martes, 6 de octubre de 2015

PIRATERIA, Qué historia

Barco Pirata


SOBRE PIRATAS

Es historia larga y apasionante, me costó mucho seleccionar para este post.

Luego de apasionarme con toda la historia y algunos personajes, me decidí tomar la historia de la piratería en el Caribe.






UN POCO DE HISTORIA
La piratería es una práctica de saqueo organizado o bandolerismo marítimo, probablemente tan antigua como la navegación misma. Consiste en que una embarcación privada o una estatal amotinada ataca a otra en aguas internacionales o en lugares no sometidos a la jurisdicción de ningún Estado, con el propósito de robar su carga, exigir rescate por los pasajeros, convertirlos en esclavos y muchas veces apoderarse de la nave misma.

Junto con la actividad de los piratas que robaban por su propia cuenta por su afán de lucro, cabe mencionar los corsarios, un marino particular contratado que servía en naves privadas con patente de corso para atacar naves de un país enemigo. La distinción entre pirata y corsario es necesariamente parcial, pues corsarios como Francis Drake o la flota francesa en la Batalla de la Isla Terceira fueron considerados vulgares piratas por las autoridades españolas, ya que no existía una guerra declarada con sus naciones. Sin embargo, el disponer de una patente de corso sí ofrecía ciertas garantías de ser tratado como soldado de otro ejército y no como un simple ladrón y asesino; al mismo tiempo acarreaba ciertas obligaciones.


Antigüedad
Las zonas de mayor actividad de los piratas coincidían con las de mayor tráfico de mercancías y de personas. Las primeras referencias históricas sobre la piratería datan del siglo V a. C., en la llamada Costa de los piratas, en el Golfo Pérsico. Su actividad se mantuvo durante toda la Antigüedad. Otras zonas afectadas fueron el Mar Mediterráneo y el Mar de la China Meridional.

Grecia y Egipto
Aunque los datos no son muy abundantes, por los mitos sabemos que los griegos clásicos fueron buenos piratas.Uno de los más famosos fue Jasón, quien guió a los Argonautas hasta La Cólquida en busca del Vellocino de oro, lo que, aunque no entre en la definición española de piratería, para algunos es, sin ningún género de dudas, un acto de piratería (personas que vienen por mar para robar).

También Ulises u Odiseo, según las traducciones griega o latina, realizó varios actos de piratería en su regreso a Ítaca, como narra Homero en la Odisea.

Roma
En la época final de la República, los piratas en el Mediterráneo llegaron a convertirse en un peligro, desde sus bases primero al sur de Asia Menor en las montañosas costas de Cilicia y más tarde por todo el Mediterráneo, puesto que impedían el comercio e interrumpían las líneas de suministro de Roma.

A diferencia de siglos posteriores, los piratas de la Antigüedad no buscaban tanto joyas y metales preciosos como personas. Las sociedades de aquella época solían ser en su mayoría esclavistas, y la captura de personas para ser vendidas como esclavos resultaba una práctica altamente lucrativa. Pero también se buscaban piedras preciosas, metales preciosos, esencias, telas, sal, tintes, vino y otros tipos de mercancías que solían transportarse en los barcos mercantes, caso de los fenicios.

Uno de los casos más conocidos de piratería de la época
lo protagonizó Julio César, que llegó a ser prisionero de los piratas cilicios (75 a. C.). Plutarco en Vidas paralelas cuenta que el jefe cilicio estimaba el rescate en 20 talentos de oro, a lo que el joven César le espetó: «¿Veinte? Si conocieras tu negocio, sabrías que valgo por lo menos 50». El cautiverio duró 38 días, en los cuales el rehén amenazó a sus captores con crucificarlos. Finalmente el rescate se pagó y el futuro cónsul de Roma fue liberado. Pero César cumplió su amenaza, y cuando recobró la libertad organizó una expedición, pagada con su propio dinero, durante la que apresó a sus captores y los crucificó a todos.

La piratería, sobre todo la perpetrada por piratas cilicios, alcanzó niveles preocupantes para Roma hacia el final de la República. En el 67 a. C., el senado romano nombró a Pompeyo procónsul de los mares, lo que significaba que se le otorgó el mando supremo del Mare Nostrum (el Mar Mediterráneo) y de sus costas hasta 75 km mar adentro. Se le concedieron todos los ejércitos que se encontrasen a las costas del Mediterráneo, contando así con unos 150.000 efectivos, así como el derecho de tomar del tesoro la cantidad que necesitase. Finalmente, se le proveyó con una flota bien pertrechada. En diversas operaciones eliminó en cuarenta días a todos los piratas de Sicilia e Italia y, tras el asedio y toma de Coracesion, a los piratas de Cilicia, acabando así, en cuarenta y nueve días, con los piratas de la zona oriental del Mediterráneo. Asimismo debe apuntarse que dichos piratas sólo presentaron la resistencia imprescindible para poder solicitar una rendición honrosa.
Esto ha sido un recorrido,que me pareció necesario, para poder apreciar desde cuando ha existido la piratería. En adelante enumero solamente según las edades, para centrarme finalmente en la piratería en el Caribe y luego conocer un poco la historia de algunos de los piratas más conocidos.
La Edad Media 
Siguiendo la división historiográfica clásica podemos dividir a la Edad Media en Alta y Baja. En la primera, los piratas protagonistas fueron los vikingos y los árabes; en la segunda, el centro de atención se desplaza más hacia el Mediterráneo Oriental y la creciente expansión del Islam.

Edad Moderna
Tres acontecimientos relacionados marcan la piratería tras la Caída de Constantinopla hasta la Revolución francesa:

  1. El descubrimiento de América por España.
  2. La exclusión de Inglaterra, Francia y más tarde Países Bajos tras el reparto de todas esas tierras entre España y Portugal por el Tratado de Tordesillas (bendecido por bula papal).
  3. Las inmensas riquezas halladas en el Nuevo Mundo.
Una cuarta circunstancia, no tan unida a las anteriores, la constituyó el creciente poderío musulmán, especialmente turco, en todo el Mediterráneo.

Algo que se puede notar ya en la Edad Media, es que los piratas estaban más en relación con el poder político del momento, si bien había piratas que obraban por cuenta propia, cada vez más fueron en coordinación con un poder político.

En la Edad Moderna el auge en el Mediterráneo, los Corsarios Berberisco (musulmanes),  los Corsarios cristianos a las órdenes de los reyes cristianos.

Me extenderé luego, ahora solo como para nombrarlo, en el Caribe comienzan los franceses y luego el corso inglés.
Esta historia de la piratería en el Caribe será el tema central.

Edad Contemporánea
El fenómeno de la piratería ya estaba muy disminuido a medida que los Estados podían fletar armadas nacionales sin recurrir a los corsarios. Al mismo tiempo, la progresiva organización y fortificación de las colonias y colonización de nuevas tierras como África cierra las posibilidades a los buitres del mar de atacar posiciones en tierra.


Sin embargo, la piratería continúa existiendo.
Siglo XIX: las costas chilenas
Siglo XIX: piratería en Estados Unidos: historia muy interesante, para relacionar la piratería con el poder político. Quizá el más famoso de todos, pese a su corta vida, sea William Walker, quien realizó tres expediciones para tomar distintas partes de América Central.

Piratería en los siglos XX y XXI: Durante el siglo XX, la piratería, ejercida de forma sistemática, está concentrada a reductos del Tercer Mundo. Los países que, se estima, albergan más piratas son Somalia, Indonesia y Malasia. En especial alrededor de Asia y en particular en el estrecho de Malaca, un estrecho canal entre estos dos últimos países y Malasia.

Curiosidad: En el siglo XXI, los ataques piratas se realizan con apoyo del GPS y se dedican a robar las cámaras digitales y otros objetos de valor a los turistas.20 Su zona de actuación siguen siendo las mismas que en el siglo XX (sureste asiático, el Cuerno de África principalmente), donde los Estados no tienen verdadera jurisdicción y, a veces, ni siquiera el poder para controlar a sus fuerzas, ya sean de seguridad o armadas.


Corsarios, piratas, filibusteros y bucaneros: consideré importante hacer notar estas clasificaciones que aparecieron en el Caribe.

Pirata era el que robaba por cuenta propia en el mar o en zonas costeras, piratería era “aquella expedición armada o empresa por mar con un fin lucrativo y sin tener la autorización del Estado”. 
El corsario actuaba igual que el pirata, pero frecuentemente, no siempre, se amparaba en una ética. Esta ética procedía de la aplicación de la ley de Talión y era el derecho de represalia. La patente real que se le entregaba, legalizaba su misión: “su participación en la guerra no podría ser considerada ni como un caso de piratería, ni como un acto de guerra privada”.
La sumisión de un corsario a un monarca se evidenciaba con la entrega de éste de una parte del botín. La comisión, en cualquier caso, convertía al monarca en socio y cómplice de las acciones de su corsario.Si el pirata era un personaje romántico, porque luchaba contra el sistema, el corsario era, en cambio, clásico, porque combatía y defendía el orden existente.
Los bucaneros fueron una creación exclusivamente americana. Tomaron su nombre de la palabra “bucan” o “boucan”, que parece ser de origen Karib –para otros historiadores es Arawak, lo que es más improbable- y se refería, a la forma que los indios (caribes) asaban la carne, la asaban y ahumaban a la vez, esta acción se llamaba Bucan, y quienes la preparaban bucaneros, y las vendían a quienes querían comprarlas; piratas por lo común, que merodeaban por sus latitudes. Más tarde se hicieron también piratas, pero siguieron utilizando el mismo gentilicio para designarse a sí mismos. 
Los filibusteros resultaron de la fusión de los bucaneros y los corsarios. Los filibusteros aparecieron a partir de 1630 y principalmente en la isla Tortuga. Es un fenómeno exclusivo del Caribe que transcurrió desde 1630 hasta 1680.

Tanto los bucaneros, como los filibusteros tempranos, carecieron de nacionalidad. Eran principalmente franceses e ingleses, pero no respetaban los buques de su país. Atacaban cualquier buque mercante –y esto lo equiparaba a auténticos piratas- pero preferentemente a los españoles, por ser los que transportaban cargas más valiosas. Las potencias enemigas de España decidieron atraérselos a su lado con objeto de que actuaran contra las naves peninsulares. Se convirtieron así en unos piratas con patente para asaltar posesiones y buques españoles. El hecho de que contaran con la colaboración inglesa, francesa y holandesa les permitió empresas de mayor envergadura que las realizadas por los bucaneros, que actuaron de forma independiente.
Para terminar conviene aclarar que piratas, corsarios, bucaneros y filibusteros son tipologías representativas de un oficio de ladrones del mar que tenía infinitos eslabones intermedios, imposibles de definir. Veremos así piratas semi-corsarios, corsarios semi-piratas, bucaneros semi-filibusteros, etc. 

La piratería en el Caribe español

La Ruta de las Indias que seguían las embarcaciones españolas, cruzaba el océano Atlántico rumbo a Cuba o a La Española. De estas islas partían rutas hacia el continente: a Veracruz, Portobelo, Maracaibo, La Guaira, y Cartagena de Indias.

Durante los primeros siglos del dominio español en América, los piratas intentaban, y en muchos casos lograban, robar valiosos cargamentos de oro y otras mercancías procedentes del Nuevo Mundo abundaron en el Mar Caribe, que presentaba un lugar ideal para la actividad por su abundancia de islas en las que los piratas podían refugiarse.

En el siglo XVII el trópico de la América hispana se convirtió en el escenario donde actuaban a destajo los lobos del mar, a menudo amparados por los grandes países de Occidente (principalmente Inglaterra, Francia y Holanda).

Se llamó corsarios a los que actuaban por cuenta de sus reyes, quedándose con parte del botín. Por su lado, los simples aventureros y ladrones fueron conocidos con el nombre genérico de bucaneros y filibusteros. Sembraron el terror y la desolación en las poblaciones situadas en el Golfo de México y el Caribe. Veracruz, San Francisco de Campeche, Cuba, Santo Domingo, Cartagena de Indias, Honduras, Venezuela, Panamá y Nicaragua fueron los lugares más castigados, víctimas de saqueos, asaltos y asesinatos.

Resaltan las figuras del galés Henry Morgan, de los franceses El Olonés (de nombre Jean David François de Nau) y Michel de Grammont , el holandés Laurens de Graff, Lorencillo (llamado así por su corta estatura; otros hacen referencia a él como Lorent Jácome), todos ellos piratas sin escrúpulos. Los peores asaltos que se recuerda fueron: Maracaibo por El Olonés, Veracruz por Grammont y Lorencillo y Puerto Bello por Morgan. Estos lugares azotados y desprotegidos no contaban con ninguna defensa por parte del Imperio español de ultramar.

Decadencia de la piratería caribeña

El desastre de la Armada Invencible produjo en España, y en especial en Castilla, una sensación de pánico ante la indefensión frente a un posible contraataque de Inglaterra y las Provincias Unidas, lo que llevó a los procuradores a atender las demandas de Felipe II que solicitó y obtuvo 8 millones de ducados para nuevas naves y fortificaciones. Este nuevo impuesto fue conocido como Los millones y resultó terrible para los españoles en general y los castellanos en particular, especialmente para las clases más humildes, pero la cantidad fue abonada con creces.17


Al año siguiente de la Armada Invencible, los ingleses atacaron Galicia, cosechando una terrible derrota. Al mismo tiempo, las fortificaciones en América, como la inexpugnable Cartagena de Indias, fueron reforzadas por los mejores arquitectos del Imperio (como Bautista Antonelli), poniéndole la tarea mucho más difícil a los piratas.

En el siglo XVII aparece una serie de aventureros que llenan las costas americanas y que van en busca de fortuna. Son mercaderes y negreros, bandidos y contrabandistas. Navegan por iniciativa propia pero con dispensa pública de sus gobiernos respectivos. Se dedican casi exclusivamente al saqueo de las riquezas obtenidas por los españoles, para su propio provecho. Tenían su cuartel general en las colonias de Barbados y Jamaica. Esta llegó a ser la isla más rica y fuera de la ley del mundo. Los piratas se adueñaron de esas costas por espacio de 200 años.

En la Isla de la Tortuga (frente a las costas de Haití, rodeada de islotes, lo que hace que, a veces, sea mencionada en plural como Las Tortugas), los bucaneros tuvieron una base internacional durante los siglos XVII y XVIII. Formaban una asociación llamada Cofradía de los Hermanos de la Costa. 

No se conoce el preciso origen de esta cofradía, pero se sabe que llegó a elaborar una constitución que regiría sus vidas. Se presume que era transmitida por tradición oral, ya que no se han encontrado registros escritos al respecto.
Resumo algunos de estos preceptos:

  1. «No existe la propiedad individual». Entendiéndose por esto la propiedad de un determinado terreno. Quiere decir que la isla es de todos y para todos; cabe destacar que los barcos de la cofradía tampoco tenían un propietario fíjo.
  2.  «La Cofradía no tiene injerencia en la libertad de cada cual». Quiere decir que no habría impuestos ni imposiciones de trabajos forzados ni código penal. Cualquier problema entre hermanos debía solucionarse solamente entre ellos. La participación en travesías es completamente voluntaria y no existirá obligación alguna cuando llegue la hora de componer tripulaciones o armar un ejército.
  3.  «No se admiten mujeres». Esta ley sólo se aplicaba a la restricción de mujeres blancas en la isla, ya que representaban un tipo de propiedad individual. Esta ley evitaba que se formaran formas de vida estables que pusieran en peligro la libertad adquirida. Sólo se admitían mujeres negras y esclavas, puesto que las esclavas no eran consideradas personas que pudiesen «apresar» a un hombre en tareas indignas para un hermano.
Lo más curioso de esta constitución es la total ausencia de deberes. La Cofradía sólo teme a la omnipotencia, la dictadura, la tiranía. Los nuevos integrantes eran bienvenidos, ya que esta sociedad se hacía más fuerte cuanto más numerosa.

En toda esta selva de piratería hay un personaje insólito que representa el auténtico romanticismo pirata. El Capitán Misson, de nacionalidad francesa, era un idealista, preocupado por la justicia, por construir un estado utópico en alguna isla del Océano Índico. Se ha dicho de él que es un equivalente al Quijote en el mundo de la piratería. Sus biógrafos cuentan que siempre repartía equitativamente el botín entre su gente y que dejaba en libertad al capitán de la nave apresada. Misson aparece sólo en la obra de Charles Johnson, cuyo cuento de Misson no conviene con los datos disponibles; por eso, la mayoría de los historiadores de la piratería consideran a Misson un mito.

Historia de un corsario - filibustero famoso 


Henry Morgan
(Gales, Reino de Inglaterra, c. 1635,  Jamaica, 25 de agosto de 1688)

Su padre, Robert Morgan, fue un rico labrador con antepasados militares.
La versión más popular de sus primeros años es relatada por Alexander Olivier Exquemelin en su libro Los Bucaneros de América: Siendo muy joven, Henry fue secuestrado en Bristol, vendido como sirviente en Barbuda y terminó habitando en Jamaica.

 Años después, al leer Morgan el pasaje sobre su servidumbre en una traducción inglesa, demandó a los editores en lo relativo a tal punto. La querella resultó en una indemnización de 200 libras esterlinas y públicas excusas. Renegando de tal episodio, manifestó ser sirviente de «Su Majestad» y de nadie más.Otra versión de su arribo a América plantea que formó parte de una expedición inglesa que tomó Jamaica en 1655.

En connivencia con los gobernadores jamaicanos, bajo autoridad británica, y en medio de diversas tensiones políticas con potencias de la época, emprendió varias campañas bélicas contra las posesiones españolas en la zona del mar Caribe. Realizó su primera operación a gran escala en 1668 al saquear la ciudad de Puerto Príncipe (actual Camagüey) en Cuba, y culminó con la atrevida acometida a la ciudad de Panamá en 1670. En este lugar, a pesar de tener las circunstancias en su contra al atravesar el istmo de Panamá a través de la selva, y con evidente desventaja de hombres y armamento, demostró sus dotes de mando al encabezar una banda de asaltantes hasta lograr la victoria.

Este audaz golpe, que causó una honda impresión en Europa, le reportó un gran botín, pero provocó el malestar de las autoridades inglesas, que acababan de firmar un tratado de paz con España, puesto en entredicho por este acto de rapiña. Llamado de vuelta a su patria, se defendió hábilmente de los cargos que sobre él pesaban, en lo que se vio favorecido por el empeoramiento de las relaciones entre Inglaterra y España.


De esta manera, no sólo retornó rehabilitado al Caribe, en 1674, sino que lo hizo con el título de caballero y con el cargo de gobernador de Jamaica. Sin embargo, fue destituido al poco tiempo, acusado de corrupción, lo que no le impidió acabar sus días viviendo como un rico hacendado.


Ref: wikipedia.org
       corsarisdenia.blogspot.com.ar
       biografiasyvidas.com



182 comentarios:

Patricia Moda dijo...

Les dejo una entrada histórica, para mi jugosa, muy jugosa, tanto que lo expuesto es mínimo con respecto a los piratas.

Espero sus lecturas y reacciones, para poner más en los comentarios, también sobre la historia del antepasado de Mariluz, jejeje, hay mucho x donde cortar.

Leyendo su historia entendí porque hay una imagen de él en el Morro de Santiago de Cuba.

Patricia Moda dijo...

Te puse hasta una película Mariluz, hay otra muy famosa pero no la quise poner porque es muy vieja y me van a confundir, je je, con Tyron Power...¿se acuerdan? aclaro q no es de mi época, je je, pero los sábado a la tarde por la TV, canal 11, era tarde de cine, Mimí, ¿te acordás como se llamaba el ciclo? , bueno pasaban muchas películas vieeeeeejas, y había con él, y a mi me gustaba mmmmmmmmm.

la Tucu dijo...

jajajaja se develó el misterio!!

No leí nada aún, en media hora salgo, pero me hizo mucha gracia y tenía que venir a decirlo!!!

Ahora entiendo porque la MORGAN ES IMPRESCINDIBLE!!

Mariluuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuz

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices hacedoras de puentes, hola.
Los piratas (y las piratas) tema de laaaaaarga data.
Por estos lares son muy conocidas las terribles historias de Lorencillo, el pirata francés que no solo asoló Veracruz, sino que extendió su influencia hasta Quintana Roo.
Otro caso conocido y que tiene ramificaciones hasta hoy, es el caso del corsario Jean Floran, más conocido como Juan Florín, debo advertir que en torno a esta historia hay más leyendas que certezas.
Cuenta la leyenda que Moctezuma II Gran Tlatoani de México-Tenochtitlán, regala a Hernán Cortez un cúmulo de objetos preciosos, entre ellos un gran Quetzalapanecatoyotl, estos objetos y muchos más “recuperados” por las fuerzas invasoras, son enviados a España, en el transcurso del viaje, las naves son asaltadas por Juan Florín, tras una muy azarosa travesía, ventas, herencias, extravíos y redescubrimientos, el Quetzalapanecatoyotl es recuperado y exhibido como lo que siempre fue, una pieza magistral de los artistas precuahutemicos de estas tierras.
Se trata del más grande de los objetos de arte plumario que subsisten hasta hoy en día, (solo hay siete), como ya adivinaron, el Penacho de Moctezuma.
Un par de notas al calce de tan extraordinaria entrada, Hay en efecto, muchas ramificaciones en torno a los piratas, las más importantes son los piratas, los bucaneros y los corsarios.
Ya CPato nos dio santo y seña de ellos, pero cabe aclarar que los bucaneros tenían un papel importante dentro del accionar pirata, pues ellos eran los que recibían y negociaban los bienes hurtados por los piratas, y a su vez surtían y refaccionaban los artículos necesarios para la navegación de los piratas.
Eran los intermediarios entre los productores de bienes y los piratas, y actuaban en tierra firme.
Otra cosa, el barco que adorna la entrada, se trata de una carraca o carabela, embarcación marinera pequeña para navegación costera, si bien no contaba con grandes posibilidades armamentistas (costillas pequeñas, pocas cubiertas, sin ventanas para cañones, sin Santa Bárbara, sin espacio determinado específicamente para armas), era una embarcación de comercio, pero su capacidad marinera, la posibilidad de gobernarla con poca tripulación y su extraordinarias posibilidades de maniobra, la hacían favorita en su uso ilegal.
Ya me pasé, el tema me apasiona.
Desde el ombligo de la Luna, un beso para tod@s.
(Jojojojo, risa pirata de IdM como diciendo “Amigas, amigos, a los piratas se les mira de manera romántica, pero romántico romántico, lo que se dice romántico, yo”)

Sergio Daniel dijo...

Buenas noches a todas y todos.

Una de piratas

Joan Manuel Serrat

Todos los piratas tienen
un temible bergantín,
con diez cañones por banda
y medio plano de un botín,
que enterraron a la orilla
de una playa en las Antillas.

Todos los piratas tienen
un lorito que habla en francés,
al que relatan el glosario
de una historia que no es
la que cuentan del corsario.
Ni tampoco lo contrario.

Por un quítame esas pajas te pasan por la quilla.
Pero en el fondo son unos sentimentales,
que se graban en la piel
a la reina del burdel
y se la llevan puesta a recorrer los mares.

Marchando una de piratas...
Larga vida y gloria eterna.
Para hincarles de rodillas
hay que cortarles las piernas.

Todos los piratas tienen
atropellos que aclarar,
deudas pendientes y asuntos
de los que mejor no hablar.
Se beben la vida de un trago
y se ríen con descaro.

Hasta que un día, temblando
en la popa de un velero,
la encuentran, y traicionando
la ley del filibustero,
no reclaman el rescate
y rehuyen el combate.

Cuando los piratas son hombres enamorados
de una piel que huele a jazmines, rompen promesas
con sus hermanos de ayer
y huyen al amanecer
rumbo a un puerto que aún no ha puesto precio a su cabeza.

Marchando una de piratas...
Nadie doblegó su espada
y bastó una mujer hermosa
para cortarles las alas.

No hay historia de piratas
que tenga un final feliz.
Ni ellos ni la censura
lo podían permitir.
Por la espalda, en una esquina,
gente a sueldo los asesina.



Una de piratas, Serrat

Bellos y dulces sueños.

Patricia Moda dijo...

Ey! No sabía q te apasionaba el tema Armando!

Ya vendré x más.

X ahora buenas noches xq muero de sueño bien muerto.

Mimí dijo...

Oh! tarde, muy tarde y con mis ojitos casi cerrados, luego de un día agotador (y lo que queda de la semana parece prometer ser agitada) me leí la entrada dedicada a MARILUZ MORGAN! jajaja

Pato, el ciclo de los sábados por la tarde en canal 11 donde pasaban películas que ya entonces eran del año del pedo (perdón, así le decimos aquí a las cosas muy antiguas) se llamaba "Sábados de super acción", y era una seguidilla de películas maaaaaaaaalas, jaja, no sé, eran de poca calidad pero de "super acción"-
Hace un par de años pasé por Cartagena de Indias, y por la Isla de San Andrés (Colombia). Allí hay mucha presencia de historias de piratas con documentos de dudosa procedencia. No sé si tendré tiempo de ponerles una foto de la Cueva del Pirata Morgan en la isla de San Andrés, una cueva donde estoy segura que jamás estuvo el antepasado de Mariluz, pero que le venden al turista como el lugar donde estuvo el personaje.
Muy, muy interesante lo que puso nuestro filibustero mayor, Don Armando García.
Don Sergio Daniel me ganó de mano, porque mientras leía la entrada de Pato me sonaba Una de Piratas...
Los dejo por hoy, no prometo venir con mucho material porque la Pato lo dijo toooodo!.

Me voy a soñar con Jhonny Depp.

Buenas noches!

Mimí dijo...

Pregunta para el especialista Don Armando: ¿Los bucaneros de hoy serían los integrantes del Banco Mundial?

Mimí dijo...

CANCIÓN DEL PIRATA.

Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,
por su bravura, el Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

La luna en el mar rïela,
en la lona gime el viento,
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y va el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Stambul:

«Navega, velero mío,
sin temor,
que ni enemigo navío
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del inglés,
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Allá muevan feroz guerra
ciegos reyes
por un palmo más de tierra;
que yo aquí tengo por mío
cuanto abarca el mar bravío,
a quien nadie impuso leyes.

Y no hay playa,
sea cualquiera,
ni bandera
de esplendor,
que no sienta
mi derecho
y dé pecho
a mi valor.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

A la voz de «¡barco viene!»
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar;
que yo soy el rey del mar,
y mi furia es de temer.

En las presas
yo divido
lo cogido
por igual;
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río;
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena,
colgaré de alguna entena,
quizá en su propio navío.
Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di,
cuando el yugo
del esclavo,
como un bravo,
sacudí.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Son mi música mejor
aquilones,
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos,
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.

Y del trueno
al son violento,
y del viento
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado
por el mar.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.» (José de Espronceda, España 1808-1848)

Mimí dijo...

Ahora sí, me voy a dormir a ver si sueño algo lindo...

Mimí dijo...

Buenos días..., finalmente... ¡tuve una pesadilla...!

Mimí dijo...

AMIGOIS: ¿Sabías que el Capitán Garfio no era manco?..., los piratas utilizaban el garfio para hacer agujeritos en la carne del prójimo... Eso aprendí hace un tiempo. Era un arma común entre esta gente.

Y ahora sí, me retiro por quién sabe cuánto tiempo, seguro que no volveré hasta la noche. Descansen de mí.
Quería saber qué se sentía siendo huracán...

Beso.

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices hacedoras de puentes ¡Hola Serch!
En efecto, este tema me trae de un ala, tanto que en alguna ocasión me puse a investigar sobre la arquitectura naval del siglo XVII, muy interesante.
Bueno, por lo menos aquella investigación me ayuda para no quedar en blanco con aquello de:
“Foques enrollados, jarcias adujadas y cabos a la cornamusa”
En fin, que ya desde antes había estudiado (por lo del buceo) lo concerniente a la quilla, el calado, la manga, el desplazamiento, la eslora, proa, popa, babor y estribor, el sotavento y los distintos tipos de oleaje.
Por pura y malsana curiosidad me puse a ver la distribución de espacios en barcos del siglo XVII, es interesante que en barcos de línea (guerra) hubiese un espacio especializado para el resguardo de los materiales explosivos, a este lugar se le llamaba “La Santa Bárbara”, el disparo de un cañón, el fuego fuera de control o acción deliberada de incendiar la Santa Bárbara significaba la desintegración y pérdida del barco.
El tipo de barco favorito para los piratas era el Bajel y los bergantines, barcos rápidos y con línea de fuego (cubierta especializada en emplazamiento ý maniobra de cañones).
Las diferencias entre los distintos tipos de piratas son muy sutiles, tanto que investigadores especializados han desechado todas las ramificaciones encapsulándolos a todos como piratas.
Una de las ramificaciones interesantes es la de los pichilingues, estos piratas (más bien corsarios) eran de origen holandés y su campo de acción se ubicaba en las costas del pacífico americano.
No se sabe el origen de la palabra, hay quien dice que es una deformación del vocablo “speak in english”, también quien afirma que viene del náhuatl “Pichihuila”, un tipo de pato de colores claros que lo hacen parecer rubio y finalmente hay quien dice que viene de “Vlissinghen”, puerto holandés de donde partían los corsarios de dicho país.
Un “Pichilingue” sería un corsario que hablaba otro idioma distinto al español y que asaltaba en las costas del pacífico.
De los corsarios que llegaron a estas costas, se recuerda a Oliver van Noort a Joris van Spielbergsen y sobre todo a corsarios ingleses Swan y Townley.
Estos dos últimos se les recuerda por haber capturado el “Santo Rosario”, un galeón armado hasta los dientes, al registrar las bodegas las encontraron repletas de estaño, al no ser un metal precioso que pudiesen convertir rápidamente, optaron por arrojar la carga al mar (clásico de corsario), uno de ellos guardó un lingote de recuerdo.
Al regresar a Inglaterra, descubrieron con mucho desagrado que el lingote era de plata pura.
Otro pichilingue famoso fue también ingles Cromwell, tuvo su atracadero en la península de Baja California, se le conoció como “Coromuel” nombre que recibe la playa donde estableció su base.
Desde el ombligo de la Luna con Júpiter, un beso para tod@s.
(Jojojojojo, risa pichilingue en español como diciendo “Amigas, amigos, ni le buigan, ya el tesoro del Santo Rosario esta en mis arcas”)

Armando Solo dijo...

Y claro, un enlace que les comparto...

https://youtu.be/B69gBEGTLhE


Les quiero muuuuuuucho.

Mimí dijo...

jajaja, otro que me quitó la palabra de la boca, (o el enlace entre los dedos), mientras te leía Armando, diciendo "El tipo de barco favorito para los piratas era el Bajel y los bergantines, barcos rápidos y con línea de fuego ", pensé en "ese" enlace que puso Armando Solo..., jajaja, muero de risa, y desaparezco para regresar luego (me asomé y no aguanté el deseo de leerte)

Patricia Moda dijo...

nooooooooooooooooooooooooo, Mimí, ni ahí que lo dije todo, no tenés idea de cuánto hay e interesantísimo.

Por ejemplo toda la piratería de la Edad Media es muy interesante x como estaba ligada a las realidades del momento, pero de verdad interesantísima.

Y no te cuento la Contemporánea, se entienden bastantes cosas, como x ejemplo mucho de EEUU...

no, Mimí, esto solo fue un granito de arena.

Además q para Mariluz también, tengo guardado historias de piratas famosos, donde no faltan MUJERES, así que para nuestra feminista Mariluz será todo un placer conocer, jijijiji

Patricia Moda dijo...

Tengo muuuucho trabajo, así q no pude leerte lo nuevo Armando, cuando me haga un huequito como el de ahora te leo.

Alguien sabe algo de Cubanerías??????????????????????????????????

Patricia Moda dijo...

jajaja, ese enlace Armando, jajaja, genial como todo Lelus!

A Mimí, serían malísimas x lo viejas también, pero las de Tyron Power, me encantaban, tal vez x lo lindo, jejeje.
Y hay una en que él hacía del pirata Morgan.

Guadalupe sin foto dijo...

Puente querido:

A vuelo raso leí generalidades de esta piratísima entrada, solo me asomo para felicitar a Patricia por las entrañables historias de piratas, más aún cuando entre nuestros miembros se encuentra una descendiente de Henry Morgan, jeje!!!

Y por cierto, esto me recuerda a Una de Piratas

Los quiere siempre


Guadalupe

Mimí dijo...

jajaja, Lupita, no leíste a Sergio! se nos adelantó con Una de Piratas!

Sobre su armamento:

Su objetivo el abordaje
Poca precisión de las armas de fuego
La precisión de sus armas de fuego era muy escasa a larga distancia, eran de un solo disparo, y se tardaba demasiado tiempo en recargarlas.

Por otra parte al pretender los piratas y corsarios, apoderarse tanto del barco, como de la carga y de los pasajeros importantes, utilizaban las armas que no dañase sus futuros bienes.

Utilizaban los cañones lo imprescindible, lo imprescindible para romper el velamen del barco y evitar que huyera, pasando a continuación al abordaje.

Cuando alcanzaban el barco, realizan el abordaje. Con las hachas, alabardas y chuzos rompían el velamen para inmovilizarlo, y tras un primer disparo de arcabuces, pistolas y mosquetes, pasaban a la lucha cuerpo a cuerpo con armas blancas como cuchillos, dagas, alfanje, espadas, etc
Armas y Cañones
Dagas y alfanjes en las distancias cortas
Los piratas siempre estaban fuertemente armados y se quedaban con las armas de conseguían en sus asaltos. Sus armas eran las habituales de la época, aunque preferían las armas que pudieran utilizar con más facilidad y eficacia en sus abordajes.

En vez espada o sable de grandes dimensiones que necesitan mucho espacio para que sea efectiva preferían las espadas cortas o alfanjes muy eficaces.

Los cañones solían bascular sobre un pivote que permitía controlar la altura de disparo mediante una cuña cuya introducción progresiva modificaba el disparo.

En un principio estas bases de los cañones eran fijas y dificultaban la carga. Más tarde se le añadió unas ruedas que facilitaba su desplazamiento y por lo tanto la carga de pólvora y de las pesadas bolas, los proyectiles de la época.

------------------------------------------------------------------------------

Un marinero y un pirata se encuentran en un bar y se empiezan a contar sus aventuras en los mares. El marinero nota que el pirata tiene una pierna de palo, un gancho en la mano y un parche en el ojo y le pregunta al pirata:
- ¿Y cómo terminaste con esa pierna de palo?
El pirata le responde:
- Estábamos en medio de una tormenta y una ola me tiró al mar, caí entre un montón de tiburones. Mientras mis amigos me subían un tiburón me arrancó la pierna de un mordisco.
-!Guau! - replicó el marinero. - ¿Y qué te pasó en la mano, por qué tienes ese gancho?
- Bien.... - respondió el pirata, - estábamos abordando un barco enemigo y mientras luchábamos con nuestras espadas contra los otros marineros, un enemigo me cortó la mano.
- ¡Increíble!, - dijo el marinero, - ¿Y qué te paso en el ojo?
- Una paloma que iba pasando y me cayó excremento en el ojo.
- ¿Perdiste el ojo por un excremento de paloma?, - replicó el marinero incrédulamente.
- Bueno..., - dijo el pirata, - era mi primer día con el gancho.

Mariluz Morgan dijo...

¡¡¡AJÁ!!!! Por eso Pato me insistía (iba a decir presionaba... pero me contuve... je) para que viniera!!!! ¡¡¡Una entrada en que mi tatarabuelito juega un rol importante!!!! ¡QUÉ EMOCIÓN!!!!

Mis muy queridas y queridos... disculpen tan larguísima ausencia, pero he estado con muuuuucho trabajo, además de demandas abueliles (porque la mamá de Inara se lo ha pasado viajando). No sé si voy a poder venir todos los días, pero lo intentaré con todas mis fuerzas. LES HE EXTRAÑADO!!!!!

Leí todo, pensé inmediatamente en traer a Serrat, pero ya me di cuenta que somos muy poco originales, porque me ganó Sergio Daniel, Mimí iba a traerlo también, y Lupita se delató (no leyó... jajaja) porque lo trajo.

La película quedará para futuros tiempos mejores...

Muero de ganas de conocer las historias de piratas mujeres!!!!

Otro día busco algo que compartirles sobre mi tatara... por ahora, y aunque no se refiere directamente a piratas, les dejo este hermoso vals chilote de la Violeta:

El bergantín

Un bergantín velero
los mares cruza con rapidez.
No le temo al mareo
para postrarme, niña, a tus pies. (bis)

No me hagas más sufrir,
no me hagas más penar,
que si quieres bogar,
dime que sí, dime que sí.

Que si me dices que sí, ay, que sí,
será mi felicidad,
y el que navega por ti
siempre a tu lado estará.

Siempre a tu lado estará
toda la tripulación,
y tú la gobernarás
desde la proa al timón.

Tienes una boquita
tan chiquitita como un botón
y unos ojitos negros
que a mí me roban el corazón. (bis)

No me hagas más sufrir,
no me hagas más penar...

Hasta pronto, eso espero... les dejo muchísimos cariños.

Mimí dijo...

Cuando se hable de Los Piratas del Caribe debe conocerse que su centro oculto lo fue el más grande río de la costa norte de Cuba con su estratégica cayería de Sabana y Sabaneque, la cual alberga la asombrosa cifra de 2 517 cayos en la ruta a Europa; los historiadores fueron engañados por los propios filibusteros al señalar otros centros de movimiento y vida de estos salteadores de los mares antillanos a los que no les convenía mucha propaganda a este tesoro geográfico justo al borde de la ruta del oro a España. Todos los tesoros de América pasaron por los cayos de Las Villas y muchos aquí quedaron , pero esto nunca se supo porque “les faltó a los investigadores tomarse unas vacaciones por LA VILLA DEL UNDOSO”. Desde América hacia España viajaron unos trescientos mil pesos-oro anuales entre 1492 y 1500. Desde el año 1500 hasta 1545 se trasladaron tres millones de pesos-oro anuales. Desde 1545 a 1600 Once millones de pesos-oro anuales. Desde 1600 a 1748 la friolera de 25 millones de pesos-oro anuales; pero a partir de 1748 a 1754 la cifra se situó en 115 440 000 pesos-oro. Según los archivos españoles y cubanos, alrededor de la isla de Cuba existen poco más de 400 galeones hundidos.

Esta "tentación flotante" hizo que por aquí pasaran, el inglés Francis Drake(“El Azote de Dios”) (1540-1596); el holandés Cornelio Jol (“Pata de Palo”); el Francés Juan Davis Nau (“El Olonés”); el temible inglés Sir Henry Morgan (1635-1688); el cubano Diego Grillo(pirata negro) (1558-1640); el corsario francés Jean Laffite(que en 1821 se retiró en Cayo Cristo);el holandés Laurent Graff (“Lorencillo”) y sucoterráneo Rock Brasiliano,entre otros.

¿De donde sacaron sus historias Don Pepe Beltrán, Rafael Rasco e innumerables escritores del tema pirata. Don Antonio Miguel Alcover nunca quizo reconocer el origen pirata de Sagua La Grande,pero lo cierto es que la niebla de la leyenda ha quedado flotando en la Villa del Undoso y muchos autores se inspiran en ese “algo” que aquí sucedió; piratas, corsarios, galeones y tesoros son a veces sinónimos de esta interesante región para los autores e investigadores, aunque nunca lo puedan explicar. En la obra del padre de los comics en Norteamérica Will Eisner aparece “Aguila Azul” (Hawks of the Sea),historieta gráfica dominical publicada en “Jumbo Cómics” entre los años 1936 y 1938, en la que se narraba la historia de un pirata que corría de aventura en aventura a través del Mar Caribe con sus fieles amigos “Fluth” y “Sagua” a mediados del siglo XVIII.,siempre rescatando esclavos y luchando contra las injusticias. No sabemos de donde sacó Eisner a este personaje “Sagua”, pero una vez más nos resulta sospechoso. Beltrán,un fiel amigo de Casariego,afirma que “Diego Grillo” vivió su vejez en la zona; Rasco nos narra los últimos días de Jean Laffite en Cayo Cristo,Basail Serpa nos narró hace ya cien años el origen pirata de Cocosolo y así muchas fascinantes narraciones que insisten en recordar un curioso pasado para la vieja provincia de Sabaneque. La historia Nacional siempre nombra los grandes ataques de piratas a Santiago de Cuba, Puerto Principe, La Habana, etc, pero no se concentran en la enorme cantidad de peticiones de traslados de poblaciones villareñas más hacia el sur debido a las desastrosas incursiones de piratas como es el caso de Remedios, Caibarién, Quemado, Santa Clara, etc.

El tenebroso Olonés tuvo por un tiempo su cuartel general en Cayo Francés y el funesto Henry Morgan lo tuvo en Cayo Mosquito.

Pero a esta rica tradición marina de tesoros piratas debemos añadir otra terrestre de botijas repletas de monedas antiguas que escondían nuestros antepasados para garantizar su vejez. No debemos olvidar que el "Hotel Telégrafo" de Sagua La Grande está construído con la fortuna que encontró su dueño en una botija repleta de monedas de oro en los terrenos de Amaro.

Mimí dijo...

DIEGO GRILLO (el pirata negro, cubano...)

Diego Grillo fue un famoso pirata, que llevó a cabo sangrientas batallas en América durante los siglos XVI y XVII, conocido popularmente por ser el primer pirata Cubano, pasó a la historia como el pirata negro.

Para hablar de este pirata, nos remontamos al último cuarto del siglo XVI, cuando un conquistador español que se dirigía a Tierra Firme (la actual Venezuela) conoce a una bella esclava africana. De esta unión nace un niño llamado Diego Grillo, nacido alrededor de 1550, en La Habana. Fue criado en un entorno hostil, ya que nace esclavo. Cuando tenía trece años escapa de su destino y huye del cautiverio. Se une a unos bucaneros españoles que comercian en el litoral antillano, con los que adquiere grandes habilidades como marinero.

Pero en 1572, su vida vuelve a cambiar cuando es capturado en Isla de Pinos por el pirata Francis Darke, el cual ve al joven con un gran carisma, audacia y espíritu aventurero, y termina tomándolo bajo su tutela y llevándolo consigo a Inglaterra. Una vez allí, nuestro protagonista es militado por ingleses, y a sus 22 años ya es un ilustre marinero para sus Reyes, los cuales le dispersan innumerables honores por sus servicios.

Unos años después, vuelve al Caribe en una expedición como segundo al mando, capitaneada Drake, el cual, al poco tiempo muere, lo que convierte a Grillo en capitán (1595).

Tras esta expedición, se alejó de las aventuras del océano, que le habían dado tanto oro y fama. Pero tras ese descanso Diego vuelve a las Antillas acompañado por Cornelio Jols, uno de los más grandes y conocidos piratas de la historia. Juntos comienzan una sangrienta etapa en la que atacan a navíos españoles, de los cuales no hacen esclavos, ya que mataron a todos sus tripulantes. Llegan incluso a capturar un convoy de once naves, lo que para cualquier otro pirata hubiera sido motivo de retiro para disfrutar las riquezas del botín.

Pero Diego Grillo dio un último golpe: En 1619 planificó y llevó a cabo en la bahía de Nuevitas (refugio de los barcos que se dirigían a España cargados de oro), el asalto a un convoy de seis fragatas, batalla de la que salió exitoso.

Después, de aquel acontecimiento, no se supo más de él, pero al parecer el botín fue de tan grandes magnitudes que el pirata negro decidió desaparecer del mapa y dejar tras él, el sello que lo identifica como uno de los más grandes piratas que existió.
A pesar de ser terriblemente sanguinario, esto no afectó su trato como todo un caballero con las mujeres del vencido y lo demuestra lo acontecido con la viuda del Gobernador de Campeche, Doña Isabel de Caraveo. Después de haber saqueado aquella villa y para evitar los ultrajes a que estaba expuesta la española por los demás piratas, Diego le colocó una guardia personal con un cuidado especial y la puso en tierra sana y salva, cerca de Campeche.

El más mítico de los piratas cubanos, saqueó además Veracruz, Cartagena y siempre asedió La Habana, aunque cada vez que la asaltaba lo hacía para visitar y besar a su anciana madre, negra liberta, y acariciar algún amor no olvidado

Otros datos que pudieran resultar de interés, son la existencia de un cayo de Diego en la costa septentrional de Pinar del Río, que recuerda a Diego Grillo, quien durante muchos años mantuvo su acción por aquellas tierras y hasta un establecimiento nocturno en Cayo Largo del Sur lleva el nombre del mítico pirata.

Patricia Moda dijo...

Ja, parece q Mimí se copó, ja

Pero q yo sepa "el azote de Dios" se lo llamó así a Atilas... Estos ingleses siempre tan agrandados!

Q bueno q Mariluz se emocionó con su antepasado, pero vino Mimí y se mandó: el funesto Henry Morgan, ja

Patricia Moda dijo...

Q bien q gusta, xq así voy a contar historias.

Patricia Moda dijo...

Bueno, mientras entiendo como subir fotos que mandó Lien, hago el relato de una pirata muuuuuuy famosa que anduvo de correrrías por el Caribe.

Especial para Mariluz q dijo que quería saber de las mujeres piratas, fiel a su feminismo.

Patricia Moda dijo...

Anne Bonny
nacida en Irlanda en 1698 y muerta en Carolina del Sur en 1782
fue una mujer pirata irlandesa que operó durante los primeros años del siglo XVIII y que es recordada principalmente como una de las dos únicas mujeres que se sabe que fueron declaradas culpables de piratería en el siglo XVIII, en la época de la edad de oro de la piratería.

Se advierte que al haber ejercido un oficio como la piratería, las fuentes de datos oficiales sobre Anne Bonny son escasas. La mayoría de la información surge de la obra de Charles Johnson, un estudioso del arte de la piratería, contemporáneo de la mujer.

Fue hija del hombre de leyes William Cormac y de la criada de su esposa, Mary o Peg (se desconoce el nombre con exactitud) Brennan. El adulterio del hombre fue descubierto y, a consecuencia del revuelo que la noticia causó entre los vecinos y sus comentarios y reproches, Cormac tuvo que emigrar. Así, se trasladó con la muy joven Anne y su madre biológica a Charleston, en Carolina del Sur.

En el nuevo país el padre de Anne Bonny supo arreglárselas para volver a amasar una fortuna invirtiendo en distintos tipos de plantaciones. Gracias a esto logró mantener el nivel de vida acomodado que llevaba en Irlanda.

La habilidad de su padre con los negocios permitió a Anne Bonny vivir una niñez y adolescencia alejada de la pobreza y obtener un buen nivel educativo. Sin embargo, debido a su carácter rebelde, tuvo continuos enfrentamientos con su progenitor hasta que abandonó el hogar para buscar fortuna en las Bahamas.

Es necesario recordar que en aquella época el papel de la mujer se reducía a procrear y cuidar de la familia. Este modelo de vida no agradaba a la futura pirata, como les pasaba a muchas otras mujeres que, por principios, miedo o costumbre, no se revelaron como hizo Anne Bonny. Esta coacción, junto con las historias románticas que se contaban a diario sobre los piratas, provocó que muchas mujeres soñaran en silencio con llevar la vida del pirata, símbolo de la libertad total.

Cegada por la idea romántica que tenía de los piratas, recién cumplidos dieciséis años se enamoró locamente de un marinero de medio pelo llamado James Bonny, quien había flirteado con la piratería, al que conoció durante sus habituales escapadas al puerto y con quien se casó a espaldas de sus padres. El marinero ambicionaba apropiarse de la fortuna del padre. Pero Cormac, que siempre se mostró receloso con su yerno, desheredó a su hija única para hacer fracasar los planes de James Bonny.

Este episodio provocó que el matrimonio decidiera abandonar Charleston y probar fortuna en New Providence (actualmente Nassau), en las Bahamas.

continúa

Doris dijo...

!!!TREMENDA ENTRADA!!! Prometo volver pero ahora no puedo aportar mucho, estoy agotadaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Sólo un mensaje para Armanducho: ¿Y DE POSTRE??????

JAJAJAJAJAJA

Besos para tod@s

Patricia Moda dijo...

sigue Anne Bonny

En sus años en la isla, conoció al pirata Jack Rackham, apodado "Calico Jack", de quien se enamoró. Se decía que Jack Rackham era un joven notablemente atractivo y su temperamento coincidía con el de Anne. Había sido intendente a bordo del "Ranger", bergantín de Charles Vane, uno de los piratas más conocidos de la zona, antes de deponerle y acabar siendo capitán en su lugar.

Anne supo que su marido James era consciente de su engaño con Jack y que había denunciado el caso al gobernador Woodes Rogers, que amenazó con azotarla públicamente. La pareja decidió reunir una tripulación y robar un barco en el puerto, reanudando así su carrera en la piratería, pero esta vez al mando de su propio barco.

Su encuentro con la otra pirata, Mary Read

Tuvieron una temporada de caza relativamente exitosa, aunque sus botines solían consistir en embarcaciones de pescadores. Dicen que en este tiempo Bonny se quedó embarazada por lo que hicieron un alto en Cuba para dejar el bebé al cargo de unos conocidos de Jack.

Al poco tiempo la pareja pirata capturó un barco alemán, donde un joven extremadamente delicado y bello llamó la atención de Anne. Jack receloso de la relación, aparentemente más allá de la amistad entre Anne y el joven, pidió explicaciones y descubrió entonces que tal joven no era si no otra mujer que se había vestido de hombre.
Hay quien asegura que entonces se inició un triángulo amoroso entre los tres, pero no hay pruebas que apoyen esta hipótesis.

De lo que no hay duda es de que esa otra mujer se unió a la tripulación y pasó también a la historia de la piratería como Mary Read.

CHAN CHAN
Con Mary como nueva compañera la fortuna siguió sonriendo a la pareja, ambas mujeres peleaban igual que cualquier hombre y no hubo problemas con el resto de tripulantes. Rodeados de cazapiratas y patrullas de la armada real, en octubre de 1720, un navío dirigido por el comandante Jonathan Barnet a las órdenes del gobernador de Jamaica puso fin a sus días de piratería.

La captura del barco de Rackham fue tarea sencilla, pues la mayoría de los tripulantes, poco precavidos, estaban ebrios y apenas opusieron resistencia. De hecho, la leyenda cuenta que precisamente fueron las dos mujeres las últimas en caer y las únicas que permanecieron en cubierta luchando como diablos hasta que fueron capturadas por la fuerza.

Comentario aparte merece el fin de la historia apasionante

Patricia Moda dijo...

Arresto y condena

El juicio que se celebró en las semanas próximas tuvo eco y repercusión en todo el Caribe. Además hizo historia, pues los informes redactados al respecto pasaron a ser el primer documento escrito que habla sobre la existencia real de mujeres a bordo de un barco pirata.

Mientras que Jack Rackham y el resto de la tripulación masculina fueron condenados a la horca, Ann y Mary aseguraron encontrarse embarazadas. Como era habitual en tales casos, la inspección médica de una comadrona confirmó el estado y como no podía ejecutarse a una embarazada sino después de haber dado a luz para no matar al nonato inocente, permanecieron presas a la espera pero a los pocos meses, Mary murió de unas fiebres.

A Anne, a pesar de su condición de prisionera, se le permitió visitar a Jack en su celda antes de que fuese ejecutado, las únicas palabras que la muchacha le dirigió entonces fueron: «Lamento verte así, Jack —dijo—. Pero si hubieras luchado como un hombre, ahora no tendrían que colgarte como a un perro».

Lo más curioso fue que, de la noche a la mañana, Anne desapareció del presidio y, algunas fuentes aseguran, que fue gracias a la intervención de su padre, el cual convenció al gobernador para llevarla a un convento y ordenarla monja.

Otras fuentes indican que en realidad Anne fue llevada a dar a luz al segundo hijo de Jack a Carolina del Sur, donde se casaría y tendría varios hijos más, viviendo en un pacífico anonimato hasta su muerte octogenaria.

Patricia Moda dijo...

woooooooooow, no me digan que no es una historia de película.

Patricia Moda dijo...

esto solo para que vayan viendo ¡cuánto hay para contar!

Lien dijo...

sí... por ahí andan ánimas girando por os pliegues del tiempo... y como en efecto, no tengo pinta de la Virgen maría como para que penetre el espíritu Santo... y sí de María Magdalena... me obró la gracia el Espirata Sato de Don Morgan... y miren lo que produjo... Los Messías de Nicaro!!!!!!!!!

Combinación explosiva

Orli, Pirata feroz

Orli pirata

Mariluz Morgan dijo...

Fascinante la historia de las piratas mujeres, Pato! Y también lo que nos trae Mimí... cuántas historias fascinantes de piratas... y cuántas otras no se deben conocer!!!

Les comparto una de esas, aún no aceptada en la historiografía oficial:

LA VERDADERA HISTORIA (aunque no necesariamente única) DE LA FAMILIA MORGAN EN CHILE


En el lejano Reino de Chile, cuando corrían los primeros días del mes de noviembre del año 2005, la encantadora familia Morgan Tirado tuvo la triste experiencia de enterarse de que al parecer sus ancestros los habían engañado y que su historia y genealogía diferían bastante de la que sus padres les habían enseñado. Ello dio lugar a un intenso intercambio de opiniones, pero también de información, recuerdos, datos fidedignos (y otros no tanto) y sobre todo, de nuevas hipótesis. Todo esto permitió que pudiéramos reconstruir la historia de esta ilustre familia, que a continuación pasamos a relatar de manera que quede establecida fehacientemente para el presente y futuro de todos los Morgan de Chile y el mundo que descienden de don Lewellyn Morgan y doña Merina Hue-lo-güi.

Empezaremos diciendo que don Lewellyn había nacido en Liverpool, Inglaterra en 1816, y trabajaba de capataz en una embarcadora de cobre en Londres. Habiendo escuchado sobre la riqueza cuprífera de un lejano y lindo país esquina con vista al mar, ubicado en los confines de Sudamérica, se dirige hacia acá, probablemente alrededor de 1840.

Pero antes de continuar, hay que establecer indiscutiblemente y sin ninguna duda que don Lewellyn era descendiente directo de Henry Morgan, más conocido como “el pirata”.

Aunque no hay pruebas empíricas de ello, basta con citar a Joaquín Sabina:

Pero si me dan a elegir entre todas las vidas
yo escojo la del pirata cojo con pata de palo,
con parche en el ojo, con cara de malo,
el viejo truhán, capitán de un barco que tuviera por bandera
un par de tibias y una calavera.

Si Sabina pudo elegir, ¿por qué no nosotros? Con mayor razón considerando algunos datos comprobables. El primero es la evidente semejanza entre una descendiente de don Henry (Mariluz) y el retrato del pirata que tiene otra de las descendientes (Ximena) en su casa.

Y el hecho histórico más importante es que Pablo Neruda tenía una esfinge del pirata en su comedor, ubicada justo detrás de la silla en que siempre se sentaba, y decía que era porque “Morgan le cuidaba las espaldas”. Si el pirata no tuviera descendientes en Chile, ¿acaso se iba a preocupar de cuidarle las espaldas a nuestro mayor poeta?

........

Eso... vuelvo mañana con algo más que aportar.

Mariluz Morgan dijo...

¡¡¡¡BELLÍSIMOS ESOS PIRATITAS!!!!! Y cómo iba a ser de otra manera, si descienden de mi tatarabuelito... jajajaja.

Terminamos siendo parientes, Lien!!!!!

Lien dijo...

Pos sí, querid@s mí@s!!!... Sepan que el primer poema épico escrito en Cuba, se lo debemos a las travesuras de un corsario!!!!...

(Intervalo de tiempo para darles eso: tiempo… a abrir las bocotas.. y luego a cerrarlas… y luego a pensar… “esta guajira siempre tiene que partirla al medio!!!.. no hay tema en que no se luzca”!!!)

(Fin del Intervalo!!!... asúmanlo… y continuemos!!!)…

Se trata de un poema épico escrito hace nada menos que más de 400 años!!! (siendo exactos: 407… por probables inoperancias de los presentes con el cálculo), el 30 de julio de 1608, por Silvestre de Balboa, natural de Islas Canarias, Escribano del Cabildo de la villa de Santa María del Puerto del Príncipe (Camagüey) y cuyo título es:

“Espejo de Paciencia”

En él se relata el secuestro, en el puerto oriental de Manzanillo, del Obispo de la Isla, Don Juan de las Cabezas y Altamirano, de recorrido por algunas haciendas del poblado de Yara… El corsario galo Gilberto Girón, que incursionaba por la zona, capturó al prelado y pidió un enorme rescate. Los valientes vecinos de Bayamo acordaron atacar a los bandidos cuando se estuviese produciendo el intercambio… y así lo hicieron: se entabló una enconada lucha en la que el esclavo Salvador Golomón asestó una estocada mortal con su lanza al fiero pirata francés.

Fragmento (añorado por recitado repetidamente en mi infancia adorada):

Andaba entre los nuestros diligente
Un etíope digno de alabanza,
Llamado Salvador, negro valiente,
De los que tiene Yara en su labranza;
Hijo de Golomón, viejo prudente;
El cual armado de machete y lanza
Cuando vio a Gilberto andar brioso,
Arremete contra él cual león furioso…

Andaba Don Gilberto ya cansado,
Y ofendido de un negro con vergüenza:
Que las más veces vemos que un pecado
Al hombre trae a lo que nunca piensa:
Y viéndole el buen negro desmayado,
Sin que perdiese punto en su defensa,
Hízose afuera y le apuntó derecho
Metiéndole la lanza por el pecho…

Oh, Salvador criollo, negro honrado!
Vuelve tu fama y nunca se consuma;
Que en alabanza de tan buen soldado
Es bien que no se cansen lengua y pluma.
Y no porque te doy este dictado,
Ningún mordaz entienda mi premura
Que es afición que tengo en lo que escribo
A un negro esclavo y sin razón cautivo…



(Intervalo de tiempo para la… OVACIÓN)…

Lien dijo...

http://www.ecured.cu/images/d/d1/Espejo_de_Pacienciaaa.jpeg

Lien dijo...

http://www.camagueycuba.org/espejo_de_paciencia.htm

Patricia Moda dijo...

Mariluz sigue contando.

Así q Neruda tenía x guardaespaldas a Henry Morgan?

Ahora veo q no leíste atenta a Mimí, q osó llamar nefasto a tu ilustre pariente.

Yo intento mañana venir con información de tu "nefasto e ilustre" antepasado, je

Mariluz Morgan dijo...

