sábado, 1 de octubre de 2016

Simón Bolivar en México.

  
Simón Bolivar (1783-1830)

 Simón Bolívar nació en Caracas Venezuela el 24 de junio de 1783 y murió en Santa Marta Colombia el 17 de diciembre de 1830, a los 47 años de edad.
   Bolívar participó activamente en el proceso de independencia de países como Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela.
   Hoy quiero contarles de un viaje que hizo Simón Bolívar a finales del siglo XVIII, iba con rumbo a España, y en aquellos años los navíos hacían escala en el Puerto de Veracruz o en La Habana.
   El navío donde viajaba Simón Bolívar, el “San Idelfonso”, tocó tierra el 2 de febrero de 1799, y tendría que esperar en puerto por espacio de dos semanas, un conflicto bélico entre Gran Bretaña y el Caribe tenía paralizadas las travesías al viejo continente.  Este tiempo sería  aprovechado por el futuro prócer para conocer la capital de la Nueva España, actual Ciudad de México.

Bolivar joven por Plácido Blanco, publicada en el "Museo Mexicano" 1844.

   Durante ocho días fue huésped del oidor Don Guillermo de Aguirre. Cabe mencionar que el poder que detentaba el Virrey en turno, estaba rígidamente acotado por una junta de notables llamada “oidores”, mismos que vigilaban y limitaban el accionar de estos representantes del rey de España y así evitar que se alzaran con el poder de las colonias americanas.



   Bolívar conoció al Virrey Miguel de Azanza, mismo que terminó por escandalizarse con las ideas y opiniones acerca de la justicia y la independencia de los territorios americanos.
   Sería durante esta visita a la ciudad capital que conocería –dicen los que dicen que saben- a  Doña María Ignacia Javiera Rafaela Agustina Feliciana Rodríguez de Velasco y Osorio Barba Jiménez Bello de Pereyra Hernández de Córdoba Solano Salas y Garfias, popularmente conocida como “La Güera Rodríguez”.
   Dicen también los que dicen que saben que Doña María Ignacia habría sido amante de Humboldt, Iturbide, del mismísimo Bolívar, tres curas y otros muchos hombres, se casó tres veces y enviudó dos. Ya en otra entrada se comentó la vida de doña María Ignacia, la Güera Rodríguez.

Virgen de la Purísima, obra de Don Manuel Tolsá.

   Un paréntesis, no existe una imagen oficial de la Güera Rodríguez, sin embargo la tradición dice que la belleza y candor de la cortesana novohispana, inspiró al genial arquitecto español Don Manuel Tolsá a tomarla como modelo para la Virgen de la Purísima, estofado expuesto en el templo de “La Purísima” en el Centro de la Ciudad de México, de ser cierta la historia, este sería el rostro de Doña María Ignacia.
   La visita de Simón Bolívar duró muy poco, ya para el 20 de marzo de 1799 continuaría su recorrido hacia  Europa.

Anfiteatro Simón Bolivar.

   El viaje de Bolívar  dejó una marca imborrable en México, hay calles, colegios, e incluso un hermoso anfiteatro con su nombre, más importante, las opiniones que entonces promovía y que muy pronto darían forma a la muy necesaria justicia en el continente americano, serían parte de la semilla de la Gesta de Independencia en México y América Latina.


20 comentarios:

Sergio dijo...

Perdón por el fuera de tema, pero dejé un comentario en la entrada anterior. Que disfruten el domingo y comiencen bien la semana.

Armando González dijo...

Gracias amigo Sergio, fuera de tema te recomiendo "la omisión " también muy cruda y esclarecedora.
Por ahí anda una que se llama "La noche de Iguala" mal hecha y con el proposito de ilustrar el cuento llamado "verdad historica"

Sergio dijo...

Puente Cubano está siendo tomado por los hombres, con el permiso de Iraida por supuesto. Vengan, niñas, si se atreven.

Armando González dijo...

Serch, suscribo.
Aunque yo no soy hombre, soy el compañero de Lupita.

Patricia Moda dijo...

Esa señora parece que fue muy liviana de cuerpo... jejeje, también se sabe que Simón Bolivar fue amante impenitente de varias mujeres...

No sabía de esa parada en México, en ese viaje que hizo por las Españas y creo por las Francias, voy a recordar en el libro que tengo de su vida, es cuando comenzó a fijar sus pensamientos, que fueron variando x cierto, como corresponde a un hombre despierto.
Muy interesante.

Y si de chivos se trata, espero encontrar para contar una parte muy simpática de su affaire con Manuela Saenz.

Ya vendré, estoy super dispersa y no acabo el día con todo cumplido, en realidad casi nada cumplido... toy ahogada de trabajo... y creo q hasta fin de año antes de las vacaciones seguiré igual.

