cómo se llama… (volteó hacia el vicepresidente, pero él tampoco sabía, levantó la mirada hacia el salón repleto de asistentes). Nuestro ¿cuarto?
Sobre la mitad de la sala, un muchacho levantó tímidamente la mano, señaló la tapa de la carpeta que les habían dado:
– ¿”Encuentro anual”?
– ¡Eso! (aprobó el orador aliviado y la sala estalló en un aplauso) ¡Muchas gracias por su valiosa aportación!
– No, bueno es que estaba escrito acá… (señaló el joven) en la… la…
– ¡Carpeta! (ayudó otro, la sala se distendió con una risa cómplice).
– Mejor leo lo que preparé, para no hacerles perder tiempo (el presidente buscó en su portafolio). No acá no está.
– ¡Fíjese en los bolsillos! (gritaron desde el fondo).
– Sí, claro (hurgó), ¡Uy, unas llaves que busqué la semana pasada! No, en éste no.
– ¿No serán estos papeles? (preguntó el vicepresidente).
– ¿A ver? ¡Sí! Ya los tenía encima de la mesa (aplausos en la sala. Miró la hoja que decía: “Por cualquier cosa: empezar acá”). Bien: El objetivo de este Cuarto Encuentro Nacional de Amnésicos es compartir nuestras experiencias cotidianas para ayudarnos a superar los escollos en los que tropezamos día a día. Lo declaro inaugurado, comencemos ya mismo con las primeras ponencias.
Otro aplauso recorrió la sala. Se fue acallando sin que nadie subiera al estrado. El vicepresidente tomó el micrófono:
– Adelante el primer orador, por favor.
– … (silencio).
– Podemos pasar a un breve receso, pero acabamos de empezar y sería mejor que el invitado para la primera conferencia pasara.

... continúa

Patricia Moda dijo...

– … (murmullo incómodo). ¿Y quién era? (preguntó uno).
– ¿”Quién era” qué? (el vicepresidente).
– Ése.
– ¿Cuál “ése”?
– Que usted decía recién.
– ¿”Yo” decía?
– ¿No nombró a alguien, usted?
– ¡Si ni hablé!
Se incorporó otro participante:
– Sí, habló… e invitaba a una persona a que fuera con ustedes.
– ¿Y para qué?
– Ah, no, eso ya no sé (el señor se sentó nuevamente).
– ¿Quiere pasar alguien con nosotros?
– ¿A qué?
– ¡No lo sabemos! (contestó el vicepresidente desencajado) ¡Si supiéramos no lo estaríamos llamando!
Un murmullo tenso recorrió la sala. El Presidente intentó salvar la situación.
– No nos pongamos nerviosos, caballeros. El vicepresidente sugirió que pase alguno de ustedes y, si alguien tiene voluntad de hacerlo, pasa un minuto y ya. ¿Alguien quiere?
Silencio incómodo de los participantes que evitaban ser escogidos. Uno alzó la mano y se incorporó.
– Yo voy, pero aclaro que no sé bien a qué (se adelantó en medio de un aplauso).
Llegó hasta el escenario, se paró frente a todos, miró a los miembros de la mesa como preguntándoles “¿Y ahora?”. El presidente le señaló el público. Se volteó, miró hacia el salón, dudó un instante y luego se inclinó en un saludo. La sala rompió en otro aplauso, él agradeció y bajó del estrado con la intención de regresar a su lugar; pero titubeó. El presidente interpretó la situación y preguntó en el micrófono:
– ¿Alguien ve una silla desocupada cerca suyo?

...continúa

Patricia Moda dijo...

continúa y fin.

Tres personas levantaron la mano, señalando hacia un hueco entre ellos, y el participante regresó a su asiento. Se aplacó la excitación de ese momento y regresó la inquietud de saber qué seguiría después. Silencio. El Presidente retomó la palabra:
– ¿Quién más quiere pasar?
Uno levantó la mano, pasó al estrado, lo aplaudieron. Divertido por esa aceptación saludó alzando ambos brazos, como si sacara músculos, la sala se rió, él saludó y regresó al lugar. Pasó otro sin que el Presidente se viera en la necesidad de solicitarlo. Hubo aplausos y el participante directamente hizo el gesto de mostrar sus músculos. Risas, aplausos. Luego pasaron otro y otro. Cada uno dobló sus brazos, sacó pecho y adoptó posturas de fisicoculturista. Subió otro participante y preguntó:
– Yo traía una ponencia escrita, ¿quieren que la lea o…?
– ¡No! ¡Mús-cu-los! ¡Mús-cu-los!
Respondió la audiencia y comenzaron a batir palmas al unísono. Este participante tenía una prominente barriga y arrancó a bailar en broma, al ritmo de las palmas. Arrojó sus apuntes al aire, buscó a los integrantes de la mesa, armó un trencito que hizo estallar de alegría a la sala. Bajaron del estrado e invitaron a la sala a sumarse al tren. Formaron una hilera enorme. Salieron del salón y del edificio. Ganaron la calle. Como era época de elecciones la policía no se atrevió a dispersarlos. Los escoltaron pensando que querían dirigirse a la plaza frente a la Casa de Gobierno. Ellos, a su vez, entendieron que los guiaban y se dejaron llevar. Se agolparon debajo del balcón principal. El Presidente de la República estaba con representantes de la prensa extranjera y salió al balcón, invitando a los fotógrafos a que lo siguieran. Saludó con las manos, pero enseguida advirtió que varios de los manifestantes hacían gestos como de sacar músculos. Interpretó que era una manera de pedirle que debía ser fuerte. Sin dudarlo respondió con el mismo gesto, y pensó para sí que era verdad, el propio pueblo le pedía que fuera fuerte. La gente rompió en aplausos y se unificaron en ese gesto de sacar músculos. Los fotógrafos no perdieron esa oportunidad. El Presidente de la República, atento a los flashes, redobló su postura de fuerza, con los brazos doblados y el ceño serio y tenso.
Esa imagen dio la vuelta al mundo. En los principales periódicos de Europa fue foto de tapa, así quedó la impresión de que éramos un país de bárbaros, de monos prontos a caer en un período de violencia. Bajó el turismo, decayó la inversión extranjera y aumentaron las tasas de interés para la deuda externa. Pero ya nadie recuerda eso.

Mimí dijo...

Gracias a todos por venir a disfrutar de la entrada!
Sergio: todos los docentes deberían recurrir a Luis para enseñar jugando, ¿no?

Ya estoy en casa, mañana vendré con algún aporte y a ver y leer lo que ustedes trajeron.

Beso a todos!

Arlen dijo...

Nada que agredecer Mimi.... este es mi blog

Arlen dijo...

Soy la heredera.... legítima...

Sergio Daniel dijo...

Claro, Mimí. Sería como una analogía de Patch Adams curando con la risa y Pescetti tiene mucho para dar. Un abrazote.

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices todas y el amigo Sergio también...
para variar...
Si, en mis tiernas juventudes trabajé por poco tiempo en un bar por los lares de Coyoacán, en ese lugar hay foros donde se presentan cantantes y toda ralea de isotopos cantauteriles, ahí, justamente ahí (en el bar) conocí al gran Chalo Cervera, Alejandro Aura, Toño Garci y por supuesto a Luis Pescetti.
Por aquellos antiguos andares, Luis traía un espectáculo de cuentos y chistes, de ellos me acuerdo de...
Primer acto, el toro recibe una carta.
Segundo acto, el toro lee la carta.
Tercer acto, el toro se entera de todo.
¿Como se llamó la obra?
Puedo decir que no les diré la respuesta, pero añadiré que del material de aquel espectáculo salió el libro "El pulpo esta crudo"
Lo otro que puedo decir es que Luis Pescetti tiene en mi un peso tan específico como el que tiene Les Luthiers.
Bueno, ¿como se llamó la obra?
Desde el ombligo de la Luna, un beso para tod@s.
(Jojojo, risa delatora de IdM como diciendo "Ajajá, ¿quieren respuestas? No, no sabrían que hacer con la respuesta ¿res-puesta? jajajajaja, siiiii, ya la tienen, ya les dije la respuesta")

Patricia Moda dijo...

chanflete, lo tengo en la punta de la lengua, ay, ay, res-????? ayayayay!

Patricia Moda dijo...

che, heredera, vo veni soloa pelear, jajajaja

Patricia Moda dijo...

Miren que genial, como explica a los chicos Luis Pescetti, genio, realmente.

El cuerpo humano del hombre y de la mujer

El cuerpo humano del hombre está formado por una gran cantidad de órganos, huesos, sistema digestivo, ojos, aparatos visuales, córnea y tacto. El de la mujer también. Si yo imagino mi cuerpo humano por dentro me da un poco el-cuerpo-chatde asquito (¡aunque es una maravilla de la naturaleza!). El sistema óseo por ejemplo es el encargado de proteger las partes débiles como los ojos y el cerebro, que es muy blandito y está hecho del sistema nervioso (que es lo que mi mamá dice que le pongo de punta). El sistema circulatorio lleva los alimentos a todas las partes del cuerpo como un mozo que va a la cocina y reparte la comida según qué hayan pedido en cada mesa aunque a veces se equivocan, y el oxígeno. Está formado por el corazón, las arterias, los vasos sanguinarios, las venas y casi nada más. Cuando uno piensa se le va más sangre a la cabeza y si camina tiene que pensar menos. El sistema urinario tiene cuatro composiciones por ejemplo: la vejiga, los riñones, la uretra y los uréteres. El sistema digestivo tiene de todo: boca, esófago, estómago (¡las vacas tienen tres rumiantes!), intestino delgado, colon, la santa maría, la pinta y la niña… ¡No, mentira! (ja ja ja), y el recto (que no es derechito). El sistema respiratorio es todo lo contrario con sus hermosos bronquios, pulmones, etc. El sistema reproductor es o pene o vagina, o varios o testículos (según), y otras partes; y es el encargado de asegurar la continuidad de la especie humana en nuestro planeta porque es como la fotocopiadora de personas pero no es tan tan tan así, es más o menos, por suerte, porque la del kiosco de enfrente de la escuela salen todas mal y bien que las cobra igual porque no la limpian nunca a la máquina y capaz que ni tinta le pone. Si esa mujer por ejemplo hiciera los hijos como hace las fotocopias sonó la especie porque saldrían todos desparejos que no se entiende nada, a veces con unas manchas que uno dice: ¿Y esto de dónde salió? y a veces claritas, claritas, claritas, que no hay quién las lea; pero a ella qué le importa y las cobra igual ¡Qué suerte que la del kiosco no sea la encargada de la continuidad de la especie! El sistema digestivo es el encargado de la comida, el circulatorio de la sangre y el respiratorio del aire, y así cada uno hace algo como las abejas. Además no se pueden ayudar, por un caso si el sistema óseo le pidiera al sistema respiratorio: “Teneme el cuerpo un ratito que tengo que ir al baño”, porque el encargado de ir al baño es el sistema digestivo, y el respiratorio es tan blandito que se quedaría sin aire.

Yo creo que falta inventar el sistema de la piel porque sino se vería todo y por suerte se inventó la piel, para que no sea tan asco. ¡Viva el sistema de la piel!

Patricia Moda dijo...

me encantó, porque es algo que siempre pensé desde chica, cuando en la escuela me mostraban las láminas del cuerpo por dentro.

Mi Dios, si no existiera la piel que embellece todo, que horribles seríamos, jajaja

Anónimo dijo...

IdM dijo...
Amiga Pato, esa no es la respuesta, y no se tu, pero yo soy bello por dentro y por fuera.

Arlen dijo...

Yo soy bella también por dentro y por fuera...ninda soy..muuuu ninda...

Mimí dijo...

Arlen, Arlen..., que te venís a pelear. Quitanos la herencia si te atrevés!!! jajaja, peleadora!

Armanducho: es "la carta delatora" jajaja!

(lo busqué en San Google)

Cha-cha-cha...

Mimí dijo...

Pato, eso del sistema de la piel, está muy bueno!

Me cuesta encontrar las letras en internet para transcribirlas..., de ese modo podrían leer las cubanas que no pueden acceder a los videos.

Otra cosa: Armando, ¡también conocés a Pescetti en persona!

Anónimo dijo...

Mi linda Mimí, no sólo lo conocí, sino que además trabajé con el, yo operaba las consolas de luces y audio.

Sergio Daniel dijo...

Muchas felicidades a Alito desde Puente Cubano al mundo. Que esta orilla se las haga llegar hasta su orilla. Besos.

Mimí dijo...

Siiií! Felicidades Alito!!! (aunque su madre es una ingrata que ya no viene a Puente...)

Mimí dijo...

Poema de nacimiento (17/04/2012)

Antes no había comida, ahora hay.
Antes no había luces, ahora hay.
Antes no había perros, nadie pasaba,
no había sonidos, nadie miraba.
Ni una palabra, ni una cara,
Nada de nada. Ahora hay.

Antes no había silencio, ahora hay.
Ni siquiera vacío, no había tic tac.
No había molinos, ni geometría,
no había amigos, ni geografía.
No había viento, ni movimiento.
Ni chocolate. Ahora hay.

Antes no había padres, ahora hay.
Ni siquiera había televisión.
Antes nadie nacía, nadie partía.
No había antes, no había instantes,
no había pasado. ¿Y qué habrá pasado
que antes no había y ahora hay?

Luis

Mimí dijo...

Un tipo está pescando, se le acerca Totó y le pregunta:
—¿Qué está pescando?
—Salmones.
—¿Y pescó muchos?
—No, ninguno todavía.
—Y entonces cómo sabe que son salmones?!

-----------------------------------------------

Totó tenía dos vacas en su granja. Cierta vez estas vacas estaban aburridísimas, sentadas en
el portal de la casa… tejiendo. De pronto una dijo:
—¡¡¡Muuuuuuuuuuu!!!
Y la otra dijo:
—¡Ay! ¡Justo lo que te iba a comentar!

-------------------------------------------------------

Está Totó con un perro grande a su lado, pasa un tipo y le pregunta:
—Oiga, ¿su perro muerde?
—No.
Cuando pasa, el perro le salta encima y lo muerde, entonces el tipo le reclama:
—¡Oiga! ¿¡No me dijo que no mordía?!
—Éste no es mi perro.

---------------------------------------------------------------

Patricia Moda dijo...

La orilla dijo que se acercaba la semana que viene, esperemos... porque se está perdiendo una entrada a su medida.

Y dime Armando, comparte aunq sea alguna anécdota con Luis Pescetti... no te escapes de esa manera, anunciando y desapareciendo sin contar nadaaaaaa.

Me encantó, pero me encantó ese poema de nacimiento.

Y me reí con Totó, la del perro es mundial, jajaja.

Patricia Moda dijo...

El muchacho, el pirata y la vaca
(Del libro El pulpo está crudo)

¿Qué es lo que falta que la aventura falta? José Martí

Tengo una panadería, una de las cinco que hay en San Jorge. Estoy todo el día en el mostrador, inclusive los domingos. Hará un año pasó una vaca con delantal por la vereda de enfrente, iba callada, tranquila. Después escuché que una señora le contaba a otra que en la escuela habían nombrado a una vaca como directora. Desde entonces la vi pasar todas las mañanas. No sé por qué, pero me gustaba verla pasar, o me llamaba la atención. Me intrigaba saber cómo era, pero sólo alguna vez entró a comprar algo para acompañar su desayuño en el colegio. Muy tímida en su manera de saludar y hacer el pedido, como cuando uno quiere pasar inadvertido; supongo que le daba vergüenza ser vaca. Yo me esforzaba en ser muy amable con ella, para que se sintiera bien, y me ponía muy incómodo cuando algún cliente la miraba como a un bicho raro. Todo lo que supe de ella fue por los comentarios de la gente, así al pasar. Trataba de preguntar lo menos posible porque no quería que empezaran a decir que andaba haciendo averiguaciones sobre ella, los pueblos son difíciles en ese sentido. Héctor, un muchacho que vivía a la vuelta de casa, atendía el kiosco de la escuela y como ahí venden facturas que hago yo, cuando venía a buscarlas siempre comentábamos cosas de la escuela. Sin darme cuenta me empezó a gustar que me contara de ella, parece que era muy buena directora, no andaba a los gritos, le gustaba acercarse a conversar con los chicos. Me contó que al principio a las maestras les reventó tener una vaca como directora, pero ella hizo como que no se daba cuenta, no le dio importancia y poco a poco se las fue ganando, después ya la respetaban mucho. Es que tenía un modo muy especial de tratar a la gente, por ejemplo, yo me acuerdi una vez que me equivoqué al sumar y le estaba cobrando de más, le pedí disculpas por el error y me dijo “No, por favor, usted está todo el día acá, alguna vez se le tienen que mezclar los números”. Me lo dijo de una manera que yo sentí que era tan natural que uno a veces se equivoque. Un día Héctor vino muy contento; a la escuela había llegado un tipo macanudo, que había sido pirata. A mí no me gustó eso, no sé por qué, pero de entrada le desconfié. Al otro día lo mismo, que el pirata se había anotado para aprender a leer y escribir, pero que no hacía nada porque era un vago fenomenal, que se la pasaba todo el día charlando con todo el mundo en vez de estudiar. Me lo contaba como una gracia, pero yo lo escuchaba serio. Todos los días se caía con una anécdota nueva, el pirata había viajado por todo el mundo, conocía no sé cuántos países, había tenido aventuras impresionantes. -¡Sí, pero no estudia un comino! (dije una vez). -No seas amargado, Luis, ¿sabés cómo lo quieren los chicos? En los recreos se arman unas rondas enormes y él se pone a contar historias.

continúa...

Patricia Moda dijo...

continúa y fin:

¡Es genial, no me digas que no! ¡Hasta la directora está chocha con él! Eso era lo peor que me podía haber contado; me acuerdo que unos días después el pirata vino a comprar pan y lo atendí de muy mala manera. Lo que estaba sucediendo me gustaba cada vez menos; el pirata era muy querido por todos, en los recreos conseguía una guitarra y se ponía a cantar con los chicos, sabía trucos de magia que nadie podía descubrir, pasaba horas charlando en el escritorio de la vaca. A Héctor le parecía un tipo genial; un día me comfesó: -Sabés, tengo ganas de irme a viajar con él. – Estás loco (le dije). ¡Mirá si vas a dejar tu casa y tu trabajo! -…(levantó los hombros, como si nada de eso importara). Ya era comentario entre la gente que venía a comprar el pan: “La vaca se la pasa todo el día hablando con el pirata ése”. Una madrugada encontré una nota debajo de la puerta: Luis, me voy con el pirata. No me aguanto seguir trabajando en este pueblo. Dejé una carta en casa, convencélos a los viejos de que no se preocupen, yo voy a estar bien y les voy a mandar noticias. Un abrazo fuerte. Chau Luis. Héctor. La leí como seis veces, no lo podía creer. Abrí la panadería, y cuando estaba levantando la cortina me vino un presentimiento, el de que la vaca se había ido con ellos. Así era; esa mañana no pasó y al mediodía en todo el pueblo ya se comentaba “ese escándalo vergonzoso para una directora, por más vaca que fuera”. Una señora dijo: -Abandonó el cargo, tendría que ir presa. Yo sentía que tanta indignación no se debía al abandono del cargo, por más que se hablara de eso; a la gente le molestaba otra cosa (yo digo “a la gente”, quizás a mí también). Ellos se habían ido a vivir su aventura, y nosotros seguíamos aquí. A la semana recibí una carta de Héctor en la que me contaba que cuando la vaca vio que se iban se puso a llorar y les pidió irse con ellos, le dijo al pirata que estaba enamorada de él, que no iba a aguantar si se iba. Tomaron el ómnibus de las dos de la mañana hacia Rosario; pero la carta ya tenía el sello del correo de Córdoba. Así fue pasando el tiempo, yo les mostraba a los padres de Héctor las cartas que me llegaban y ellos hacían lo mismo. Cada tanto cenaba con ellos y pasábamos todo el tiempo comentando las noticias que nos llegaban. Por lo demás, yo seguía en mi eterno mostrador, como a la orilla de un río de barro. El pueblo me parecía vacío. Un día vino el papá a mostrarme un diario con una nota escrita por Héctor y la vaca, se ve que se ganaban unos pesos escribiendo artículos en los que contaban sus viajes. De ahí en más un poco por las cartas, que cada vez llegaban más espaciadas, otro poco por las notas en los diarios, iba enterándome de sus cosas. Pero poco a poco se me fueron yendo las ganas de leer sus artículos, a veces hasta dejaba las cartas sin abrir, no quería enterarme de nada; así pasaron más de cinco meses. Hace quince días, más o menos, vino la mamá a avisarme que Héctor había vuelto. Lo primero que se me cruzó fue que la vaca también había regresado, me sorprendió pensar eso. Inmediatamente cerré la panadería y fui a saludarlo; estuvimos hasta las tres de la mañana tomando mate y conversando. Hacía más de tres meses el pirata se había enamorado de una mujer y se había ido con ella. Eso a la vaca la tuvo muy mal bastante tiempo, pero consiguió abrir una escuela en un pueblo chico, Trevelin, a veinte Kilómetros de Esquel, y así se ayudó a salir adelante. la semana pasada le escribí. Ni bien me conteste cierro la panadería y me voy; Héctor me dijo que se iba a poner muy contenta. Tengo muchas ganas de hacer ese viaje. Me da miedo salir de este pequeño lugar que conozco tan bien, pero ya no quiero ser los que se quedan imaginando el mundo, quiero verlo.

