jueves, 4 de enero de 2018

Argentina sos.

Lupita y Pato.


Otra vez pido disculpas, por motivos de salud no me había sido posible atender el diario de viaje.
Ya está todo bien, estamos de regreso, continúa la historia.



7 de noviembre
No hay plazo que no se cumpla y ahora tocaba el turno de cumplir un encuentro pospuesto y esperado, un encuentro elusivo que nos había esquivado en varias ocasiones, el tan temido encuentro con nuestra extraordinaria amiga Pato.
Amiga increíble, solidaria, inteligente y participativa, defensora de sus puntos de vista a capa y espada, siempre con argumentos y dispuesta al diálogo.
Yo temía un tanto este encuentro pues hace cosa de un par de años en el marco de día de los inocentes corrí una mala broma en este mismo blog, y fue justo nuestra amiga Pato quien descubrió el juego y me llenó de los más cariñosos epítetos portenses.
Es por eso que con algún temor llegué al encuentro con Pato.
¿Cómo me recibiría, con reclamos, con miradas acusatorias, con el puño en alto…?
Nos recibió con un abrazo y una enorme sonrisa.
Por fin se había roto la virtualidad dando paso a la virtuosidad.
Pato nos condujo por aquellas calle y avenidas hasta dar con Caminito, lugar por demás llamativo y colorido.


Caminito

Actualmente cuenta con tiendas y restaurantes, calles peatonales, fotos, playeras del Boca y miles de recuerdos.











Murales en Caminito.

Pasamos a comer a un restaurante llamado “Paraíso” (otra vez perdón por el comercial) que la verdad estaba muy bueno.



Nos atendió una mesera misma que nos pidió que la llamáramos “la polaca”, persona dedicada y de buenos tratos, amable y de excelente humor.


La Polaca, maravillosa.




Recomiendo el lugar ampliamente.
Tras un rato de caminar, con el día algo nublado y con presencia de llovizna seguimos nuestro paseo.







Vimos la famosa Isla Maciel, lugar donde la pobreza y la miseria han sentado sus reales desde hace mucho tiempo ya.
Salimos de Caminito, ahora Pato nos conduce a otra zona, el Parque Lezama.



Según la tradición es en este lugar donde se habría fundado originalmente Buenos Aires.
No hay mucha evidencia, salvo la tradición oral, ya que este asentamiento fue abandonado al poco tiempo de fundado y no quedó rastro alguno.
El lugar se presta pues se trata de un pequeño promontorio que facilita la defensa en caso de ataque, pero fuera de eso no hay más que decir, salvo que se trata de un parque muy hermoso y arbolado, con estatuas, estructuras, fuentes y andadores muy lindos.



Es el lugar ideal para pasar una tarde fresca y agradable, tranquila en compañía de un buen libro, los amigos y el absoluto verdor vivo y palpitante de este maravilloso lugar.










No hay palabras con qué agradecer a nuestra querida Pato las enormes atenciones, el asombroso paseo y, sobre todo, la amistad y el cariño que tan inmerecidamente nos tiene.


¡Gracias amiga Pato!

Para la noche fuimos con Gabita a otro paseo nocturno que culminó en algún restaurant, donde tomamos una cerveza Quilmes.
Gabita y Lupita.

Gabita es maravillosa, el lugar bueno y la cerveza, bueno, digamos que regular.


Buenos Aires de Noche.

12 comentarios:

Mimí dijo...

En primer lugar, voy a pedirle a Lupita que cuide a nuestro amigo Armando para que pronto esté totalmente reestablecido...

Armando: qué emoción ver esas calles de La Boca en nuestro Puente...

Algo apurada, prometo regresar a decir más.

PD: La Polaca no imagina que está aquí, jajaja, curiosidades de la vida...

Patricia Moda dijo...

jajaja, no había visto la jaula sin pájaro. De verdad q ese restaurante tenía algunos carteles fantásticos, muy originales.

Intento mañana contar la historia q Armando se olvidó, dándola x dudosa...grrrrr, jajajaja, además porque es jugosa x demás...

Y también un dato de la Famosa isla Maciel, ¿no habías sacado una foto con el bote cruzando el Riachuelo hasta la Isla Maciel Armando? creo que sí, busca...

Patricia Moda dijo...

Me quedé como pescao en tarima (al decir cubano) con lo del día del inocente de hace 2 años... será mi alzheimer... ¿qué pasó Armando?

Sergio dijo...

Armando, te lucís con la prolijidad que mantenés en las crónicas, seguimos leyendo. Abrazo.

Mimí dijo...

No recuerdo ese episodio del día de inocentes!

Vengo a decirles que a partir de mañana nos iremos una semana a disfrutar de unas vacaciones en familia. Los estaré leyendo (dependiendo de mi capacidad de conexión) y comentaré si puedo.
Espero por las nuevas crónicas mientras pienso..., aún me parece un sueño haber tenido en Argentina a estos cuates adorables...

Beso a todos!

la Tucu dijo...

Como cronista y fotógrafo un diez!!
Me encantaron la de los jugadores de ajedrez y la de la jaula, sin desmerecer a las chicas claro

Ando a mil pero no me quería perder los detalles, y como Mimí , que hace mucho hizo la entrada de Quinquela Martin, cuando aún Iraida estaba con nosotras, ver estos lugares acá es muy emotivo. Y se, porque los vi en Córdoba, que los miran con los ojos curiosos de un niño, eso es fantástico!!

la Tucu dijo...

Feliz de publicarme sola!! hace unos días dependía de la moderación, y con la moderadora con fiebre....

la Tucu dijo...

Armando, en breve ustedes, los verdaderos viajeros, estarán nuevamente en Cuba, reportando un momento histórico en el corral, el encuentro de Pato con Ana María, cuya historia es verdaderamente de película....esto sería motivo de tanto pero tanto interés para Iraida, que Puente estaría y estará de fiesta ese día, ese día se verá verdaderamente un puente de Cuba al mundo como ella decía

Sergio dijo...

Para eliminar el número ocho de la cantidad de comentarios escribo estas líneas a la espera de que la hermandad de Puente se haga presente, fue con versito y todo. Un abrazo grande per tutti.

la Tucu dijo...

Hoy hacen ya seis años que partió Iraida...

El día nos encuentra a las puenteras desparramadas, pero varias de nosotras en su tierra, y asistiendo mañana a la presentación de un libro que ella hubiera amado en la Casa de las Américas, La canción en cuba a cinco voces. Nos enseñó a amar a Cuba, y su música.

Son días difíciles, Sergio, a vos contarte lo que por otras vías nos contamos, falleció la mamá de Mariluz, falleció el papá de Mayte, y el tío de Lien tuvo un infarto. Si lees esto, que sepas que la vida está castigando, pero estamos dando pelea.

Yo estoy a punto de salir de vacaciones, no se si podré reportar, pero pronto habrá en este diario de encuentros que está siendo Puente, noticias desde Cuba.

Ausencia no quiere decir olvido. Hoy mas que nunca, porque el recuerdo de Iraida lo llena todo.

Vaya también mi recuerdo para SAra Gonzalez que honró a la cultura cubana con sus aportes.

Sergio dijo...

Me entero por vos, Tucu, de las desgracias ocurridas a Mariluz, Mayte y Lien. Mi abrazo y acompañamiento a ellas, con Iraida y Sara en el recuerdo. Saludos puenteros.

Margarita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario