lunes, 9 de septiembre de 2013

De cómo el Chile de Allende marcó el camino de la trova cubana

En días previos el triste aniversario de la caída de Salvador Allende en Chile, y continuando con el tema de nuestra entrada anterior, comparto con ustedes un artículo de la agencia télam (agencia oficial de noticias de la República Argentina)

La vasta tradición de la música popular latinoamericana de los 60 y los 70 tuvo aportes decisivos desde Chile, gracias al vuelo feroz de Violeta Parra, a la consecuencia imbatible de Víctor Jara y a los aportes renovadores de Quilapayún, Illapu y Los Jaivas.

Sin embargo, el carácter de su tiempo político "contaminó" hasta los sonidos y las opiniones de los referenciales trovadores cubanos Silvio Rodríguez y Pablo Milanés.

Referentes y emblemas del Movimiento Nueva Trova Cubana y, por tanto, suerte de embajadores principales del ideario revolucionario regional, ambos fueron notablemente permeables al proceso que llevó a Salvador Allende a la presidencia de Chile el 4 de noviembre de 1970.



El golpe criminal perpetrado el 11 de septiembre de 1973 por las Fuerzas Armadas al mando del general Augusto Pinochet agitó aun más el cancionero de los cantautores y, como ejemplo de ello, en el primer álbum de Rodríguez ("Días y flores", de 1975) aparece la explícita "Santiago de Chile" ("Allí yo tuve un odio, una vergüenza/niños mendigos de la madrugada/Y el deseo de cambiar cada cuerda/por un saco de balas/Eso no está muerto/no me lo mataron/ni con la distancia/ni con el vil soldado").

Con todo, parece haber sido Milanés el más conmocionado por aquellos sucesos, al punto de haber confesado años después que "lo de Chile es lo que más me ha impactado en la vida".

Por eso, en su amplísimo cancionero, la situación chilena aflora de la mano de varias piezas como, por ejemplo, "A Salvador Allende en su combate por la vida" ("Qué manera de alzarse en un abrazo/el odio, la traición, la muerte, el lodo/lo que constituyó tu pensamiento ha muerto todo/Qué vida quemada/qué esperanza muerta/qué vuelta a la nada/qué fin").

También a Chile Pablo le debe el demoledor testimonio de "La vida no vale nada" ("La vida no vale nada/si no es para perecer/porque otros puedan tener/lo que uno disfruta y ama/La vida no vale nada/cuando otros se están matando/y yo sigo aquí cantando/cual si no pasara nada").

Pero su canción más emblemática acerca de de esa vivencia es "Yo pisaré las calles nuevamente", que, aseguró, compuso en 10 minutos tras enterarse de la muerte de Miguel Enríquez, fundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), el 5 de octubre de 1974, y sobre la que dijo "ha sido la composición más rápida, más dramática y más desgarradora que me ha salido en la vida".

En "Yo pisaré…", Milanés conmueve entonando "Yo pisaré las calles nuevamente/de lo que fue Santiago ensangrentada/y en una hermosa plaza liberada/me detendré a llorar por los ausentes".

Aquella confluencia musical e ideológica de los músicos cubanos en torno a Chile se resquebrajó una vez que la dictadura abandonó el gobierno, ya que el debate sobre la figura de Pinochet y su decisiva influencia en la vida local fue una muestra más de la brecha que los empezó a distanciar definitivamente desde fines de la década de los 80.

Mientras Silvio saludó el fin del régimen militar y regresó al país para el 31 de marzo de 1990 actuar ante 80.000 espectadores en el Estadio Nacional e hizo de ese concierto el álbum "Silvio Rodríguez en Chile" (publicado en 1992), Pablo se mantuvo alejado de la escena chilena hasta marzo de 1998.

"El tratamiento tan criminal, tan monstruoso que se les dio a los revolucionarios en Chile me pareció algo tan brutal que solamente con la ausencia del causante de todo eso podía yo estar allí", sostuvo al anunciar su regreso al país después de 26 años de ausencia.

La prosa de Milanés se ha alejado de las barricadas y el gesto de renunciamiento a una tierra amada no figura en las canciones recientes que sigue construyendo con pericia, romanticismo y talento.

Rodríguez, en cambio, retomó aquella historia sensible en "Cita con ángeles", la canción que dio título a su placa de 2003 donde canta "Septiembre aúlla todavía/su doble saldo escalofriante/Todo sucede un mismo día/gracias a un odio semejante/Y el mismo ángel que allá en Chile/vio bombardear al presidente/ve las dos torres con sus miles/cayendo inolvidablemente".

13 comentarios:

Mimí dijo...

Amigos: tomamos prestado el artículo que publicó Héctor en SC.
Me pareció oportuno. Cayó como anillo al dedo...

Besos!

cubanerías dijo...

Bueno Mimí, no sé que decirte. Como artículo es muy interesante pero para conmemorar tan luctuoso hecho, me parece que puedes lograr un título más abarcador. Y éste, lo puedes dejar como comentario referencial.
La Fecha impactó a todos. Podemos hasta contar anécdotas y como recibimos ese acontecimiento.
Es solo una sugerencia.

Aún recuerdo todo lo que hacía aquella mañana triste...


saludos.

Mimí dijo...

Claro Cubaerías! tenés toda la razón. Sólo que no pretendí conmemorar el golpe chileno con este post, sino continuar de alguna manera con el tema de la Nueva Canción de un modo más práctico para publicar comentarios, porque luego de los 200 es más complicada la lectura de los aportes.

Yo sé que Mariluz está muy ocupada con mil cosas, pero tal vez si ella pudiera preparar algo a la altura de las circunstancias, podríamos ponerlo el 11 de sep. para homenajear a Allende a 40 años de su muerte.

Te agradezco y valoro la sugerencia Cubanerías.

Un beso grande.

cubanerías dijo...

Ah, es correcto Mimí. Buena idea.
.........................................

Ahora traigo la letra que solicitó nuestra Mariluz de la Canción por Violeta.


SANAMPAY CANCION POR VIOLETA


Yo no sé qué decir en esta hora
La cabeza me da vueltas y vueltas
Como si hubiera bebido cicuta
Hermana mía.
Dónde voy a encontrar otra Violeta
Aunque recorra campos y ciudades
O me quede sentado en el jardín
Como un inválido
Para verte mejor cierro los ojos
Y retrocedo a los días felices
¿Sabes lo que estoy viendo?
Tu delantal estampado de maqui.
Tu delantal estampado de maqui.
¡Río Cautín!
¡Lautaro!
¡Villa Alegre!
¡Año mil novecientos veintisiete
Violeta Parra!
Pero yo no confío en las palabras
¿Por qué no te levantas de la tumba
A cantar
a bailar
a navegar
En tu guitarra?
Cántame una canción inolvidable
Una canción que no termine nunca
Una canción no más
una canción
Es lo que pido.
Qué te cuesta mujer árbol florido
Álzate en cuerpo y alma del sepulcro
Y haz estallar las piedras con tu voz
Violeta Parra.
Esto es lo que quería decirte
Continúa tejiendo tus alambres
Tus ponchos araucanos
Tus cantaritos de Quinchamalí
Continúa puliendo noche y día
Tus tolomiros de madera sagrada
Sin aflicción
sin lágrimas inútiles
O si quieres con lágrimas ardientes
Y recuerda que eres
Un corderillo disfrazado de lobo.
Violeta Parra.

Violeta hace mucho me hablaron de vos
No sé cuántas veces tal vez una o dos
Yo andaba en mis cosas ni me preocupé
Cantores hay tantos buenos dos o tres.

Perdóname hermana no escucharte antes
Yo nadaba en la etapa del mono arrogante
Inventando rimas gaste el diccionario
Y casi me vendo por treinta denarios.

Hoy no se donde andas ni quiero saber
Solo se que vuelves en cada clavel
Violética humánica estés donde estés
Gracias a la vida por hacerte ser.

Hermana Violeta toma mi guitarra
Y afínala en clave de Sol y de Parra
Violeta furiósica préstame tu rabia
recta como un surco, pura como el agua.