Patricia Moda dijo...

jajaja
Tengo mal comportamiento

Tengo mal comportamiento,
no lo puedo evitar…
ya prometí muchas veces regenerarme, pero
soy un caso singular.
Empecé a ir a una escuela,
luego me echaron de otra,
corría, me peleaba en los recreos,
molestaba a las damas
robaba juguetes en los areneros.

Tengo mal comportamiento
no lo puedo evitar. Uuuuh…

Ya hablaron mis padres conmigo,
ya habló la maestra con la directora,
y ella habló con mis padres, mi tío,
también fue a hablar con mi madre
me habló la directora también,
el hermano de la directora habló con mi tío,
y un primo de la maestra habló con mi madre

Tengo mal comportamiento
no lo puedo evitar. Uuuuh…

Me llevaron a una escuela
que era bastante indulgente
me llevaron a esa escuela,
les dijeron: “Es buena gente”; pero
ya sabrán, la cosa no mejoró…
Me cambiaron
a una escuela del Estado,
“Acá se compone” les dijeron.
Fue peor.
Soy un caso singular.

Tengo mal comportamiento
no lo puedo evitar. Uuuuh…

Yo no sé por qué lo hago
de dónde vienen esos impulsos…
luego no me hacen sentir nada bien
no los puedo controlar…
Cuando vamos a un kiosco
mi mamá me dice…
“Portate bien si no el Sr se enoja”
Ya sé que sé que enoja pues,
cuando ella no estaba, una vez me pegó.

Yo no creo que esa es forma
de ayudarme a controlar.

Regreso con la ropa sucia, mi madre
no la quiere lavar,
me dice que vaya así a la escuela
y así no me dejan entrar.
Si me echan de ésta
no veo claro mi futuro…
Me dieron plazo hasta fin de año,
es junio… y el plazo ya venció:
otra vez en la dirección.

Tengo mal comportamiento
no lo puedo evitar.

Tengo mal comportamiento

Mimí dijo...

Pato! el cuento de la vaca, el pirata y Héctor es genial!
GENIAL!

Y el del "mal comportamiento", Parece que Luis conoció a un compañero de escuela que tuve hace muuuuuchos años, jajaja!

Beso, luego vengo con más. Pero tengo que leerle el cuento de la vaca y el pirata a Lara...

Mimí dijo...

Recién envié (por error, y por tener varias ventanas abiertas), esto a Segunda Cita. Pero como es entrada de poesía..., pues no quedó tan mal:

Tormenta.

El cielo se oscurece
nubes cargadas
viento que levanta tierra
truenos.
Caen palomas
grandes
gorriones
pesados.
Luego otro trueno
caen cuervos
ruiseñores
guacamayas, cigüeñas
golondrinas.
Chocan contra el suelo y se convierten
en peces
lagartijas.
No hay un solo cocodrilo igual a otro
pero qué bellos
qué cristalinos.

Patricia Moda dijo...

me gusta, me gusta, Luis Pescetti. Creo q veré también, una que tiene con Juan Quintero.
Mañana vuelvo, hoy ando a media máquina porq volvió el dolor caray.

Mimí dijo...

Otra vez el dolor? Besos sanadores para el ala del pato!

Mimí dijo...

Sergio Daniel: sal de tu escondite, cobarde, y ponte a llorar desde ahora, porque mañana Boca le ganará a River.

Mimí, en pie de guerra...

Sergio Daniel dijo...

Yo no descorcharía el champagne antes de tiempo...:-)


Lamento Pato tus dolores, ya van a sanar, tiempo hace falta sólo.

Abrazos.-

la Tucu dijo...

Buen domingo para todos!!!

Anduve muy complicada, las cosas en mi trabajo están mal, hay mal clima, y saben ? eso me hace sentir que tengo el alma sucia y me hace difícil hacer las cosas que siempre hago.
Estoy tratando de limpiarla....jugar es una de las terapias, me pasó cuando el 21 de Septiembre para festejar el día del estudiante y la primavera me fui a jugar con los chicos.

Pecetti lo entiende tan bien!! tiene razón...

Me encantó la historia de la vaca y el pirata, en parte porque como la vida tiene finales inciertos.

Si bien no es de Pecetti, traje esto del juego, porque tiene que ver con lo que les estaba contando en lo que creo profundamente

Jugar para vivir
Por Gabriela Navarra


Tengo un amigo, papá de dos nenas chiquitas, que hace unos días contó en Facebook una experiencia que me pareció interesante, a su vez, compartir: dedicó un domingo a fabricar un barrilete de papel y remontarlo con sus hijitas. Publicó fotos de la aventura, y la carita de alegría de esas dos niñas no dejaba lugar a muchas interpretaciones: estaban deleitadas. Un detalle no menor es que la "empresa" había costado apenas 10 pesos (20 veces menos que las muñecas que las chiquitas habían pedido y él desestimó comprarles). Y, claro, pasarse una tarde entera con las nenas mostrando el paso a paso del barrilete y remontándolo después con ellas.
Pregunta: ¿es un tiempo que "cuesta" el que se dedica a jugar con los hijos? Si esos minutos u horas se miden con la vara de lo que la economía considera tiempo productivo -por oposición al tiempo ocioso- parecería que sí, porque supone usar el tiempo en hacer algo que no creará ninguna ganancia. Sin embargo, si eso mismo se piensa a la hora de evaluar los efectos que puede tener ese rato sobre el vínculo paterno-materno-filial y la salud integral de todos los participantes en la aventura, el tiempo destinado a una "empresa" como el juego es a todas luces una auténtica inversión. Y de las buenas: una inversión a largo plazo y con dividendos garantizados.
En su bien ponderado libro Elogio de la lentitud , el periodista canadiense Carl Honoré cita -entre muchos otros- a la investigadora Kathy Hirsh Pasek, de la Temple University, en Filadelfia, EE.UU. En 2003, Hirsh Pasek editó un libro de sugerente título: Einstein never used flash cards: how our children really learn and why they need to play more and memorize less ( Einstein jamás utilizó fichas mnemotécnicas: cómo aprenden realmente nuestros hijos y por qué necesitan jugar más y memorizar menos ). La obra fue el resultado de una investigación que negó en forma rotunda que el aprendizaje temprano y la aceleración académica mejoraran el rendimiento cerebral. "Cuando se trata de criar y educar niños, la creencia moderna de que más rápido es mejor y de que debemos hacer que cada momento «cuente» es sencillamente errónea -dice la autora-. Cuando se examinan las pruebas científicas, es evidente que los niños aprenden mejor y desarrollan una personalidad más completa si aprenden de una manera más relajada, menos estricta y apresurada."
Este "hallazgo" parece de gran ciencia y, sin embargo, es nada más y nada menos que derivado de una cualidad, bastante en desuso, llamada "sentido común". Mantener una parte de nuestra vida ligada a la posibilidad de jugar no es un pensamiento o tarea original.

la Tucu dijo...

continúa...

Hace un tiempo, por ejemplo, conocí un grupo que se llama Cumbre de Juegos Callejeros (Cujuca), con sede en el barrio del Abasto, una inusual reunión de gente que tiene como propósito evitar que se pierdan los juegos callejeros, esos que jugábamos cuando éramos chicos: mancha, rayuela, rondas, juegos de pelota, carreras de embolsados, kermeses, fogatas... La iniciativa tiene un blog, donde es posible conocerlos un poco mejor: http://cujucaabasto.blogspot.com
Es cierto: la vía pública hoy no ofrece las mismas garantías que hace 30 o 40 años. Pero es seguro que todavía quedan rincones en cada uno de los barrios de la ciudad que los vecinos podrían "ocupar" para destinarlos al entretenimiento. Y eso es lo que proponen los "Cujucas" (como ellos mismos se llaman), junto a quienes caminé varias cuadras agarrada a una soga como la que usan las maestras de jardín para llevar ordenadamente a sus alumnitos, un domingo por la tarde, cantando esas canciones de mi infancia, muerta de la risa. Eramos muchos. Pocos "bien adultos", y mucha juventud. La gente nos miraba sorprendida.
Andar por la vida menos tensos, menos urgidos por metas imperativas, nos hace sentir mejor a todos. Precisamente, quienes no pueden disfrutar de estos estados son los que tienen dificultades, y no al revés. Las personas que tienen hijos (o, a falta de hijos -como es mi caso-, mascotas) deberíamos estar agradecidos por el "basta" que a menudo ellos nos imponen, con la demanda de que paremos con tanto apuro y tanto ceño fruncido y les dediquemos un rato. Un rato para ellos, un rato para nosotros mismos.
Como hizo ese amigo mío, el del inicio de esta crónica, que gastó 10 pesos y una jornada de su vida junto a sus dos hijitas, disfrutado de una tarde de sol, de cara al cielo, remontando un cometa.

Yo creo profundamente en esto....y aparte ME ENCANTA JUGAR!!!
Pecetti la tiene re clara!!!
JUGAR ES DE LAS MEJORES ACTIVIDADES DE LA VIDA!!

o no Guajira????

la Tucu dijo...

Mirá que es peleadora MImí!!!

Queres que venga MIMA como en SC a decirte que en la entrada de juego no vengas a pelear? jajaja

Que mojada de oreja te dio Sergio!!! es brava

Mimí dijo...

Tucu: como estamos prendiendo el fueguito para asado en familia (vienen muuuuchas personas a casa hoy) no tengo tiempo para leer tranquila lo que trajiste. Pero me lo guardo para la noche. No le temo a Mima!

Sergio: hermano riverplatense, no sabés cómo me gustaría verlos perder en su cancha..., pero lo veo difícil. Por las dudas, puse a enfriar el champagne, jajaja!

Besos guerreros, pero fraternales.

Patricia Moda dijo...

jaja, a ver como sale esto, Mimí o Sergio Daniel, peleando, peleando. No sabía que jugaban river y boca hoy. Pero como anda Boca... Mimí... me parece q te arriesgaste demasiado en la jugada, jajaja.

Se nota que no le tenés miedo a MIMA, jajaja, la Valiente Mimí.

Tucu, yo también creo que es lo mejor de la vida, jugar, leía lo que pusiste y me recordaba el simple hecho, que nosotros como todos los animales además, crecemos jugando, así es que aprendemos.
Y lo otro que pensé, es q impresionante, como también se incentiva justamente algunos juegos para que el Alzheimer no avance tan rápido. Lo más importante es que las personas con Alzheimer jueguen, para activarlos en la atención.

Patricia Moda dijo...

Invasión de torpes Chistes - Luis Pescetti.

Van 2 señores torpes en un bote.

-Oye, Alfredo,
¿tú sabes por qué los buzos
se tiran al mar hacia atrás?
– ¡Porque si se tiraran hacia delante,
caerían en el bote!

———-o———-o——-

Se muere el marido de una señora
muy torpe y se acerca un amigo
a la viuda:
-Lo siento.
-No, déjalo mejor acostadito…

—-o————-o——–

Anuncio de un señor muy muy torpe:
“Pinto casas a domicilio”.

——–o———-o——

Dos torpes, amigos de la infancia
se encuentran:
-¿Y tú ahora, a qué te dedicas?
-Pues tengo una granja con 10.000 palomas
-¿Mensajeras?
-No, no te exagero.

Patricia Moda dijo...

Onde anda Cubanerías!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Armando, ven aquí y cuenta, no te hagas el sota!

Esperamos que la orilla se acerque esta semana...

Patricia Moda dijo...

De teléfonos - Chistes (Luis Pescetti)

Llaman por teléfono y atiende una señora.

-¿Quién es?

-Soy la mano sangrienta, estoy a 4 cuadras de su casa.

A los 5 minutos llaman de nuevo, atiende la señora, muy asustada.

-¿Qui… én e… ee…sss?

-Soy la mano sangrienta, estoy a 2 cuadras de su casa.

Pasan otros 5 minutos y golpean la puerta, atiende la señora, muerta de miedo.

-¿Qqqquuién e e ee esss?

-Soy la mano sangrienta. ¿No me prestarí­a un poco de gasa y alcohol?

*

-¡Papá, papá! ¡Está la abuela en el teléfono!

-¡Saquémosla, que debe estar incómoda!

*

Suena el teléfono:

-¡Policí­a! ¡Policí­a! ¡El gato me quiere matar!

-¡Escúcheme, no puede ser, es algo increí­ble!

-¡Sí­! ¡Ya se me viene encima!

-¡Es imposible señor! Pero… ¿Quién habla?

-¡¡¡El pericooo!!!

Mimí dijo...

jajajaja! catarata de chistes...

(River acaba de empatarle 1 a 1 a Boca, me vine a la compu porque me pongo nerviosa)

Mimí dijo...

Leí lo que trajo la Tucu.
Es verdad, ¡cómo cambió la forma de jugar de los chicos! y el ritmo de vida de todos.
Por aquí, jugábamos en las calles sin preocupaciones, nuestros padres tenían más tiempo, o nos dedicaban más tiempo, porque el tiempo se encuentra si uno lo desea. A pesar de trabajar muchas horas al día (mi padre también lo hacía), se puede pensar en hacer barriletes con los niños, como el del relato.

Cuando vi que hablaba también del libro "Elogio de la lentitud" (escuché algo de ese libro aunque no lo leí), también pienso en la buena prensa que tiene el fast-food, ese estilo de alimentación en que la comida se hace y se consume rápidamente. Creo qe en ese libro se habla de eso si mal no recuerdo un comentario al respecto. Y de cómo también en los hábitos alimentarios se inculca a los chicos el apuro.

Patricia Moda dijo...

más Mimí, y mientras seguí contando como van Boca y River

¡Doctor! ¡Doctor!

—Doctor, tengo un problema: ¡Me gustan las mujeres!
—Pero eso no es nigún problema, eso es normal.
—No, es que a mí me gustan al horno y con papas, je je…

*

—¡Doctor! ¡Venga urgente, se murió mi esposa!
—Caramba, ¿y de qué se murió?
—De repente.

*

—¡Doctor! ¡Usted tiene que curar a mi marido, se cree una heladera!
—¿Y en qué la puede molestar con eso?
—Es que como duerme con la boca abierta, la lucecita no me deja dormir.

Patricia Moda dijo...

El poeta de los sueños Luis Pescetti

Había una vez un señor que soñaba poesías.

Despierto no destacaba en nada; pero dormido se le aparecían poemas. Hablaba y su mujer copiaba; por la mañana ni él mismo podía creer que eso había sido creación suya (esto les sucede a muchos creadores, casi nadie puede explicar de dónde nacen las ideas; pero en este caso la sensación era más fuerte ya que dictaba dormido).

Todo terminaría acá si no fuera porque estaba disconforme con eso, pues se hizo famoso en todo el mundo, no tanto por los poemas sino por cómo le nacían. Lo invitaban a programas de televisión, pero esos de concursos y fenómenos extraños. Lo entrevistaban de diarios y revistas para preguntarle si, además, veía espíritus. Aparecía en libros, pero en aquellos de récords y hechos inexplicables. Él quería ser poeta, y no un fenómeno de circo.

Sufría tanto que, desesperado, le dio un martillo a su mujer para que le pegara cuando hablara dormido, lo que ocurrió esa misma noche. Fue una poesía sobre una tortuga. Él no despertó, pero la tortuga del poema apareció de verdad en la habitación.

De ahí en más no soló dictaba sus poemas, sino que algunos de ellos se convertían en realidad. Un baúl, una calle, un barco, humo. Uno de sus poemas habló del mar, y comenzó a inundarse la ciudad. Lo echaron de ésa y de otras, porque no elegía lo que soñaba, y no siempre eran cosas buenas. Soño la guerra, pero no fue culpa suya, la guerra ya estaba en los hombres. Él sólo contaba de un soldado que llevaba días en una trinchera, bajo la lluvia, y escribía cartas a su novia, por amor, pero también para no enloquecer.

Soño que estaba solo, y una nave espacial los llevó a la Luna. Soño que era un náufrago, y pasó a rescatarlos un barco antiguo. No quiso soñar nunca más. Le pidió a su mujer que preparara café bien cargado, como se toma en Cuba y en Colombia, y que le diera conversación para no dormirse.

Todavía navegan por el cielo, con los ojos cansados de no dormir. Pero, cuando se distrae, la mujer le canta una canción de cuna y descansan. Así es su amor.

Patricia Moda dijo...

Mimíiiiiiiii, refrescá la pantalla y decí como anda Boca y River, que quiero saber quien descorcha el champagne, jaja

cubanerías dijo...

Hola, hola, vengo llegando.
Interesante el post,muy didáctico y unos chistes originales. Franquezas: no he leído mucho.

Mimí, te dejo un link al libro "Elogio de la lentitud" puedes saber de que se trata y hasta bajarlo a tu comp. He leído algo de él. Lo busqué cuando he visto a la velocidad que viven la gente en el mundo de hoy.

Elogio de la Lentitud

Patricia, te espero de nuevo en la aventura cubana.

(Felicitaciones por el privado. Gracias.)

Abrazos a todos.


Sergio Daniel dijo...

Mi querida guerrera Mimí, quedamos a mano. No hay ganadores ni perdedores, aunque por lo que estaba el campo de juego lleno de agua no debería haberse jugado. Andá a saber los intereses que habrá. Bueno, te dejo tranquila, se que bastante tenés con Mima, jajajaja. Un abrazo a vos y a tod@s.

Mimí dijo...

Gracias Cubanerías!! Y bienvenida siempre.

Sergio: fue un desastre. ¿intereses? cuáles intereses? jajaja!
Claramente: no se puede jugar ni arbitrar bajo una lluvia torrencial y con un campo de juego que más parecía una piscina que una cancha de fútbol. Lástima. Y lástima también que las hinchadas no puedan sentarse juntas en una platea o en una popular para cantar, gritar, bromear, y hasta discutir las jugadas, para terminar en un abrazo cuando termina el partido. Te juro que no lo entiendo. Sí entiendo la pasión, pero jamás de los jamases comprenderé que la hinchada gallina y la bostera (riverplatense y boquense) no puedan confraternizar en un mismo estadio.

Un abrazote Sergio.

Pato: todavía no leí lo tuyo, vengo luego.

Patricia Moda dijo...

Hola Cubanerías, que lindo leerte, ah, felicitaciones!!!!!!!!!

Así que hubo empate? nada pa' brindar entonces.

No me leen????? buahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, tanto que me esmero y nadie me lee..... vengo de SC, y veo a Silvio agradecerle a Julián por el aviso de los Víctor Heredia y yo ya lo había puesto, buaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, jajaja

Hoy tengo bastante laburo, así que no sé cuando vuelva a entrar. Por eso, en realidad, me encanta que no hayan leído, así puedo decir "les doy tiempo para que se empapen..." jejeje.

Hay muchísimo para poner de Luis Pescetti, ¡qué producción!