Pa' que vean! En cuanto tenga un tiempito busco en "Confieso que he vivido" la parte en que Neruda cuenta eso.

Por ahora, porque el domingo es muy atareado, les traigo un vals peruano que, como es natural, ¡me encanta!:

El pirata

Yo no quiero una tumba, ni una cruz, ni corona
ni tampoco una lágrima, me aburre oír llorar
ni tampoco me recen sólo pido una cosa,
para el día en que muera que me arrojen al mar.

Los faros de los barcos, me alumbrarán cual cirios
las boyas cual campanas se pondrán a doblar
y en la penumbra brava de mi capilla ardiente,
he de sentir salobre todo el llanto del mar.

Así como he vivido al azar, al azar quiero irme
a otras playas mecido en la hamaca de la mar
quiero dejar anclado mi corazón vacío,
en un lejano puerto y muerto aún viajar.

No quiero que me entierren, no quiero estar inmóvil
oh qué angustia tendría dentro de un ataúd
más que los tiburones me espantan los gusanos
quiero como un velero irme a la eternidad.

Mis manos en cruz amen que sean cual dos velas,
un barco mi cadáver que ambule por el mar.
y volveré, quién sabe, a ver aquellos puertos
que en vida vi y donde no pude retornar

Que sí temo a la muerte más que por ella misma
es por esa parálisis de la inmovilidad
que mis últimos sueños los arrullen las olas,
quiero morir tranquilo y sentir la quietud.

Así como he vivido al azar, al azar quiero irme
a otras playas mecido en la hamaca de la mar
quiero dejar anclado mi corazón vacío,
en un lejano puerto y muerto aún viajar.

Mariluz Morgan dijo...

P.D. Claro que leí a Mimí, pero hace mucho aprendí que: a palabras venenosas, oídos penicilínicos (que no sé qué tiene que ver, porque la penicilina no ataca al veneno, pero se entiende la idea).

Patricia Moda dijo...

jaja, nosotros decimos a palabras necias oídos sordos...

Patricia Moda dijo...

Les cuento el golpe más famoso y último del Pirata Morgan, "honorable" antepasado de nuestra Mariluz.

A bordo de su nave insignia “Satisfaction”, Henry Morgan atacó en 1671 Panamá, una de las ciudades más importantes del imperio español en aquella época. Algunos lo consideran un ciudadano común que estaba autorizado por la corona británica para atacar puertos y flotas enemigas, mientras que otros simplemente lo recuerdan como un pirata y ladrón.

Morgan nació en 1635 y fue el pirata más activo de la década de 1660.En 1671, el pirata inglés Henry Morgan atacó Panamá, por entonces la ciudad más rica del imperio español, al frente de miles de hombres y con una flota armada hasta los dientes.

Pero si bien Morgan fue un brillante estratega militar, no sabía mucho de navegación, según el profesor de arqueología submarina de la Universidad Estatal de Texas Frederick Hanselmann.

Poco después de que una avanzada de los hombres de Morgan capturase la fortaleza española en la boca del río Chagres, la nave insignia del pirata, la "Satisfaction", encalló en unos arrecifes y se hundió, arrastrando a otros tres barcos.

Luego del percance, Morgan siguió río arriba a pie y lanzó una incursión devastadora en la ciudad de Panamá.

Era un "privateer", un ciudadano común que en tiempos de guerra es autorizado por una nación a atacar puertos y flotas enemigos. Hanselmann aseguró que esos arreglos le costaban a Inglaterra menos de lo que hubiese costado construir una armada como la de España.

Las andanzas de Morgan fueron de las más lucrativas. "Los ingleses le encargaron a Morgan que atacase y saquease a los enemigos del estado", afirmó Hanselmann, agregando que las tácticas del capitán pirata enfurecieron al gobierno español y atrajeron a numerosos individuos que se sumaron a sus expediciones. "Lo que es un 'privateer' para unos es un pirata para otros", señaló Hanselmann. "Era un ladrón".

La última incursión grande de Morgan fue el saqueo de Panamá Viejo, donde se estableció originalmente la ciudad de Panamá. En esa época, el istmo que separa los océanos Atlántico y Pacífico era vital para el comercio de plata, oro, gemas, pieles, azúcar y otros productos preciosos, y España no permitía que otros países lo aprovechasen. Inglaterra, cansada de ser excluida, envió a Morgan para que tomase la ciudad.

Pese a haber encallado algunas naves en el río Chagres, el 28 de enero de 1671 saqueó Panamá Viejo al frente de 1.400 hombres. Las fuerzas de Morgan derrotaron a la milicia de la ciudad, tras lo cual los piratas o los militares españoles --no está claro quién-- incendiaron la ciudad, de la que no quedó nada.

Lo que no sabía Morgan, porque en esa época las comunicaciones eran muy lentas, es que Inglaterra y España habían firmado un tratado de paz tres meses antes, relató Hanselmann.

Morgan fue detenido y acusado de piratería al regresar a Inglaterra, pero el castigo que recibió fue simbólico, una palmadita. Posteriormente fue declarado caballero y nombrado vicegobernador de Jamaica. Pasó sus últimos años en una plantación de azúcar, en la que falleció en 1688.

Patricia Moda dijo...

más luego vendré con otras cosillas.

Y el oso austral ¿donde se metió?

Armando dejá al Nano y venite pa'cá.

Y sigo esperando x Cubanerías.

cubanerías dijo...

Gracias Patricia , por interesarte por mí.
Estoy bien, sólo que....ya les contaré.
Otra vez gracias Patricia, por notar mi prolongada ausencia.

Interesante entrada , con mucho contenido. Asistiré.

Cariños.

Patricia Moda dijo...

Oh, cómo no notar tu prolongada ausencia amiga!

Espero estés bien, ya contarás.

Patricia Moda dijo...

Cubanerias y puenteros/as , Mimí salió de viaje hacia Catamarca y dejó saludos.
Ya contará a regreso.

Armando González dijo...

Acá toy, acá toy, con las apurancias normales de quien emprende un asuntillo sin saber la de cosas que se aprenden en el camino.
Ya me llaman a comer, luego vengo.
Chau.

Patricia Moda dijo...

Cubanerías, Lien te manda un besazo, por el momento no puede andar por estos pagos.

Y, obviamente, pide que cuentes.

cubanerías dijo...

Si Lien se entera de lo acontecido me mata. Pero Lien te quiero y a Doris también. Explicaré.
Abrazos a todos.

Mariluz Morgan dijo...

Cubanerías!!!!! Se te extrañaba!!!! Anda, cuenta lo que te ha pasado!!!!

Queridas y queridos, lo siento... he buscado como loca y no encuentro por ningún lado eso de que Neruda decía que Morgan le cuidaba las espaldas... buaaa.... no puedo haberlo soñado.

Seguiré buscando...

Lien dijo...

Ajajajá!!!!…. Ya me imagino la muy pérfida cubanería que se mandó nuestra amiga!!!... seguritico que anduvo por Cubita la bella sin aviso!!!!... aguántenme que la mato como a Pirata traidora si así fue!!!!!!!... y nojostras aquí con el susto y el creo en la garganta!!!!!... GRRRRRRRRRRRRRRRRR!!!!!!!!!!!!!!!

Patricia Moda dijo...

Ónde anda Armando y Sergio Daniel?
Buahhhhhh

Patricia Moda dijo...

Y Chema? Vengan desgraciados!

Patricia Moda dijo...

Bueno, yo no aparezco más hasta que no aparezca alguien.

Esto está quedando vacío, snif.

Sergio Daniel dijo...

Mi querida amiga Patricia se entristece sintiéndose sola.
Por favor. Nunca estás sola, es sólo tu parecer.
Aunque no me lo creas mujer
tu mar agita, a nosotros, que somos tu ola.

Bueno, como dicen por ahí, es lo que hay.
Por cierto me alegra el regreso de Mariluz y Cubanerías y Lien y ...

Buenas noches amig@s.

Sergio Daniel dijo...

Y en las olas del mar estamos l@s piratas.:-)
Cierre de fuera de tema.

Patricia Moda dijo...

Hola Sergio, hacía rato no aparecías, bienvenido de nuevo.

Veo a la tardecita poner alguna historia más.

Sergio Daniel dijo...

Hoy en Argentina se celebra el día de la madre. Un afectuoso saludo a todas, madres biológicas, adoptivas, como sea, que disfruten el día, aunque todos los días es su día.
Nos leemos.

Patricia Moda dijo...

Si, nos leemos, jajajaja, vos y yo, xq los demás son una manga de desamorados!

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices todas...
"El pirata que quiera mandar
tiene que ser el mas malo,
tuerto barbudo y panzón
y con su pata de palo.
Nunca podrá perdonar
barcos ni seres vivientes
y si se lava los dientes,
lo arrojaremos al mar.
Bueno, de ausencias y asuntos piratas.
Perdón, derrepronto ando con asuntos de andar haciendo encargos regalosos, bueno, ya.
Uno de los asuntos curiosos de la piratería es la bandera que los identifica, resulta que la famosa bandera negra con un cráneo y los huesos cruzados pertenecía a un pirata en particular (no recuerdo cual), cada pirata tenía su insignia, peeeeero no la andaban ondeando en cualquier sitio, primero porque les tenían puesto precio a su cabeza, andar por los siete mares anunciando la identidad, pues no era negocio, luego porque los cazadores de recompensas y armadas en general cañoneaban a los supuestos, ya luego preguntaban si los hundidos eran piratas o no.
Normalmente lo que pasaba es que la tripulación se rebelaba contra las órdenes de capitanes y oficiales, mismos que eran ejecutados en ese momento, de manera totalmente democrática, con voto directo se nombraba un nuevo capitán.
De las primeras acciones que se hacían era tomar la campana de mando y cambiarla de lugar, en un barco mercante o de linea dicha campana estaba a disposición del capitán y sus oficiales, en otras palabras, la campana era un símbolo de mando y tenía que ser obedecida.
Al sublevarse la tripulación, dicha campana era puesta en lugar donde cualquier marinero pudiese tocarla.
Esa era -físicamente- la única diferencia entre barcos piratas y no piratas, y era la señal que buscaban las armadas para abrir las hostilidades.
Por cierto, durante los ataques era normal el uso de todo tipo de armamento, cañones, culebrinas, hachas, mosquetes y mosquetones, espadas, cuchillos y pistolas, entre otros.
Los tiradores de armas de fuego se dividían entre los de cubierta y los de arboladura, la orden de "Alto al Fuego" solo comprendía a las armas en cubierta, los tiradores de las distintas arboladuras seguían con el hostigamiento desde lo alto.
Bueno, ya me despido por un ratitito, nos miramos en un rato.
Desde el ombligo de la luna Pirata, un beso para tod@s.
(Jojojojojojo, risa de huesos cruzados de IdM como diciendo "Amiga Doris, de postre un merengue")

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices todas, hoy les quiero hablar de ooootro tipo de piratas.
Los piratas de peor memoria.
Corría el año de 1519, Octubre 19, Hernán Cortés y sus huestes habían sido alojados en la Ciudad de Cholula, actual Puebla.
En una acción premeditada el ejército invasor masacró a la población civil de Cholula, por al menos cinco horas los soldados españoles acompañados de guerreros afines al capitán extremeño, asesinaron a mujeres, niños, ancianos, jóvenes todos desarmados.
Cortés justificó la acción como preventiva, había llegado a sus oídos la noticia de que la población organizaba una sublevación para atacar y destruir al ejército invasor.
Cortés mandaría llamar a la población a la gran plaza, ya estando adentro, los soldados cerraron las entradas, el capitán les habría espetado una arenga donde los regañaría por el plan de sublevación, para terminar tomaría un arcabús, la señal convenida sería el disparo del mismo.
Las cuentas nunca fueron claras, se estima que murieron entre cinco y seis mil cholultecas, no hubo un solo español o aliado siquiera herido, tras la matanza se dio la rapiña y saqueo sin freno.
Tanto Gomara (testigo presencial) como Fray Bartolomé de las Casas desmienten la justificación, jamás hubo sublevación alguna, Cortés planificó la acción para sembrar el miedo entre los pobladores de la región, por medio del terror consiguió que antiguos colaboradores de México-Tenochtitlán marcharan bajo su sombra.
Desde el ombligo de la Luna, un beso para tod@s.

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices todas, Hoy les quiero contar la historia de un pirata malo, el corsario Walter Raleigh.
Su nombre esta asociado a una marca de cigarros, no en balde pues introdujo este asunto de la fumedera a Inglaterra.
Este individuo nació allá por 1552 en Inglaterra o England como les gusta decir a los ingleses, bueno, para ir pronto, se hizo pirata, muy pronto consiguió la patente de corso y el perdón real, incluso se dice que fue más que favorito de la reina Isabel I, quien sabe, lo cierto es que durante el reinado de Isabel, a Walter no solo se le perdonó cuanta tropelía cometió, sino que fue nombrado Sir.
Sin embargo no todo es para siempre, los crímenes que cometió Sir Walter lo persiguieron el resto de su vida, al morir Isabel I es Jacobo I quien asume el trono (1605) y el sr. Raleigh cae en desgracia.
Pirata culto, escribe poemas y relatos de sus andanzas, finalmente los engranajes de la burocracia real lo alcanzan y por ajustes más políticos que judiciales es ejecutado en 1618.
Desde el Ombligo de la Luna, un beso para to@s.
(Jojojojojo, risa escribana de IdM como diciendo “Sir IdM… no suena mal, creo que cometeré algunas tropelías")

la Tucu dijo...

Buenas....estoy leyendo de atrás para adelante, en un momento libre. Creo que me abruma un poco el largo de la entrada , maravilla de completud desde ya....

Me encantaron las "curiosidades piratescas" o no se como llamarlas, que Armando trajo el día 19, me parecen geniales los hallazgos, lo del alto el fuego no puede ser!! vos te confiabas y zas te tiraban con las armas de arriba!!!

y lo del cambio de la campana???? jajaja me encantó eso del simbolismo, se te rebelaban y te hacían saber los vagos!!

Cero información yo...que ni siquiera las películas de Piratas del catibe vi!!

Veo hasta donde llego. EStoy viva!!

Cubanerías?
Sir IdM? suena bien

Mariluz Morgan dijo...

Mañana vengo... juramento pirata... me pongo al día (hoy solo sobrevolé) y les cuento una anécdota familiar con la bandera pirata... ¡lo juro!!!!!

Disculpen la ausencia, pero estoy con deberes abueliles sagrados que cumplir.

Mariluz Morgan dijo...

Aquí estoy!!!! Cumpliendo el juramento, para que mi tatarabuelo no venga de noche, a jalarme las patitas... jajaja.

Bueno, cumplo lo ofrecido y les cuento sobre la bandera pirata, historia que me hizo recordar Armando con sus "curiosidades piratescas" como las llamó la Tucu.