Hermana Violeta cuida mi canción
para que el odio se me vuelva amor.

Violeta sálvame de la oscuridad
Que solo agua clara se atreve a tomar
Mi gente que espera la canción y el pan
Mi gente que espera la canción y el pan.
...............................

Volveremos!

Sergio Daniel dijo...

Creo Mimí, que en cierta forma, Silvio también vuelve a acariciar Chile en el último álbum "Segunda cita", en la conocida canción "Carta a Violeta Parra". Es lo que puede apreciar al menos al releer la entrada.

Buenas noches a tod@s

tucuviajera dijo...

buenas noches!! no puedo escribir mucho, es tardísimo y sigo con la tendinitis, pero me sorprendió llegar y encontrar esta variante de la entrada anterior....

Me llamó la atención lo de Pablo, yo no sabía que la vida no vale nada tiene esa referencia, que notable...yo no tengo recuerdos de ese día pero como cambió la vida de tanta gente!!

Tengo que leer el fin de la entrada anterior, en el celu algo espié, que es eso que Sanampay viene a Tucumán? de donde sacaron eso? cuenten, cuenten...los leeré tranquila el miércoles, pero es muy movilizador esta música en estos días.

cubanerías: sabías que como cosa intrigante, Iraida nos dijo que el 11 de Septiembre pasó algo que cambió su vida para siempre? nunca supimos que fue...

tucuviajera dijo...

Una de las canciones mencionadas, con imágenes impresionantes de Allende

A Salvador Allende

Buenas noches, no puedo escribir mucho así que los dejo

Sergio Daniel dijo...


Buenos días amigos y amigas

Tucu: que te mejores pronto de esa tendinitis.

Ya no recuerdo si en la entrada anterior fue puesta, a lo sumo la repito:

Qué dirá el Santo Padre-Daniel Viglietti

Julián Grimau (o Qué dirá el Santo Padre)

(Violeta Parra)

Segunda versión, de «Recordando a Chile»:

Miren cómo nos hablan
de libertad
cuando de ella nos privan
en realidad.
Miren cómo pregonan
tranquilidad
cuando nos atormenta
la autoridad.

¿Qué dirá el Santo Padre
que vive en Roma,
que le están degollando
a sus palomas?

Miren cómo nos hablan
del paraíso
cuando nos llueven penas
como granizo.
Miren el entusiasmo
con la sentencia
sabiendo que mataban
a la inocencia.

El que oficia la muerte
como un verdugo
tranquilo está tomando
su desayuno.
Con esto se pusieron
la soga al cuello:
el quinto mandamiento
no tiene sello.

Entre más injusticia,
señor fiscal,
más fuerzas tiene mi alma
para cantar.
Lindo se dará el trigo
en el sembra’o,
regado con tu sangre,
Julián Grimau.


Primera versión, de «Un río de sangre»:

Miren cómo nos hablan
de libertad
cuando de ella nos privan
en realidad.
Miren cómo pregonan
tranquilidad
cuando nos atormenta
la autoridad.

¿Qué dirá el Santo Padre
que vive en Roma,
que le están degollando
a sus palomas?

Miren cómo nos hablan
del paraíso
cuando nos llueven balas
como granizo.
Miren el entusiasmo
con la sentencia
sabiendo que mataban
a la inocencia.

El que oficia la muerte *
como un verdugo
tranquilo está tomando
su desayuno.
Lindo se dará el trigo
por los sembra’os,
regado con tu sangre,
Julián Grimau.

Entre más injusticia,
señor fiscal,
más fuerzas tiene mi alma
para cantar.
Con esto se pusieron
la soga al cuello,
el sexto mandamiento
no tiene sello.


* Estrofa censurada en todas las ediciones hasta 1991.

Quilapayún sigue la versión de Recordando a Chile, pero canta en la segunda estrofa «por la sentencia», en la última estrofa: «mientras más injusticias» y «lindo segar el trigo».