Patricia Moda dijo...

jaja, espero no censuren el blog, jajaja

Un cuento de amor y amistad

Pablo, el que hacía caca en un establo, le dijo a Inés, la de la caca al revés, si quería jugar con él y con Rubén, que hacía caca en un tren. Inés estaba con Sofía, la que hacía caca todo el día, y le contestó que no. Pablo, el de la caca para el diablo, se enojó.

Justo pasaba por ahí, la maestra Teresa que hacía caca con frambuesa, y le dijo:


Pablo, el que hace caca cuando le hablo, no le digas así a Inés, la de la caca de pez. Mejor vete a jugar con Luis, el de la caca y el pis, o con Gustavo, el de la caca por centavo.

Pablo le contestó:

Señorita Teresa, que hace caca con destreza, lo que pasa es que ellas, las que hacen caca tan bella, nunca quieren jugar con nosotros, que hacemos caca con otros. Las invitamos y no quieren y a nuestra caca la hieren.

La maestra Teresa, que hacía caca en una mesa, miró con mucho cariño a Pablo, el que hacía caca en un vocablo, y le preguntó:

¡Ay tesoro, el que hace caca de loro! ¿No será que estás enamorado de ellas, que hacen caca con estrellas?

Justo llegaba Tomás, al que la cada das, y cuando oyó eso le dijo a la señorita, que hacia caca tan finita:

Es verdad maestra, la que la caca le cuesta, él está muy enamorado de Sofía, la de la caca en las vías…

Y Pablo, que no estaba enamorado sino muy enamoradísimo, se puso colorado de enojo y les contestó:

¡No es cierto! ¡Y tú, Tomás tomalosa, que hace la caca en Formosa, tú gustas de Inés, que hace una caca por vez!

¡Mentiroso! ¡Mira, Pablo pableta, que hace caca en bicicleta, mejor te callas!

La señorita Teresa, que tenía caca en la cabeza, los miró y les dijo:

Pablo Pablito, caca de pajarito, y Tomás Tomasito, caca de perrito, ustedes son amigos y no tienen que pelearse ni por la caca enojarse. Por ahora vayan a jugar entre ustedes, que ya va a llegar el día en que esas niñas, con la caca en trensiñas, los buscarán para jugar.

Pablo y Tomás, salieron corriendo abrazados, haciendo caca de parados, y se olvidaron de preguntar si trensiñas quiere decir algo o nada más lo inventó la señorita haciendo caca con palabritas.

Patricia Moda dijo...

ahora les traigo algunas adivinanzas, para no ser menos que IdM (donde anda este?)

No vale ir a pispear, (esto lo digo por la Mimí)

1. ¿Cual es el animal que tiene las patas en la cabeza?

2. Pasan 50 vacas por una ciudad, se muere una, ¿cuántas quedan?

3. ¿Quien es la persona, que sin ser hermana mía, es hija de mis padres?

Vamos, arriesguen....

Sergio Daniel dijo...

1- La garrapata, tiene las patas en la cabeza del perro.
2- Cincuenta, quién dijo que la que se murió se fue de la ciudad.
3- Vos.

Con un 33 por ciento me doy por realizado, jaja.

Mimí dijo...

jajaja! Patricia! Ese cuento de amor y amistad, jajaja

Me parece que Sergio te las adivinó todas, ¡y eso que es de RiBer!

Mimí dijo...

Carta al niño siete mil millones 01/11/2011

"Me llamó Diana, del periódico Clarín (Arg) para invitarme a escribir algo sobre el nacimiento del niño con el que llegamos a ser siete mil millones de humanos.

No puedo, estoy a mil preparando viajes… y, en lo que me disculpaba, me vino una frase “Al frente, que hay lugar”. Un juego de palabras con las que dicen los choferes de autobuses en Buenos Aires “Al fondo, que hay lugar” cuando los pasajeros se quedan agolpados cerca de la puerta de subida… y encima suyo.

Se lo comenté, pues ¿a quién le gustaría ser ni simbólicamente algo vinculado con la superpoblación, escasez de alimentos, de agua? Era una frase, apenas un hilito, pero del que se podía tirar y ella agregó: “¿Ves, Luis? escribilo”. Cortamos, me senté y lo hice."

Al frente, que hay lugar
Mi amor, mi querido o querida, usted no llega a ocupar un lugar vacío sino uno que se crea con su llegada. Así de raro y bueno. ¿Cómo lo recibimos? ¿Con las Variaciones Goldberg por Glenn Gould? ¿Cantando “Se me perdió la cadenita”, bien cumbia? ¿Con un abuelo al que le gustaba Aretha Franklin? ¿Con un tío que no conoció a Los Beatles? ¿En una calle sin nombre? ¿En una casa con puerta? En un hospital, en el campo, en una casa. Después de muchas contracciones, sin haber sido esperada, o sin esfuerzo alguno. Por un pelo, encima de un taxi. En un cerro alejado. De noche, a la tarde. Lejos del mar. Cerca tuyo. Pegado y despegado de tu mamá. Con padre al lado, sin papá. Mi lucecita, mi bendición. Bajo la luz de una sola bombilla, en el barrio más exclusivo, por un minuto más por un minuto menos, quinta hija, primer nieto, pura novedad. Esperemos que dando lo mejor de cada uno; pero usted corrija con confianza, y a su tiempo y su manera, y esperemos que dando lo mejor de usted cuando eso sea. Cantando o en silencio. Mire, milagrito, la cosa empezó hace rato, ¿usted tiene tiempo? Con partera o a solas. Con amor o con un hueco de alas. Con Mozart o Jamaica, Cesaria Evora o Portugal, con Einstein o agua de lluvia, con gaitas o arroz, o turrón, almendras, nuez, frutas, sopa, bambú o celular, pastas, manteca, un poco de harina. Aromando el hogar. Con flores de pan recién horneado. Té.
Como sea: bienvenido a llenar un lugar que no existía.


Luis Pescetti

Patricia Moda dijo...

Bueno, Sergio Daniel, tenés un 33%, porque adivinaste solo la tercera, ¡que era fácil eh!

La primera nones, "las patas en la cabeza" no en la piel.... a ver, a ver, que andás cerca, muy cerca.... tibio - tibio y llegarías a un 66%, jajaja

La segunda noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Patricia Moda dijo...

y Mimí anda de haragana, jaja, vamos Mimí, arriesgá!

Patricia Moda dijo...

Me encantó, ese bienvenido a llenar un lugar que no existía.

Cuanto encierra eso, ¿no?

Patricia Moda dijo...

Para la Guajira, para Orli

Ojos que me ven

Uno
A veces mi cuerpo no me gusta, y no me gusto.
En algunas fotos, y más: en filmaciones.
Despierto sacudido: me veo con los ojos de quienes
me dejarían pasar sin elegirme.
Mi cuerpo es un error, se equivocó, por su culpa no van a quererme.
Estoy atado, obligado, tallado en mi cuerpo.
Mi enojo puede dar golpes en almohadones, patear puertas,
o callar furioso; cuando me canso
sigo atado, unido, tallado en mi cuerpo.
Voy a pintarme, a raparme, a cubrirme, a poner otras fotos,
voy a tatuarme, a poner otro nombre en mi perfil
porque ahí sí soy yo.
Ahí me reconozco, ahí me parezco, ése sí que soy.
Más que el del espejo.

Paciencia, paciencia,
hay paciencia en los ojos del burro mudo de mi cuerpo.
Él quisiera que lo quiera, que no mire deseando tener otro cuerpo,
recibe mis emociones como golpes de vara.
Los dos encerrados entre las cuatro paredes de quien soy, mintiendo.
Lo llevo, lo llevo aquí y allá. A lo de un amigo, a correr, a la mesa,
a casa, a un sándwiche,
a la cama… lo llevo, como lleva el carrero al caballo que lo tira.
Me olvido o sueño y creo que soy otro, hasta que una foto
o una filmación me despiertan, y evito algunos ojos,
como evito a veces los míos, que
ya podrían mirar
con más bondad.

Dos
Un atento pedido a la ciencia o a la magia: quisiera tener
los ojos de Papá Noel,
los de mi madre,
o los del Buda,
los del más bueno de los curas o de la más amorosa enfermera,
los de quien más me quiere.
Quisiera ponerme sus ojos
y verme con su mirada.
Sentir qué se siente al verme
aceptado.
Salir a la calle sabiendo que así me veo.
Entrenar y entrenar con su mirada
aprender, hacerla mía.

Va a estar buenísimo, va a estar buenísimo.
Nadie se dará cuenta.
Va a estar buenísimo.
Me imagino por la calle,
en reuniones, y nadie, nadie, nadie notará la diferencia:
pero yo estaré mirando todo
con los ojos de quienes más me quieren.

Mimí dijo...

Pato: tengo menos imaginación para las adivinanzas, que agua el desierto de Atacama..., jajaja! Soy maleta maleta para eso... Pensé que Sergio había embocado todas.

Eso sí, esas dos últimas poesías (las de Orli, el adolescente en crisis) están buenísimas!

Mimí dijo...

"Un cuento o una novela son como un pedazo de vida que se puede ver mejor, con más claridad. Un día, un rato, un año o toda una vida, pero escrito de una manera que me ayuda a entenderlo o a sentirlo mejor. Por eso mismo las ideas de los cuentos, muchas veces, se me ocurren de cosas que pasan de verdad. Algo que me sucedió, o algo que me cuentan. Después agarro ese pedacito, lo exagero o lo continúo de otra manera. Los cuentos siempre expresan cosas muy ciertas, incluso los más raros. En ellos siempre estoy contando algo que no podría decir de otra manera. Una gran tristeza, una gran alegría o algo que se me ocurrió."

"Algunos textos nacen y terminan redonditos, y estoy seguro, tengo la certeza, de que así están bien. Con otros no estoy tan seguro, entonces, siempre, pido que los lean en voz alta (a algún amigo o a mi compañera). Estoy muy atento a cómo se oyen en su voz y a cómo reacciona al leerlo, y ahí inmediatamente me doy cuenta qué está bien y qué no. A veces hago algo que recomendaba Cortázar y es que me grabo yo mismo leyéndolos en voz alta y ahí los corrijo. Pero, siempre prefiero escucharlos en la voz de otra persona. Después voy... y corrijo y corrijo y corrijo. Tacho, tacho. Por lo general tacho más de lo que vuelvo a escribir. Casi siempre me parece que "les sobran cosas". Eso es como salir con dos pares de zapatillas al mismo tiempo. No se puede, entonces yo trato de descubrir dónde hay dos zapatillas y le quito un par, vale decir, le quito lo que me parece que les sobra."

Luis.

Patricia Moda dijo...

Bueno, espero por Sergio, entonces.

y me pregunto, ¿donde anda Armando?

Patricia Moda dijo...

Sabés Mimí, me encanta cuando los artistas cuentan como nacen sus obras, me encanta de verdad.

Sergio Daniel dijo...

Bueno, en realidad ya las sé por buscar en internet. La primera es el piojo y la segunda creo (porque ya me olvidé) que todas porque se fueron de la ciudad. Pero insisto, ya es con ayuda, así que no vale.

Mimí dijo...

Yo por uno: yo.
Yo por dos: vos y yo.
Yo por tres: los tuyos.
Yo por cuatro: nosotros.
Yo por cinco: los otros.
Yo por seis… eh,
¿yo por seis?

Luis.

Lien dijo...

HOLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
MANERA ENDEMONIADA DE EXTRAÑARLOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Onde tenían ustedes metidos a este tipo!!!!!?????????????... a este PESCETTI!!!!??????????????

YO QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO TODOOOOOOOOOOOOOOOOOOO de él…. anoten ahí pa MAYOOOO… LO QUIEROOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!... y sin quejas que se lo buscaron…

Y cómo es que no sabían de él ANIMALAS TODAS!!!!?????????....

Todavía no termino todo… pero lo que he leído me ha ENCANTADO!!!!!!!!... los poemas!!!... TODOOOOOOO

La reunión de los amnésicos parece un día cualquiera en el corral!!!!... JAJJAJAJAJA!!!!!!!!!!

Los poemitas pa Orli, ni hablar!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!...

Y el tema juego y tiempo…. BUAHHHHHHHHHHHHHHHHHH... por qué pueden ser tan malos conmigo!!!!!!!!?????????????.... MOJAMÍA GUAJIRA TOTAL!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
... ya volveré sobre él!!!!...

Le llevo a Alito todo de acá también… gracias osito dulce!!!!...

BURROSSSSSSSSSSSSSS que son… los dejo solos con un ombligo o un pato y me los hacen tierra!!!!!!!!!!... el PIOJO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Tengo tanto que decir que no digo ná… como suele suceder…

Está soltero el Pescetti???????????.... no le cuadrará una guajirita juguetona con un espécimen adolescente de los feroces y otro en la edá de la peseta!!!????????????

LAS QUIERO A TODAS!!!!!... MUCHO!!!!!!!!!!!!!... y claro que a TODOS los QUEIRO MUICHO MÁS!!!!!!

Lien dijo...

Me encantó el poeta de los sueños!!!!!!!!!!!!!!.. sigo.. sigo!!!!

Patricia Moda dijo...

dale seguí, el del amnésico lo puse justamente porque me reí a carcajadas pensando en el ALPISTE CORRALERO, jajaja.

Y el de Orli, no se lo llevaste a él?

si, si, EL PIOJO, muy bien alumna guajirita.

Lien dijo...

Me encantó y me mató con la misma intensidá pero en sentido contrario lo de la vaca y el pirata... podemos poner un mojoncito aquí en Puente!!!!????....

Qué hace una burra Nica pidiendo copirai aquí??.... GRRRRRRR!!!!!!!!!!!!!!!!!... y encima dándoselas de ninda... bah....

Bárbaro está lo de la piel... y yo sí que soy lo mismo al derecho que al revé: pura tripa guajira hermosa!!!!!!!!!!!!!.... la BELLA GUAJIRA!!!!!!!.. JUASSSSSSSSSSS

Cubanerías!!!!!!!..... estás!!!!!!!!!!!!!!!

Patricia Moda dijo...

lo más gracioso de todo, es que ni haciendo mula por internet la pegan, jajaja, Sergio!!!!!!

La respuesta de las vacas es UNA, porque las demás siguieron viaje, jajajaja, acordate que pasan por una ciudad, jajajaja.

Y sip, piojo, pero vale la de la Guaji que no puede leer en internet, salvo que te haya leído antes a vos.

Así q quedás con el 33%, jajaja, igual dijiste que te dabas por satisfecho! así que muy bien, además si vua a comparar con la MImí, te llevás todos los laureles.
Que haragana esta Mimí!

Patricia Moda dijo...

ya le dije a Cubanerías que te mandara un mail, porque a vos el de ella te rebotaba.

Patricia Moda dijo...

bueno, lee rápido Guaji, que después vengo con más, porque me parece que es casi interminable, jajaja

Lien dijo...

Y OJO!!!!!.... esa frase de Martí está adulterada… habrá sido a propo???… ay que quiero saber!!!!!!!!...

La frase en realidad dice: “¿Qué es lo que falta que la aventura falta?”… aquí Pescetti cambia ventura por aventura…

Mimí dijo...

Guajira: por ahí he leído esto
Algunos textos nacen y terminan redonditos, y estoy seguro, tengo la certeza, de que así están bien. Con otros no estoy tan seguro, entonces, siempre, pido que los lean en voz alta (a algún amigo o a mi compañera)

Confirmado: Pescetti tiene compañera. No tiene lugar para una bella guajira.

Mimí dijo...

Oh! No había leído eso que se parece a la frase de Martí..., mejor bicho, no había reparado en ello...

Lien dijo...

No Mimí, no es que se parece... Pescetti cita a Martí al inicio del cuento... pero donde debía decir ventura pone aventura.. ahora quiero saber si fue a propo o si fue error de "oído"... porque puede ser... aunque pienso lo primero porque se presta mucho para un juego de palabras... pero pienso también que si así fuera no lo hubiera citado así, con nombre y todo... o hubiese aclarado que parodiaba... me entró el bicho: quierooooooo saber!!!!!

Lien dijo...

Ah... mi compañera puede ser la guitarra... una perra... además no hay compañera que le haga fuerza a una guajira!!!!!!!!!!!... mitch...

Lien dijo...

TUCUUUUUUUU... yo quiero cujucar!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Lindo el poema del nacimiento!!!!!... y lo de darle lugar al nuevo ser humano, no importa el número!!!!!...

Ahora es que leo lo de la compañera--- y me morí de risa por la entrada de Mimí de "guajira: "por ahí" he leído esto"... JAJAJAJJAA.. com estamos en lugar decnete me morí de risa... que si no en vez de morir... ya saben!!!!

Patricia Moda dijo...

ay, justo fui a cerrar los mails y me encontré con ustedes... ¿es que no me van a dejar dormir?

Pa' mi Guaji, que se equivocó, porque si hubiera cambiado a propósito no lo hubiera citado, porque queda muy mal. Yo creo q le habrá llegado así.
Pero ¿quien lo sabe?, y yo no puedo preguntarle, jajaja

Mimí dijo...

Pero cómo la guitarra le va a leer en voz alta? Ay guajira, estás cada día más loca...
Te dejo esto, y me voy:

Hogar, mi dulce hogar,
mi consabido, mi repetido,
mi bienvenido perfume de cocina,
mi maternal, mi añorado,
mi alejado, mi imposible
suelo natal.
Mi colina, mi río
tus manos, mamá.
Mis ladrillos, sus voces.
Las bolsas de trigo, y vapores,
mi dulce hogar.
El añorado desorden, el orden pendiente,
siempre pendiente.
Un día ordenaremos esto,
un día vamos a ordenar, y así: para siempre.
Hasta que un día heredamos que
un día
vamos a ordenar.
Mi dulce hogar, mi esquivo, mi repetido,
mi pendiente, mi postergado,
te lleno de besos, mi por lo pronto,
mi provisorio,
mi baldío extravagante,
mi porción salvaje, mi alimento
constante.

Lien dijo...

AHHHHHHHHHHHHHHHHH... me mataste con este Hogar, Mimí!!!!!!!!!!!!!.... creo que semejante desorden heredarán como memoria mis bocus!!!!... ojalá lo hagan con esa arrolladora añoranza y no con resquemor!!!!!!!!!!...

Y bueh.. no disque los poetas hablan con su guitarra... y ella les hablan... a ellos les crees y a mí me dices loca????...

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices todas y el amigo Sergio también...
Por orden superior, a Pescetti lo conocí (como les comenté antes) en un restaurante-bar que se llama "El hijo del Cuervo" en coyoacán, la mera verdad no se como fue que di en aquel lugar, algún amigo me recomendó u algo así, bueno, llegué y me presenté, alguna (muy poca)experiencia tenía yo en el manejo de audio o iluminación, pero ya en medio del ruedo... bueno, trabajaba ahí un individuo flaco y esmirriado traía tras de si el sonoro nombre de Ursus, el individuo en cuestión la traía contra mucha gente, entre ellos yo pues consideraba que le iba a quitar el trabajo, y lo hacía patente.
De los grupos y persona que se presentaban en el foro, Ursus tenía conceptos poco alagadores de aquellos que en su concepto eran malos, entre ellos Toño Garci y Luis Pecsetti, había otros como el extraordinario Chalo Cervera y un grupo de teatro (no recuerdo el nombre) que presentaban una obra (muy buena) llamada "Nudo ciego, Grito abierto", a ellos Ursus les daba todo el apoyo, no así a los que le caían mal.
Lo que terminó por pasar fue que me dejó a los nuevos grupos (porque le daban flojera) y a los de su lista negra.
Ahí fue que pude platicar con ellos, todos gente extraordinaria, pero como buen caballero, no recuerdo de qué hablamos.
Eso si, en aquellos antieres Pecsetti estaba recién casado.
Lo lamento Huracarrana.
y FUEEEEEEEEERA de tema, no puedo dejar de lado los tristes acontecimientos que Octubre trae en la memoria y que ahora Septiembre repite y golpea con saña, la historia se repite.
También he estado algo apachurrado, se nos ha adelantado una persona a la que queremos mucho y a la que le tengo un enorme agradecimiento.
David se llamaba, pero lo conocimos como Soni, y fue de esas personas buenas de las que hace falta en este mundo, era primo de mi madre y desde siempre cultivó una gran amistad con ella.
Perdón, ya me puse sentimental.
Desde el ombligo de la luna, un beso para tod@s.
(Jojojo, risa pecsetteriera de IdM como diciendo "amigas, amigos, ni se apuren ahorititita mismo levanto a su apachurrado amiguete y lo levanto a punta de ¡Chupack, Chupack!, y en cuanto esté en linea lo fustigo de nuevo con la noticia que la Lupe me prefiere a MI")

Anónimo dijo...