Primero que nada: no me gustó nadita eso de que insinúes que la bandera con las dos tibias y la calavera no haya sido el distintivo de tooodos y toooodas los y las piratas!!! ¿Qué es eso de venir a intentar destruir las creencias de larga data?????

Pero bueno, aplico el mismo criterio que usó mi familia cuando se puso en duda nuestra descendencia de Henry Morgan, siguiendo a Sabina: si me dan a elegir... etc.

Voy al cuento: hace muuuuchos años, veraneamos en una casa de playa que contaba con un mástil. Ante eso, decidimos colgar la bandera que nos representaba y que habíamos heredado de nuestro ¿ilustre? tatarabuelito.

Pero sucedió que la dicha bandera no pudo ser encontrada por ningún lado y entonces, ni cortas ni perezosas, mamá y hermanitas se abocaron a la tarea de fabricar una. No fue fácil conseguir los insumos, en una playa distante de mercados y centros comerciales, pero nada es imposible cuando l@s Morgan se lo proponen... Por turnos, dedicamos largas horas a diseñar, cortar y coser las piezas hasta tener una hermosa bandera, que fue izada en emocionante ceremonia familiar y ondeó, orgullosa, durante todo el tiempo que estuvimos en esa casa (creo recordar que fueron 2 meses).

No sé exactamente dónde está ahora... me toca averiguarlo e intentar recuperarla.

P.D. No le cuenten a Silvio que las tibias y la calavera son invento... acuérdense que las tiene tatuadas en su mano!!!!)

Volveré en cuanto pueda con más historias de piratas.

Patricia Moda dijo...

bueno, veo que resultó, y fueron volviendo, jaja.

Ando muy complicada, pero prometo mañana leer lo que trajeron y traer más historias, q hay muchas, x ejemplo la piratería en la Edad Media, está muy interesante también, pero además el viaje hacia el Sur de Francis Drake (el corsario), y la intentona de "invasión" de su sobrino en el Río de la Plata, si, si, en mi país, ejem, un Drake quiso hacer de las suyas...

Pero además hay tantas historias, sin ir más lejos está Barbanegra, Barbarroja... pero también ojo, los vickingos... y los musulmanes... q no han quedado atrás con la piratería...

Bueno, ya verán q hay mucha tela para cortar con los piratas.

Me encanta, Mariluz, como viene en el rescate de su antepasado pirata Morgan, jajaja, q hay más historias también...

Patricia Moda dijo...

ahora, leí la posdata de Mariluz, pero Silvio no tiene la calavera con una rosa???, ¿estás segura q es con la tibias también?, yo entendí que era una rosa y una calavera... de hecho es la que canta en ¿versos martianos? el signo de la muerte y la rosa... no creí que fuera x pirata...

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices, de wikipedia:

"Jolly Roger es el nombre que recibe la bandera tradicional de los piratas de Europa y América. La más conocida es la negra con una calavera cruzada por huesos en blanco, usada por Edward England. Sin embargo, existe una gran cantidad de variantes. Jack Rackham (Jack el Calicó) y Thomas Tew usaban variaciones con espadas. Edward Teach (alias Barbanegra) utilizaba un esqueleto sosteniendo un reloj de arena en una mano y un dardo o lanza en la otra, al tiempo que permanecía al lado de un corazón sangrante. Bartholomew Roberts (también conocido como Bart el Negro) empleaba dos variaciones: un hombre y un esqueleto que sostienen una lanza en una mano, mientras que juntos agarran un reloj de arena o una copa o un hombre armado de pie sobre dos calaveras sobre las letras ABH y AMH (A Barbadian's Head y A Martinican's Head, que simbolizan que cada una de las calaveras son de los gobernadores de Barbados y de Martinica, queriendo decir que la muerte les esperaba)."

Lamento echar por tierra la historia de la bandera pirata pero...
Y sí, la campana era símbolo de poder, y era puesta en manos de quien tenia el su poder el barco, la oficialía o la tripulación.
Otro dato interesante que no retoman las películas románticas de piratas enamorados ¿Donde estaban ubicados los baños de los marineros? (piratas o no)
Desde el ombligo de la luna, un beso para tod@s.
(Jojojojojo, risa de huesos cruzados de Sire IdM como diciendo "Amigos, amigas, la campana está en mi poder, y el de Inarita")

Armando Solo dijo...

Mis lindas, también recomiendo

http://www.isladelcofre.com/01banderas.htm

Las quiero mucho.

Sergio Daniel dijo...

Hablando de cosas de piratas, ¿Alguien tiene un tatuaje?
Yo tengo grabado el nombre de mis dos hijos a la altura del corazón.
Cuenten che.

Buenas noches amig@s.

Armando González dijo...

Yo tengo tatuado el nombre de mi Lupita EN el corazón.

Patricia Moda dijo...

pongo a las apuradas y después vengo a leer.

Esta será la historia de Juan Drake sobrino del famosos corsario Francis Drake, historia q han ignorado los ingleses... pero q Juan Drake preso en Santa Fe contó y se transcribió.

Empiezo con su incursión en el Río de la Plata, Buenos Aires...

Patricia Moda dijo...

Al conocido historiador Enrique de Gandía, miembro de número de la Junta de Historia y Numismática, debemos esta narración, que une a la galanura, el interés del relato, acrecentado aún más, para navegantes rioplatenses.

La armada del corsario Eduardo Fenton sufrió un verdadero desastre en el puerto de San Vicente al ser atacada por las naves de Flores Valdés que venían al mande del contador Juan de Eguino. El navio Leícester, de cuatrocientas toneladas, gobernado por Fenton, y el “Bonaventure", de trescientas, el cual se hallaba al mando del segundo de Fenton, Lucas Ward, volvieron a Inglaterra con cuatrocientos hombres de menos. En Sierra Leona se habia hundido la pinaza "Elisabeth" y en cuanto al patache “Francis” antes del combate de San Vicente se fue por su cuenta al Río a Plata.

El “Francis" era propiedad del célebre pirata Francis Drake y estaba a las órdenes de su sobrino John. El maestre del navio llamabase Richard Farewether. A su bordo venían dieciseis soldados y marineros y cinco piezas de artillería”.

John Drake reconoció la costa con todo cuidado y sondeó el río, mas quiso la fatalidad que diera en una laja, junto a la boca, y allí la nave se fuera a pique.

Dieciocho días permanecieron los ingleses en aquel lugar hasta que con el humo de sus fogatas llamaron la atención de los indios charrúas los cuales los descubrieron y tomaron cautivos. Al cabo de trece meses de hallarse prisioneros entre los indios, John Drake, el piloto Richard y otro inglés llamado Juan Daclós, “gran luterano”, lograron hacerse de una canoa y huyeron en ella a través del Río de la Plata, hacia Buenos Aires. La travesía fue peligrosísima por los vientos y las corrientes. Por fin llegaron a Buenos Aires, en marzo de 1584, “sondeando el río con una piedra y una cuerda”.

Es de imaginar la sorpresa y la curiosidad que la llegada de estos hombres despertó en los vecinos y en las autoridades, de Buenos Aires. Superfluo es decir que enseguida fueron tomados prisioneros y que al cabo de un tiempo fueron despachados a la Asunción para luego ser remitidos al tribunal de la inquisición de Lima.

Las aventuras de John Drake eran en cierto modo las de su tío Francis. Su hazaña principal había sido dar la vuelta al mundo, pirateando y huyendo.

Autores extranjeros han querido comparar este viaje al de Juan Sebastián de Elcano. El parangón es casi imposible, pues mientras Elcano iba a través de mares inexplorados, llenos de misterios, con una emoción, en el alma, que nadie puede describir, arrastrado por una audacia inimitable. Drake se dirigía a puertos perfectamente conocidos donde robaba navios y se procuraba alimentos.

Lo que en Elcano hay de grandioso y de noble, en el viaje de Drake es mezquino y deshonesto. La hazaña del español es una epopeya; la del inglés, una carrera de robos. El primero dejó un recuerdo de dolor profundamente idealista, de encantamiento, de empresa sobrehumana, escalofriante, bella como ninguna otra. El segundo sembró su camino de hurtos sin gloria, de traiciones sin fin. de ataques al débil, al indefenso. No hay en todo su andar un combate brillante, un rasgo épico, una sola acción que cause estupor como las innumerables que hechizan el viaje de Elcano.

Sin embargo, la cruzada de Drake debe ser estudiada y admirada; pero simplemente como empresa pirática. Los hombres que tomaron parte en esta vuelta al mundo pasaron sus momentos amargos y fueron, también ellos, héroes del sufrir.

continúo...

Patricia Moda dijo...

digo después continúo con la historia de la vuelta al mundo de Francis Drake contada por su sobrino.

Sergio Daniel dijo...

Felicidades hermanita guajira querida!

Patricia Moda dijo...

Si, Feliz cumple a nuestra tan querida Guajira!

De paso aviso q esa querida Guajira, me ha dejado trabajo para hacer de nuestra entrada puentera, q creo podré asumirlo recién a la noche de hoy o mañana.

Lien dijo...

Yo “ahí” tengo grabado un puente… repleto de gente hermosa… en cima de él… y a cada lado…

Patricia Moda dijo...

la verdad no entendí q quiso decir Lien, pero bueno ahí está... jajaja.

Luego vengo con la interesante historia q quiere compartir Lien, tá realmente buenísima.

Y, Mariluz, tu sigue defendiendo a tu antecesor Morgan, pero parece q hasta preparó una invasión a La Habana... tremendo tu tartaratartara-abuelito.

cubanerías dijo...

Se ha puesto animada la entrada...qué bueno!
Estoy llegando y he leído algo. Tremendas historias las de Mariluz sobre su tatarabuelo.
Me encanta el personaje.
Hace sólo días pasé por un ladito de uno de las fortalezas que atacó este pirata en el Caribe. Donde la pólvora se mojó y no pudimos oír los cañonazos( atención Patricia, atención Tucu, atención Doris) .

Quiero ante todo, enviarle una cálida felicitación a la querida Lien y desearle Muchas bendiciones en su cumpleaños.
Globos en colores para la auténtica cubana!!!

Volveré. Abrazos a todos mis entrañables amigos y amigas.

Cuba.

Lien dijo...

Isla de la Juventud - Cuba

La Isla es llamada por muchos: la tierra de los mil nombres, en alusión a las denominaciones recibidas desde su hallazgo.

Tenemos noticias de esta isla a partir de la llegada del Almirante Cristóbal Colón.

Fue precisamente en su segundo viaje cuando descubrió este territorio.

Después de abandonar el reconocimiento de la costa sur de Cuba, creyendo hasta última hora que Cuba era el principio y fin del continente asiático.

Viró al sur-este el 13 de junio de 1494, llegando poco después a vista de una gran isla con encumbradas montañas, que se elevaban majestuosamente en medio de aquellos laberintos de bancos y cayos. A esta isla le dio el nombre de San Juan Evangelista.

Para los aborígenes la llamaron: Sigüanea, Ahao, Camaraco, Guanaja. Colón en ningún momento hace mención en su libro de navegación, de la presencia de sus habitantes. Todo parece deducirse, que éstos huyeron al contemplar la presencia de las naves y sus tripulantes.

Desde el siglo XVI hasta el XVIII se le llamó: Evangelista, Santiago, Santa María, Isla de los Piratas, Isla del Tesoro (sirvió de refugio de corsario y piratas, y como eran su costumbre enterraban sus tesoros en las cuevas, playas y montes aledaños a las costas. La Isla está plagada de enterramientos y leyendas, ya que muchas veces por azar se han hallado valiosos objetos y monedas de la época. También ha sido de referencia por escritores y novelistas), Isla de las Cotorras (por la cantidad y variedad de ellas). La primera presencia de piratas es de Jean Francois La Roque en 1543.

Desde entonces este lugar comenzó a utilizarse para abastecerse de alimentos, agua, madera y reparar sus naves; así como apostadero para atacar las naves que venían cargadas de riquezas del continente americano con destino a España.

La isla permaneció olvidada de España y de los gobernadores de Cuba; y no es hasta en 1565 que el corsario John Hawkins la convirtió como refugio. Otro famoso pirata, el inglés Francis Drake la visitó varias veces en la época de sus rapacidades, siendo un gran conocedor de la Isla. La última vez fue en 1586.

En el año 1596, se efectuó la primera batalla naval del continente americano en La Sigüanea. Allí la flota española al mando de Bernardino Delgadillo y Avellaneda sorprendió a la flota inglesa al mando del Almirante Thomas Baskerville, que había tomado el mando a la muerte de Drake en Portobelo, que trataba de recuperarse y preparaba sus navíos para regresar a Inglaterra con los botines capturados. Allí fue derrotado, y algunas naves inglesas muy maltrechas pudieron escapar.

A finales de ese siglo, el corsario holandés Van Caerden y el pirata inglés John Oxman quién la utilizó como cuartel. Los siglos XVII y XVIII fueron testigos de otros piratas que visitaron la Isla, como el corsario Van Vyn Enrique luego de apoderarse de una flota española. En 1628, el pirata Pieter Pieterzon Hayn, Pata de Palo, la utilizó como refugio. Un año después, el holandés Cornelius Cornelizoon Hol, ultimó los detalles en la Isla para atacar a La Habana, para después en 1638, repite la operación para atacar la flota procedente de centro y Sudamérica.

Francis El Olonés en 1660 mantuvo su guarida por un buen tiempo. Tampoco Diego Zayas Bazán y Rojas, dueño por entonces de Isla de Pinos, pudo influir en las autoridades para la colonización de la Isla para garantizar la integridad de sus bienes y de la población contra los ataques de los bandidos del mar, que siguió siendo su guarida.

A partir de 1668 aumenta la presencia de estos lobos de mar, como: Henry Morgan que reparó sus naves antes de atacar La Habana; Bartolomé El Portugués se refugió por esos años en los años 1677; y 1678 estableció su cuartel general el pirata francés Pierre Franquesnay. Los ingleses Bartolomé Sharper en 1680 y en 1686 William Dampier que se convirtió en escritor al narrar sus aventuras.

Lien dijo...

A partir del siglo XVIII; Inglaterra, Francia y Holanda, que habían promovido y practicado la piratería, ahora la ilegalizan, pues necesitaban comerciar para dar salidas a sus mercancías; es cuando España se convierte en armadora de corso con españoles y cubanos que merodeaban por las Antillas. En este siglo se tuvieron noticias de piratas que estuvieron en la Isla, como el inglés Charles Gran en 1702; el español Bartolomé Valadón en 1718 y en 1719 Jhon Rackman, conocido por Calico Jack.

Anteriormente, en 1765, el conde de Ricla se propuso colonizarla, pero su proyecto fracasó al tener que marchar a España. Su propietario en ese tiempo, Domingo Duarte, hizo algún esfuerzo en tratar de que se reconociese, pero a nadie interesaba.

