jueves, 2 de marzo de 2017

Personajes de la Revolución Mexicana

   La República Mexicana fue escenario de la primera Revolución del siglo XX, y de ella emanaron grandes líderes y grandes traidores que la historia se ha encargado de no dejar en el olvido.
   Hoy quiero traerles las correrías y –por lo menos- el alias de algunos de los más desconocidos y pintorescos personajes que participaron en este movimiento social.
   Mucho de estas memorias se las debemos a la pluma del General Francisco L. Urquizo (1891-1969) y a la de  Leopoldo Zincúnegui (1871-1972).





General Francisco L. Urquizo


   Algunos personajes son solo recordados por sus apodos, así tenemos a los capitanes “Tacón”, “Arete” y “Cajete”.
   A “Tacón” lo hirieron en una pierna, teniendo que usar una prótesis en la bota para poder caminar. “Arete” había perdido una apuesta y en prenda tenía que usar en público una arracada que lo caracterizó en adelante. En cuanto a “Cajete”, se ganó el apodo al perder un ojo durante una batalla, el apelativo hacía referencia a la oquedad en el rostro por la falta del órgano visual.

   Un oscuro capitán de origen michoacano de nombre Luis B. Gutierrez  fue conocido como “El Chivo Encantado”, Chivo por la barba y bigote que usaba y que le daba esa apariencia y encantado por la increíble facilidad con que se hacía “ojo de hormiga” en los territorios por él conocidos.
   Este individuo fue reconocido como un individuo de pocas luces y  carácter sanguinario.
   Uno de los grandes problemas que tenía El Chivo Encantado, era mantener el precario orden y la nula disciplina entre su tropa, era muy común que las guardias que dejaba apostadas, se iban del lugar asignado sin aviso ni orden, así que se inventó una rima que llega hasta nosotros y que tenía por meta impedir el abandono de las posiciones asignadas, la rima decía:

“Aquí te pongo y aquí te estás, y tiznas a tu madre si te vas”

   El Chivo Encantado no era el único con ese tipo de problemas, otro caso similar fue el del “Chueco Mendoza”, del cual no se su grado como militar, supe que era comandante pero no encontré ningún dato que lo corrobore.
El General Luis L. Urquizo nos comenta:

“El Chueco Mendoza era un hombre pintoresco de gran simpatía.. Norteño él, creo que de Chihuahua, había sido oroquista, pero andaba con la gente del general [¿Pablo?] González desde hacía ya mucho tiempo.”

Era hombre rudo, campirano y de poca instrucción, debido a lo cual le achacaban una bola de cuentos que él mismo los sabía y hasta se regocijaba contándolos. Era muy conocida una arenga que seguramente la confeccionó, en el cuartel general de don Pablo, alguno de los oficiales del Estado Mayor que antes había sido periodista. En ella aparecía Mendoza como zapatista, cosa que no lo era y decía así:


“Y, pa'lante, ya lo saben, todo aquel general, jefe, oficial, tropa u lo que sea, que se ande menstruando en asuntos que no son de su concupiscencia, será afusila'o en el mesmo lugar en que si'alle."

Otras órdenes del Chueco Mendoza:

“ORDEN PA'LA BRIGADA ESPEDICIONARIA "TANISLAO MENDOZA"
JEFE E DIA PA'HOY: Mi compadre Espiridión y pa'mañana mi tío Celedonio.
OFICIAL DE VIGILANCIA EN LA COLURNIA: Hoy el tuerto Zenaido con 25 guenos pa'los riatazos de la gente suya y pa'mañana Nicéforo el de Azochapa con otros tantos de los d'él y del mesmo pelo.”


“DE MANGUARDIA POR DELANTE: Hoy mi sobrino Candelario, con 50 escogidos de la gente de Jojutla y pa'mañana el Mocho Perfecto, tamién con otros 50; pero de los que trujo de Atencingo.”

“EN LA RETAGUARDIA PO'ATRAS: Catarino el de Ayala, con unos 30 de los d'él y pa'mañana Pascasio el de Chinameca con los que llegaron de Ocuituco; pero se fije mucho en las aiciones de Simón, porque no sé por qué, pero le tengo recelo”.


"Ha llega'o el ratito de'vacuar Aneneuilco y jalar pa'arriba, pa'atacar Jonocatepé y ya lo saben, al llegar ay' las infanterías de a pie se van afornicando de a dos en dos en las esquinas y todo aquel que no cohabite con nuestras ideas o que conciba con los hombres del Gobierno, lo quebran sin más ni más. Yo, mientras con los monta'os doy la guelta por las filas y con mis espejuelos especulo al enemigo.”