Armando González dijo...

¡Patooo! Que bueno saber de ti, acá estamos y te esperamos el tiempo que requieras.
Queda pendiente el comentario sobre Manuela Saenz.
Hay poca información sobre la visita a México, Bolivar era muy joven, no estaba prevista y fue muy rápida.
Sin embargo causó una gran impresión en este joven, tanto que estuvo al tanto de los movimientos de Miguel Hidalgo y de José María Morelos durante la gesta independentista.
Bueno, luego sigo con mas datos.

Mimí dijo...

Armando..., hace mucho no entro a Puente, y la verdad es que lamento no haberme enterado de la entrada anterior. Tampoco leí esta!
Voy a enmendar esta falta, ignoraba que había nuevas entradas.

Besos a todos, ya vendré por la tarde.

Mimí dijo...

Sergio..., ¿hombres? ¡hombres eran los de antes!

Patricia Moda dijo...

si, sé que tengo pendiente esa historia, pero debo recordar donde la leí, jajajaja, no sé si está en el libro q tengo porque es uno de esos libros serios históricos así q no creo comente ese chimento, jajaja

Voy a reforzar mi mente para recordar y vuelvo.

Armando González dijo...

Mi linda Fata Mimí, si, la entrada anterior solo duró unos pocos día ps pero ya tenía esta entrada lista. Pretendo publicar una entrada al mes hasta que las auténticas jefas regresen y me corran a patadas por andar publicando tanto desatino.
Por cierto, curioso el comentario de “hombres los de antes” porque –justamente- estoy preparando una entrada con ese tópico.
Lo bueno es que yo no soy hombre, soy el compañero de mi Lupita.
Con respecto a una cierta investigación en curso, nunca he hecho tanto malabar, espero que rinda frutos pronto.
Fata pato, seguimos en espera de tu comentario. Sábete querida.
Me despido por un rato.

Sergio dijo...

Feliz día de las madres, mamas puenteras. Abrazo grande.

Armando González dijo...

Amigo Sergio cierto, en Argentina se celebra el día de las Madres, felicidades a las madres puenteras.
Por estos lares se celebra en mayo.
Ya sea mayo u octubre ¡feliz día de las madres todos los días del año!

Patricia Moda dijo...

prueba

Sergio dijo...

Lindo perfil que no es de perfil Pato. Abrazos para tuitos.

Patricia Moda dijo...

Tá lindo? si?

Patricia Moda dijo...

me diste una idea, al decirme que no es de Pato...

Será demasiado si le saco una foto al pato que me dibujó Silvio en una dedicatoria y lo pongo de perfil? creo q sí, no?

Patricia Moda dijo...

Bueno, ahora voy a cumplir con algo q prometí hace muuuucho.

Una de las anécdotas de la tumultuosa historia de amor entre Simón Bolivar y Manuela Saenz.

"Los amores entre Manuela y Simón eran rechazados por muchos, ya que ella era una mujer casada y el un hombre viudo.

Pero lo cierto es que a ellos nunca les importó lo que dijeran los demás.

Un día cuando Bolívar se encontraba en El Perú, Manuela llega a la villa donde el se hospedaba el Libertado y consigue en la cama del héroe un pendiente de diamante que no era de ella. Furiosa quería arrancarle los ojos al Libertador. Lo ataca tan salvajemente que el hombre necesita la ayuda de dos de sus edecanes para liberarlo de la enfurecida mujer.

Las uñas de Manuelita dejan en el rostro de Bolívar tales marcas que este tuvo que permanecer ocho días en sus habitaciones. Alegando que tenía una fuerte gripe. En esa semana tuvo los cuidados más celosos y dedicados de Manuela."

Esto se llama pasión, jejeje.

Patricia Moda dijo...

Después si quieren pongo toda la historia con Manuela Saenz.

Tipo a lo corín tellado... jejeje, es q es de verdad tumultuosa y apasionada.

Patricia Moda dijo...

En la cartas que Bolívar le escribía a Manuela se evidenciaba la pasión que sentían el uno por el otro:

Mi bella y buena Manuela: Cada momento estoy pensando en ti y en el destino que te ha tocado. Yo veo que nada en el mundo puede unirnos bajo los auspicios de la inocencia y el honor. Lo veo bien, y gimo de tan horrible situación, por ti; porque te debes con quien no amabas; y yo porque debo separarme de quien idolatro! Sí, te idolatro más que nunca, jamás. Al arrancarme de tu amor y de tu posesión se me ha multiplicado el sentimiento de todos los encantos de tu alma y de tu corazón divino (…).


uy, no me copié la dirección http, no recuerdo de donde lo saqué, uf, Pato alpiste nuevamente.

Armando González dijo...

Patito, contá, contá.

Publicar un comentario