Daniel Viglietti en Canciones chuecas sigue la versión de Quilapayún, pero dice «con la sentencia». En la versión de Leben, kämpfen, Solidarisieren canta el mismo texto que Quilapayún.

Ángel Parra sigue la versión de Recordando a Chile, reemplazando, sin embargo, «penas» por «balas», acortando la primera mitad de la última estrofa.

(1963)

Un buen día para tod@s

Mimí dijo...

Sergio querido y fiel amigo de la casa.
Es muy completo esto que contás de la canción, que yo conocí hace un tiempo en SC.

Es una obra profunda, que pregunta cosas que muchos nos preguntamos.
Me gustaría esté Patricia aquí, a la que quiero y respeto por muchas cosas, y también por su defensa de la fé que profesa. Pero es cierto que esa iglesia tiene aristas tan humanas que asusta...

También podríamos tratar en un futuro, el papel que tuvo la iglesia católica en los distintos golpes de estado del siglo pasado en Latinoamérica, que no se comportó del mismo modo en todas partes. Ni todos sus miembros procedieron en concordancia con las jerarquías eclesiásticas del momento.

Muy interesante Sergio. Gracias.

Besos para la Tucu.

Mariluz Morgan dijo...

¡Maravillosa entrada, Mimí! ¡GRACIAS!!!! Estoy plenamente de acuerdo con que esté aquí en estas fechas, justo porque establece el puente entre Cuba y Chile.

Más gracias a Cubanerías por esa maravillosa canción para Violeta.

Sergio Daniel, creo que no había estado Qué viva el santo padre en la entrada anterior. Me apeteció traerles la versión de Violeta

Me voy a ver el video de A Salvador Allende que trajo la Tucu...

No sé si pueda volver hoy, pero estoy preparando cosas para mañana, aniversario del golpe.

Muchos cariños a todos y todas.

Mariluz Morgan dijo...

Antes de irme, la letra de A Salvador Allende en su combate por la vida:

Qué soledad tan sola te inundaba
en el momento en que tus personales
amigos de la vida y de la muerte
te rodeaban.

Qué manera de alzarse en un abrazo
el odio, la traición, la muerte, el lodo;
lo que constituyó tu pensamiento
ha muerto todo.

Qué vida quemada,
qué esperanza muerta,
qué vuelta a la nada,
qué fin.

Un cielo partido, una estrella rota,
rodaban por dentro de ti.

Llegó este momento, no hay más nada
te viste empuñando un fusil.

Volaba,
lejos tu pensamiento,
justo hacia el tiempo
de mensajes, de lealtades, de hacer.

Quedaba,
darse todo al ejemplo,
y en poco tiempo
una nueva estrella armada
hacer.

Qué manera de quedarse tan grabada
tu figura ordenando nacer,
los que te vieron u oyeron decir
ya no te olvidan.

Lindaste con Dos Ríos y Ayacucho,
como un libertador en Chacabuco,
los Andes que miraron crecerte
te simbolizan.

Partías el aire, saltaban las piedras,
surgías perfecto de allí.
Jamás un pensamiento de pluma y palabra
devino en tan fuerte adalid.
Cesó por un momento la existencia,
morías comenzando a vivir.

Volaba,
lejos tu pensamiento,
justo hacia el tiempo
de mensajes, de lealtades, de hacer.

Quedaba,
darse todo al ejemplo,
y en poco tiempo
una nueva estrella armada
hacer.

tucuviajera dijo...

Recién llego...piel de gallina me ponía en los semáforos leer las letras

Miren cómo nos hablan
del paraíso
cuando nos llueven penas
como granizo.

y este otro fragmento

Qué soledad tan sola te inundaba
en el momento en que tus personales
amigos de la vida y de la muerte
te rodeaban.

Terrible, terrible nuestra América por esos años...demasiado dolor. Estoy leyendo la omisión del pronombre que llevó Mariluz a face. Besos a todos

Mimí dijo...

Besos.
Amigos, parece que los temas nos arrastran, encadenados unos con otros.

Por la fecha que hoy se conmemora, les propongo nueva entrada.

Publicar un comentario