lunes, 7 de octubre de 2013

EDUARDO FALU

Eduardo Falú - Argentino (7 de julio 1923 - 8 de agosto 2013)
El 8 de agosto pasado, murió uno de los más grandes intérpretes folclóricos de guitarra.

En esos momentos no pude hacer una entrada dedicada a él.

A casi 2 meses de su fallecimiento, este es un pequeño homenaje a su increíble creatividad e interpretación artística.


"El hombre es hijo de la tierra y de su paisaje. Mi música y mi canto están cumpliendo con esa necesidad, casi instintiva, que alberga mi ser"
Su nombre completo es Eduardo Yamil Falú, y nació el 7 de julio de 1923 en El Galpón, un pequeño pueblo de Salta.
En 1937 la familia se trasladó a Salta, donde Eduardo Falú realizó sus estudios secundarios en el Colegio Normal. A los 17 años debutó en Radio LV9 de Salta con un programa diario integrando el conjunto Los Troperos, y luego realizó una gira por el norte como solista.
En 1944 hizo el servicio militar en el Regimiento Quinto de Caballería. En esos años su interés por la guitarra se transformó en una vocación que comenzó a sentir la necesidad de pulirse, de profesionalizarse, desarrollando el gusto por la música andina. También por esa época conoció a grandes poetas, como los hermanos Arturo y Jaime Dávalos (hijos del poeta y escritor Juan Carlos Dávalos), Díaz Villalba, Saravia Linares.

Jaime Dávalos, aportó la profundidad de su poesía al folclore argentino, versos que Eduardo Falú captó en su esencia dándole su equivalente musical. La "Zamba de la Candelaria" (1949) fue la primera de una serie de composiciones de este binomio creativo, uno de los más importantes del folclore argentino.

En Buenos Aires, Eduardo Falú decidió estudiar armonía con Carlos Guastavino, para perfeccionarse tanto como intérprete como compositor. A partir de entonces inició una serie de ciclos radiales y televisivos, grabó discos y realizó giras que le dieron prestigio internacional. Hacia 1952 compartió actuaciones radiales y teatrales con Los Fronterizos. En 1954 dio conciertos en Estados Unidos y se radicó luego en Buenos Aires. En 1958 llevó a cabo una gira por la Unión Soviética, y en 1959 se presentó en el "Teatro de la Ville" (ex Sarah Bernhardt) de París, donde grabó su disco "Falú en Paris", y luego actuó en el "Instituto Italoamericano" de Roma. En 1963 realizó más de cuarenta conciertos en Japón, con tanto éxito que volvió a hacerlo en 1965, 1966, 1969 y 1973, ofreciendo más de 200 recitales. En 1964 volvió a presentarse en estados Unidos, iniciando su gira en California. En 1968 recorrió España, Francia e Inglaterra, con tanto suceso en sus conciertos, que regresó en 1970 con la inclusión de Italia en su gira. En 1972 volvió a Estados Unidos dando conciertos en Houston, Washington y Los Ángeles. En 1975 viajó a Europa, pero esta vez para actuar en Alemania, Holanda, Austria, Suiza, Suecia, Noruega, y otros países. Después, realizó giras por Chile, Uruguay, Perú y Colombia. Dictó seminarios en Castres (Francia), Munich (Alemania), Córdoba (España), Ámsterdam (Holanda).

Casado con Aída Nefer Fidélibus, la vida les ha dado dos hijos: Eduardo y Juan José. Éste, al igual que su padre, ha sentido una gran afición por la guitarra y el canto, y con él ha hecho varias presentaciones. En 1987 dieron un concierto en el "Music Hall" de New York. En 1992, la Embajada de la Republica Argentina, conjuntamente con la Sociedad Cultural para Latinoamérica y el Caribe, auspiciaron la presentación de ambos en el "St.John´s Smith Square" de Londres.

En 1996 Eduardo Falú interpretó la Primera Suite Argentina en el "Royal Festival May" de Londres, acompañado por la Orquesta de Cámara Inglesa. En 1997 ofreció un concierto en el "Queen Elizabeth Hall" de Londres junto con Juan José.


"Hay que ponerle palabras al silencio del pueblo" Jaime Dávalos

Así es que le decía siempre a Eduardo Falu, "su cumpa", su ladero, su amigo, su más sólido compañero de partida.
Junto a Jaime Dávalos, Falu, continuó su tarea compositiva iniciada con César Perdiguero (abacalera, India madre, Albahaca sin Carnaval). con Dávalos (Zamba de La Candelaria, Zamba de un triste, Trago de sombra, La Nostalgiosa, Rosa de los vientos, Resolana, El silbo del zorzal, Cuando se dice adiós, Las golondrinas, Canción del litoral, Cueca del arenal, La verde rama, Canto al sueño americano, Canto a Rosario y muchos otros títulos).
Esa tarea se vio reforzada con colaboradores literarios como Manuel J. Castilla, Buenaventura Luna, Rolando Valladares, Albérico Mansilla, Marta Mendicute, José Ríos, León Benarós, Mario Ponce, e incluso Jorge Luis Borges, con quien compuso "José Hernández", y con Ernesto Sábato crearon "Romance para la muerte de Juan Lavalle".

Una de las más relevantes fue la Suite Argentina para Guitarra, Cuerdas, Clavecin y Corno, estrenada y grabada con la Camerata Bariloche.
En 1999 escribió su Segunda Suite Argentina, para flauta traversa corno y orquesta de cuerdas.
"No quería que este aniversario trascendiera demasiado. Pero mucha gente que me quiere se encargó de hacermelo notar. Ni siquiera quise hacer un recital, para que esta celebración no se convierta en un negocio", confesaba el músico cuando cumplía 50 años con la música en 1997. .

60 comentarios:

Sergio Daniel dijo...

Un grande sin dudas, Patricia. Me gustó mucho cuando cita:

"El hombre es hijo de la tierra y de su paisaje. Mi música y mi canto están cumpliendo con esa necesidad, casi instintiva, que alberga mi ser"

Gran guitarrista de bajo perfil, es lo que yo he conocido de él.