IdM dijo...
¿Que hace una vaca al Sol?
¿Cual es el animal que come con las patas?
¿Cual es la Santa mas floja?
No se vale picarle el ombligo a San Gooogle, so pena de ¡Chupack, Chupack! y acta con el Partido Único Auténtico Solidario.

Mimí dijo...

Oh! IdM, tus adivinanzas buscan respuesta en mi estéril imaginación..., como he dicho..., les dejo el trabajo de develar las incógnitas a mentes más lúcidas.

Oíme IdM, decile a tu amigo Armando que lo he leído, que lamento que David haya partido, que si ha dejado tan hermosos sentimientos, bueno, de alguna manera no se fue del todo, y que si anda medio tristón no se aleje mucho de esta casa en que lo queremos y los extrañamos, y que se venga no más, que aquí estamos para acompañarlo.

Y dejalo que siga creyendo que es el preferido de la dulce Lupita. Es una mentirita piadosa...

Lien dijo...

IDM: de acuerdísimo que ir pa google no tiene gracia... aquí no saben jugar!!!!...

la segunda me la sé clavao: Todos!!!!.. porque ninguno se quieta las patas pa comer!!!

en la primera se me ocurre que vacasolear... jajajajaj

y la tercera no me la sé... pero le toy dando coco!!!!!!

Lien dijo...

la primera me la sé.. me la séeee.. me acordé!!!!!!!!!!...

pasa que mis chicos me la hicieron con otro animal!!!!!!

una vaca, toro, o cualqueir otro animal y/o cosa al sol.... lo que hacen es DAR SOMBRA!!!!!!!!!!.. a que sí!!!!!????

en la tercera toy frita!!!!!

Patricia Moda dijo...

jajaja, ya lo decía una canción argentina, q no recuerdo el nombre, pero decía que tenía una novia gorda, que le daba SOMBRA en verano y ABRIGO en invierno, jajaja.

SIIIIIIII, LA SOMBRA!

La tercera yo también estoy frita.

Pero la segundaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, jajaja, malote el IDM, es EL PATO, que come con las patas, jajajajajaja.

Patricia Moda dijo...

La encontré, pa' seguir con los fuera de tema, pero después vuelvo.

La gorda de Rodolfo Zapata

Señores yo soy muy flaco,
pero de corazon tierno,
y tengo una novia gorda
para pasar el invierno.

Pesa ciento treinta kilos,
se come un lechon entero,
que me importa que sea gorda
si pa' correr no la quiero.

De espaldas parece un horno
y de ombu tiene la forma
calienta cuando hace frio
y en verano me da sombra

Que lastima, che compadre,
la chacarera se acaba,
y entre empanadas y vino
se viene la madrugada.

Anoche la lleve a un baile
a mi novia la Ruperta,
pa' que ella pudiera entrar,
hubo que ensanchar la puerta...

La bajaron del camion
rodeado e' gente mirona
y un estanciero gritaba...
yo compro esa "vaquillona"...

No cabe en ningun sillon,
se sienta sobre una mesa.
Quien tuviera un litro 'e vino
por cada kilo que pesa.

Que lastima, che compadre,
la chacarera se acaba,
y entre empanadas y vino
se viene la madrugada.

Patricia Moda dijo...

y te mando de vuelta otra que sí sé, ¿Cual es la Santa de la Fruta?

Patricia Moda dijo...

Armando querido, vení pa'cá que nosotros te apachuchamos. Lamento lo de David, pero como dices solo se adelantó.

Lamento mucho también lo que está pasando en México con esos desaparecidos, 46 por lo que entendí, no entiendo que estaba pasando para eso.

Armando no nos dejes, al contrario, si estás decaído una buena dosis de Puente, verás que te hará muy bien. Te quiero.

Patricia Moda dijo...

Lien, si lees antes por acá, ¿andas nuevamente sin correo? porq me extraña tanto no encontrarme con tus hurracanadas, siempre pienso que se te perdió nuevamente el correo.

Patricia Moda dijo...

Lean este cuento, no se arrepentirán, es fantástico.

No, gracias
(Del libro Nadie te creería)

A Jorge Aviglianono-gracias


Cierta vez un niño despertó con el deseo de cambiar, de ser bueno. Decidió pasar a ser un niño del que todos estuvieran orgullosos: sus padres, sus hermanos, sus vecinos, su ciudad. Incluso su país, orgulloso de contar con un niño tan bueno entre los suyos.

Bajó de la cama de un salto, oyó que su hermano se estaba bañando y ofreció acercarle la toalla:

– No, gracias (le respondió desde debajo de la ducha).

Se vistió y corrió hacia la cocina, encontró a la mamá colocando las tazas en la mesa.

– ¡Te ayudo!

– No, mi amor, gracias.

Ofreció sacar a pasear al perro, pero ya regresaba su padre que había hecho eso y le dijo:

– No, gracias.

Desayunaron, intentó alcanzar el azúcar, pero su abuela le dijo:

– No, gracias.

Corrió a la calle. De pronto, casi enfrente de él, una tierna anciana se cayó de bruces. ¡Perfecto! exclamó y fue en su auxilio. Pero al llegar la mujer se levantaba sola y le dijo:

– No, gracias.

Luego encontró a un señor ciego, parado en una esquina y se ofreció para cruzarlo:

– No, gracias (le respondió).

En la escuela levantó la mano para pasar al frente a dar la lección; pero la maestra le dijo:

– No, gracias.

Vio que la directora salía de su oficina, cargada de carpetas. Señora, déjeme que la ayude. Pero ella respondió: No, gracias. Tuvieron un examen de matemáticas, lo terminó enseguida, se dio vueltas y le ofreció a su amigo: ¿Te falta algún resultado? No, gracias. Miró hacia la derecha, una compañera escribía a toda prisa. ¿Querés que te ayude? No, gracias.

Terminó esa tarde en la escuela y fue hacia su casa con un andar cansino, sintiéndose un pobre derrotado. Pasó frente a un templo, entró, se arrodilló y comenzó a decir una oración. Una voz honda y poderosa, que parecía venir de todas partes, dejó oír su mensaje:

– No, gracias.

Salió corriendo del templo , desesperado, empujado por un impulso frenético; pero en la misma puerta se le interpuso un señor que cortó su carrera para ofrecerle un billete de lotería, o un estuche con tres peines de diferente tamaño, o cinco lapiceras, o un práctico portamonedas para la cartera de la dama o el bolsillo del caballero, o un encendedor para la cocina con vida útil garantizada por diez años, o tres chocolates por un peso, o dos revistas de decoración por cinco pesos, o una suscripción para la enciclopedia más moderna del mercado y que por esta única oportunidad como promoción de lanzamiento se entrega por la mitad de su precio normal, es decir a un precio anormal, o un exprimidor con tres naranjas que ya fueron exprimidas en tres ocasiones, o un juego de cocina compuesto por cinco ollas con base de bronce de tres capas que conservan mejor el calor, o cinco libros para colorear que vienen con una simpática caja de seis lápices de colores, o una canción, pídeme la canción que quieras, ¿no quieres que te cante una canción?

– No, gracias (respondió el niño, muy a su pesar, pues detestaba tener que usar la misma frase que lo había perseguido a lo largo del día).

– No puedes decirme eso.

– Sí, porque usted me ofrece cosas que no le pedí, y que no necesito.

– Pero tal vez acierto con algo que ibas a desear o precisar.

El niño miró al vendedor, observó que su traje no era nuevo y estaba arrugado por la cantidad de objetos que cargaba; su camisa era blanca, pero necesitaba ser lavada, su corbata tenía el nudo flojo, y olía a transpiración. Entonces le preguntó:

– ¿Y usted qué necesita?

El vendedor se quedó pensativo, serio. Un día de descanso, estoy agotado de ofrecer mis mercaderías.

– Tómeselo (respondió el niño), tómeselo de todos modos, y mañana o pasado mañana sigue.

El vendedor apoyó su gastado portafolio en el suelo, con una vieja sonrisa comentó:

– No es mala idea, verdad (respiró hondo y suspiró). ¿Hay algún bar en este pueblo?

– Sí, hay varios, como aquél (y señaló).

El vendedor juntó sus cosas, se despidió agradecido, y el niño se fue, contento, a caminar, o a jugar con sus amigos.

Patricia Moda dijo...

pensaba cuantas veces uno en su deseo de ser útil, deseo bueno por otro lado, pero lo quiere ser según lo q piensa y no según lo que se presenta. En vez de preguntar ¿q necesitas? ofrezco yo la ayuda que pienso q el otro necesita.

Bueno, no sé si me compliqué, pero yo me entiendo, jajaja

Patricia Moda dijo...

uy! cuantas caritas de Patricia Moda, mejor me voy silbando bajito para no atosigar.

Sé que la Guaji anda con mucha pincha, como dice ella, en argentino suena feo porque pinchar se refiere a otra cosa muy distitna, jajaja.

Mimí esperando el nacimiento de su próxima nieta Vera, apenas nazca me avisa.

Mariluz recién regresada a Lima, apenas ande con un tiempito, se normalice en sus cosas vuelve.

Armando, sigo esperando por Armando.

Sergio Daniel, ya veo que aparece a la mañanita y luego ya se va a hacer sus cosas.

Cubanerías, onde anda?

La Tucu complicadísima y encima aprendiendo a manejar un celu de última tecnología, y no contó con que ella es de vieja tecnología, jaja, así q actualizándose.

La supuesta heredera del blog, q viene con reclamos desde el 9 de mayo del 2014, desapareció... que sería de este blog si fuera cierto que ella es la heredera??? jajaja

La Lupe ya ni ahí.

Y bueh.... espero otras caritas para seguir martirizando con Pescetti.

Patricia Moda dijo...

ah, y falta Doris, volvió de un viaje muy placentero, y ahora anda ubicándose, espero pronto pueda venir a visitarnos.

Sergio Daniel dijo...

Pato, quién te dijo que ando sólo de mañanita, jeje. Ojalá se reincorporen tod@s l@s puenter@s pronto. Buenas tardes, mis amig@s. Por si falta alguna, pongo otra: @. Ya está, me agoté...

Patricia Moda dijo...

ajá, así te quería agarrar, a escondidas pispeando, jajaja.

Mimí dijo...

Nació Vera, mi nieta number 3!
No puedo leerlos, pero les mando un beso grande!
Mañana me voy tempranito al hospital, no creo que pueda pasar.

BESOOOOOOOS

Sergio Daniel dijo...

Muchas felicidades y felicitaciones Mimí, un besote a Vera y un cariño grande a toda la familia.

Patricia Moda dijo...

Felicidades abuelita!!!! ya por el tercero... mamita!

Un beso para Vera, ojo, solamente para Vera, q es la que nació, los otros hace muuuucho que andan por la tierra.

Patricia Moda dijo...

uno chiquitito, pero no menos simpático, y como creo q naides andará por aqui lo dejo y me escapo.

- Hola. ¿Hablo con la familia Rodrigüez?
- Rodríguez, señor, la "u" no se pronuncia.
- Ah, beno, despés llamo.

Patricia Moda dijo...

bueno, dejo otro, y no jodo más.

Zzzz

Iba Totó por un
camino y se le
aparece un tipo a
caballo, vestido de
negro, que le
pregunta:
-¿Usted me
conoce, buen
hombre?
-Esteee no…
-Cómo no me va a conocer, fíjese
en mi antifaz, en mi caballo.
-Esteee, sí, pero no.
-… mi sombrero, mi espada.
-Sí, sí, pero no lo saco.
-Bueno, ahora me va reconocer (y dibuja una Z con la espada)
-¡Pero claro! ¡Si es Zúperman!

Patricia Moda dijo...

Les dejo un lindo regalito, Fragmentos de "Cartas al Rey de la Cabina" - Luis Pescetti y Juan Quintero y canción Para llevarte a vivir de Javier Ruibal

cubanerías dijo...

Beno Patricia has estado genial en este post.
Me divierto contigo. Por fin Pesceti era, maestro o cuentista? Que tipo polifacético!

Mimí, te felicito por la nueva nieta. Que de nietas están llegando!!! Uyuyuy. El mes de las nietitas, jaja como dicen uds. Y de las bebas jiji.

Sergio , abrazos para ti.

Esperemos por el resto de la pandilla.

Besos.

Patricia Moda dijo...

hola Cubanerias, la verdad creo es polifacetico, pero lo conocí aquí x Mimí y me embullí xq me parece genial.

Mimí, la abuela chocha, le voy a buscar algo para meñana, veremos...

Les dejo un abrazo, cosa q falta la Tucu... Y Armando?

la Tucu dijo...

La mañana de domingo me encuentra en Puente!!!

Ando complicada con trabajo si. Pero con mejor actitud para enfrentarlo. Y venir acá es un placer en esta entrada. Pato no es flojera lo mío....es que venir y no poner el SER ENTERO, es una afrenta a Pesscetti.

Que me define? leí todo, (me encantó el cuento, cuanta verdad!!), copie los chistes para una sobrina que tiene 5 años , Sofía, que ama contar chistes, y a la que ya le pasé por lo menos 5 de los que pusieron, y me fui a buscar que aportar. Que pasó?
Bueno poniendo Pescetti, Google me ofreció: Pescetti cuentos, Pescetti canciones, Pescetti juegos....y a donde fui?

OBVIO!! A PESCETTI JUEGOS!!

Jugando con Pescetti (me enamoré de esto)

Y me quedé desinflada porque eso tan hermoso para hacer con los chicos, hay que hacerlo sabiendo cantar.....yo tendré que seguir con otros juegos. Juegos para desafinados.

Buen día Sergio Daniel!! me acordé mucho de vos esta semana, porque después de dos meses de no verla fui al hospital siquiátrico a ver a Patito.
Cuando llegué y lamenté no haber llevado por cuidar por la zona, el celular nuevo, la encontré con un gorro de Argentina, anteojos negros, y al verme una sonrisa con un diente menos (dicen que se cayó, la enfermera no sabía)....llorar? reir? recordé como jugábamos a las bolillas juntas o a hacer gimnasia y renové el compromiso de por mas mal que esté no abandonarla. La vida ahí es triste...

Vamos con Pescetti!!

Hay que buscar algo de Pescetti para Vera, aparte de ese texto hermoso que no se porque Mimí puso en SC y no acá.

la Tucu dijo...

Encontré algo para Vera!! consejo para su abuela: veamos si la familia Schirmo lo lleva a la práctica.


Cuando nace un niño, en el hogar al que llega, no se les ocurre nada mejor que seguir hablando como siempre.

No debe extrañarnos si cualquier niño demora un año y medio o dos, o más aún en comenzar a hablar,
¡si estuvo expuesto a la más caótica de las experiencias!

¿Es que para nada existe un alfabeto que ordena las letras…
y con él un diccionario que ordena las palabras?

De ahora en más, ante la llegada de un recién nacido a un hogar
el primer día sólo se pronunciará la letra “a”
lo que sea que haya que decir sólo se utilizará la “a”.

Por ejemplo:
– Marta, ¿querés bajar la música por favor?
Se dirá:
– Áa, ¿aá aá a áaa á aá?
A lo sumo señalando con la mano.

El segundo día se usará sólo la letra “b”, de la misma manera.
Se progresará hasta completar el alfabeto para luego continuar, como indica la más mínima lógica, con las palabras en el orden que las presenta el diccionario.

Por ejemplo, si ya llegamos a la palabra “barco”, la siguiente frase:
– Arturo, ¿y por qué no te levantás y la bajás vos a la música?

Deberá decirse:
– Barcoba, ¿bar bar có bar co barcobar co bar bar co bar cobarco?

Yo calculo que con este método racional los niños ya conocerán todo el alfabeto en el primer mes y, a lo sumo, en tres meses los tenemos conversando normalmente
y no como ahora, ¡por favor!

Pero, claro, ¡hay grupos muy poderosos a los que les conviene que los niños se demoren en empezar a hablar!

Mimí dijo...

Jajajaja, Tucu, me encantó eso de "claro, ¡hay grupos muy poderosos a los que les conviene que los niños se demoren en empezar a hablar!".

Veremos, ahora que tenemos una bebita recién salida del horno, haremos el experimento de empezar a enseñarle a hablar de ese modo.

Sí Tucu! había pueso el texto que también llevé a SC. Fue unos días antes del nacimiento de mi nieta. Y cuando ella nació lo publiqué también para la red abeja.

Paso a informar que todo sigue bien, tal vez entre hoy y mañana ya tengamos a Vera en su casa, a empezar la vida familiar, y le diremos: áa a a áa (esta es tu casa!) jajaja.

Todavía nadie develó las adivinanzas! Bueno, esperemos una mente más iluminada que la mía, que a estas alturas es ¡cualquiera!

Buen domingo, abrazos. Me voy a jugar cantando (no soy María Calas, pero soy entonada).

Mimí dijo...

Antes de retirarme.
Cubanerías, Pescetti es todo esto junto. Beso grande!

Pato: "Cartas al Rey..." fue presentada junto a Juan Quintero... ¿recuerdan que hace mucho hice una entrada sobre el tucumano Juan Quintero y Luna Monti, su mujer?
Leyendo algo sobre "Cartas..." encontré esto:

A lo largo de veintidós cartas, el libro expresa con hondo lirismo el sentir de una joven ante su primer desengaño amoroso. Su vida, llena de expectativas, de pronto se ve desbordada por la falta de reciprocidad. A través de sus cartas, en prosa poética, la joven interpela e insiste ante su amado para entender. Quiere comprender, saber, explicarse qué ocurrió, qué alejó al Rey de la Cabina de su lado. La joven, Paloma, siente que el modo de distanciarse del mundo, en lo alto de una cabina de una grúa, se parece bastante a su desapego amoroso. Ella cree, intuye, se convence, de que él, Antonio, huye por temor al compromiso; pero no por un temor cómodo, sino por un exceso de responsabilidad. Al Rey de la Cabina le pesa la diferencia de edad entre ellos.

Mimí dijo...

Querido Rey de la Cabina:

¿por qué llamamos amor al amor?

con lo que cuesta, con lo que duele,

con lo que tarda, con lo que arde,

con lo que falta, con lo que quema,

con lo que ausencia, con lo que tiene,

con lo que viene, con lo que ahueca,

con lo que silencia, con lo canta,

con lo que arrulla, con lo que leche,

con lo que vibra, con lo que abraza,

con lo que olvida, con lo que vida,

con lo que pajarito, pajarito,

caracolito tan poco mío y de nadie.

Yo, que nunca te tendré.

Y aunque no te lleguen mis correos

te escribo,

y aunque no sepa si los lees,

te escribo.

Te escribía.






Ciega de ausencia de no verte,

ciega al resto de tu hueco en el mundo.

Harta de abrazar calaveras de tu presencia

siento el aire que alimenta mis pulmones,

respiro al imaginar que volvería a tenerte

enfrente mío, doblando tu ropa y los jazmines,

apoyando los azahares de tu frente.

Aunque falten siglos para tanto verano,

y hoy sólo tenga para ofrecerte

un otoño lleno de hojas que se retiran

regalando su turno a lo inventado.

Quiero regresar

sólo para lo imprevisto,

para lo que deba nacer de tus manos y las mías.

Para nada que ya haya sido escrito o dibujado.

Ni en tu alma, ni en la mía.


Paloma

Sergio Daniel dijo...

Tucu querida, qué tristeza dá lo de Patito. No recuerdo bien el diagnóstico exacto que ella tiene, pero ¿no habrá alguna posibilidad de externarla? Ojalá así fuera. Un abrazo a vos, a ella y a todo puente.