En 1787, el capitán de fragata Julian Terry y Lacy presentó al conde de Santa Clara, Capitán General de Cuba, una voluminosa memoria de sus estudios y trabajos que le fueron encomendados a fin de organizar la colonización. Para estas fechas la isla contaba con 300 habitantes, pero otra vez, se olvidaron de ella.

Hasta que en 1822, un pirata llamado Pepe el Mallorquín con un pequeño grupo de forajidos, se hizo el dueño de la isla. Fueron los ingleses que presionaron a España para que tomara medidas para evitar actos de piraterías en estas aguas que a ellos perjudicaban y hacían peligrar la travesía de sus naves; para que transfirieran o abandonaran la posesión de la isla, si no Gran Bretaña la ocuparía. Con el visto bueno de las autoridades española, los ingleses emplearon un año en acabar con el Mallorquín y su gente.

De este suceso, hizo que el capitán general Francisco Dionisio Vives colonizara la isla y fundara la ciudad de Nueva Gerona en 1830, en recuerdo de la defensa de la ciudad catalana que había hecho el general Vives en la guerra de Independencia española. La isla se le denominó Colonia Reina Amalia, en recuerdo a la tercera esposa de Fernando VII.

Así terminan las piraterías en la Isla, con la colonización

Lien dijo...

Como fue mucho el aporte hecho, les dejo respirar, para volver mañana con otros más.

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices todas, hola.
¡Lien, Feliz Cumpleaños! Se te retequequiere muchooooooooooo.
Hoy les quiero comentar de un tema náutico pirata y no pirata, se trata de una maniobra que se llama “Pairo” o “ponerse al Pairo”
Se trata de detener una embarcación con respecto al fondo marino, esto sin usar el ancla, la descripción me encanta.
“Se llama pairo a una de las especies de capa que pueden hacerse cuando se navega de bolina con viento bonancible y todo aparejo, si se quiere detener el curso del bajel por poco tiempo para esperar algún buque o por cualquier otro motivo.
El pairo consiste en bracear las gavias y demás arboladuras superiores por barlovento, de suerte que beban viento por la cara de proa; arriar un poco las escotas mayores y colocar progresivamente la caña del timón a sotavento. La maniobra se expresa con la frase de hacer y ponerse al pairo.”
Cosa Fácil.
Esta maniobra era muy común, se ponía el barco al pairo fuera de la bahía de atraque para iniciar la travesía en cuanto soplara la primera brisa.
Esto porque para salir de la bahía se requería de la bajamar, que no siempre coincidía con los vientos favorables.
Otro dato interesante, la cabina del capitán siempre se encontraba en la popa del bajel, pues uno de los privilegios del mandamás era el derecho a ser el primero en respirar aire nuevo no respirado antes por nadie.
Eso también da respuesta a la ubicación de los baños de la marinería, estos se encontraban en la proa, la parte delantera del barco, así los olores propios del lugar eran barridos por el mismo viento en dirección contraria a la cabina del capitán.
Bueno, me retiro un rato, tengo los frijoles en la lumbre.
Desde el ombligo de la Luna, un beso para tod@s.
(Jojojojo, risa capitana de Sir IdM como diciendo “pues sí, aquí ando, respirando aire nuevo. Privilegios que uno tiene”)

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices, después del Huracán (Lien y Patricia)
Mucha racha de viento endemoniado pero poco efecto… afortunadamente…
Bueno si, casi tema, el armatoste que usan los barcos para navegar con el viento, las velas.
Las hay de varias formas y tamaños con utilidades varias.
Podemos agruparlas según su forma, así tenemos las cuadras o cuadradas, las tipo martillo o místicas y las de cuchillo o latinas.
Cada una de ellas tiene su utilidad práctica, así la vela cuadra es grande y es capaz de beber mucho viento, generando mucha capacidad de movimiento.
La vela latina tiene forma triangular, es muy manejable y con ella es posible navegar a sotavento (contra el viento)
La vela Mística está a la mitad de ambas, es muy manejable, aunque no llega a la capacidad de la cuadra, normalmente se coloca en arboladuras superiores, justo encima de la cuadra.
En la foto de la embarcación que engalana esta bella entrada, tenemos velas cuadras o redondas (si, redondas) en el trinquete y en la mesana, en la buenaventra y la contramesana tenemos velas latinas, el balandro de la imagen no tiene velamen en el baupres, nos podemos imaginar que si hubiese un sobrejuanete en el palo mayor, bien se pudiese amarrar una mística con las jarcias.
El funcionamiento de las velas se explica por el principio de Bernoulli, que a grandes rasgos dice que a temperatura constante, la presión de un gas es directamente proporcional a la velocidad con que se mueve, en otras palabras, a mayor velocidad del viento, menor presión, la forma de la vela provoca que el viento se mueva más rápido en la parte delantera que en la trasera, esto forma una baja presión que la vela trata de ocupar, generando capacidad de movimiento, esto explica porqué un barco a vela se puede mover más rápido que la velocidad del viento local.
Por cierto, el mismo principio de Beroulli explica la capacidad del ala de los aviones para generar la sustentación o capacidad de vuelo.
Bueno, desde el ombligo de la Luna, un beso para tod@s.
(Jojojojo, risa mística de Sir IdM como diciendo “¿Y sus tatuajes, que onda?”)


Armando González dijo...

Mis lindas pontífices:
Hoy les quiero contar de un individuo al que estamos ligados por la historia, se llamaba Antón de Alaminos.
Dicen los que saben, que el buen Antón nació en Huelva España, hacia 1482.
Formó parte de la tripulación de Colón en el tercer y cuarto viaje, en calidad de grumete.
Para 1513 forma parte de la tripulación de Juan Ponce de León, aventura en la cual “descubrieron” Florida (que ya estaba poblada)
Para 1517 ya es piloto, acompaña a Francisco Hernandez de Córdoba y “descubren” la península de Yucatán que también estaba poblada, en este caso por yucatecos.
Para 1518 ya es Piloto Mayor y acompaña a Juán de Grijalba en sus expediciones.
En 1519 es parte de la tripulación de Hernán Cortés, tras el desembarco y posterior expedición el mismo Cortés manda a dos comisarios y a Antón de Alaminos con la primera carta de Relación y obsequios para los reyes españardos.
Por cierto, Cortés pide a los comisarios que no pasen por Cuba, pues el gobernador Diego de Velázquez le trae puesto el ojo al desobediente Hernán.
Uno de los comisarios, Francisco de Montejo, convence a Antón de parar en la isla para repostar, al ser descubiertos son perseguidos pero logran huir.
Al llegar a la madre patria (de ellos) se topan con la sorpresa de que Diego de Velázquez está en Sevilla y los mandan arrestar, los regalos son confiscados pero la carta de relación llega a su destino.
De Antón no se sabe mas, suponen los que saben que falleció en España en 1520.
Se considera que fue Antón el descubridor de la corriente del golfo, corriente que fue el primero en usar para regresar de manera más fácil a su patria.
Desde el Ombligo de la Ñuna, un beso para tod@s.
(Jojojojo, risa descubridora de Sir IdM como diciendo “No es por presumir, pero mi tío Antón me dejó en herencia las tierras descubiertas luego les paso el dato del adeudo de mis rentas”)

Patricia Moda dijo...

Amigo Armando y subsidiarios, yo pensé venir ayer peero tuve q ocuparme de la madre de una amiga, viejita ella, q estaba perdida, creía estar secuestrada en un departamento q era el suyo.

Sólo para decir q no pude hacer otra cosa q estar, acompañar a una guardia médica, hacer de chofer, y etc...

Pensé venir ahora a las noche, pero enderesulta q estoy muerta de cansancio, prrrometo andar x acá mañana.

Patricia Moda dijo...

todas estas explicaciones del paio y las velas me dejaron muerta, bien muerta... no entendí ni medio, suerte q siempre está Sir IdM para aclarar, jajaja

El tío Antón se las tenía, eh? descubriendo lugares, y sobre todo q ya estaban descubiertos, jijiji

¿es cierto lo de la corriente del golfo? inteligente.

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices, amiga pato, si es cierto.
Ya los habitantes de las europas sabían de la existencia de dicha corriente, pero de manera fragmentada, solo conocían la parte que llega a las costas europeas.
Antón se dio cuenta que la corriente detectada en el nuevo mundo era la misma que ellos conocían, y la aprovechó para regresar a las europas.
Dice la leyenda que Antón habría escuchado las increíbles historias de ciudades de oro y plata, de minas inagotables de piedras preciosas, de la fuente de la eterna juventud y que sería el que le iría con el chisme a Grijalba, Fco. Hernández y el mismísimo Cortés.

Patricia Moda dijo...

¡qué interesante Armando!

Patricia Moda dijo...

Edad Media

Siguiendo la división historiográfica clásica podemos dividir a la Edad Media en Alta y Baja. En la primera, los piratas protagonistas fueron los vikingos y los árabes; en la segunda, el centro de atención se desplaza más hacia el Mediterráneo Oriental y la creciente expansión del Islam.

Vikingos

Aunque este pueblo permaneció sumido en luchas internas durante varios siglos, en 793 realizan el primer ataque en la costa norte de Inglaterra y dos años después en Irlanda.

Desde esa fecha hasta poco después del año 1000, los pueblos del norte efectuaron todo tipo de incursiones en el mar del Norte, el Cantábrico y el Mediterráneo (tanto oriental como occidental). El radio que alcanzaban sus excursiones fue aumentando progresivamente, según crecían sus conocimientos de la costa y los ríos navegables. Así, entre otras acciones, podemos reseñar:

793 primer ataque en las Islas Británicas.
795 primer ataque a Irlanda.
820 ataque a los actuales Países Bajos.
834 ataque por los ríos Sena y Loira.
840 ataque a la península Ibérica.

No existe una postura unánime entre muchos de los historiadores de la razón que llevó a algunos hombres del norte, no a todos, a ir de saqueo (vikingo viene a significar 'el que va a saquear', o también 'el que merodea por las costas'). Los vikingos no solían vincular sus acciones a otros ideales que no fueran el conseguir riquezas, esclavos o tierras donde asentarse, ni tampoco solicitaban algún tipo de permiso a una autoridad superior que justificara sus acciones, como sería posteriormente el caso de los franceses e ingleses con sus patentes de corso.

No obstante, la formación de grandes partidas para realizar ataques costeros coincide al menos con la época en que en Escandinavia la población comenzó a organizarse en reinos más o menos extensos y consolidados.

Las expediciones vikingas solían formarlas decenas o cientos de buques navegando y atacando juntos; en contraposición con otras anteriores y sobre todo con las posteriores en el Mar Caribe, donde lo frecuente eran ataques de pocos barcos o incluso de uno solo. Debe tenerse en cuenta que un drakkar vikingo podía transportar unos 32 o 35 hombres, como lo atestigua el Barco de Oseberg encontrado en la granja Oseberg de Vestfold, Noruega en 1903.

Un ejemplo de estas expediciones lo tenemos en las crónicas sobre la primera incursión vikinga a la península Ibérica en el 840. Un número indeterminado de naves bordearon la costa asturleonesa hasta llegar a la actual Torre de Hércules (su gran tamaño debió de parecerles importante) y saquearon la pequeña aldea emplazada a sus pies. Ordoño I tuvo noticias de la expedición y condujo a su ejército contra los vikingos, a quienes derrotó recuperando buena parte del botín y apresando o hundiendo entre sesenta y setenta de sus naves, lo que quizá no constituía ni la mitad de la fuerza desplazada por la expedición, como demuestra el hecho de que siguieron su campaña de saqueos. En Lisboa los cronistas hablan de una escuadra compuesta por 53 bajeles.

Patricia Moda dijo...

Los vikingos supieron unir a sus grandes dotes marineras la sorpresa y la no poca ferocidad en el uso de la espada.

Sin embargo, este pueblo goza de cierta leyenda rosa en lo que a sus dotes militares respecta. Se tiene la idea de que eran los más terribles guerreros europeos o mundiales de la época, siempre dispuestos a luchar hasta la muerte con la esperanza de sentarse a la mesa en el banquete de Odín, tras haber tenido el privilegio de morir con la espada en la mano. Frente a esta leyenda, la historia muestra hechos donde se ve que, como cualquier pirata, atacaban aquello que creían poder conquistar y en muchas ocasiones huían o se rendían. Un ejemplo lo aporta su primera incursión en Al-Ándalus, donde tomaron Cádiz y subieron de nuevo por el Guadalquivir, saquearon minuciosamente Sevilla desde la que lanzaron avanzadillas a pie. No obstante, cuando Abd Rahman II salió con sus hombres y, tras algunas batallas, los vikingos vieron que no podían con la fuerza andalusí, aquellos huyeron, abandonando Sevilla y a muchos rezagados, quienes se rindieron a las fuerzas del emir y terminaron, o bien criando caballos y haciendo queso, o bien con el viejo castigo para la piratería: ahorcados, en este caso de las palmeras de Tablada.

La horca para los buitres del mar sería posteriormente casi institucionalizada por los captores de piratas y también por artistas en sus obras.

Tampoco es cierto que aquellos hábiles marineros vencieran la mayoría de las veces.

Sí se sabe que arrasaron París y York o que se adentraron tierra adentro y capturaron al rey de Navarra, García Íñiguez, en el asedio de Pamplona en el 858, por ejemplo. Pero, como ya se ha indicado, Abdel Ramán II les infligió una seria derrota, como meses antes Ramiro I de Asturias durante la misma incursión y también su hijo, Ordoño I, que marchó contra la segunda expedición por tierras hispanas. Más contundente fue el conde Gonzalo Sánchez, quien terminó con toda la flota de Gunrod de Noruega (Gunderedo, en español); el conde Sánchez capturó y pasó a cuchillo a toda la tripulación y a su rey.9 Pero quizá la derrota más contundente se la infligió Harold Godwinson, heredero del trono inglés tras la muerte sin descendencia de Eduardo el Confesor; aquel defendió sus derechos frente al pretendiente noruego Harald Hardrade y su flota de 300 naves (más de 10.000 hombres) en la Batalla del puente Stamford en 1066, donde cayó el propio monarca pirata.

Patricia Moda dijo...

y termino con algo especial para Mariluz sobre los Vikingos

Los vikingos muestran otra constante en la piratería. Pese a ser considerada siempre una profesión de hombres (con prohibición expresa en algunos casos de embarcar mujeres), las féminas siempre participaron en y dirigieron expediciones, navíos y flotas. Así, numerosas naves normandas eran mandadas y tripuladas en su totalidad por mujeres. Es el caso de Rusla la doncella roja, hija del rey Rieg y hermana de Tesandus, que fue desposeído de su trono por el rey Omund de Dinamarca.