Un abrazo a l@s puenter@s presentes y ausentes, o un beso.

Patricia Moda dijo...

de bajo perfil, y sin embargo ¿leíste su historia musical? es impresionante.

Y sabés q en el 2007 en alemania pagaron para hacer una película con la historia de Eduardo Falú?, justamente, de bajo perfil, tan humilde q de estas cosas uno se entera luego.

Les aclaro q es largo, porque es toda una obra, textos y voz de Ernesto Sábato, música Eduardo Falú, un especial a la Tucusita, q le encanta Ernesto Sábato.

Romance para la muerte de Juan Lavalle (Sabato - Falú)

Patricia Moda dijo...

Les dejo también esta canción, para mi, bellísima.

Las golondrinas (Jaime Davalos - Falú)

RECITADO:
Amo las golondrinas
porque son como mi alma
fugaces visitantes de lo desconocido
aparecen de pronto
cuando la primavera en el aire decide
la derrota del frío
me traen de lo cielos remotos de la tierra
la nostalgia del paso
y el ansía de infinito
con que mi sangre viene venciéndola a la muerte
y afirmándola la vida
a través de los siglos.
__________________________

I
A dónde te irás volando por esos cielos
bracita negra que lustra la claridad
detrás de tu vuelo errante mis ojos gozan
la inmensidad, la inmensidad.

Veleros de las tormentas se van las nubes
en surcos de luz dorada se pone el sol
y como sílabas negras, las golondrinas
dicen adiós, dicen adiós.

VUELA, VUELA, VUELA GOLONDRINA,
VUELVE DEL MÁS ALLÁ,
VUELVE DESDE EL FONDO DE LA VIDA
SOBRE LA LUZ, CRUZANDO EL MAR, CRUZANDO EL MAR.

II
Un cielo de barriletes tiene la tarde
el viento en las arboledas cantando va
y desandando los días mis pensamientos
también se van, también se van.

Cuando los días se acorten junto a mi sombra
y en mi alma caiga sangrando el atardecer
yo levantaré los ojos pidiendo al cielo
volverte a ver, volverte a ver.

VUELA, VUELA, VUELA GOLONDRINA,
VUELVE DEL MÁS ALLÁ,
VUELVE DESDE EL FONDO DE LA VIDA
SOBRE LA LUZ, CRUZANDO EL MAR, CRUZANDO EL MAR.

tucuviajera dijo...

Amigos: me trajo la curiosidad...y gracias a eso disfruté La Candelaria, bellísima...
Y si, amo a Sábato, ese hombre que vivió conflictuado entre la desesperanza y una esperanza que a veces llamaba demencial ...empecé a escucharlo pero me vence el cansancio, pasé el día entre preocupaciones y tareas, así que me lo debo, alcance a verlo en una buena etapa de su vida, sin tanto quebranto, leyendo los textos y me gustó como siempre. Gracias Pato, un saludo especial para Sergio Daniel, sólido como las grandes obras, siempre acá....espero tener mejores días.

Anónimo dijo...

Me entristece la noticia de la muerte de Eduardo Falú. Solo se me ocurren las palabras que escuché hace muchos años a mi abuela hablando de Carlos Gardel: "Hay hombres que no deberían morirse nunca". Eso pienso de Falú, por su obra musical, por su dimensión humana. Tuve la suerte de hablar con él hace varios años -más de treinta- con motivo de su actuación en el "Aula Juan del Encina", en Salamanca (España). Su mirada, a una distancia de un metro, me pareció inmensa como inmenso era el respeto que inspiraba su presencia...

Adonde te irás, Eduardo Falú, volando por esos cielos...
Como sílabas negras, las golondrinas, te dicen adios...

Juana Peñazul

Patricia Moda dijo...

q hermoso tu comentario Juana Peñazul, gracias por venir y compartirnos.

Patricia Moda dijo...

Amigo, te digo amigo

AMIGO, TE DIGO AMIGO - Milonga

Letra y Musica: Jaime Dávalos / Eduardo Falú

Amigo, te digo amigo,
y me sale sin pensar,
por vos le dí este sentido,
a la vida que se va;
por vos le dí este sentido,
a la vida que se va...

Como la sombra y el árbol,
dialogando sin hablar;
porque tu silencio dice,
lo que callan los demás;
porque tu silencio dice,
lo que callan los demás.

Amigo son cruz y fierro,
los juntó la adversidad
y jugándose la vida,
consagraron la amistad;
y jugándose la vida,
consagraron la amistad.

Todo padre es un amigo,
que también hay que ganar,
viene en la sangre contigo,
contigo también se va;
viene en la sangre contigo,
contigo también se va.

Enajénate al amigo,
desinteresado y real,
talvez por ganar amigos,
camina la humanidad;
talvez por ganar amigos,
camina la humanidad.

Amigo son cruz y fierro,
los juntó la adversidad,
y jugándose la vida,
consagraron la amistad;
y jugándose la vida,
consagraron la amistad,
y jugándose la vida,
consagraron la amistad...

Mimí dijo...

"Hay que ponerle palabras al silencio", y aquí estoy...
Luego les contaré de mi silencio, pero antes que todo, la historia de Falú es fascinante.
Lo conocí personalmente cuando Ernesto Sábato presentó su fundación en el Teatro San Martín de Bs As. Allí estaba Falú junto a él, también Alejandro Dolina, y lamentablemente aunque estaba anunciado, el escritor Roa Bastos no pudo viajar, y pocos días después fallecía.

Volviendo a Falú, sus dedos volaban sobre las cuerdas, las acariciaba. Era un gran artista.
No me gustaba demasiado cantando, pero en definitiva él era un gran guitarrista y allí estaba su virtuosismo.