"Si pa'cuando esté el sol alto no podemos estarnos en Jonocatepé, que me siga la colurnia y que le jalen; pero que le jalen duro, porque a lo mejor nos corretean a toda riata los carranclanes.”

"Haber si se puede respetar en el pueblo a las mujeres y al padrecito nomás.”

"Lo que se comunica a todos pa'que jalen parejo y no anden barriando a l'ora de los riatazos.”

"Lo que se comunica toditito el personal de la Colurnia pa'su conocimiento y cumplimiento.”

"D.O.S. el Chueco Mendoza, comunicada a mi ahija'o Melitón ayudante comandante que soy yo mesmamente ! "

   Una de las arengas más famosas del comandante y que llega hasta nosotros es la siguiente:

"Tigres de la Revolución, Panteras que melitáis a las órdenes del Chueco Mendoza, ora yo, grifos jijos de su mal dormir, han llegao a mis óidos algunas mermuraciones: que por qué son tantas idas y venidas, tantas gueltas y regueltas, sin saber que son estregias melitares y pa'que estas cosas no cundan entre todos, dispongo yo, el Chueco Mendoza, jefe de la Brigada que soy el mesmo, que con esta fecha causa baja mi compadre Bardomiano por mermurador, vociferativo y jijo y si pa'largarse quere montar la mula pinta que lu'aga y si no, que se monte en su reverenda; pero que se pele'onde no lo guelva a ver todo y su gente; pero ortita mesmo.”


   Ya para finalizar les comparto la versión de “Catarino Maravillas”.






 Fuente:
Francisco L. Urquizo : “Memorias regocijadas de la Revolución Mexicana”

Leopoldo Zincúnegui Tercero (a)“Leopoldo III”: “Anecdotario prohibido de la Revolución”

17 comentarios:

Mimí dijo...

Con un ¡viva México! me entrego a la lectura tranquila de esta entrada.

GRACIAS Armando!

Mimí dijo...

Con un ¡viva México! me entrego a la lectura tranquila de esta entrada.

GRACIAS Armando!

Mimí dijo...

jajaja! ahora sí he leído! Me han hecho reir las órdenes de don Chueco Mendoza, y los apodos del resto de los personajes!

Fino humor don Armando, pero en verdad, ¿es historia real? ..., parecen salidos de un acto de Les Luthiers!
Ay! no me queda juerza pa'más, por eso sólo digo hoy que soy yo mesma y que les vuá a pedir un poco de pacencia porque en la historia argentina hay siguro cosas ansí de cómicas y merecedoras de recontar. ¡Sí Señor!, que sería cosa cómica... de no ser que son ciertas y que estas personas tuvieron en sus manos los destinos de nuestros países.

He bicho.

Arlen de Nicaragua dijo...

Les estoy empezando a tener miedo eh!!!


Jajajajjajajaja

Armando González dijo...

Fata Mimí, si, estos personajes existieron.
La Revolución Mexicana inició con el descontento hacia la clase gobernante pos sus constantes abusos e injusticias, siendo sobre todo campesinos (también obreros, pero en menor proporción) los que conforman las fuerzas armadas insurrectas.
Este primer período es relativamente corto, inició el 20 de noviembre de 1910 y para el 25 de mayo de 1911 Porfirio Díaz presenta su renuncia a la presidencia.
Hasta ahí las distintas facciones revolucionarias se mantuvieron más o menos ordenadas y encausadas, pero a la salida de Díaz la lucha se desata entre los antiguos aliados por ver quien queda en el poder.
Cada una de las facciones se ve obligada a disponer de soldados en donde los pudieran encontrar, así muchos grupos que habían medrado a la sombra de la lucha armada (asaltantes, violadores, etc.), se ven de pronto reconocidos por generales que vieron en ellos la posibilidad de asegurar territorios.
Uno de estos ejemplos es “El Chivo Encantado”, hombre sanguinario y visceral, este individuo y su grupo fueron usados para patrullar algunas zonas del norte, al dejar de ser útiles se les persiguió, en venganza quemaron pueblos y asesinaros a cuanta población encontraron.
Y como él, hay otros muchos que surgieron ante la necesidad de cubrir espacios y territorios, personas sin instrucción ni escrúpulos que vieron por sus intereses propios y nunca por las del pueblo.
Existieron, fueron reales, aún los hay.

Armando González dijo...