Mimí dijo...

Uh, sí, qué bestia soy, no comenté nada de Patito.
Hacía mucho no nos contabas de ella, Tucu... Celebro que hayas podido regresar a su lado.

Beso Sergio!

la Tucu dijo...

Mimí me encantó la historia del Rey de la cabina y Paloma...

sorprende que hasta para la tristeza o el desamparo haya un texto, como este para una despedida que me encantó y guardé para SIEMPRE

despedida tipo 2
Que tengas buen viaje
que encuentres abrigo,
ya toca abrir la puerta
que derrama caminos.
Yo veré otros ojos
y vos otro paisaje,
seré en tu memoria
un ligero equipaje.
Que tengas canciones,
comida, alegría,
y muchas aventuras,
que agranden tu vida.
La suerte nos haga
cosquilla en la nariz,
y el viento nos bendiga.
Sé feliz, feliz, feliz.

Patricia Moda dijo...

Hola, llego tarde, snif, siempre llego tarde, cuando todos estuvieron chispeando!!!!!

Tucu, me encantó el juego, pero sí hay que saber cantar... pero que simpáticos! y lo del aprendizaje de los bebés es genail, tuvo buenísimooooooo.

No sabía que hacía tiempo no veías a Patito, contá algo más por fa!, y si, aunq andes más o menos no dejes de ir, y hasta verás que andarás mejor.

Patricia Moda dijo...

coincidimos Tucu, andás por acá!!!!!

Patricia Moda dijo...

sabés no me acordaba, Mimí, me acordé ahora porque lo dijiste, sí, que habías hecho entrada de Quintero.

Yo lo descubrí de casualidad lo de Rey de la Cabina, y me pareció tan hermoso!!!!!!!

Patricia Moda dijo...

y la canción "para llevarte a vivir" no les pareció hermosísima?????

la Tucu dijo...

me quedé solita....dice el globo

Me reí tanto con esto que lo comparto, es como una directora de escuela guajira no?

Ato solene 03/03/2012
ilustración: Okif(Del libro Nadie te creería)

Antes de que nada quiero significar que es un alto honor para mí poder haber podido liegado a ser diretora de este establecimiento escolar de enseñanza, aunque más no fuera que todo se justefica en haber liegado al día de que hoy para poder recibir con mis humildes palabras que pude haliar al tan alto conjunto de personas que hoy se han acercado a nosotros a tal efecto.
Se encuentra entre nosotros, enchiéndonos de orguliecimiento (comienza a jugar con su zapato y se le sale), la bisnieta del fundador de nuestra escuela: la Señorita Írpides de Loza. Otro aplauso para elia también… pobre mujer.

Y bien, ahora sí: Altísimas Autoridades, Señorita Inspectora, Señorita Secretaria, Señoras Maestras, Señoras Porteras, alúcnos, y ¿por qué no también? Señorita Vice-Directora, que también es un ser humano como todos, ¿no? Antes de iniciar con este acto solegne vamos a oír una canción que hice dedicada al escudo de la cooperadora y que le puso música la señorita Esther, de actividades prácticas. Oigamos el disco con atención que allí lo canta el profesor de gignasia.

Tras su halo de aureólico estigma,
de perfiles de fébico ardor,
impoluta, la insignia sonriente
al futuro da su corazón.

En los campos resuena la imagen
con su rostro severo de orgullo,
dando gesta a los gritos infames,
fulgurando resuelta el triunfo.

Clamorosas las huestes avanzan
perspicaces, broncíneas, sin fin.
Repicando las épicas glorias
que la historia proclama al clarín.

Nuestra tierra reclama la heroica
a la nunca tan bien aludida:
¡Grande esfinge sonora y sagrada
de la plúmbica causa sin prisa!

Un futuro de grandeza
nos espera a todos nosotros
¡Huyamos en su procura!
¡Huyamos pronto!

la Tucu dijo...

sigue....(es un ato escolar gente !! no puede ser breve)

¡Muy bien! ¡Qué hermosa! ¿No’cierto? Bien. En todos los atos leo algo que traigo preparado y hoy quisiera hacerlo con algo que escribí inspirada en los ninios. (deposita su mirada sobre todos los presentes, pone los ojos en blanco, se demora, y empieza).
¡Ninios! Sóis como suaves palomilias que se albergan en los prístinos pliegues de vuestros corazoncitos de algodón. La vida, con sus dones explendentes, aún no os ha golpeado con su sufrimiento de pecado y castigo mortal en el infierno terrestre. Por eso os dirijo estas breves palabras lienas de amor, para guiaros y prepararos… ¡Quinto grado! ¿¡Se quieren quedar quietos por favor que estoy hablando!? ¿¡Dónde está la maestra de ese grado!? (hace una pausa dramática) Estáis en la edad más dorada y anhelada: la infancia. No cejaréis de intentar infinitos caminos dorados, porque es propio y natural de vuestra ingenua edad que tenéis el don de creer en la esperanza con su liama candorosa de esplendor. Pero cuando la vida os empiece a mostrar su verdadera cara, y el arco iris de vuestros sueños se corra dejando lugar a la lucha cruel, al dolor, al sacrificio inútil, a la culpa de no ser merecedores de más amor, no penséis ni por un milímetro que ese dolor y ese sufrimiento que os espera mañana ha sido en vano. Pensad más bien que podréis buscarnos. Liamadnos padres y madres si os lo precisáis, porque eso somos con nuestro amor… ¡Primer grado va a seguir el ato de pie hasta el final si se siguen haciendo los graciosos! …padres y madres si os lo precisáis porque eso somos con nuestro amor. Aplausos, por favor. Muchas gracias.
Bueno, hoy nos reúne un hecho que no por menos singular es más que importante. Todos lo sabemos porque hemos estado ollendo trabajar a los albañiles abnegados, que hoy no pudieron venir, pero igual los invitamos y quedamos que van a pasar otro día.
Mientras ustedes ninios estaban tranquilos en las aulas, contentos de estar entre maestros y amigos, elios trabajaban y trabajaban para nosotros. ¡Sí! Y gracias al esfuerzo de elios que se lo pagamos con la invalorable alluda de las Altas Autoridades presentes y de la Cooperadora, y del escudito que está a la venta a la salida del ato de hoy, podemos decir todos, y con el mayor de los orgulios: ¡Sí! ¡Sí! ¡Sí! ¡El bañito del Despacho de la Cooperadora está terminado! ¡Sí! ¡Es nuestro! ¡Lo logramos con nuestros esfuerzos y, al usarlo, también nos esforzaremos… en cuidarlo! ¡Sí! Está aquí gracias a la nuestra lucha cotidiana de todos los días. Y no importa que todavía no podamos usarlo porque, como todos saben, la Cooperadora se lo dona a la Provincia, pero la Escuela pertenece al Ministerio, entonces todavía no se puede usar porque: o bien la Provincia dona el bañito al Ministerio, o bien el Ministerio dona la Escuela al bañito… perdón, a la Provincia. ¡Pero no importa! Porque el Ministerio y la Provincia son la Patria y con estas obras la estamos haciendo crecer. Ahora la Patria tiene un pedazo más en nuestra Escuela, ¿No’cierto?
Por eso nos reunimos: porque crecer es educar y avanzar es ir hacia el futuro. Porque la grandeza la vamos a lograr entre todos y por eso hoy somos más que antes aunque mañana seamos menos que ahora y cada día nos traiga el Sol con sus ralios de oro y la Luna con sus ralios de plata y su fulgor de los astros del cielo que nos sigan aliudando iluminando nuestras obras. Estos niñitos que hoy vemos temblando de emoción en nuestras aulas, mañana serán los hombres que seguirán haciendo más mañana y avanzando y aumentando la riqueza de nuestro amor en nuestros corazones.

la Tucu dijo...

sigue la señorita diretora

¡Fernandez sacate la mano de ahí que te estoy viendo! Bueno… y ahora vamos a terminar con la participación de los chicos, que siempre esperan los papás y las maestras preparan con tanto trabajo durante meses, con la ilusión de que liegue el día tan anhelado. Primero va a pasar Raúl Cardales, de 4 años, de la salita azul de la señorita Bibiana… ¿Estás listo mi amor? (desde el fondo se oye grito y llanto) Bueno, a ver pasá Raulito (entra el niño, entre enojado y asustado).

Señorita Viviana – Dale, Raulito… (silencio) ¿No te acordás lo que hiciste con la Señorita?
Raúl – (la mira y niega con la cabeza) …
Sta V – Lo del acto… ¿Querés que me quede acá con vos?
R – (hace que no, con la cabeza).
Sta V – Mirá que están esos señores importantes y qué van a pensar, ¿eh?
R – (rompe en llanto)

(interviene la Directora) Bueno, bueno, no importa. Los chicos son así, se ponen nerviosos y se traban un poco, a él no lo hacemos pasar nunca más a un ato y listo. Ahora va a pasar a decir una copla: Daniela Mosini, de tercer grado B, y la escribió ella misma, así que: calladitos todos.

(pasa la niña, muy contenta; se ubica lejos del micrófono y no se oye, la directora le hace señas para que se acerque, ella se pega demasiado al micrófono y el sonido se satura, interviene nuevamente la directora)

– No Danielita, ponete como te enseñamos.

(la niña mide una cuarta con la mano y comienza entusiasmado)

Talán talán, suena la campana
en la mañana bien tempranitos…

(se queda callada, abruptamente, revolea los ojos, comienza nuevamente)

Talán talán, suena la campana
en la mañana bien tempranitos…

(se queda muda, mira hacia el público y dice”Ay, me olvidé” , se escuha el susuro de una maestra, y ella arranca decidida)

Talán talán, suena la campana
en la mañana bien tempranitos
y por la tarde después de la escuela
vuelvo a mi casa bien derechitos.

(saluda inclinándose efusivamente y, con la cabeza, choca al micrófono que casi se cae, interviene la directora sosteniéndolo)

¡Muy bien! ¡Muy bien! ¡Al fin uno que vale la pena! Raúl, tesoro. ¿Viste que ella lo dijo bien y sin hacer ningún papelón? ¿Querés probar de nuevo querido? (desde el fondo se oye grito y llanto) … ¿No? Bueno, está asustado todavía.

la Tucu dijo...

Y ahora va a pasar Fernando Lordani, de Sexto grado, a leer algo que él mismo escribió… Miren lo que son capaces los chicos, yo lievo treintaisietes año de directora y nunca me dejo de asombrar de que los chicos son capaces, cómo que no… Bien, a leer algo que él mismo escribió para el Escudo de la Cooperadora.

(lee con voz desabrida, tono monocorde)

“¡Gloria y prez de mi corazón! En mi alma de niño refulges rutilante cual una guía sublime, una estrelia majestuosa y resplandeciente que me lievará a la cúspide de los vencedores, al pináculo del bronce eterno que es el anhelo de mi alma de niño.
Tú eres el pregonero de bondad infinita (sin dejar de leer, se rasca). Tú generoso blasón, eres la joya portentosa que no cambiaría ni por el oro de mil musulmanes al que aspira mi alma de niño. Ya terminé”

¡Muy bien Fernandito! ¡Qué lindas esas palabras que escribistes vos solo sin la ayuda de nadien! Y ahora los saludaré yo para cerrar este modesto ato solegne.

El fruro tuto… no. El froruf… ¡El fruto futuro se abre para vosotros y para vuestras lúmines promesas! ¿Edificarafarí… ¿Edicafiricara… ¿Efi…? No. ¡Segundo grado! ¿¡Se quieren quedar quietos que nos distraen a todos?! ¿Edificaríais un nínfeo altar si así os lo demandaríaismos? ¿Trajarabara… ¿Trabariájara… ¿tra… eh ¡Yo confío en que sí! ¡Estoy convencida de que sí! Y por eso mañana, al vernos pasear por las calies, vosotros de las manos de vuestros hijos y de vuestros padres y abuelos y vuestras familias, todos así juntos de la mano quizás paseando, al vernos, os le diréis al oído: ¡Mirádosla! ¡Mirádosla! Allí va la que donó su sangre y su corazón y sus años más felices en ignotas aulas para tratar de hacer de mí, hijo mío, un padre o una madre de bien que te pudiera criar ¡Hijo mío! Aliá va mi segunda madre, tu quinta abuela, la hermana de la segunda madre que tú, también así como yo, tu padre, y tu madre tenemos y tú también tienes en tu escuela. Nada más, aplausos, Muchas gracias.

y alia va!! jajaja

Mimí dijo...

Jajajaja, Tucu, lo de "modesto ato solegne", y varias de las cosas que hay en el "testo", fue muy divertido, y difícil de leer.. jajaja!

Les cuento cómo me enteré de la existencia de Luis.

Hace años, luego de recibirse de profesor de piano en el conservatorio de la ciudad de Morón, mi hijo Javier comenzó sus primeros pasos como docente de música, primero en un Jardín de Infantes (duró poco, quedaba extenuado) y luego en una escuela primaria, la misma a la que él había asistido. No era lo que quería para su vida, no se había preparado para poner orden en las aulas o correr detrás de niños rebeldes: él sólo quería enseñar música. Pero el tiempo que lo hizo, encontró buenas aliadas en las canciones de Pescetti. Eran algo diferente y los chicos se divertían mientras aprendían algunas cosas.

Bueno, tal vez no pueda regresar hoy, pero les dejo mi saludo a todos!

Patricia Moda dijo...

juassssssssssssssssssssssssssssssssss, genial lo que trajiste Tucu, me reí como loca, pero de verdad, como loca!!!!! si hubiera tenido a alguien cerca y me escuchaba las carcajadas,hubiera pensado justamente ¡q loca!, jajaja

Y ese final de la canción:
"Un futuro de grandeza
nos espera a todos nosotros
¡Huyamos en su procura!
¡Huyamos pronto!"

es MUNDIAL, jajaja

Patricia Moda dijo...

Mimí, entiendo perfectamente lo que pasó Javi, jaja, es lo q pasan casi todos los músicos cuando se enfrentan por primera vez a un aula.
En ayuda de ellos va Pescetti, aporte invaluable.

Una amiga mía, Leticia, que es maestra de ciegos, y que este año en el segundo turno, le pidieron hacerse cargo de la sala de informática, una vez a un grupito que es tremendo, de repente y sin aviso, les puso la canción Mal Comportamiento, todos rieron, y uno de ellos le dijo, "igual que yo", "siiiiiiiiii" le dijo Leticia, y todos juntos se murieron de risa y siguieron la clase.

Patricia Moda dijo...

jaja, digan si no es igualito a alguna nota escrita x adolescente...

Nota a la madre
(Del libro Natacha)

Mami te dejo esta nota para que no te preocupes porque la heladera no cierra bien porque la dejamos así a propósito porque nos sacamos para hacer un sándwiche pero justo que no sé cómo apoyamos mal y se resbaló entonces como no se rompió del todo con pati dijimos que mejor lo arreglamos o lo tiramos total era un plato más viejo que no sé qué y entonces cuando cortamos el pan que el rafles viste como es estaba mordiendo de la fuente con carne y lo retamos pero es más porfiado porque no nos dimos cuenta de que se estaba comiendo la carne y yo le dije rafles si te portás así te vamos a tener que ir de la casa un día menos pensado y pati lo vio cuando se medio quería esconder una milanesa y lo retamos y lo castigamos para que aprenda a educarse pero él se hacía el que no nos oía porque se seguía comiendo la milanesa con unas ganas que qué le importaba ¿no? y se había escondido abajo de tu cama entonces no lo podíamos educar hasta allá porque pati se quiso meter y después casi no sale ¡una risa mami! y cuando se terminó la milanesa el rafles salió con la cara medio triste pero movía la cola así como si medio se reía un poco pobre ¿no? y le dijimos que no se hiciera el gracioso con la cola si se seguía portando así mal lo íbamos a castigar pero se siguió portando bien entonces el premio le dijimos que de premio lo íbamos a sacar a pasear y yo le dije gato gato y el empezó a ladrar como un loco ¿viste mami como se pone a ladrar cuando uno le dice gato gato? es mas zonzo porque se cree que uno vio un gato en serio pero si él ya sabe que no vimos un gato ¿para qué nos hace caso? ¿se cree que los gatos nos importan igual que a él no? y cuando le dije ¡gato gato! se puso a ladrar como un loco y corría de una punta a la otra y en un sin querer le pegó a la lámpara que por poco casi se cae al piso si no fuera que pati la atajó por suerte pero entonces el rafles la ladró jugando porque él se creía que estábamos jugando y pati la zonza se asustó de verdad y ahí fue cuando se le cayó la lámpara no fue culpa de rafles toda toda pero pati dijo que ella no tenía la culpa y que vos te ibas a enojar y yo le dije que no porque era porque lo estábamos educando de premio pero ella me discutió y yo me enojé y le discutí pero al rafles qué le importaba ¿no? y se estaba comiendo otra milanesa en la heladera entonces por eso la dejamos abierta para que se le salga el olor a perro porque se medio metió mucho adentro a buscar la milanesa porque la fuente se había caído atrás de la ensalada y tiró del frasco ése por eso la dejamos abierta y ya volvemos enseguida lo estamos educando al rafles a dar una vuelta a la cuadra te quiero los corazones me ayudó pati a dibujarlos pero son míos más.

jaja, uf, ¿entendieron? jajaja

Patricia Moda dijo...

El chiste 19/08/2012
(Del libro Historias de los señores Moc y Poc.)

– ¿Me permite que le cuente un chiste?

– Sí, claro.

– Verá, se lo diré tal como me lo refirieron, aunque no me quedó claro por qué la persona se rió en un momento dado.

– De acuerdo.

– Esta persona me contó que venía alguien…

– ¿Alguien que él hubiera visto?

– No, al parecer es una historia inventada.

– Entiendo.

– Sí, bien. Venía alguien por una gran avenida, conduciendo en sentido opuesto…

– Un peligro.

– Fue lo que comenté, pero él me pidió que esperara hasta el final.

– Curioso.

– Bien, este conductor imprudente enciende la radio de su automóvil y oye que un locutor, sumamente exaltado…

– … Alterado.

– … exacto, alerta sobre que, precisamente en esa avenida, venía un coche a contramano, entonces el conductor exclama uno no son miles, y ahí la persona que me contó el chiste se rió mucho hasta que vio que lo miraba con sorpresa.

– Ajá.

– A lo cual comenzó a alegar que yo no había entendido el chiste.

– Una tontería, por supuesto.

– Es lo que sostuve, el relato era muy simple.

– ¿Y qué le dijo, entonces?

– Que yo no había entendido la gracia.

– ¿La gracia?

– Sí, la parte graciosa del chiste.

– ¿Cuál era?

– Supongo que ésa en la que se rió.

– ¿Podría repetirla?

– Cómo no… Uno no, son miles… Y ahí se rió.

– Ajá.

– Sí.

– Pues, a decir verdad, yo tampoco le encuentro la gracia.

– ¿Verdad que no?

– ¿Está seguro de que era esa cantidad, así, miles?

– Caramba.

– ¿No recuerda si le dijo uno no, son cuatrocientos cincuenta y nueve… o alguna otra cifra?

– Podemos confirmarlo, tengo su tarjeta. ¿Me permite que haga una llamada?

– Sí, claro… (espera).

– (disca, espera, atienden) … Buenas noches, mire, soy el señor Moc, la persona a la que esta tarde usted le contó un chiste y acá, con mi amigo el señor Poc, tenemos una duda… Ah, entiendo… Estaba durmiendo… Mire, en realidad es una pregunta muy simple, no necesita despertarse del todo. ¿Cuántos eran los que iban en contramano? … ¡Oh!

– ¿Qué pasó?

– (cuelga) Cortó la comunicación. ¿Lo habrá molestado la llamada?

– O la pregunta.

– ¿Le parece?

– No estaba seguro de la respuesta y eso lo puso violento, lo cual es una manera cobarde y poco social de pretender ocultar la ignorancia.

– Sin embargo esta tarde se mostró muy seguro del final, me lo repitió varias veces.