Su sobrino, Juan Falú, es también un excelente guitarrista y el creador del Festival Guitarras del Mundo, del que les hablaré luego. Este año, el festival está dedicado a su tío:

FESTIVAL DE GUITARRAS DEL MUNDO 2013
en homenaje a Eduardo Falú y Walter Malosetti
Transitar 19 años ininterrumpidamente por Guitarras del Mundo es todo un camino, que nos obliga a mirar hacia aquel 1995 inaugural en la sala Azucena Maizani de la calle Misiones, y devolver la vista inmediatamente hacia el futuro inmediato en que cumpliremos 20 años con este querido festival.
No podemos dejar de asociar estas casi dos décadas de guitarras a las tres décadas de democracia, sin las cuales ningún proyecto cultural, ni social, ni político, hubiera podido establecerse, madurar y consolidarse.
El Festival Guitarras del Mundo 2013, en su 19º edición, está dedicado a Eduardo Falú y Walter Malosetti, dos entrañables artistas que engalanaron nuestro instrumento y ya no están con nosotros.
Bastaría con invitarlos a una buena audición de Walter interpretando a Django Reinhardt o de Eduardo Falú interpretando su preludio y Danza, para darnos cuenta de que sobran las palabras y de que en esas músicas y en esos intérpretes se cifran todos los significados que hacen de la guitarra un instrumento universal y, en nuestro caso, nacional.
Sabemos que los casi 200 guitarristas que este año se harán presentes en las 90 sedes de Guitarras del Mundo, han de honrar la memoria de estos referentes de la guitarra argentina.
Juan Falú



Mimí dijo...

EDUARDO FALÚ por FALÚ
El recuerdo más antiguo que tengo se remonta a mis seis años, cuando me hacían cantar, él y mi padre. Me pedían una segunda voz y parecían disfrutarla. Puedo distorsionar algo, pero creería que me premiaban con 5 guitas, o tal vez con una moneda de 10 centavos.Y su guitarra.
Después vino el Chevrolet 51, siempre lleno del polvo acumulado entre Buenos Aires y Tucumán, para seguir a Salta, o en el tramo al revés. La parada obligada era la casa de Alfredo, el hermano mayor, el que le había enseñado los primeros acordes, el que parecía ser su consejero intelectual, espiritual. Mi casa.
Eran dos gigantes. Se juntaban y yo entraba a desesperarme porque sacara inmediatamente la guitarra. Para escucharlo. Para verle las manos. La derecha en leve ángulo con la recta del antebrazo y no en ese casi ángulo recto que enseñaban los segovianos en los conservatorios. La izquierda con un desplazamiento seguro, decidido, para no ensuciar el toque. Luego la magia de esas manos contrapunteando el propio canto. Y su sonrisa...
Mi viejo esperaba lo mismo, pero no lo presionaba. Se dedicaban a charlar, a contarse qué libros estaban leyendo. Para Eduardo parecía que era importante hacerle saber a Alfredo que leía. Que, de algún modo, seguía con los designios del padre sirio, del primer Juan Falú en estas tierras, el mismo sirio que debe haberse asustado con la idea de que empuñe la guitarra y abandone los estudios.
(sigue)

Mimí dijo...

Eduardo reparó ese abandono leyendo. Hablaba siempre de historia. Encontraba en mi viejo la posibilidad de la conversación entre maestro y discípulo. Y mi viejo, que ya conocía su arte, lo veneraba como al único y auténtico maestro.Daba gusto verlos. Y llegaba el momento de la guitarra. Un gigantesco ritual, el regalo más preciado de aquellos años.Y su estatura.
El porte ganador del humano. Las dimensiones de un semidiós para nosotros, changuitos asombrados con el tío. A mi asombro lo alimentaba el plus de la música. Pero si hubiese sido sordo para la música, o directamente sordo, el asombro habría florecido intacto.
Era artista de Ñaró, la casa tucumana de ropa masculina, creo que asociada a Suixtil. Ibamos a Ñaró a buscar fotos de Eduardo, solamente para tenerlas. Si conseguía varias, las regalaba eligiendo cuidadosamente que el destinatario fuese un individuo con oreja para la música. Con esos amigos íbamos a escucharlo. Qué hijo de puta, mirá cómo toca mientras canta, era la expresión obligada, posiblemente más con Trago de Sombra, cuando le metía un sabor a preludio bachiano entre frase y frase.
Verlo en la pieza del hotel, antes de ir a actuar. Verlo en calzoncillos, distendido, como si fuese humano. Ver cómo se empilchaba, aquellas medias medias negras bien ajustadas y los zapatos “charol” de tanto brillo. Y la guitarra. Cada vez que pasaba por casa, le mostraba a Alfredo los temas nuevos. Yo no me perdía un solo segundo de esos encuentros. Recuerdo haber escuchado antes que el público obras como La Nostalgiosa.
Lo recuerdo a mi padre emocionarse con el remate de Jaime Dávalos: “busco al fondo de la calle un cerro, pero encuentro el cielo y nada más”. Me explicaba el extrañamiento que podía sentir un salteño en Buenos Aires, ese añorar las montañas. Yo podía imaginarlo, por mis propias montañas, pero no entenderlo del todo porque no me imaginaba la ausencia de la montaña. La explicación de mi viejo quedó resonando toda la vida, como metáfora del desgarro, como el exilio que de alguna manera casi todos vivimos.
Por entonces era el tío Ñato. Ñatito, le decía mi papá. Ñato a secas le decía Chela, la hermana más compinche, la menor, la de la risa fácil y el canto claro.Era el tío Ñato que tenía un diente de oro. “Eh, hermano, no sabí la guita que vale ese diente”, nos jactábamos ante los amigos del barrio. O lo pensábamos para adentro, como algo natural, lógico. Semejante capo solo podía tener un diente de oro, que le iluminara más la sonrisa. Creo que me pasé largos años asumiendo que un diente de oro, pero tan solo uno, era toda una señal de elegancia y distinción. Una especie de blasón que solo pueden portar determinados héroes.
(sigue)

Mimí dijo...

