domingo, 19 de agosto de 2001

CONTEXTO POLITICO DE LOS MONOLOGOS

En 1955 se derroca a Perón mediante lo que se llamó Revolución Libertadora, tomando el poder los militares, Lombardi primero para luego en 1956 dejárselo a Aramburu.

Se convoca a elecciones en 1958, proscribiendo a Perón y al peronismo. Asume el poder Arturo Frondizi de origen radical de corriente intransigente, logra ganar con los votos del peronismo. Ideológicamente da un viraje hacia el desarrollismo.

La política exterior de Frondizi buscó acercarse a la administración demócrata de Kennedy en Estados Unidos, pero mantuvo una línea independiente e incluso llegó a reunirse en secreto con Ernesto «Che» Guevara.

Su gobierno fue presionado constantemente por los militares, imponiéndole los ministros de economía liberales Alvaro Alzogaray y Roberto Alemann.

Frondizi no pudo terminar su mandato, fue derrocado por un golpe militar en 1962, el hecho que precipitó el golpe fue el éxito del peronismo en las elecciones realizadas 11 días antes, ganando en 10 de las 14 provincias.

Arturo Frondizi había levantado la proscripción al peronismo, no así de Perón. Presionado por la situación con los militares, Frondizi intervino las provincias donde había ganado el peronismo pero no logró igualmente detener el golpe militar.

Producido el levantamiento militar el 29 de marzo de 1962, el presidente Frondizi, detenido por los militares en la Isla Martín García, se negó a renunciar («no me suicidaré, no renunciaré y no me iré del país»). Eso llevó a interminables movimientos, amenazas y gestiones que agotaron a los líderes de la insurrección, quienes se fueron a dormir antes de asumir formalmente el poder. En la mañana del 30 de marzo, el general Raúl Poggi, líder de la insurrección victoriosa, se dirigió a la Casa Rosada para hacerse cargo del gobierno, y se sorprendió con el hecho de que los periodistas le comentaban que un civil, José María Guido, había jurado esa mañana como presidente en el palacio de la Corte Suprema de Justicia.

Los militares aceptaron la situación pero exigiendo a Guido que debía anular las elecciones, y proscribir nuevamente al peronismo.

José María Guido fue presidente desde 1962 a 1963 momento en que se convoca a elecciones nuevamente, ganando el Dr. Arturo Ilia del radicalismo. El peronismo proscripto como forma de protesta votó en blanco, obteniendo el voto en blanco el 2º lugar en las elecciones.

Arturo Ilia fue presidente 1963-66, momento en que fue derrocado por otro golpe militar.

Tomó la presidencia el comandante en jefe del ejército Juan Carlos Onganía 1966-1970, autoproclamando al golpe de estado “Revolución Argentina”, y planeando quedarse en el poder por lo menos más de 20 años, “Es un proceso muy largo, no se puede restructurar la sociedad en 10 o 20 años”.

La "Revolución Argentina", encabezada por el dictador Gral. Onganía, mostró su rostro al profundizarse la crisis y la creciente acción represiva, deteriorando el ensayo que "no tenía tiempos ni plazos, sino objetivos".

Desde 1969, la lucha antidictatorial paso a otro plano, con alzamientos populares como los Rosariazos (Ciudad de Rosario) de mayo y septiembre y el Cordobazo (Ciudad de Córdoba), que tuvieron como protagonistas a la clase obrera y al estudiantado universitario, que fueron las fuerzas de choque callejeras con que contó el movimiento antidictatorial.

Expresaron la explosión de la bronca acumulada tras años de deterioro económico-social, opresión política y gremial, sumado a la proscripción del peronismo, la pérdida de conquistas históricas de los asalariados y deseos de cambios.

Estos alzamientos provocan que los militares saquen del gobierno a Onganía en 1970, nombrando en su lugar a Levingston, un militar que estaba en EEUU, y no se lo conocía, pero por problemas internos en 1971 termina en el poder Agustín Lanusse quien lanzará el GAN (Gran acuerdo nacional), por el cual se convocará a elecciones nuevamente en 1973 con proscripción de Perón, pero no del peronismo.

Hay elecciones y gana el peronismo con la fórmula Cámpora – Solano Lima, asumiendo el 25 de mayo del 73, levantaron la proscripción a Perón, y en pocos meses renunciaron Cámpora – Solano Lima y el presidente provisorio del senado, de esta manera queda como presidente Raúl Lastiri, que era el presidente de diputados. Lastiri, yerno de López Rega (personaje siniestro si los hay), llama a elecciones y gana la fórmula Perón – Perón.

El 1 de julio de 1974 muere Juan Domingo Perón, y asume la presidencia Isabel, comúnmente llamada Isabelita, quien gobierna en realidad dominada por López Rega.

El 24 de marzo 1976 hacen el golpe militar asumiendo la junta militar de las 3 fuerzas, y la presidencia queda en manos de la de tierra Jorge Rafael Videla.

La dictadura militar dura del 76 al 83, fecha en que convocan a elecciones y gana el radical Raúl Alfonsín, quien gobernará desde diciembre 1983 a junio 1989, dejando el poder unos meses antes al presidente electo Carlos Saúl Menem.

Una aclaración sobre la CGT (Confederación General de los Trabajadores) y las 62 organizaciones:

En 1956 el gobierno militar proscribe al partido peronista, interviene los sindicatos y llegó incluso a prohibir cualquier mención oral o escrita de Perón.

Por sugerencia de los llamados gremios “Democráticos” se convoca a la normalización de la CGT, pero cuando concurren el interventor se da cuenta que la mayoría eran los gremios peronistas, 62 gremios peronistas, 32 democráticos, 19 de extracción marxista.

Ante esta situación el interventor insta a los gremios democráticos y marxistas a no presentarse al congreso para dejarlo sin quórum.

Por mandato expreso de Perón nacen a partir de allí las “62 Organizaciones Peronistas” que actuaban política y gremialmente en la clandestinidad. Legalizándose recién en los 70’.


No hay comentarios:

Publicar un comentario