– Entonces vuelva a llamarle y dígale que no se trata de que lo estemos examinando, sino sólo de confirmar nuestro dato.

– Buena idea, disculpe un momento.

– Sí, claro… (espera).

– (disca, espera, atienden) … Buenas noches, soy el señor Moc, quien le acaba de hablar hace un momento… Ah, me recuerda; mire, decíamos con mi amigo que no debe sentir que dudamos de la cifra… ¡Oh!

– ¿Nuevamente?

– Sí, cortó, y luego de unas expresiones poco corteses.

– No tiene idea y teme haber sido descubierto en una mentira.

– Pero era tan sólo un chiste, no lo voy a denunciar.

– Quizás eso es lo que tema.

– Tal vez está en su casa, nervioso, sin poder dormir.

– Moc, ¿no me dijo, usted, que estaba durmiendo?

– Tal vez recurrió a algún barbitúrico para poder conciliar el sueño.

– ¡Esas cosas pueden ser dañinas! ¡Llamémoslo inmediatamente!

– Sugiero que le hable usted.

– (disca, espera, atienden) ¡Deténgase! ¡No tome esas pastillas! ¡Puede poner en peligro su vida y acá mi amigo le da su palabra de que no hará ninguna denuncia… ¡Oh!

– ¡Cortó!

– Sí.

– …

– …

– ¡O se le cayó el teléfono porque ya están haciendo efecto las pastillas!

– En su tarjeta está la dirección, ¡vayamos a salvarlo!

– Llevemos herramientas por si hay que romper una puerta o una ventana.

– ¡Bien pensado! ¡No perdamos tiempo!

Mimí dijo...

Ahora voy a tus aportes Pato, me sigo riendo del ato escolar..., así eran los actos de mi escuela! Y la directora! jajaja!

Patricia Moda dijo...

Después de visitar a Totó, que está preso, su mujer va a ver al director de la cárcel para pedirle que le dé un trabajo mas descansado.

El director responde, sorprendido:

-Pegar etiquetas nunca ha matado a nadie, señora.

-¡Pero si él me dijo que está excavando un túnel por las noches!

Patricia Moda dijo...

Totó, te llamo por la cortadora de césped.

Y él exclama asombrado:

-¡Caramba! ¡Qué bien que se escucha!

Patricia Moda dijo...

"Me voy a mudar", dijo un loco... y no habló nunca más.

je je je

Patricia Moda dijo...

- ¿Alguna vez viste a un elefante detrás de una flor?
- no
- Que bien se esconden, ¿no?

ji ji ji

Benas noches, tá mañana.

cubanerías dijo...

Ja ja ja....requete buenos... Patricia, si que pusiste bueno el blog!
Sigue, sigue. .. y Cómo tiene !

Mimí dijo...

Patricia ha sido tomada por el espíritu de la jocosidad, Cubanerías!

Mimí dijo...

El lugar del error-

No se trata de que el error no tiene importancia, o de que la excelencia no debe ser una meta.
El punto es qué signo le damos a un error
dentro de qué panorama lo enmarcamos.
No hagamos una foto chica, no seamos pijoteros con el zoom.
Borges decía de un autor “cualquiera podría corregir cualquiera de sus páginas; pero nadie podría escribir un párrafo como él”, lo que importan son los hallazgos, los logros.

Sin los errores no sabríamos qué tenemos que mejorar.
Quizás ustedes digan: “No, sin los errores ¡no tendríamos por qué mejorar!
Pero, si fuera así…
ahí se irían mis queridas cucarachas,
ahí se irían, un éxito de la evolución
sin nada que mejorar:
cuacaracheando para siempre.
Tampoco vamos a sobreactuar y mostrarnos agradecidos con los errores:
¡Oh, gracias, San Error de la Montaña! ¡Por ti encontré el camino!
Es poco creíble, mis queridos.
Ni tanto desánimo ante el error, ni culto.

¿Tons?
– Vino un señor muy sucio.
– Ahá.
– Modales más bien toscos, ropa llena de barro.
– Ahá.
– Traía una pepita de oro en la mano.

¿Tons?
¿Vimos árbol con hache?

¿Sólo vimos árbol escrito con hache y no un cuento hermoso?
Entonces es mucho peor nuestro error como lectores que ese error de escritura.



© Luis Pescetti

Mariluz Morgan dijo...

¡¡¡POR FIN PUDE VENIR!!!!!

Demasiado larga mi ausencia, lo siento mucho!!!! Pero mientras estuve en Chile, imposible entrar... ni siquiera podía estar al día en el correo... mucha familia, amistades, festejos y toda clase de actividades... todo feliz, pero muy intenso.

El regreso, como siempre, es difícil... mucho acumulado y cuesta retomar el ritmo. Pero entre ayer y hoy le logrado empezar a conocer a este Pescietti, del que no tenía noticias (creo, aunque tengo por ahí una sospecha que debo confirmar) y que me tiene entre la risa y la ternura.

Todavía sigo muy atrasada, pero espero poco a poco ir poniéndome al día.

Abrazos y más abrazos

Patricia Moda dijo...

uy, Mimí, ¿sabés que justo iba a poner ese texto, el del error? me encantó ese final.

Patricia Moda dijo...

Mariluz, no te vas a arrepentir, de embullirte con Pescetti, es magnífico y como dice Cubanerías, multifacético.

Patricia Moda dijo...

Y Sergio Daniel?, que pasha que no pasha más?????

Sergio Daniel dijo...

Aunque no lo veamos el sin orilla siempre está, jeje.
Les sigo leyendo.
Besos y abrazos.-

Patricia Moda dijo...

Otra maravilla, me encantooooooooooooooooo

Cualquier chico sabe Luis Pescetti


Cualquier chico sabe que la alegría en la cara de sus padres
esconde misterios,
piensan: el mundo tiene tesoros que los ponen así.
Si las hadas nacen de la risa de los niños,
sepan que la olla de oro dónde vive el arco iris,
y las siete maravillas aún no descubiertas,
los lagos subterráneos,
y los túneles que conectan a otros mundos,
nacen de la risa de los padres.

Cuando bailamos en casa
quizás con música de la radio
o jugamos, millonarios, con el tiempo
en la cocina,
cuidamos unas plantas,
despejamos la mesa y sacamos las cartas,
damos un paseo en el auto o a pie sin más paisaje
que la burbuja de ese momento,
o nos reímos sin trucos,
a la vista,
nace un mapa del tesoro
en el corazón de nuestros chicos.

Volarán en sueños o lo que haga falta,
no dejarán ni un segundo de explorar el mundo
para encontrar la fuente
de nuestros queridos rostros iluminados.

Patricia Moda dijo...

y otra...

El Astro Güey Luis Pescetti

Cuando decimos la vida es así, somos
como japoneses sacándonos una foto, porque el universo
no estaba cocinándose para nosotros.
¿Sabías, sin ir más lejos,
sabías que los continentes se siguen moviendo? Que el universo se expande, que hay que ponerse protector solar, lavarse los dientes,
hacerse análisis. ¿Sabías, eh?
Porque todo,
todo completa y absolutamente todo
no para de seguir, oiga pues.

De momento pongamos que el universo se expande y
que, mientras tanto, en los miles de millones de años que durará
el Sol antes de decir hasta aquí llegué y explotar (una flor de macana porque se va a cargar al planeta en su suicidio, y a Júpiter, que no hizo nada, el astro güey, explotando, majestuoso,
monstruoso; pero insignificante, porque
el resto de la Galaxia: ni pelota,
el resto del cúmulo de galaxias: ni noticia;
el resto del Universo: ni enterado, siga la fiesta)
pongamos, decía, que el universo, corrijo: Universo se expande y,
metro más, metro menos: explota…
pero en el medio, y en el de mientras: te conocí, bailamos, nos dimos besos, tuvimos un hijo… pelito pa’la vieja, ¿oyes?, ya la hicimos, yo ya libré, me vale, chiva chiva, quién nos quita
lo gozado.

Patricia Moda dijo...

jajaja

¡Queremos vacaciones!

Se terminaron las vacaciones, Totó y su mujer, están en el coche:
– ¡Ufa! ese camión lleva dos horas ahí delante sin dejarme pasar!
– ¡Pero, Totó si eso es la puerta del garaje!

———–o————-o————o———-

Totó y su mujer están paseando por el norte, en una ruta de
montaña con curvas, subidas y bajadas. A una de esas montañas,
Totó la venía bajando a toda velocidad, a todo lo que daba. La mujer,
asustadísima, le dice:
– ¡Totó, por favor, no corras tanto, que cada vez que agarrás una curva tengo que cerrar los ojos del susto que me da!
– Ah, ¿vos también?

Mimí dijo...

Patricia..., me gustó eso, lo que significa para un niño la sonrisa de un padre... qué buen punto de vista. Siempre pensamos en lo que significa para nosotros la risa de un niño, pero aquí se invierte el significado, tan sabiamente.

Igual que el día que explote el astro güey, ¡no importa!, nosotros nos habremos conocido, quién nos quita lo gozado.

Espero que mi marido no cierre los ojos en las curvas, como Totó! Voy a prestar atención y a espiarlo con un ojo... Jajaja!

Me gustó esta frase:
"...podríamos preguntarnos si acaso, en el nacimiento de un juego, no será que siempre hay un descubrimiento...."Luis

Patricia Moda dijo...

si, a mi también me encantó lo de la sonrisa de un padre, nunca lo vemos desde ese punto de vista. Y me gustó mucho.

jajaja, ojo con el Gus, jajaja

yo creo mucho en esa frase, Mimí.

A veces, los adultos perdemos la capacidad de asombrarnos, de descubrir, pensamos como si todo ya estuviera descubierto... y es tan lindo cuando de repente nos damos cuenta que ups! ¿y esto? ¡q hermoso!

Este hombre es un educador nato.

Patricia Moda dijo...

Propongo seguir con esta entrada tan pero tan buena y gozar a las anchas, hasta que escampe en Guajirolandia, que anda la pobre tan pero tan complicada, y esta entrada ella no puede perderla, porque sé muy bien, conociéndola que le va a encantar y por supuesto ya me imagino un YO QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO TODO DE LUIS PESCETTI, jajajaja.

Cuando escampe, y ella pueda volver, y lea y goce, después estoy preparando una linda entrada, bueno eso pienso, que también ella gozará mucho mucho, por eso prefiero esperarla.

Ya la está leyendo también Doris, que yo que soy una incompetente ALPISTE, no le mandé, pero volvió a funciones Mariluz, y se lo está enviando, así que también anda disfrutando de Pescetti.

Patricia Moda dijo...

El que ve, el que huele
(Del libro¡Buenísimo, Natacha!)

Natacha caminaba de la mano de su papá, que la llevaba a la escuela.el-que-ve-el-que-huele

– Pa, ¿Vos te pusiste a pensar de dónde vienen los pensamientos?

– (uy) … ahá.

– No, “ahá” no, papá, me tenés que decir “sí” o “no”.

– ¿Es por algo que preparás para la Feria?

– Vos decíme “Sí”.

– (paciencia mira hacia arriba) …sí.

– ¿Y qué te parece?

– ¡ … ! ¿”Qué me parece” qué?

– Uf, que qué opinás.

– ¡Nati, terminá lo que decías!

– ¡Papá, ¿no ves que ya terminé!? Si vos también lo pensaste.

– ¿Qué cosa pensé?

– ¡De dónde vienen los pensamientos! ¿¡O qué va a ser?! ¿Ves que hay días que mamá tiene razón que no querés hablar con nadie?

– … (uno, dos, tres…).

A Natacha le daba vueltas ese tema desde una tarde en la que hablaban con Pati, Jorge y Nicolás.

– A mí me gustan más los gatos que son más inteligentes que los perros que son unos tarados (Jorge).

– ¡Pero, ¿qué decís, tonto?! (Natacha miró a Pati, buscando apoyo).

– Los perros ni tienen coeficiente intelectual, en vez los gatos son como los delfines (Jorge).

– ¿En las aletas o en los bigotes? (Pati, en tono de burla).

– ¡En la inteligencia, nena, porque son los animales más inteligentes del planeta! (Nicolás).

– ¡Ustedes son los animales más inteligentes del planeta, nene! Dejalos, Pati, ¿para que discutís si ni saben nada? (Nati).

Las dos amigas se cruzaron de brazos, se dieron vuelta y empezaron a caminar despacio, pero sus compañeros las siguieron.

– ¡Nosotros escogimos un documental que enseñaba que los gatos son veinte veces más rápidos que los perros! (gritó Jorge).

– ¡Y para la Feria de Ciencias vamos a hacer un trabajo sobre eso! (Nicolás).

– ¿¡Y van a mostrar a un gato durmiendo todo el día como un tarado?! (Pati).

– ¡Pero ¿qué decís, nena?! ¡Si los perros ven en blanco y negro! (Jorge, tapándoles el paso).

– ¡¡¡PARÁ DE DECIR PAVADAS!!! (Natacha).

– Sí, pero sueñan en colores (la defendio Pati, también de brazos cruzados).

– ¿¡Cómo van a soñar en colores si ven en blanco y negro?! (Nicolás).

– ¿Vos nunca soñaste que volabas? (Natacha).

– ¿… y? (Nicolás).

– ¿Y cómo vas a soñar que volás si caminás con los pies?¡Es lo mismo, nene! Los perros verán en blanco y negro, pero sueñan en colores. (Natacha).

– ¡Eso no es cierto porque no se puede averiguar! (Jorge).

– ¡Algo puede ser cierto aunque no se pueda averiguar! (Natacha).

Esa tarde, cuando Natacha regresó a su casa, encontró a Rafles dormido. Apoyó su mochila con cuidado, lo observó sin despertarlo. Se acordó de unas películas en blanco y negro que su abuela veía por televisión. Al otro día fue que su papá la llevaba a la escuela, y ella le preguntó de dónde venían los pensamientos.

– ¿Por qué me preguntás eso, Nati?

– Porque nosotros pensamos en colores, ¿no? pero Rafles como esas películas que mira la abuela, ¡más aburridas! (se le humedecieron los ojos).

– ¿Cómo?

– (snif snif) Que Jorge y Rubén dicen que los perros no ven colores y yo quiero que el Rafles vea bien y no se aburra.

– Amor, él no siente que le falte nada.

– ¡Pero yo sí sé! ¡Y si no lo ayudo soy una egoísta!

– … (socorro).

– … (snif snif).

– ¿Y sabés que Rafles huele cosas que nosotros no conocemos?

– ¿Cómo? (snif).

– Que los perros tienen muy desarrollado el sentido del olfato y huelen mejor que nosotros.

– ¡Ah, claro! ¡Porque tienen la nariz como un tubo!

– ¿No viste cuando Rafles va a la puerta sin que oigamos nada y al ratito llega mami o vos o yo?

– ¡Es cierto, papi! ¡Es un vivo, él oye y se adelanta!

– Entonces, ¿quién percibe más divertido, Rafles o nosotros?

– (piensa)… está medio parejo, ¿no?

– Algo así.

– ¡Es más vivo el Rafles, papi! ¡Yo teniéndole lástima y él que se huele todo y oye a kilómetros!

– No tanto.

– Bueno, sí, pero ¡es más vivo!

Siguieron de la mano, hasta llegar a la escuela.

Patricia Moda dijo...

éste está para la Tucu, jaja

El robo
(Del libro Natacha)

– Mamá ¿dónde está el Rafles?el-robo

– No sé, Natacha, buscálo.

– ¡No, mamá! ¡Se perdió, ayudáme por favor!

– Natacha, estoy terminando un trabajo, buscálo vos.

– ¡Mamá!

– … (adiós concentración).

– ¡Mamá, por favor ayudáme se robaron al Rafles!

– Natacha ¿me querés decir quién se va a querer robar a ese perro?

– ¡Un ladrón mamá! ¿¡quién va a ser!?

– Natacha, ni el más tonto de los ladrones querría robarse al Rafles.

– … (mira por la ventana) ¡Mamá!

– No-gri-tes-Na-ta-cha-por-fa-vor.

– ¡Vi que un coche daba la vuelta a la cuadra! ¡Son los que robaron al Rafles, mami!

– Nadie se llevó a Rafles. Dejáme terminar este trabajo por-fa-vor.

– (snif snif) … a vos te importa más terminar tu trabajo que salvar al Rafles.

– … (se agarra la cabeza).

– ¡¡¡Buuaaaaaaahhhhh!!!

– Bueno, vamos a buscarlo por la casa.

– ¡No, mamá! ¿¡Y si se lo robaron y estamos perdiendo tiempo!? ¡hay que llamar a la policía!

– Natacha, por favor… no hagas escándalo y ayudáme a buscarlo.

– Yo empiezo por la heladera. ¡No, mejor llamo a la policía!

– ¡Ni busques dentro de la heladera ni llames a la policía!

– … (marca en el teléfono)

– ¡Natacha! ¿¡Qué hace este hueso de pollo en el sillón de tu cuarto!?

– ¡Mamá, cuando los ladrones se llevaron al Rafles no le dieron tiempo de ordenar el cuarto!

– ¿Vos dejás que el perro coma en tu sillón?

– Si se porta mal no.

– ¡¿Cómo si se porta mal?! ¡Nunca tiene que comer en el sillón! Está hecho un asco.

– Mamá ¡No sé el número de la policía!

– Por suerte, ayudáme a buscar.

– … (marca) ¿Hola? ¿Pati? ¡¡¡Se robaron al Rafles dame el número de la policía es urgente!!!

– ¡Natacha dejá de alarmar y ayudáme a buscar!

– ¡Bueno, entonces preguntáselo a tu mamá! ¡Pero corré, Pati! ¡¡¡Daleee!!!

– Natacha, acá está el perro durmiendo debajo de tu cama. ¡ … ! ¡Con mi pantalón verde! ¡Lo mato!

– ¿Hola , señora?

– … (corre al teléfono) Dámelo, Natacha, hola ¿Carmen? ¿Qué tal? Sí, disculpá la alarma de desastre mundial… No, el perro está durmiendo debajo la cama ¡con un pantalón mío que adoraba! Sí… bueno, chau, después nos hablamos.

– Mami, ¿viste qué lindo que duerme el Rafles?

– … (silencio).

– Tenemos que comprarle una cunita ¿no, mami?

– … (silencio silencio silencio).

Mariluz Morgan dijo...

¡¡¡ME PUSE AL DÍA!!!!

Este señor es un genio!!!! Y además, le hace a todo!!!!

Esos cuentos de Natacha me ENCANTAN!!!! Y el del Astro Güey deberíamos convertirlo en nuestro lema.

Estoy de acuerdo con seguir hasta que la guajira pueda venir a disfrutarlo, aunque hago notar que ya lanzó su QUIEROOOOOOO... hace unos días. No tengo tiempo de buscarlo ahora, pero lo leí ayer o anteayer.

Ya tengo que irme, pero en cuanto pueda, me zambullo a buscar más. Con todo lo que han puesto, me parece que la fuente es casi inagotable.

Hasta mañana!!!!

Patricia Moda dijo...

Escribir la famosa carta

(Del libro¡Buenísimo, Natacha!)

– Querido Fede…
- No, Pati, no le pongas “Querido” así de entrada, porque se va a dar cuenta qué le querés decir.
– Bueno, ¿y qué le pongo? ¿”Fede” solo?
– Claro, nena.
– Bueno: Fede, me gustás mucho y no te puedo decir quién soy y… Nati, ¿viste que Sabrina dice que Fede medio se cree muy lindo?
– ¿Y qué tiene?
– ¡Cómo “qué tiene”, Natacha… que si empezamos la carta poniéndole que me gusta mucho se requetesúper va a creer más todavía!
– Entonces ponele: “¡¿Vos quién te creés, tarado?!”
– ¡Natacha, ¿cómo le voy a poner eso, pobre!?
– ¡Ay, Pati, ¿quién te entiende?!
– ¡Es que sos más exagerada que no sé qué! ¡Ayudame, Nati, no seas mala!
– ¡Si yo te quiero ayudar, pero nada te viene bien!
– Pará de pelear y decime qué le pongo.
– Eeeh… ponele: Fede solo.
– Sí. – Después ponele: Hace rato que quería escribirte….
– Sí.
– … porque sos el chico más lindo del grado …
– Sí. – … yo antes gustaba de uno que se llamaba Pechito …
– Sí. – …después te vi a vos y me gustaste vos.