Un día alguien deslizó que piloteaba aviones. Creo que mi padre. Ahora entiendo a Alfredo. Era tan racional que no parecía haber caído en las generales de la ley que mandaba admirar a Eduardo hasta el pensamiento mágico. Pero sí había caído. Nos ayudó a imaginar que piloteaba aviones y más aún, que posiblemente tendría un avión.
“También con la guita que ganaba”, pensábamos. Si a la Zamba de la Candelaria la cantaba todo el mundo. Si rebalsaban los teatros. Si hasta el Romance del Molinero, que parecía una composición para intelectuales, estaba en boca de todos. Y Preludio y Danza? La pasaban por las radios como a una suerte de lambada mediática del siglo XXI. Cómo no iba a tener un avión. Superman, Batman y el Hombre Araña eran unos pobrecitos ídolos enclenques al lado del tío Ñato. Con una sonrisa los podía minimizar a todos juntos. Y con la guitarra, ni hablemos. Y las Variaciones de Milonga.
Me acuerdo que ahí decidimos que era “bachiano”. Porque después se empezó a decir que algo era borgiano o kafkiano o felliniano. Era bachiano, señores, bachiano.
Y el Choro Nª 1 de Villa-Lobos. Me acuerdo que Sasá Del Pino, que era “greliano” y también nochero, bohemio mitad tucumano mitad porteño o, mejor dicho, un arrabalero tucumano, se vino conmigo a un recital de Eduardo donde, por pedido mío, tocó el Choro. Sasá, que tenía clarita la cuestión de la música, se quedó con esa obra toda la vida. Por años me pidió a mí que la tocara, repitiendo en las noches tucumanas ese ritual que en mí empezó a montarse como reflejo, esa cuestión no resuelta de tocar lo que tocaba Eduardo para obligarme yo mismo a pensar que no llegaría jamás a su estatura. Pero la noche y el alcohol ayudaban a disimular mi complejo y al festejo de escuchar el choro que Eduardo había tocado una vez y para siempre. Y la hondura
Ayudaban la gravedad de del canto y la poesía de Jaime. Pero aún en mi tímida voz, puedo sentir esa hondura de la canción. Eran ellos, pero ya era también la canción lo que se elevaba, como un misterioso movimiento de ascenso de la gravedad.Discreta, profunda y bella, la canción se fue instalando como el mágico cincel de una estética imperecedera. Como un modo de ser.¿Será que uno aprendió a imaginarse la vida desde alguna canción? ¿O el ansia de amar o ser amado? ¿O la adoración de la música como una entidad divina, acaso el único dios palpable que pudiera hospedarse en nuestro mundo sensible?¿Será que uno soñó un país a la medida de una canción? Al revés, a mí me gusta decir que un país puede medirse por la canción que canta. Me gusta decirlo, sobre todo cuando siento asombro por lo que me pareció muchas veces un desconocimiento de uno de los artistas más importantes de nuestra historia.
A Eduardo le gustaba parafrasear a León Felipe: “el día que los pueblos sean libres, la política será una canción”. Creo que amó la tierra desde el canto. Creo que la sufrió desde el silencio.Entre su silencio y el otro tan inesperado que se instaló entre nosotros, me quedé sin el Eduardo cotidiano. La fiera noche inaugurada en el ’76 se estiró en mi vida por la ausencia definitiva de un padre y la distancia definitiva de otro.
Una extraña jugada simbólica del tiempo hizo que se fuera Eduardo el mismo día que pedíamos justicia por otro Eduardo, por Luis Eduardo, por Lucho Falú, el 9 de agosto pasado en la Tucumán enlutada, durante la audiencia en el juicio a los genocidas.Y recuerdo “y de sangre en sangre, fecundar la muerte con nuestra canción”.Y me doy cuenta de que, aún solos y tristes, nos queda la ternura, como resolana bajo la piel.
Juan Falú, agosto de 2013

Patricia Moda dijo...

Mimí, gracias, muchas gracias, por traer estas palabras de Juan Falú, q inmensas, q hermosas!

Q lindo ese parafrasear de Eduardo Falú a Felipe León: “el día que los pueblos sean libres, la política será una canción”.

Gracias otra vez, hermosas.

Patricia Moda dijo...

La huarmillita

LA HUARMILLITA - Bailecito

Letra: Jaime Dávalos
Música: Eduardo Falú

Dónde andará mi chura, por esa puna
Sola solita
Con la pollera al viento, tras la majada
Carihuarmita.

Voy enterando el año, bajé al ingenio
Pa´la cosecha
Ojalá no se canse, tanto aguaitarme
Hasta que vuelva.

Estribillo
para que no la olvide
Me dio su anillo de filigrana,
Le dejé de recuerdo mi poncho puyo
Sobre su cama,
Tra la la laira, la la la laira
Le dejé de recuerdo mi poncho puyo
Sobre su cama.

Si me parece verla, cuando me duermo
Pelando caña,
Pegadita a mi sombra con su presencia
Que me acompaña.

Ay, achalay mi chura, tan querendona
Tan alhajita,
Llevo en el pensamiento grabada a fuego
Su figurita.

Patricia Moda dijo...

Vamos a la zafra

VAMOS A LA ZAFRA - Zamba

Letra: Jaime Dávalos
Musica: Eduardo Falú

Vamos mi amor a la zafra
tenemos que levantar
todo el dulzor de la tierra
cuajada en las fibras del cañaveral.

De sol a sol en el surco
trabajaremos los dos
mientras madura en tu entraña
el hijo cañero que tengo con vos.

Estribillo
Cuando volteo el machete
tajando la sombra del cañaveral
es el dulzor la simiente
salando caliente mi sangre y mi pan.
Es el dulzor la simiente
salando caliente mi sangre y mi pan.

Quiero que tengas un chango
para yapar el jornal
porque pelando maloja
se come mis brazos el cañaveral.

Yo no creo en el desquite
que buscaba en el alcohol
vamos mi amor a la zafra
que queman las ganas de hachar sol a sol.

Patricia Moda dijo...

Amor se llama amor

AMOR...SE LLAMA AMOR - Cancion

Letra: Jaime Dávalos
Música: Eduardo Falú

Amor,se llama amor esta alegría
de amar sencillamente y comprender
que amar es el sentido de la vida
y darse el heroismo de la piel.

Amor...se llama amor esta palabra
que en silencio dicta el corazón
sus sílabas de sangre deslumbrada
enuncian una antigua religión.

Escúchame,tus ojos en mis ojos
tus manos en las mías...nada más...
y aquello que callaron tantas bocas
las nuestras en un beso lo dirán.