También es cierto que se crearon muchas leyendas en torno a figuras reconocidas, dichos y refranes que buscaban enaltecer o destruir a líderes y movimientos.
Así tenemos por ejemplo, que a Huerta le compusieron la canción aquella de “La Cucaracha”, de Villa se dijo que era un asaltante de caminos, de Zapata que era terrateniente antes de la revolución, incluso recuerdo que en esferas pro porfiristas se decía que la estrategia de Zapata era llegar a algún lugar y soltarles esta arenga a su tropa:
“Si son muchos, nos vamos, si son pocos nos escondemos y si no hay nadien… ¡A luchar que para morir nacemos!”
Una anécdota que corrió por aquellos años se inició con la amputación del brazo de Álvaro Obregón, al salir del hospital el general le preguntó a uno de sus capitanes por lo que decía la gente.
“Pos andan diciendo que supura” dijo el capitán, a lo que respondió el general:
“Supura… supura… su pura madre”
Por supuesto son leyendas, pero algo de verdad deben tener.
Desde el ombligo de la Luna, un beso para tod@s.
(Jojojojo, risa legendaria de Sire IdM como diciendo “sí, soy legendario”)

Patricia Moda dijo...

Morí de la risa, el chueco Mendoza jajaja.

Esas arengas son mundiales!

Y Catarino Maravillas, existió realmente? Pobre tipo se les fueron muriendo todos sus líderes...

Acá hay una anécdota q tendría q buscarla xq no la recuerdo bien, me la contó mi mamá cuando era chiquita, a ella le apasionaba tb la historia.

Algo así, parece ser q Belgrano tenía la voz muy finita, y cuando debía gritar en una arenga era tremendo xq se le alfautaba más.
Y en el ejército del norte estaba un segundo de él, q se llamaba Dorrego, y asegun cuentan, era bastante jodon.
Y una vuelta lo pescó el mismísimo Belgrano q andaba Dorrego arengando imitando la voz aflautada de Belgrano y toda la tropa cagada de risa.
La cosa terminó mal, y se sacó a Dorrego de encima y cuentan q quedaron como enemigos...

Mimí dijo...

Bien! Pato, estuve buscando alguna referencia sobre la historia argentina para aportar, pero no encontré nada sobre este tema! Jajaja
Te necesitaba aquí para contar cosas que ignoro.

Ahhh! Me acordé de una. Veré si la encuentro. ..

Mimí dijo...

"Domingo Faustino Sarmiento (San Juan, Argentina, 15 de febrero de 1811 – Asunción del Paraguay, Paraguay, 11 de septiembre de 1888) fue político, pedagogo, escritor, docente, periodista y militar argentino; gobernador de la Provincia de San Juan entre 1862 y 1864, Senador Nacional por su Provincia entre 1874 y 1879 y presidente de la Nación Argentina entre 1868 y 1874."

«En 1847, el gobierno de Chile le encargó a Sarmiento la realización de un viaje por medio mundo, para efectuar un relevamiento de las innovaciones en materia educativa que venían produciéndose en distintas latitudes, con el propósito de adaptarlas a los métodos de enseñanza que a la sazón regían en aquel país.

A su regreso, el venerable maestro publicó un disfrutable volumen titulado "Viajes por Europa, África y América" (habla sobre sus viajes) en el que incluyó un "Diario de gastos" para presentar a sus mandantes: allí registró el viajero todos los detalles de sus "movimientos de Caja", ciudad por ciudad, día por día, hora por hora.

Figuran en las páginas del Diario, traslados en ferrocarriles, autobuses y coches: paseos por el Sena; flores; periódicos; propinas; "un baño, jabón, toallas calientes y corte de callos"; entrada de circo; un par de botas remendadas; un par de zapatos; guantes, medias y corbatas; café y helados; y, claro está, comidas. Hasta aquí, parecería que Sarmiento tocó todos los extremos de la responsabilidad en la exposición de sus gastos: pero, ocurre que en el rubro comidas, agrega al de la cena el gasto con que a menudo cierra la jornada, y escribe simplemente "orgía".»

«Cuando Sarmiento empleaba la palabra orgía, lo hacía sabiendo cuál es la verdadera dimensión del vocablo: y hasta encontraba natural mencionarla entre los gastos diarios (o casi diarios) aun cuando se mezclara con "un retrato del Papa", "una lámina de San Marcos", o "una limosna al Padre O`Brien". Una orgía es una orgía.»

(...)

Mimí dijo...

(...)

• He aquí las listas que anotaba Sarmiento en su Diario de gastos:


- "Mainville. Coche de regreso, 2. 12 planchas de los monumentos de París, 12. 2 retratos, 5. Saint Jacques la Boucherie, 10. Flores, periódico, 4. 1 pastel, ? Orgía, 13. 1 pieza para secar la pluma, 2. Cochero 2 veces para ir a la calle Verneuille, 4. Omnibus y ferrocarril para regresar a Senart, 2,01. Paseo en la floresta (bosque) de Senart, almuerzo y entrega al mozo que tuvo los asnos en Grand Bourg, 5. Ferrocarril a París, 1,16 y pasaje del Sena, 8. 1 botella de cerveza, 15. 1 par de zapatos, 15. Guantes, medias y corbatas, 5,18."

- "Madrid....un par de botas remendadas, limosnas de camino, entrada al circo, café y helados, orgía.
Catálogo del Real Museo, Teatro García del Castañar, comida, orgía."

- "Roma. Gastos: retrato del Papa, limosna al padre O’Brien, una misa de Réquiem, orgía ".

- "Verona. En mayo se registra como gasto: una lámina de San Marcos y al final de día gran orgía."


Augusto Belin Sarmiento, el nieto de Domingo Faustino, comentó a un periodista, sobre la salud de su abuelo: «Anoche mi abuelo ha pasado la noche de farra en alegre compañía, ha vuelto a la madrugada tambaleando, y hoy está tan bueno y fresco como si se hubiese recogido a las diez.»
Al día siguiente, el diario La Nación publicó un artículo titulado: Sarmiento se retiró de una orgía, ebrio, a altas horas de la noche.
"Mira si es buena persona que lo anotaba todo como Felipe II Habsburgo, El Prudente y no era tan taimado como Carlos Gustavo de Suecia y tantos otros por estos lares."

clap, clap, clap!

Sergio dijo...

MIentras
MIro

PAsar
TOdo

ARte
MANuscrito
DOsificadamente

ARdo
LENtamente.

Abrazos y besos polares de oso.

Mimí dijo...

Besitos Sergiooooooooooooo!

Sergio dijo...

Feliz día a las audaces mujeres que habitan Puente Cubano.

Mimí dijo...

GRACIAS Sergio! Un abrazo de osa

Patricia Moda dijo...

Se me ocurrió pasar... jajaja, vi el cuento de Sarmiento, lo sabía pero ni se me cruzó por la mente, jajaja.

No me digan que el tipo no era riguroso en las rendiciones de sus gastos protocolares, q hasta él mismo lo publicaba, jajajaja.

Si recuerdo alguna otra anécdota de personaje histórico luego vuelvo... aunq creo q ya nadie leerá, jaja, o sea me voy a contar a mi misma, jijiji.

Patricia Moda dijo...

Ya volví, je. Es que recordé una historia de un personajón.

El personaje histórico fue José Manuel de Rosas, caudillo de Buenos Aires (no personista xq Perón aún no había nacido, jejeje, digo x lo de caudillo... bueno con los peronistas empezaron a llamarse varones del conurbano...)

Bueno, fue un personaje muy discutido, había rosistas y anti rosistas, para algunos un gran caudillo para otros un dictador...

El cuento lo echa nada más ni nada menos que Charles Darwin, en su diario de viaje en el Beagle.

Darwin llega a Buenos Aires desde el sur, y a caballo, y dice que Rosas era muy admirado por las clases humildes, xq era un hombre estricto, como quien dice con los pantalones puestos...

Le cuentan una anécdota para entender porqué era tan querido x los gauchos (se suponen hombres duros), parece ser que era época, obviamente, en que andaban toito el mundo con facones al cinto (cuchillos) y había diariamente peleas a cuchillo. Así q Rosas aprovecha para hacer una ley, según la cual, los días domingo, x ser día del Señor, se prohibía usar facón. Estos debían quedar guardaditos en casa...
Si se veía a alguien infringiendo la ley, se lo denunciaba, y le correspondía ir al cepo.

Cepo: se recostaba a la persona en el piso y se lo estacaba de manos abiertas por encima de la cabeza y de pies con las piernas abiertas, y así debían quedar todo el día bajo el sol... Tremendo castigo...

Parece ser que un domingo, alguien tocó la puerta de Rosas, y este fue a atender, al salir resulta que estaba con el facón puesto!!!!!!!!

Pero, claro, naides se atrevió a denunciarlo y castigarlo, entonces él mismo le dijo a su ¿mayordomo?, pónganme de inmediato en el cepo, ya que estoy con el facón a cuestas.

En fin, lo pusieron en el cepo y se la bancó al sol... cuando bajó el sol, fueron a desatarlo, y ¿qué hizo don Juan Manuel....?, pues que puso en el cepo a su ¿mayordomo?, y le dijo, esto es porque no me denunciaste...

Bueno, esto muestra el personaje, x quien los gauchos sentían admiración, por esta su forma de ser...

Esto contado por don Charles Darwin.

Mimí dijo...

No lo sabía Pato! tampoco sabía que Darwin hubiese conocido a Rosas..., bueno, vuelvo a leer y no está claro que lo haya conocido en persona, pero sí a sus anécdotas...

Beso! Yo te leo!

Publicar un comentario