– Más que Pechito, le agrego, ¿no, Nati?
– Mmm… sí, mejor. – Bueno, dale, ¿cómo sigo?
– Ponele: … mejor dicho, somos dos chicas que somos anónimas porque todavía no te podemos decir …
– ¡Uy, eso es buenísimo, Nati, así le creamos misterio! Dale, con qué sigo.
– Ponele: … y las dos gustábamos de Pechito y Pablo Vale, pero cuando…
– Y de Nicolás, te faltó, Natacha.
– ¡Si a vos no te gusta Nicolás!
– ¡Ay, Natacha, pero sos mi amiga y estamos haciendo la carta juntas!
– ¡Ay, qué buena que sos, Pati!, bueno, agregale: … y de Nicolás, pero cuando te vimos a vos sos un potro y nos gustaste y te queremos contar que sos muy lindo y gracioso, pero no te ilusiones que no te queremos preguntar nada raro sólo te vamos a preguntar ¿de quién gustás?
– Ahí hay que dejarle un espacio, ¿no Nati? ¿Cuántas rayitas le dejo?
– ¿Cómo “rayitas”?
– Así escribe una letra en cada rayita.
– Hacele cinco.
– ¡¿Cinco nomás?!, ¿y si le gusta Verónica?
– ¡Bueno, Pati, que ponga dos letras por rayita y listo!
– ¡Natacha, nena, además tu nombre no entra!
– … (Natacha cuenta mirando el techo) Uy, tenés razón, mejor ponele doce rayitas.
– ¿Para qué tantas?
– Por si quiere poner “NatachayPati”, ¿por qué va a ser?
– Tenés razón, entonces mejor le agrego: (te pusimos doce rayitas para que te entren dos nombres, por ejemplo). Ya está, bueno, ¿cómo sigo?
– Eh, ponele: Espero que elijas bien, en realidad el que tendría que decir esto sos vos, pero como nos gustás y no me animo a decírtelo, mejor te escribimos por carta. Un beso grande y si gustás de nosotras decímelo por favor. Listo.
– No, pará, le agrego: SI O NO.
– Ah, claro.
Firmado, somos dos chicas. No te creas tan lindo. Anónimo (¡Ah! y no tenemos novio).

Mariluz Morgan dijo...

Pato, sigue con Natacha y con los chistes!!!!

Por mi parte, empecé mi búsqueda y lo primero que me encontré fue a Luis Pescetti en TED

Fantástico cómo explica su concepción de lo he hace, del humor, de l@s niñ@s y las relaciones familiares...

Y a partir de ahí encontré lo único que ya conocía de Pescetti: Ricardito no me come nada

Pongo la letra de la canción, pero que vaya copia del video para la guajira (también del anterior) porque la introducción es imperdible.

Ricardito no me come nada
este niño se alimenta con el aire.

Y eso que yo lo llevo al médico,
y eso que yo le doy vitaminas.
y le preparo un sano guiso de hígado y cebollas.

Ricardito no me come nada
este niño se alimenta con el aire.

Y eso que yo le preparo sopa,
y eso que yo le doy lechuga hervida,
y eso que yo le cocino brócoli con berenjenas.

Ricardito no me come nada
este niño se alimenta con el aire.

Y eso que yo le leo mientras come
las propiedades de los alimentos.
Y eso que yo le insisto, si no comes mamá se pone mal.

Ricardito no me come nada
este niño se alimenta con el aire.

Y eso que lo estimulo con cariño
¿no quieres ser como papá,
como el tío, como el abuelo, no quieres ser como yo?

Ricardito no me come nada
este niño se alimenta con el aire.

Patricia Moda dijo...

un avisito, estaré desaparecida el fin de semana!!!

Mariluz Morgan dijo...

¡Hola!!!!

Parece que me dejaron solita... snif... me pasa por llegar tan atrasada.

Les traigo algo más de Pescetti, que como inmigrante que soy, me gustó muchísimo:

Los niños y jóvenes son inmigrantes, no en el espacio: en el tiempo,
inmigrantes en un mundo en el que los adultos somos ciudadanos.


Podemos estar completamente seguros de que, niños e inmigrantes:

– No quieren equivocarse, odian hacerlo.
– No quisieran ser los más lentos.
– Si pudieran caerte bien, sin traicionarse, les encantaría.
– Si pudieran ser aceptados por todo el grupo, les encantaría.
– Si vos, maestro, fueras su ídolo… te encantaría.
– Si todos los días fueran buenos, nos encantaría.
– Si lograran que los quieras, les encantaría.
– Si lograras que te quieran, te encantaría.


Si nos pensamos como inmigrantes, los chicos esperan…
… lo mismo que nosotros pediríamos a quien nos introduce a su país:

que seamos coherentes;
que no mintamos;
que realmente creamos, que nos guste lo que hacemos;
que sepamos más, pero sobre cosas importantes;
que no nos burlemos;
que los defendamos ante una injusticia;
que no pretendamos que todo es perfecto, pero que tampoco transmitamos desencanto;
que seamos eficaces en el mundo;
que tengamos paciencia con sus errores, pero que no dejemos pasar todo;
que no creamos que se tragarán cualquier sapo;
que no seamos híper-exigentes, pero que tampoco aplaudamos cualquier cosa;
que seamos personas y los tratemos como personas.
y, por favor, que seamos todo lo divertidos que sea posible.

¡¡¡¡APAREZCAN!!!!!!!

Sergio Daniel dijo...

Hoy en Argentina se celebra el día de la Madre, así, que siendo algo más extensivo, felicidades a todas las mujeres de Puente Cubano. Que tengan un lindo día.
Besos.

Mariluz Morgan dijo...

¡Hola Sergio Daniel!!!! Gracias por aparecer... me dejaron solita... snif.

¡Feliz día a las mamás argentinas!

Patricia Moda dijo...

Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa Mariluz, pubishita, te dejaron solita, mmmmm, habrá que tirar de las orejas... yo avisé, yo avisé, yo avisé!!!!!!

Patricia Moda dijo...

La voz de adentro 06/11/2009
(Del libro Natacha)

– Mami ¿La voz que tenés adentro de la cabeza se parece a la voz que tenés afuera?la-voz-de-adentro

– … (ay) ¿Cómo?

– Sí, mirá, ¿viste la vocecita de adentro de la cabeza de cuando pensás?

– … sém.

– ¿Es igual o es distinta a la voz que tenés cuando hablás?

– Mm… creo que es igual, no sé, nunca lo había pensado… sí, me parece que es igual ¿Por?

– Porque la que yo tengo a veces se parece a la de Pati, a veces a la tuya y a veces a la mía…

– Es que…

– … pero no se parece tanto a la mía, porque yo grito y hablo rápido y la de adentro habla siempre así, suavecito, y no se apura nunca, siempre igual.

– Pero, Nati, no es que tu voz de adentro sea como la de Pati, es que a veces te acordás de la voz de Pati y es como si la oyeras adentro de tu cabeza.

– Pero es que la oigo diciendo cosas que nunca me dijo Pati.

– Entonces será que te imaginás cosas que Pati podría decir, con su voz, igualita y todo.

- … (mmm).

– …

– Yo una vez me imaginé algo que me decía Pati, pero me salía con la voz de la abuela.

– ¿De veras? Y yo una vez soñé con una zapatilla que me hablaba con la voz de la tía.

– ¡Buenísimo, mami! y yo una vez escuché la voz del tío pero no tenía nadie adentro, era nada más la voz…

– ¡Qué bárbaro, Nati! Y yo una vez escuché una voz que no hablaba ni hacia ningún ruido.

– ¡¿Y cómo sabías que era una voz si no hacía ruido, mami?!

– Porque la miré a los ojos.

– ¿Era una voz o una persona?

– Una voz.

– ¡Las voces no tienen ojos!

– Bueno, yo no le vi los ojos, pero más o menos calculé por dónde tenía la panza.

– ¡¿Le viste la panza?!

– No, la panza, panza, no, escuché el ruido que hacía la panza.

– ¿La panza también hacía un ruido mami?

– Dos ruidos hacía, Nati

– ¿¿¿¿Cómo dos ruidos?????

– Y sí, dos ruidos Nati, pero no se oían.

– ¿Y cómo los oíste si no se podían oír? … ¡Mami, me estás mintiendo!

– Nataaaachaaa ¿Cómo pensás que te voy a mentir? Te estoy contando una cosa.

– ¿¡Y qué te decía la voz, mami!?

– Me hablaba así, Nati, muy bajito, muy muy muy bajito…

– ¿Y qué te decía?

– (susurrando) No hables fuerte, Nati, porque no quiero que la voz me oiga.

– (susurrando) ¿Y qué te decía, mami?

– (susurrando) Natacha se tiene que ir a bañar…

– ¡Mami! ¡Ufa! ¡Era una broma!

– ¡No, Nati! ¡Te lo juro! (susurrando) me decía así, Natacha se tiene que bañar porque está muy sucia…

– ¡No, mami! ¡En serio! ¡Mirá que si mentís te va a crecer la nariz!

– (susurrando) Y mi voz me decía, ¡Uy! ojalá no nos crezca la nariz porque Natacha todavía no se bañó y huele horrible.

– ¡No me quiero bañar!

– …

– … ¿en qué pensás?

– … perfecto; no te bañes

– ¡¡¡¡¿¿¿¿ Por ????!!!

– ¡No quiero que te bañes!

– ¿¿¿¿… !!!! Pero… ¿seguro?

– ¡Natacha! ¡Te prohibo que te bañes!

– …

– …

– … ¡y qué! ¡si yo me quiero bañar, ¿y qué?!

– No te dejo.

– Y yo voy igual.

– Pero yo no te doy permiso, Natacha.

– (corre) ¡¡¡Mamiii!!! ¡¡¡Ya me estoy quitando la ropa!!!

– ¡Natacha! ¡No te bañás!

- (je je je) ¡Mamiii! ¡Abrí el aguaaaaaa!

– ¡Salí de ahí, Natacha!

- (je je je) ¡¡¡Ya me estoy bañaaandooooo!!!

Patricia Moda dijo...

jaja, cualquier similitud con la realidad en el cuento anterior, es pura casualidad...

Mariluz Morgan dijo...

jajajajaja!!!!! Buenísimo, Pato... YO QUIEROOOOOO ese libro de Natacha.

Y eso que hizo la mamá se llama algo así como psicología inversa... jajajaja

Más tarde trataré de encontrar algo más... si me da el tiempo.

Patricia Moda dijo...

jaja, con ese YO QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO estás ya igualita a la Guajira, jaja.

Como andará la Guaji?

Patricia Moda dijo...

Estrategia


(Del libro Chat Natacha chat)

Natacha va rumbo a la escuela, de la mano de su papá.
– Nati, mami me contó que le quieren poner aritos al Rafles, ¿va en serio eso?
– Lo que pasa, papi, que tenemos que ver bien, porque con Pati ya vimos que no se deja el Rafles.
- Pero, ¿¡y cómo se va a dejar!?
– Porque no se los hicimos cuando nació como hicieron ustedes conmigo, porque cuando sos bebé que recién naciste ni entendés nada entonces no te duele, pero Rafles ya tiene como veinte años porque se le multiplican por… ¿por cuántos años era que se multiplicaba, papi?
– Como por cinco; pero, escuchame: la sensibilidad al dolor no tiene nada que ver con entender. Entiendas o no qué te lastima: te duele.
– ¡Ay, nada que ver! Porque si no entendés no hacés caso y listo.
– Nati, si no entendés es peor, porque no sabés cuál es la causa, y eso agrega sufrimiento; cuando uno la identifica es un alivio.
– Nosotras le mostramos el arito a Rafles, así él ve la causa y no se le agrega el otro sufrimiento que decís. – ¡Natacha, ustedes le pueden mostrar una colección de aritos, que Rafles no los va a relacionar con algo que se mete en la oreja con un pinchazo!
– ¡Es que él también tiene que poner de su parte! ¡Porque cuando quiere bien que entiende y cuando no quiere entender se hace el pavo y se escapa! ¡Y seguro que hizo alguna macana! ¡Después mamá me reta a mí!
– A ver, ¿y por qué quieren ponerle aritos?
– (Salta, contenta) ¡Se va a ver hermoso, papi! ¡Hermoso! Mirá, para empezar lo llevamos a que gane un concurso, ¿no?
– Nati, Rafles no tiene raza, lo hicieron en una licuadora.
– ¡¿En serio?!
– Es una manera de decir, pichona. A esos concursos van perros de raza, y Rafles es de raza ignota.
– ¡Entonces tiene!
– “Ignota” quiere decir “desconocida”. Olvidate del concurso.
– Pero podemos inventar uno nosotras. ¡Ya sé! Papi, ¿no nos ayudás a hacer una página web? Mirá con Pati ya habíamos dicho, y ahí promocionamos el concurso.
– Terminá de contarme lo de los aritos.
– No, y bueno, lo que pasa es que en la escuela vimos de las estrategias de los animales para conquistar pareja, y con Pati ya hablamos que lo miramos al Rafles, ¡y es más pavo!. No debe tener estrategia para nada y se va a quedar soltero, y eso es feo de viejo, pobre.
– ¿De qué animales les enseñaron?
– Vimos el burro, que le da patadas a la burra cuando le gusta, ¡y eso es re bruto! Y hay uno que es como un ratón grande que cuando encuentra una que le gusta: ¡se le pone a saltar como loco y le tira chorritos de pis, papi! Es re grosero, eso, y el Rafles es más pavo que seguro los agarra de ejemplo y patea una perra o le echa pis y no lo va a querer nadie, ¿entendés?
– Nati, son instintos de diferentes razas. Los perros no copian los instintos de los leones, ni las ballenas los de las cebras, cada uno tiene su patrón de conducta.
– Entonces con Pati se nos ocurrió que, si le ponemos arito, las perras lo van a ver lindo y se van a acercar; así él tiene que hacer lo menos posible y no mete la pata.
– A ver si entiendo: ¿ustedes lo que quieren es que Rafles tenga novia y sea papá de perritos?
– Sí.
– Bien. No hace falta que le pongan aritos.
– Papá, vos tenés menos estrategia que el Rafles (se siente sola frente a un problema).
– Y sin embargo encontré a mamá, ¿no?
– ¡Es cierto! ¿Cómo hiciste, papi?
– (Piensa, sonríe) La pateé y le tiré chorritos de pis.
– ¡¡¡Papáááááááááááááá!!!

Patricia Moda dijo...

sigo con los de Natacha, porque a mi también me encantan, jaja

Patricia Moda dijo...

Ay ay Totó...

– ¡Totó! ¿¡Dónde compraste las cañitas voladoras?! ¡ni una sola funcionó!
– ¡Imposible!
– ¡La gente esperaba los fuegos artificiales y no pasó nada! ¡fue un desastre! ¡se arruinó el festejo!
– ¡No puede ser! ¡si cuando las traje las probé y todas funcionaban perfectamente!

*****************************************************************************************************

Totó y un amigo están volando en una avioneta cuando uno de los motores empieza a fallar.
El piloto mira el indicador del combustible y exclama:
– ¡Oh, no! ¡se nos ha acabado el combustible!
– ¡Uy! ¿¡Y ahora cómo bajamos!?

Patricia Moda dijo...

En el año 2050, Totó va a comprar un pasaje para irse de vacaciones a la Luna. El agente de viajes le explica:

—Lo siento, señor, pero es que ese vuelo ha sido cancelado.

—¿Por qué?

—Es que la Luna está llena.

Patricia Moda dijo...

—¡Mi General!
—¡Sí!
—¡Nos atacan mil un indios!
—… oiga, Totó. ¿Y cómo sabe que son mil uno?
— Porque viene uno adelante… ¡y como mil atrás!

**********************************************************************************************

—¡Mi General! ¡Veo que se acerca un grupo grandísimo de gente a caballo!
—¡Soldado Totó! ¡¿Son amigos o enemigos?!
—Deben ser amigos… porque vienen todos juntos.

*****************************************************************************************************

(en voz muy muy bajita, apenas un susurro)
—Mi General, nos ataca el enemigo.
(y el General contesta en voz bajita también)
—Oiga soldado Totó ¿Y están muy cerca?
—No, están lejísimos.
—¿Y entonces por qué habla en voz tan bajita?
—Yo porque estoy afónico, ¿y usted?

Patricia Moda dijo...

Bueno, me han dejado sola por toooooooooooooooooooooooodos lados, así que me voy silbando bajito, hasta mañanaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Sergio Daniel dijo...

Divertidísimos Pato los chistes de Totó. Gracias.

Patricia Moda dijo...

Galletitas de la suerte (las cambiamos)

La anterior versión no se entendía, ahora sí: Natacha y Pati presentan su versión de adivinación del futuro.

Una vez más, como hicimos con los vales, los invitamos a que ustedes envíen los mensajes que meterían si ustedes hicieran galletitas de la suerte, pero desde ya, como conocemos su corazón lírico, les aclaramos:

CARTAS DE ADIVINACIÓN, SUERTE Y SABIDURÍA

(sistema mejorado: ¡si la primera no te gusta
puedes sacar otra!):


1) Date un gusto y obtendrás una recompensa.

2) Sacaste “Chicas Coral” ¡SONASTE! (letras blancas sobre fondo negro)

3) La pereza da consejos lentos, más o menos, y todo así que ni se entiende qué… o, por un ejemplo, si te vienen ganas de quedarte más en la cama pero no es fin de semana o que sacás el cuaderno de la mochila y te quedás viendo la tele con el cuaderno en la mano o vas a gimnasia y cuando corrés sentís como que te pesan como un plomo las piernas por lo menos. Eso quiere decir la pereza. Pero si un día te da pereza porque trabajaste mucho te lo merecés, ¡tampoco hay que ser!

4) No debes actuar sintiéndote tan cancherito porque algunos se tienen una confianza que ni se fijan y así les va, por ahí les sale bien una vez, pero no se puede siempre y con el riesgo a equivocarse, menos todavía.

Mejor avanza prudentemente por las dudas; y, si no te dicen nada, ahí, sí, ¡le metés con todo!


5) Hay veces que uno no sabe qué conviene elegir por culpa de las indecisiones, que te quedás sin saber para dónde agarrar que se hace una fila atrás de uno, por lo menos por ejemplo. Y eso culpa de que te quedás pensando una indecisión a ver qué es mejor que te vino.

Debes pasar a otra cosa y no quedarte pensando siempre lo mismo que ya pensaste eso. Ahora ya está. ¡Avanzá! ¡DALE NENE!

6) Si compartes tus beneficios tendrás menos para vos solo pero salís ganando porque después todos te darán un poco del suyo y entonces requeteconviene ser bienechor, debes sonreír amablemente así no dicen que sos un convenenciero. Lo mejor es cuando te dan algo te agarrás primero un buen cacho para vos, ¿no? y al resto lo regalás toda sonriente, así, tipo: “Tomá, tomá, ¿querés otro?”, hasta que te quedás sin (¡no te preocupes! total te habías guardado lo otro, ¿te acordás?)

7) A veces que uno se pregunta, ¿por qué nadie quiere ser amigo mío? porque siente eso ¡y ni se para a pensar que el mejor amigo te espera adentro tuyo! (no es que te lo comiste sino que sos vos, ¿se entiende?), pero debes hablarle con amor sin que te vean para que no digan “Flor de loco”.

8) Hay gente que capaz no se asomaría nunca ni afuera de la casa por lo menos, en cambio tú siempre te esmeras en crecer y mejorar y superarte a ti mismo y así nunca saldrás segundo, salvo cuando te superás a vos mismo (¡más bien!).

¡Apoyate en eso sin dudarlo dos instantes!

(si uno crece, además, se puede quedar despierto hasta más tarde, ¿entendés?)

9) El equilibrio no es sólo los trapecistas, por ejemplo la salud. No debes descuidar tu salud para no enfermarte que te pesqués algo que ni sabés dónde lo agarraste; pero si te resfriás y debes faltar a la escuela unos días ¡disfruta tus medicinas!