Amor que mueve el sol y las estrellas
juntó nuestros destinos para ver
si juntos en el barro transitorio
nacemos a un lejano amanecer.

Patricia Moda dijo...

Mimí, ¿sabés q a mi me gusta su voz? esa voz grave, de bajo, le da un profundidad q me llega al alma.

Y esa guitarra, ya lo creo, ¿no te pasa q es como si no necesitase el canto, porq con solo escucharla te dice todo?, es algo increíble, para mi el mejor guitarrista q conocí.

Mimí dijo...

Cierto Pato, tal vez el mejor, dentro de nuestro folclore.
Qué lindas obras hizo con don Jaime, que además era otro personaje.

A todos: les pido disculpas por el silencio, otra vez complicada, y cuando pierdo la inercia..., la pierdo de verdad. Hace días que ni leo siquiera Segunda Cita, y cuando una se atrasa en la lectura de SC, es difícil seguir el tranco...

Esta semana me tendrán por aquí, pero luego estaré ausente con aviso por viaje.
Disfrútenme mientras estoy, jajaja

Un abrazo a todos.

Mimí dijo...

Choro el caminante.

Sergio Daniel dijo...

Hola mis querid@s amig@s

Sé poco realmente de la obra de Falú, pero buscando encontré esto que es muy conocido y me encanta:

Tonada del viejo amor-Eduardo Falú (letra de Jaime Dávalos)

Introducción: “Grabé tu nombre y el mío en las arenas del mar y un juramento que nunca me atrevería a jurar. El viento como el olvido la arenita se llevó y ahora se ha vuelto arena lo que juramos tú y yo. No le prometas a nadie que nunca lo olvidarás porque el amor es eterno y nuestra vida fugaz.



Y nunca te'i de olvidar,
en la arena me escribías
y el viento lo fue borrando
y estoy más solo mirando el mar.

Qué lindo cuando una vez
bajo el sol del mediodía
se abrió tu boca en el beso
como un damasco lleno de miel.

Herida la de tu boca
que lastima sin dolor,
no tengo miedo al invierno
con tu recuerdo lleno de sol.

Quisiera volverte a ver,
sonreír junto a la espuma,
tu pelo suelto en el viento
como un torrente de trigo y luz.

Yo sé que no vuelve más
el verano en que me amabas,
que es ancho y negro el olvido
y entra el otoño en el corazón.

Un abrazo a tod@s

Patricia Moda dijo...

Me la sacaste esa, justo venía a ponerla Sergio.

Te invito a q te introduzcas en Falú, de verdad es un grande.

Patricia Moda dijo...

Bella, muy bella,
La nochera

LA NOCHERA
- zamba -
Letra: Jaime Dávalos.
Música: Eduardo Falú

Ahora que estás ausente
mi canto en la noche te llega
tu pelo tiene el aroma
de la lluvia sobre la tierra

Y tu presencia en las viñas
dorada de luna se aleja
hacia el corazón del vino
donde nace la primavera.

Mojada de luz
es mi guitarra nochera
ciñiendo voy tu cintura
encendida por las estrellas.

Quisiera volver a verte
mirarme en tus ojos quisiera
robarte guitarra adentro
hacia el tiempo de la madera.

Cuando esta zamba te cante
en la noche solo recuerda
mirando morir la luna
como es larga y triste la ausencia.

Mojada de luz
es mi guitarra nochera
ciñiendo voy tu cintura
encendida por las estrellas.

Patricia Moda dijo...

va otra,
La nostalgiosa

LA NOSTALGIOSA - Zamba

Letra: Jaime Dávalos
Música: Eduardo Falú

Nostalgiosa llevo el alma,
por las calles de la ciudad:
gusto a polvo, mi silbido largo
suspirando zambas se me va.

El recuerdo de mi tierra,
por la sombra me subirá
y mis ojos por el cielo lejos,
con las golondrinas volverán.

La montaña alimenta mi voz,
como el río que corre hacia el mar.
Alma mía, fugitiva;
golondrinas de mi corazón.
Busco al fondo de la calle un cerro;
pero encuentro el cielo y nada más.

Donde quiera que yo vaya,
la nostalgia me seguirá:
el paisaje por mi sangre crece
y en mi boca herida cantará.

Volveré, cuando el verano
se derrame por el sauzal:
quiero hundirme en esos ríos turbios,
donde el barro huele a temporal.

Patricia Moda dijo...

Trataré de volver con Falú y Borges.

tucuviajera dijo...

Que linda música de regalo...tonada del viejo amor y la nochera me encantan!! buenas noches, ando muy enredada pero agradezco que tarde noche pueda encontrar estas hermosuras

Mimí dijo...

Tal vez, esta entrada puede ayudarnos a conocer a Falú, y también a otros guitarristas, de esos que tienen el don de arrancarle a la guitarra esos mágicos sonidos.
Pero aún tenemos don Eduardo para desmenuzar.

Esta es parte de la crónica del homenaje que le rindieran sus amigos en una plaza de Salta:

“Tus amigos”, decía la dedicatoria en letras amarillas en fondo blanco de la corona floral que depositaron a los pies del monumento. El cura Aramayo rezó un responso, acompañado por unas 25 personas, todas ellas ligadas a la cultura y el arte salteños. Poetas, músicos y cantores juntaron sus manos y elevaron el rezo de despedida para el folclorista que supo amalgamar lo contemporáneo con lo tradicional, para que la copla ganara alas y volara recorriendo el planeta.

“Andrés Segovia, Paco de Lucía y Eric Clapton lo supieron y lo saben, como lo saben y lo supieron Charly García, Atahualpa Yupanqui y Roberto Grela; y sólo para extendernos con esos nombres hasta los más recónditos lugares del mundo”, dice una parte de las glosas que el poeta Hugo Ovalle le dedicara al maestro.

Patricia Moda dijo...

Tiempo de partir

TIEMPO DE PARTIR

Letra: Albérico Mansilla
Música: Eduardo Falú

Qué me puede importar, después de todo,
el trance de partir, si yo he logrado
llenar cada minuto transcurrido
con un claro vivir enamorado;

si la vida no fue, en definitiva,
sólo un motivo para haber amado.

Qué me puede importar el corto tiempo
que resta por vivir, si la jornada
tiene un punto final ya establecido
y la vida es la muerte demorada;

si hay un tiempo de amar, que ya he vivido,
y otro de soledad, olvido y nada...

(Estribillo)
Tras los cerros, de a poco,
como en lenta agonía,
dibujando ceibales
muere, lejano, el día...
Renacerá la luz, y nuevamente
cobrará su perfil la serranía.

Un tiempo de partir va señalando
la urgencia de vivir como yo quiera:
el rigor del invierno justifica
el ansia de gozar la primavera;

si no puedo encontrar la buena senda
prefiero equivocarme a mi manera...

Quiero quedarme, aún, cuando me vaya,
en la memoria de quienes me han querido,
en los versos triviales que repita
con su cantar algún desconocido;

o regresar en el perfil de un hijo
como ese amanecer que ha renacido...

Patricia Moda dijo...

Mimí, gracias por compartir eso tan pero tan conmovedor.

Mimí dijo...

Pato: estoy asombrada por cómo los temas que tratamos en Puente, muchas veces se entrecruzan con las vidas.
Anteanoche mi sobrino (hijo de mi hermana) fue seleccionado para una exhibición en el Teatro Municipal de Morón. Él es alumno del conservatorio de esa ciudad (del que también egresó mi hijo como profe de piano), y tocó en el marco del Festival "Guitarras del Mundo".

Y yo me enteré minutos antes que comenzara, no pude ir. En realidad me habían avisado pero ¡lo olvidé! Imperdonable.

Sólo quería contárselos.

Besos!

PD: en un ratito que tengo me estoy dando un banquete con las cosas que puso Pato, mientras escribo...

Patricia Moda dijo...

Felicitaciones al sobrino, Mimí.
¿El está en el grupo musical?, che, Mimí, ustedes sí q son familia musical, ¡eh!

Como andan los preparativos de tu viaje?, pensar q me dejarán solita por bastante tiempo vos y la Tucu... pero vendrá el hurracán, q ya va llegando, jaja.

Mañana pasa el huracán por Puente o lo vuelvo brisita de un coscorrón, jajaja.
¡Como se la extraña a la guajira rebencúa!

Patricia Moda dijo...

Les dejo una virtuosa guitarra, es solo música.
Fuga en sol

Más tarde vengo con más.

Sergio Daniel dijo...

Hola puenter@s querid@s

Hoy, 12 de octubre, donde no hay nada que festejar, si me permiten voy a celebrar mi primer añito en este espacio que Iraida nos brindó y que much@s de ustedes abrieron a mis ojos. La constancia no es una virtud en absoluto en quien tiene ciertas patologías como yo, sin embargo me han hecho sentir tan cómodo que sin darme cuenta hace ya un año que vengo metiendo la nariz entrada tras entrada, aprendiendo, descubriendo, compartiendo. Gracias a tod@s lo que me han hecho sentir y espero aunque sea seguir otro añito más.

Besos.

Patricia Moda dijo...

bueno se me borro el comentario, intento de nuevo.

Sergio, ìun anio ya! q grande, como pasa el tiempo, has sido y seguro seguiras siendo una gran compania (no encuentro la enie en este teclado y tampoco los acentos).

Todo el tiempo q este puente siga tendido espero seguir contando con tu compania.

Esta noche, espero poner algo mas de Eduardo Falu, se q debo aun Borges - Falu.

Te cuento, que no veremos por un tiempo a Tucu y a Mimi, porq salieron de viaje ambas, justo al mismo tiempo. Asi q traere a Lien, y espero venga Mariluz q ya volvio del viaje a Colombia por trabajo. Porq sino quedaremos solo vos y yo cuidando de nuestra casita.

Sergio Daniel dijo...

Lo que haga falta, Pato. Abrazo.

Patricia Moda dijo...

Lo encontre, lo encontre, iupi!

Hombre de antigua fe

Musicalizacion del poema El gaucho de Borges.
El Gaucho


Hijo de algún confín de la llanura
Abierta, elemental, casi secreta,
Tiraba el firme lazo que sujeta
Al firme toro de cerviz oscura.

Se batió con el indio y con el godo,
Murió en reyertas de baraja y taba;
Dio su vida a la patria, que ignoraba,
Y así perdiendo, fue perdiendo todo.

Hoy es polvo de tiempo y de planeta;
Nombres no quedan, pero el nombre dura.
Fue tantos otros y hoy es una quieta
Pieza que mueve la literatura.

Fue el matrero, el sargento y la partida.
Fue el que cruzó la heroica cordillera.
Fue soldado de Urquiza o de Rivera,
Lo mismo da. Fue el que mató a Laprida.

Dios le quedaba lejos. Profesaron
La antigua fe del hierro y del coraje,
Que no consiente súplicas ni gaje.
Por esa fe murieron y mataron.

En los azares de la montonera
Murió por el color de una divisa;
Fue el que no pidió nada, ni siquiera
La gloria, que es estrépito y ceniza.

Fue el hombre gris que, oscuro en la pausada
Penumbra del galpón, sueña y matea,
Mientras en el oriente ya clarea
La luz de la desierta madrugada.

Nunca dijo: soy gaucho. Fue su suerte
No imaginar la suerte de los otros.
No menos ignorante que nosotros,
No menos solitario, entró en la muerte.

Jorge Luis Borges

tucuviajera dijo...

Hola a todos, tarde hoy...falle nada menos que en el día de tu cumpleaños en Puente Sergio. Mal , mal...ando en preparativos para el viaje que contó Pato, salgo recién mañana y por eso me organicé para casi despedirme, temprano en SC y ahora en mi Puente querido....
Festejemos!! que la vida es hoy Sergio....quien sabe que va a pasar en un año no? hoy nos sigue convocando, Iraida estaría muy feliz de leerte, con certeza!!!
Bueno, en parte lo dice el poema que subió Pato arriba:

Qué me puede importar el corto tiempo
que resta por vivir, si la jornada
tiene un punto final ya establecido
y la vida es la muerte demorada;

si hay un tiempo de amar, que ya he vivido,
y otro de soledad, olvido y nada...
me voy a escucharlo!!
eso mientras preparo la valija, por si no vuelvo, un abrazo a todos, ya seguro vendrá Mariluz-

Mimí a mi también me impresiona tu conexión con músicos pero lo entiendo por tus hijos, taambién pasó con Luna Monti y Quinteros si mal no recuerdo, los conocías.

Patricia Moda dijo...

Buen viaje Tucu!!!!

Vi este mensaje en los mails y me puse nerviosa, pensé se me habia pasado el cumple de Sergio, y ahora respiro, q es el cumple en Puente, fiuuuuuu!

Sigamos adelante,

Patricia Moda dijo...

Miren que lindo verlos juntos a Eduardo Falu y Alberto Cortes

POR QUÉ SERÁ QUE PARECE - Canción

Letra: Buenaventura Luna
Música: Oscar Valles y Fernando Portal

Por qué será que parece
que voy p´ande va tu sombra,
que rama que el viento mece
florece cuando te nombra.
Rubia... dorada que no, morena
lluvia... bendita sobre mi pena.

Con esta luna que crece
nos vamos para la villa;
ya vamos llegando a trece
y tu amor fue la semilla.

Madre... dorada de mis changuitos
tiernos, y como yo morenitos,
calladita, chinitita,
alivio de toda pena.
Madrecita, rubiecita,
mejor que la yerba buena.

Por qué será que parece
que se ensanchan mis graneros,
que tu amor en mi alma crece
que hay más luz en mi sendero.
Lluvia... dichosa sobre mi siembra,
rubia, dichosa porque sos hembra.

Por qué será que parece
que nos mira todo Huaco;
tambien la majada crece
y está más viejo el guanaco.

¡Tierra... dichosa porque sos hembra!
¡Tierra... dichoso del que te siembra!
Calladita, chinitita,
alivio de toda pena.
Madrecita, rubiecita,
mejor que la yerba buena.

Porque será que parece

Patricia Moda dijo...

y ahora escuchen solo de guitarra, "la cuartelera"
La cuartelera Eduardo Falú en Sevilla

Patricia Moda dijo...

bueno, pues, parece que voy a andar muy solitaria...

Sergio Daniel dijo...

Hola mi solitaria amiga, aporto algo:

Atahualpa Yupanqui y Eduardo Falú

Abrazotes.

tucuviajera dijo...

Buenos días desde ARuba!! estoy solita en el mapa, pero quería que sepan que están acompañando mi desayuno, en realidad con Jorge escuchamos varios temas, y cuando escuchamos la tonada del viejo amor con ARiel Ramirez y Los fronterizos, me dice "la cumbre casi del folklore"...claro falta Atahualpa que trajo Sergio y a por eso vamos con el último trago de desayuno....
Estoy tratando de convencer a Jorge que me escriba algo en la arena...jajaja (indirectas tipo que lindo que lo dice la canción y eso) Bueno no aporto nada pero los escucho!!!
Y los quiero obvio!!! Mimí en la Patagonia debe estar festejando día de la lealtad, yo acá estoy festejando que estoy viva...que no es poco!!! tuve un par de episodios raros pero bueno, capaz me tenga que acostumbrar a tenerlos. Besos

Mariluz Morgan dijo...

FELIZ CUMPLEAÑOS EN PUENTE, SERGIO!!!!! (Un poquito atrasado, pero más vale tarde que nunca)

Disculpen la ausencia tan larga. Anoche recién empecé a ponerme al día....lamento no haber conocido a Falú y me han emocionado mucho los escritos que trajo Mimí, antes de irse. No he podido escuchar nada aún, sólo leer, Y ahora es demasiado tarde y muero de sueño. Pero no quise dejar de mandarles un saludo, con mucho cariño... y claro, la felicitación a nuestro cumpleañero (qué pena, no tengo idea de cuándo vine por primera vez y no podré celebrarlo).

Trataré de reincorporarme, aunque tengo un nuevo viaje pronto... pero será cuando vuelvan Mimí y la Tucu, así es que espero que no queden Pato y Sergio solitos.

Muchos cariños

Sergio Daniel dijo...

Bueno, aquí en Argentina mañana se celebra el día de la madre. Es mi deseo que pasen un hermoso día quienes lo son y también quienes no lo son, a Mimí, que es una madre en otra etapa, a todas, muy feliz día.

Sergio

Patricia Moda dijo...

Tu deseo Sergio, ¿preanuncia q no vas a pasar hasta el lunes?...

Mariluz, si podés, escucha y lee las poesías, pero no pierdas esa guitarra, es algo increíble de verdad.

Y les traigo ésta, muy hermosa milonga y con una pequeña entrevista, El viento tiene una pena

EL VIENTO TIENE UNA PENA - Milonga

Letra: León Benarós
Música: Eduardo Falú

Las cosas dicen que dicen
Para el hombre escuchador;
Ayer hablé con el viento
Y el viento tiene un dolor.

Me dijo sufro una pena
Ir de paso sin quedar,
No echar raíz como el árbol
Andar nomás por andar.

Me vuelvo a veces pampero
Aliviando un sofocón:
Con un revuelo de cardos
Anuncio de un chaparrón.

Al pasar miro la vida
Despareja que se va
Saber que hay lujos en los pocos
Y en muchos tanta humildad.

Las cosas dicen que dicen
Para el hombre escuchador,
Tal vez el tiempo mañana
Nos traiga un tiempo mejor.

Me vuelvo a veces pampero
Aliviando un sofocón;
Con un revuelo de cardos
Anuncio de un chaparrón.

Patricia Moda dijo...

Anduve poquitín por acá, porq primero andaba malosa, con algunas líneas de fiebre, y cuando me recuperé, hice patapluf! en la escalera de casa, así q en cama con hielo y diclofenac, me costaba bastante poder escribir en la cama.

Pero vuelvo, y empiezo a pensar alguna nueva entrada, mientras siguen las ausencias, snif!

Sergio Daniel dijo...

Querid@s

Voy a mover los comentarios de 45 porque se estancaron hace rato.