10) Si uno quiere agarrar una mosca tirás un manotazo que parece que estás loco de lejos, pero si te toca un juego al que es más rápido gana, no parecés loco, sino que estás jugando. Eso quiere decir ¡aprovechar la oportunidad! (que es esta carta que sacaste, ¿entendés?). A veces pasa un día que no pasa nada, pero de repente, ¡preparate, nene! La felicidad golpea tu puerta. ¡No sigas leyendo esto y ve! (… pero antes de abrir preguntá quién es).

11) Los grandes que viven contigo son personas muy generosas y muy buenas y siempre son así, generosos y te hacen regalos, todo así, por tu hermosa bondad que tienes. Prepárate para un mañana lleno de sorpresas, mañana o pasado mañana a más tardar, ¡mejor si te portas bien estos días hasta que llegue la sorpresa!

continúa...

Patricia Moda dijo...

12) ¿No debes actuar con tantas dudas que te llenás de preguntas? ¿Para qué me lleno de preguntas? ¿Es mejor no tener dudas o es mejor dudar de las cosas? ¿Y si elegís un camino y te iba mejor por el otro? ¿Conviene dejar una puerta abierta? ¿Y si te hacés amiga de una chica y convenía hacerse amiga de otra que era más buena amiga? ¿Cómo sabés si los chicos se reunieron y no te avisaron a lo mejor te dicen otra cosa para no herirte? ¿Está bien lo que estás haciendo? ¡Viva la reflexión antes de actuar!


13) Le das demasiada importancia al dinero. ¡Consíguelo!

14) No escondas tu luz que ayudarás a los demás iluminando su vida (cuando quieran dormir deberás apagarla). Al ser la luz de tu hogar los grandes te harán muchos regalos, ¡sonríeles simpáticamente mientras tanto!

15) La confianza en el futuro es cuando sos una persona muy positiva por la esperanza, como la Abu Marta, que siempre está de buen ánimo, menos cuando la agarra una de esas telenovelas de la tele que son uyna desgracia atrás de la otra. Y tú conocerás otras personas de otros países, y otros planetas también con sus mundos llenos de felicidad y sorpresas brillantes por la confianza en el futuro. ¡Viva! ¡Serás más famosa que no sé qué y vas a salir en las tapas de las revistas con el pelo todo así! Y si sos varón también (pero oootras revistas, más bien).

16) ¡Ay, el amor! (pero tampoco te creas). Una persona que te gusta que vos pensabas que no gustaba de ti se cruzará sin que lo sepas en tu camino y ahí te revelará un gran secreto oculto que no sabías, ¡ojalá sea lindo! porque por ahí gusta de vos pero no te gusta… entonces decile: “Ah, claro, muchas gracias” y hacete el distraído, mejor…

17) ¡Debes honrar a los niños que viven contigo pues son la felicidad de tu hogar! (esto es para que se los des a tus papás o abuelos, todo así… deciles que es verdad y tienen que hacerle caso a esto que te salió de casualidad porque es el futuro en serio, no es broma).

18) Hay gente que capaz primero abre la boca y después pregunta ¿Qué fue lo que dije, che? O se piensa que el otro tampoco tiene que aguantarse que ni se fijó primero.

Por ser muy impulsivo debes pensar antes de hablar y antes de pensar debes sentir con tu corazón y antes de eso debes ser bueno con todas las personas no importa. Hay que aprender a decir “Gracias disculpá” y tener buena educación humildemente a los mayores que cruzan la calle y tampoco empujar a los compañeros ni las delicadas niñas.

19) Si admites tus errores no tendrás vergüenza y saldrás victorioso sin cometer ninguna falla. ¡Éxito! Lo importante no es competir sino participar y ganar todas las veces que podamos, como las Chicas Perla.

20) Eres una persona muy especial y conocerás gente muy especial que te acompañarán en toda tu vida que será muy especial. ¿Has pensado que los niños de tu hogar son un regalo de la vida? ¿les hiciste algún regalo hoy o ayer? (chicos, ésta es para que les lean a los grandes).

21) ¡Un día que empieza distinto! Los grandes que viven contigo deciden faltar al trabajo y te llevarán al cine y después comerán hamburguesas con papas fritas (uuuuuna vez no hace mal) y gaseosas.


22) Tienes un corazón muy sabio y generoso y una mente muy inteligente con buena memoria ¡Ya llegarán amigos!

23) Sacaste “Chicas Perla” ¡ELEGÍ LO QUE QUIERAS!

24) ¡Las tareas no son todo en la vida! Tú te mereces sorpresas y recompensas y quienes te rodean te mostrarán su amor por lo importante que eres para ellos con esos regalos tan lindos que te harán al llevarte al cine después de quedarse en la cama hasta más tarde porque a la noche se habían acostado a cualquier hora viendo la tele.

25) Acabas de dar vuelta una carta.

Patricia Moda dijo...

me encantó, es genial cuando escribe como adolescente, es tal cual.

Patricia Moda dijo...

Explicación de un dilema (Prólogo uno)


(Del libro Querido Diario (Natacha))

Natacha no sabía que Virginia Woolf había dicho que, para escribir, toda mujer necesita dinero y un cuarto propio, por lo tanto sólo quería un cuarto propio.

En un diario asoma el intento de construir la intimidad, el encuentro con uno mismo y con las propias experiencias. Uno mantiene diálogos, pero interiores.

Aprender a estar solas, sin ser un náufrago, y lograr que las voces que acudan a la soledad sean compañeras.

Poder cerrar la puerta, y no sólo a otras personas, sino también a los miedos, a las amenazas imaginarias. Estar amigablemente a solas.

Pero, ¿cómo conseguir privacidad cuando uno quiere que lo miren?

Natacha se enfrentaba a ese dilema: ¿cómo tener privacidad, y sentirse querida todo el tiempo? ¿Cómo tener un cuarto propio, con una puerta que ella cierra cuando lo desea, pero no sentirse sola en el universo?

¿Cómo resuelvo esto? Muy sencillo: debe lograr un lugar lejos de la mirada de sus padres, sobre todo de su mamá, pero sin que su mamá deje de mirarla. Y listo.

Y, desde el lugar de la madre: ¿cómo aguantarse que la hija, el hijo, encare semejante paso? ¿Cómo hacer para no ofrecerle un tecito, cuanto menos? ¿No querés un vasito de agua? ¿Un sandwichito?

Nada fácil pero, como todo, en algún momento comienza

Patricia Moda dijo...

Sergio seguí divirtiéndote, parece una fuente inagotable este Luis Pescetti.

Onde andará Armando e IdM???? como estará Armando????

Mimí dijo...

Aquí vengo, dando el presente!
Fueron días de mucho trajín. Luego de preparativos del día de la madre y demases, estuve en casa de mi nuera dando una manito con la bebé. Está todo muy bien, pero ella tiene una cesárea y está limitada en los esfuerzos que puede realizar.

Para colmo, ¡no te conté, Pato! el sábado, mientras me cambiaba para ir a una cena (cumpleaños de una amiga) me quedé dura: el nervio ciático se me pinzó, o algo así, y tengo un dolor bastante intenso, aunque va decreciendo. Todo esto hizo que esté menos en la compu, porque sentada es cuando más me duele.

Los años no vienen solos! jaja, pero habiendo dado las excusas pertinentes, me voy a leer lo que no pude en los últimos días.

Besos a todos los que pasen.

Mimí dijo...

Me olvidaba: se imaginan, entre mi nuera cesareada y yo renga, no hacemos una!

Mimí dijo...

Algo más: gracias Sergio, por los saludos del Día de la Madre, que recién leo!

Y también. ¡cómo han trabajado!, cuánto material para leer!!!!

Ahora sí, me pongo a la tarea...

Patricia Moda dijo...

pasaba antes de acostarme, y te ví, te ví, te ví.

No puedo creer, q andes con el ciático mal, mamita la vejez viene pegando fuerte, ¿eh?, jaja

Espero te mejores, pobre, te entiendo perfectamente, porque yo tengo una hernia de disco y cada tanto (x suerte nunca más de una vez al año máximo) la maldita hernia me jode el ciático, y si, sentada é di lo pior.

Diclofenac, tomate diclofenac.

Mimí dijo...

No lo puedo creer! se me borró el comentario!!!

Pato: no tomaré ningún tomate ni nada..., resistiré estoicamente. Ya estoy mejor. No fue una lumbociatalgia invalidante, pero dolía bastante. (afección profesional, de las abuelas de profesión..., el dolor apareció mientras intentaba cambiarme con mi nieto pidiendo que lo alzara)

Leí todo anoche! No pude evitar reir cuando vi:

CARTAS DE ADIVINACIÓN, SUERTE Y SABIDURÍA
(sistema mejorado: ¡si la primera no te gusta
puedes sacar otra!)

Recordé mucho las conversaciones con Pato y Mariluz: Cualquier semejanza con el I-Ching, es pura coincidencia!, jajaja

Beso a todos.

Patricia Moda dijo...

jajaja, si Mimí, parecen las conversaciones sobre el I Ching, jajaja.

Aunq lo que más me gustó, es lo bien que escribe haciendo de adolescente, yo diría que cualquier semejanza con un adolescente es pura coincidencia, jajaja

Patricia Moda dijo...

seguí estoica, yo de estoica no tengo nada, si algo me duele me tomo hasta el agua de los floreros si alguien me dice que me saca el dolor, jajaja.
Y más desde q con el desgarro me banqué tantos meses de dolor hasta durmiendo... no, no, no quiero ser estoica, prefiero empastillarme.

Mariluz Morgan dijo...

Jajajajaja.... tal cual, mientras iba leyendo lo de las galletitas de la suerte, pensaba en que esas serían las interpretaciones que haría Natacha del I Ching.

Quiero más... QUIEROOOOO MÁÁÁÁÁSSSS!!!!

No logro encontrar más escritos de Pescetti, por eso no he traído aportes. Si me dan la fuente, me embullo.

Mimí, me alegro que estés mejor... yo tampoco soy de empastillarme, a menos que sea algo invalidante.


Mimí dijo...

Mariluz:

La página de Luis Pescetti.

Besos a todos!

Mariluz Morgan dijo...

Gracias, Mimí, pero ya había revisado esa página y me mareé... lo haré de nuevo, con más tiempo y calma, cuando los consiga... glup.

Sergio Daniel dijo...

Por si de casualidad aparecés por puente, muchas felicidades guajira, que bien merecidas las tenés. Un abrazo y un beso de oso polar.

Patricia Moda dijo...

La Guaji, andaba sin internet y encima trancá y mocioná, que no la dejaba escribir nada.

Esperemos que el lunes pueda volver por acá (la Guaji, yo sigo q no me voy)

Mariluz Morgan dijo...

HOLAAAA!!!!!

Perdón, no había podido volver, pero veo que tampoco ha habido mucho tránsito por acá... Patooooo.... QUIEROOOOO más Natacha!!!!

Mientras tanto, encontré una segunda parte de Los niños son inmigrantes:

Todo anfitrión fue recién llegado

Como adultos (es decir: locales) tenemos que aprender a manejar nuestra frustración, impaciencia.
Si les mostramos un modelo ideal, pero luego ven que las reglas no se cumplen, o que esa explicación no ayuda a entender y desenvolverse en el mundo, no lo adoptarán, se aburrirán, y dejarán de creer en nosotros.
Pretender un modelo ideal puede convertirse en hacer un abandono

Una buena guía es recordarnos a nosotros mismos:

¿Se acuerdan de cuando empezaron algo?

¿De cuando viajaron?
¿De cómo cansan apenas dos semanas de turismo?
¿De cuando se mudaron?
¿De cuando estaban recién casados?
¿De cuando conocieron a la familia de su pareja?
¿De cuando recién comenzaron como docentes?
¿De cuando empezaron la secundaria o la universidad?
Si ya fueron padres, ¿se acuerdan de qué sintieron cuando se aproximaba la fecha del parto?
¿Se acuerdan de cuando su mujer empezó con las contracciones?
¿De cuando llegaron a casa con el primer hijo? ¿Las primeras noches?
¿Te habrían ayudado modelos ideales?
¿Historias de padres que dormían ocho horas de corrido?
¿Fotos de mujeres espléndidas a las dos semanas de haber parido?

Eso mismo le pasa a los chicos,
sienten eso.
No tienen otra humanidad por ser niños.

Y todo lo que podamos hacer por diluir esa sensación de extrañamiento…
de gigantesca bolsa de desconocido…
de gravedad ante la imperfección…
de caso único (¡oh, a nadie le ocurrió nunca esto que te está pasando!)…
de impaciencia ante la velocidad de comprensión…
de que son seres incompletos que pretenden acceder a un mundo completo…
de miedo ante lo que sigue…

Todo lo que podamos hacer por diluir eso:
le quitará estrés al asunto,
los aliviará.

Tengan palabras humanas, compasivas, de aliento, esperanzadoras.
Tengan las palabras que ustedes esperaban, las hayan recibido o no.

– Estás recién llegado, te vas a equivocar, es así, no pasa nada.
– Somos un grupo, habrá distintas velocidades, es así.
– A veces vas a sentir que sos el más lento, a todos nos sucede, no pasa nada.
– Quizás sientas que hay tanto por aprender que es demasiado, sí, puede que sientas eso; pero no es así, sólo estás recién llegado.

Hasta otro momento

Patricia Moda dijo...

ahí te traigo uno Mariluz...

Las manzanas-globo
(del libro Natacha)

– (marca un número) ¿Hola? ¿Pati? Escucháme una pregunta, ¿el aire es mío?
– ¿¡Estás loca, Nati?! Es de todos.
– No, pero yo me refiero al que yo respiro.
– ¿Al que ya respiraste o al que estás por respirar?
– ¿Por qué?
– Y porque el que ya respiraste es tuyo pero el que estás por respirar todavía es de todos.
– Ah… (pensando).
– ¿Por qué, Nati?
– No, porque el otro día el tarado de Jorge me dijo, ¡Salí de acá! Y yo le dije, El lugar es de todos Y él me dijo, ¡Pero estás respirando mi aire, corréte, no quiero que respires mi aire!
– ¿Y vos le hiciste caso?
– No, yo le pegué; y lo empecé a soplar y le dije, ¡Ahí tenés todo tu aire, nene!
– Hiciste bien, Nati.
– Che, Pati, ¿no habrá que guardar aire por si un día se termina?
– ¡Hay un montón, nena, no se va a terminar!
– Ufa, nena, pero ponéle que un día no hay más.
– Nunca se va a terminar.
– Pero, ponéle que un día se termina, ¿no habrá que guardar aire?
– … y sí, yo creo que sí.
– … porque mirá si después te sale alguno como el tarado de Jorge con que le estás respirando su aire.
– Yo no le hago caso.
– Pero ¿y si son muchos, Pati?
– Tampoco.
– No, nena, lo que hay que hacer es ir guardando aire.
– ¡¿Y cómo?!
– ¡Qué sé yo! En un frasquito, le soplás adentro y lo cerrás rápido.
– Se escapa.
– Bueno, en unas bolsitas de plástico.
– También se escapa, Nati.
– No porque si congelás la bolsita en la heladera no se escapa.
– ¡El aire no se congela, nena!
– ¡Todo se congela, Pati!
– Pero el aire no se hace así, como un cubito.
– Según la forma de la bolsita.
– No, que no se pone duro.
– ¡Ay, Pati! ¿¡Y se va a congelar blandito?!
– ¡No se congela te digo!
– ¿¡Y si no se congela cómo lo querés guardar, eh!?
– ¡Si yo no soy la que lo quiere guardar, nena!
– ¡NENA, NO SEAS ASÍ! ¡Porque si después el aire se termina no vas a tener y yo tengo que guardar para mí y para el Rafles!
– ¿¡ … !? ¿¡Para el Rafles?! ¿Por qué?
– ¿No viste que es medio tarado? Ahora que nosotras estamos hablando hace media hora que muerde una media de mi mamá… ¿Cómo le explicás que tiene que guardar aire en un frasquito, Pati? Se lo va a poner a lamer.
– Nati, no va a faltar el aire ¿No sabés que los árboles inventan aire todo el día?
– ¡Todos los árboles no, Pati!
– Te digo que todos.
– No puede ser, Pati.
– Te juro que sí… todos.
– ¿Y un naranjo, Pati? El naranjo hace naranjas, nena, habrá árboles de aire y otros de naranjas, de manzanas, de bananas, y así.
– Te digo que no, hacen manzanas y también hacen aire.
– ¡Já já já já! ¡Pati, mirá que sos! ¡O hacen frutas o hacen aire! já já já…
– ¿¡Por qué te reís, nena!?
– Por lo que vos decís ¿Qué te pensás? ¿Que tienen dos cabezas los árboles? ¿Que un ratito hacen aire y al otro ratito hacen una banana por ejemplo?
– ¡Lo hacen al mismo tiempo, Nati!
– … che, Pati ¿Te imaginás si el árbol medio se distrae y hace nada más la cáscara de la banana y adentro le mete aire porque se olvida de hacer la banana completa?
– ¡Buenísimo! Serían las bananas globo.
– Por eso, Pati ¿No ves que una cosa así es imposible?
– Sí, ya sé.
– Y bueno, entonces me das la razón, no pueden hacer manzanas y aire al mismo tiempo.
– ¿¡Por qué?!
– ¡¡¡Porque no existen las manzanas globo o las bananas globo, nena, porque es imposible!!!

Patricia Moda dijo...

Mariluz, sí que te atraen los temas típicos de trabajadora social, jijiji

Mariluz Morgan dijo...

¿Por qué dices eso, Pato? O sea... yo sé que me atraen los temas de trabajadora social, pero... ¿a qué te refieres????

¡¡¡FELIZ POR BRASIL!!!!

No tanto por Uruguay... pero bueno, veremos qué pasa en la 2a. vuelta.

Patricia Moda dijo...

a lo de los niños inmigrantes, jajaja, y como trabajadora social sabrás que ya no se dice inmigrantes sino migrantes, jajaja.
Pero es que todo el tema de las migraciones, son recurrentes en los trabajadores sociales, es broma, solo bromeo, porque sé que es importante.

Uruguay creo que ganará Tabaré, había visto las encuestas que daban 2da. vuelta, pero creo terminará ganando él. Se había ido con buena imagen, y luego quieren mucho a Mujica, no entiendo porqué votaron así, pero bueno, adelante Uruguay.

Les cuento una de Mujica... unos amigos lo invitaron para agosto de año que viene a un encuentro en Rimini - Italia, que se hace todos los años, dura una semana, es alrededor de un tema, con paneles - exposiciones, y pasa casi 1.000.000 de personas, se llama Meeting de la amistad entre los pueblos.
Y Mujica les dijo, que sí, podría ser que fuera, ya que ahora se le terminaba "la changuita" (una manera de decir, "el trabajito", muy rioplatense), me encanta, tipo nada apegado al poder, es fantástico.

Armando González dijo...

¡ARGGGGGGGG! (me borró el comentario)
Así que resumo...
Ya lo terminé y falta ver que funcione.
No veo la pantalla.
como les decía, ta too torcido, se parece a IdM.
Escribo a ciegas.
Ouch.

Mariluz Morgan dijo...

Aaaahhhh,,, pero no lo pongo por trabajadora social, sino por migrante yo misma. Y no sabía que se dice inmigrante... estoy desactualizada, parece.

No pude buscar nada hoy, difícil que lo haga mañana, pero en cuanto pueda, vengo con más.

Mimí dijo...

Oh! no le perdonaré al maldito fantasma de internet, haberle borrado el comentario a Armando...

Mimí dijo...

Oso Polar: Lien ha recibido tu mensaje..., pero ella creo que te llama "oso austral", puede ser?
Besos.

Sergio Daniel dijo...

No sé, Mimí, sólo lamento mucho que Lien no pueda disponer como nosotr@s de sentarse como le plazca frente a un monitor a la hora que sea y donde sea. Pero ya será. Se hace extrañar la guajira. Abrazotes de oso.

«El más antiguo ‹Más antiguo   1 – 200 de 213   Más reciente› El más reciente»

Publicar un comentario