Si entrás, *FELICIDADES LIEN* ;-)

Besos y abrazos.

Patricia Moda dijo...

Sergio,
es verdad q tengo medio abandada la página, q ante tantas ausencias, me cuesta meterle.

Tengo pensada una nueva entrada, pero quiero q pueda volver a estar Lien para meter esa, porq será una entrada cubana, así q la necesitamos.

Mientras sigo con algo más de Eduardo Falú.

Patricia Moda dijo...

Como siempre esa guitarra q me maravilla, La Lopez Pereyra - Eduardo Falú

La Lopez Pereyra

Yo quisiera olvidarte, me es imposible mi bien, mi bien
tu imagen me persigue, tuya es mi vida y mi amor también
y cuando pensativo yo solo estoy
deliro con la falsía con que ha pagado tu amor, mi amor.

Si yo pudiera tenerte a mi lado todo el día
de mis ocultos amores paloma te contaría
pero es inútil mi anhelo, jamás, jamás
vivo solo para amarte, callao y triste, llorar, llorar.


Me han dicho que no me quieres pero eso no es un motivo
me privas de tu mirada mi alma sin ella no vivo
voy a ocultarme a un selva solo a llorar
pueda ser que en mi destierro tus ojos negros pueda olvidar.

En una noche serena al cielo azul miré, miré
contemplando a las estrellas a la más bella le pregunté
si era ella la que alumbraba tu amor, mi amor
para pedirle por ella al Dios piadoso resignación.

Sergio Daniel dijo...

Sí, Pato, es muy bonita La López Pereyra, ignoraba que era de Falú.
Y me jui........

Lien dijo...

Me debo a Falú... y le debo tanato a Mi puente!!!!...

Vengo a darle mi primer beso de los 40 añitos!!!!!!

Yo vuelvo... juro en dió que comentaré la entrada... cuando no sé, pero lo haré!!!!!...

Mariluz Morgan dijo...

Ja... parece que Lien me llamó...

Siento mucho mi ausencia, especialmente porque sólo paso a avisarles que continuará... como ya ustedes saben, viajo mañana casi de madrugada a mi Chilito natal, a celebrar los gloriosos 90 años de mi madrecita.

Mientras escribo escucho La López Pereyra... que es TAN BELLA (y por supuesto, tampoco sabía que era de Falú... lo que no es de extrañar porque como ya les dije, ni conocía Falú).

Mientras termino de hacer mi maleta, iré escuchando otras cosas.

Y será hasta mi regreso, ya que va a ser bien difícil que entre desde Chile, no tanto por falta de conexión (que no sé, aunque creo que tendré) sino de tiempo... serán días de reencuentros con la familia dispersa por el mundo y de muchas emociones. Pero siempre tendré presente a mi Puente.

Muchos, muchos, muchos cariños.

Sergio Daniel dijo...

Que la pases lindo, Mariluz.!!!

Patricia Moda dijo...

Bueno, mi querida Mariluz buen viaje y un feliz 90 años a tu mamá.

Y, bueno, espero vuelva la guajira q tengo pensada una entrada q ella misma pidió hace tiempo.

Creo q la semana q viene vuelve Mimí, la Tucu no recuerdo.

Sergio, yo entraré recién mañana a la noche o el domingo... es q salgo de viaje.

Sergio Daniel dijo...

Ey, por dónde están los habitantes de puente.

Cubanerías.
Lien y Doris.
Mariluz.
Armando y Guadalupe.
Tucu, Mimí, Patricia.
Giovanina.
Amig@s español@s
Otr@s amig@s

Vengan a compartir un mate y un abrazo.

Patricia Moda dijo...

Hola Sergio, disculpa el faltazo.
Habrás leído en segunda cita q ando medio enfermucha, podría haber pasado igual, pero como nadie andaba por acá, bueh, era un poco para seguir sola, jaja, pa'eso mejor seguía en SC q podía conversar.
Si estoy en actividad, y entonces no ando sola, me es más fácil entrar acá y hablar conmigo misma, jaja, pero como estoy sola en casa, ya q todas trabajan, entrar acá era como pa' seguir sola...

Pero ya volvieron de sus vacaciones Mimí y la Tucu, así q espero regresemos, también creo vuelve la semana q viene Mariluz q anda por Chile de gran festejo de cumpleaños de su madre, y Lien me dijo q cambie nomás de entrada q empieza a zambullirse.

Así q espero podamos volver a la normalidad.

cubanerías dijo...

Hola querido Sergio, he estado dando vueltas pero sobre el tema no sé nada. Sólo aprendo en estos casos.

Extraño a Mimi y a Tucu, pues Mariluz ha sido casi permanente.
Espero que estés bien junto a tu familia.

Estaré al tanto cuando se active el blog y como siempre estaremos compartiendo.

Saludos a todos. y para ti un gran abrazo amigo Sergio.

tucuviajera dijo...

Recién volviendo a la vida normal ....me reporto. Ya vamos a seguir, lo se con certeza, mientras un saludo a Cubanerías y Sergio, que a Pato la estoy siguiendo de otra manera mas cercana porque está enfermita.

cubanerías dijo...

Tucu, en mi blog te dediqué una entrada hace días,fue sobre la isla donde estabas de vacaciones.

Deseo pronta recuperación de Patricia M.

Abrazos.

Carmen Venencia dijo...

La Lopez Pereyra no es de Falú,es de Artidoro Cresseri, soy fana de Falú adoro para que volver,la resolana , junto a mi familia el algarrobal-algarrobal y tantos temas , pero la Lopez Pereira considerada el himno de Salta(una provincia argentina)no le pertenece a don falú.

Patricia Moda dijo...

Tienes razón Carmen Venencia, yo siempre escuché la versión de Falú y no me preocupé por averiguar si era verdad o no que era de él.
Ahora lo hice, x tu comentario, y es así, Cresseri es el autor de la música y la letra son varios autores.
La justicia le reconoció a Cresseri ser el autor del 50% de la Lopez Pereyra. Y no tenía idea q estaba dedicada a un doctor, el Dr. Lopez Pereyra.
Gracias por la corrección.

Publicar un comentario