La muchacha primero armó un barco y con el tiempo se hizo con una flota entera, con la que atacó a todas las naves danesas que pudo, para vengarse de la afrenta inferida a su hermano. En contra de lo que se podría pensar, fue Tesandus quien la capturó, tras el naufragio de su drakkar, y la sujetó por sus trenzas mientras sus hombres la mataban con los remos (el rey Omund había conseguido atraer bien al príncipe hacia su causa después de adoptarlo).

Patricia Moda dijo...

No se sabe con certeza la causa o causas que terminaron con los ataques vikingos.

Algunos autores opinan que la aceptación de la fe cristiana hacia el año 1000 por la mayoría de ellos atenuó su deseo de atacar a sus correligionarios. También se apunta a que las incursiones sólo constituían una moda y que cesaron cuando ya no fueron novedad.

De cualquier modo, los reinos nórdicos deseaban cada vez más abrirse al resto de países de Europa y comerciar con ellos en lugar de invadirlos.

Como ejemplo está el caso del rey castellano Alfonso X El Sabio, que casó a su hermano Fernando con la princesa Cristina de Noruega el 31 de marzo de 1252 porque dicho matrimonio era conveniente tanto para Alfonso X como para Haakon IV

JOSE MARIA (CHEMA) RODRIGUEZ dijo...

Queridos puenteros: por acá uno hecho un desmadre, y me he ausentado a lo largo y ancho de esta entrada.

Los pienso y los leeré con calma.

Un abrazo a todos.

la Tucu dijo...

Pasada de domingo...yo ando complicada pero no viene al caso porque.

Me siguen gustando las curiosidades, la sorprendente doncella roja, los privilegios de la popa, como detener un barco sin ancla....

Y por supuesto Sir IdM....que siempre le encuentra la vuelta a las cosas

Les dejo una curiosidad, no se si ya lo pusieron

Piratas modernos

Buen domingo para todos

cubanerías dijo...

Fuera y bien fuera de tema, pero bello.

Dedicado a Graciela, Mimí, a mí misma y a todos.

La cuesta del Portezuelo, Catamarca.

La cuesta del Portezuelo
Se puede apreciar muy bien " el camino largo que baja y se pierde"

Gracias.

cubanerías dijo...

Otra versión. Discúlpenme, es algo fantástico: el reencuentro con esta canción y paisaje, documentado al cabo de los años por la amiga Mimí.

El recorrido

Aclaración: yo no lo visité, pero lo disfruto a través de otros que me lo regalan.

Gracias.
.........................................................................

Prometo volver con el tema de los piratas y su incursión en la ciudad de Bayamo, Cuba ,entrando por el río Cauto. Estoy buscando información. Es lo que quiero traer.

Patricia Moda dijo...

Hola Chema q bueno q viniste aunq sea a saludar.

Tucu, ese era otro relato que iba a poner más adelante, porq es interesantísimo, y sobretodo el de Singapur es el más conocido, pero es tal cual como dice el artículo q pusiste.
Lo q pasa es q está tan llena de misterios la piratería en los tiempos viejos q me atrae más como relato histórico, jaja, tanto así como las leyendas del mar en las que ellos creían, sobretodo por lo aún no descubierto, como ser el barco fantasma errante El Holandés, o la historia misma de Davis Jones.
Porque, claramente, Pirata del Caribe, es película con fantasía, está muy buena la mezcla que hace de leyendas de épocas q corrían entre los piratas, como estos 2 que cuento.

En algún otro comentario, ya pondré sobre estas leyendas q se mezclan en Pirata del Caribe, y q son leyendas piratas de época y no inventadas por la película, es muy interesante.

Patricia Moda dijo...

Cubanerías, supe de tu amor x Catamarca con su paisaje! Yo recorrí en auto la cuesta de Portezuelo y es tal cual la canción, un camino largo que baja y se pierde..

Espero por tu relato de piratería.

Amigos hay mucho aún por poner interesante sobre este tema vastísimo, pero no sé si les interesa.

cubanerías dijo...

Algo sobre la historia de la piratería en Santiago de Cuba.
.................................................................................................

De corsarios y piratas…

La imponente presencia del Castillo del Morro a la entrada de la bahía santiaguera, ha quedado como la más evidente huella de la necesidad defensiva de la ciudad de Santiago de Cuba ante los ataques de corsarios y piratas; bandidos del mar que, durante gran parte de los primeros siglos de vida de la séptima villa, hicieron del Mar Caribe su centro de operaciones y de Santiago, uno de los blancos reiterados de sus ataques y saqueos.

Tantos y tan crueles fueron los ataques de piratas a la ciudad que, hasta bien adentrado el siglo XVII, gran parte de la población santiaguera de la época vivía más tiempo en otras villas (como Bayamo), que el propio Santiago, por miedo a las incursiones de la bandera de la calavera.

Entre los piratas que atacaron y saquearon la ciudad se recuerdan a Jean François de la Roque; François Leclerc, más conocido como Pata de Palo; Jacques de Sore (supuestamente en la misma incursión de Leclerc); Henry Morgan, quien participó en el ataque a Santiago de 1662 por el filibustero Christopher Mings; Cornelio C. Jo; y el holandés Laurens de Graff

También la piratería oficializada bajo patente de corso, hizo de Santiago y sus costas el centro de su atención. Según Rolando Carrillo en su artículo “Héroes y piratas en la bahía de Santiago de Cuba”, el primer asalto pirata a la bahía santiaguera tuvo lugar en 1538, y se caracterizó por ribetes curiosos. Se trató, precisamente, de una embarcación corsaria de bandera francesa que penetró en la bahía de Santiago con la intención de atacar y tomar la ciudad, pero se encontró fondeado en la bahía la carabela “La Magdalena”, capitaneada por un sevillano.

Desde el Castillo del Morro se pudo ser testigo de muchas de las incursiones de corsarios y piratas en Santiago de Cuba

De inmediato se entabló combate, el cual, como es de suponer, se caracterizó por un cruento enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Sin embargo, ambos capitanes convinieron no combatir por las noches y realizar breves períodos de descanso “para tragar bizcochos, beber vino y restañar heridas”.

sigue
...

cubanerías dijo...

Continuación...

Luego de cuatro días de combates, al amanecer del quinto, el sevillano se percata que la nave francesa se había retirado, otorgando de esta forma la victoria al español.

Entre 1635 y 1636, la ciudad fue atacada dos veces, lo que constituyó el detonante para comenzar con las obras de fortificación de la ciudad, que vio terminar en 1643 un reducido cuadrilátero abalaustrado que recibió el nombre de Castillo del Morro de San Pedro de la Roca.

Pero Santiago no fue una víctima pasiva de corsarios y piratas. Como resultado de las depredaciones sufridas por la ciudad a manos de estos personajes, las autoridades santiagueras decidieron utilizar en beneficio propio una de las formas y modelos de estos bandidos: los corsarios. Varios de los gobernadores de Santiago autorizaron a grupos dispuestos a salir mar afuera a combatir cuanto barco apareciera en el horizonte y regresar con el botín.

Estos corsarios santiagueros, sin embargo, también jugaron gloriosas páginas en la defensa de la ciudad.

En 1704, durante el gobierno de Don Juan Barón de Chávez, en Santiago se tuvo noticias de que la armada inglesa se alistaba en las islas Providencia y Siguatey, para atacar y tomar Santiago de Cuba. Barón de Chávez reunió 150 hombres, la mayoría pertenecientes a una base de corsarios santiagueros, y partió hacia estas islas. Allí sorprendió a las fuerzas inglesas. Pasó por cuchillo a más de 100 personas e hizo prisioneras a otros tantos. En total ocupó 22 cañones, 15 embarcaciones y una cantidad importante de armas y parque. Luego regresó victorioso a Santiago. Por esta acción, el rey Felipe V, quien se encontraba en guerra con Inglaterra, concedió a la ciudad, en 1712, el título y escudo de “Muy Noble y Muy Leal”.

Igual papel preponderante jugaron los corsarios santiagueros durante la Batalla de Santiago en 1741, contra las fuerzas inglesas bajo el mando de Vernon y Wentworth, a las cuales mantuvieron en constante asedio, donde destacaron Vicente López, Francisco Veránes, Bartolomé Valladón, Pedro Acosta, Luis Pavón y Joseph González.

Además de los mencionados arriba, otros de los corsarios santiagueros que permanecen en el recuerdo de los historiadores son Don Francisco García Garán, el cual obtuvo su patente de corso de manos del Gobernador Don Francisco Guerra de la Vega; Juan Cruz y Joaquín Soriano Prado, todos ellos durante el siglo XVII. A mediados del siglo XVIII Melchor Barrera; a finales de ese siglo Manuel Gaínza hizo de las suyas, mientras Juan Jober realizó sus hazañas hasta principios del siglo XIX.

Precisamente de uno de ellos, Manuel Gaínza, nos narra Carrillo en su artículo antes mencionado, el triste final que tuvo a manos de los ingleses en 1797.

Gainza y sus hombres armaron una goleta con 6 piezas de artillería y una colisa (cañón montado sobre una cureña giratoria), y salieron mar afuera, frente a la bahía santiaguera, a enfrentarse a un bergantín inglés que contaba con 18 piezas de artillería.

Pasada apenas una hora de combate, la goleta estaba destruida y sus tripulantes la habían abandonado luego de arriar bandera. Sólo Gainza permaneció en su puesto e izó nuevamente el pabellón español.

Para capturarlo, los ingleses tuvieron que enviar dos botes a rodear la goleta, y ya en cubierta, el corsario les ocasionó numerosas bajas disparando una y otra vez contra ellos antes de ser enlazado por la espalda y tirado al maderamen de la cubierta. En esta posición le destrozaron la cabeza de un hachazo.

En la actualidad, el Castillo del Morro San Pedro de la Roca, Patrimonio de la Humanidad, y protagonista de varios de los combates contra corsarios y piratas a la entrada de la bahía de Santiago, guarda entre sus paredes el Museo de la Piratería, como recordatorio fiel de la actividad de estos personajes en los mares del Caribe.

cubanerías dijo...

Un detalle importante de la historia de la piratería en Cuba.
............................................................................

Contrabando de Bayamo

El Contrabando de Bayamo fue un proceso histórico que se desarrolló en la isla de Cuba desde el siglo XVII y hasta el XIX, en el que los habitantes de Bayamo, así como los del resto de las villas y ciudades adyacentes, subsistieron con el comercio de contrabando, debido a la política imperial española de monopolizar el comercio de importación y exportación.

La metrópoli española mantuvo un férreo control comercial en los puertos de sus dominios. En toda la Isla de Cuba, con el establecimiento de la política de Puerto Único, sólo las ciudades de La Habana y Santiago de Cuba fueron las únicas autorizadas a recibir naves comerciales y realizar operaciones comerciales.

El contrabando o rescate (forma en la que los bayameses le llamaban para distraer la atención de los españoles) estuvo enmarcado entre principios del siglo XVII y finales del XVIII. Consistía en el intercambio de productos como especias, cuero, carnes saladas, añil, entre otros, con barcos holandeses, ingleses y franceses. Surgió como una solución que los habitantes de Bayamo, así como las demás villas y ciudades, fueron obligados a buscar para subsistir debido a la política de Puerto Único que mantuvo el Imperio Español sobre la Isla de Cuba y la imposibilidad de ofrecer los medios de vida a los asentados fundamentalmente en la región de Bayamo.

Las villas contrabandistas obtenían a cambio de sus productos contrabandeados tejidos, objetos de metal, armas de fuego, loza, harina de trigo, vino, pero sobre todas las cosas los esclavos traídos del África. Existieron términos como bucanero que se utilizaba para designar a los navegantes ingleses, holandeses y franceses que comerciaban con los criollos. La actividad del contrabando se encuentra en el único poema que se le conoce al escritor Silvestre de Balboa llamada Espejo de Paciencia, obra en la cual se describe además el secuestro y rescate de toda una una figura de la Isla: el obispo de Cuba Juan de las Cabezas Altamirano por el corsario francés Gilberto Girón.

Sigue...

cubanerías dijo...

Segunda parte...

En el caso de Bayamo, el contrabando se realizó por el Río Cauto y el Golfo de Guacanayabo. Este comercio se fue generalizando hasta convertirse la región de Bayamo en uno de los lugares más importante de práctica de esta actividad en la isla. Gran número de familias fueron trasladándose hasta la rivera del Río Cauto fundando poblados como Cauto Embarcadero, Guamo, y Cayamas. Los productos llegados en barcos holandeses, ingleses, franceses, eran descargados y cambiados por especies, cuero, carnes saladas, añil. Este intercambio de mercancías traía aparejado un desarrollo y sobre todo la prosperidad de los habitantes que veían solucionado el problema de abastecimiento de productos. La característica fundamental del proceso de compraventa de mercancías fue la relación directa de la población con los contrabandistas desarrollándose verdaderas ferias.

Los pobladores traían cueros, sebo, azúcar y otros productos muy codiciados por los contrabandistas; estos, en cambio, daban esclavos negros, paños finos, muchas lencerías y mercaderías, jabón, cera, azogue (mercurio) y todo cuanto pudieran necesitar los moradores para su vida diaria. La única diferencia entre las dos ferias estribaría en que la de Manzanillo debe haber sido más importante, por absorber los productos de un territorio mucho mayor y operar los mercaderes extranjeros permanentemente con una base en tierra.

El comercio de contrabando llegó a niveles insospechados. El Capitán General Severino Manzaneda atribuía su importancia a “lo barato que vendían los contrabandistas las mercancías europeas y, en contraste, los mejores precios que abonaban por los productos del país"[cita requerida].

La estructura productiva del Valle del Cauto se encontraba en lenta transición hacia la producción mercantil. Era lento el crecimiento demográfico y proliferaba el trabajo individual de arrendatarios en pequeñas parcelas. Asentada en el riesgoso é inestable comercio de contrabando, la vida económica de los bayameses no alcanzó un desarrollo progresivo que permitiera la acumulación de capital y sí bienes como tierras, casas, reses.

Después de la liberalización del comercio por la Metrópoli española, en 1789, comienzan a surgir en Bayamo establecimientos comerciales, y sociedades mercantiles que serán las responsables, mayoritariamente, del comercio que se desarrolla en la ciudad, y serán demostrativos de una economía mercantil que rebasaba su momento simple. Estos establecimientos y sociedades tendrán como característica que sus propietarios tratarán de evadir, generalmente, la existencia de intermediarios en la ciudad y se dedicarán, ellos mismos, a la compra de mercancías en otras ciudades de la Isla, su traslado, y comercialización en Bayamo, utilizando, comúnmente, sus propias casas como almacén y punto de venta de mercancía. La documentación consultada demuestra que tanto los Establecimientos Comerciales como las Sociedades Mercantiles existentes en la ciudad tuvieron la misma característica: se dedicaban a transportar la mercancía a la ciudad, almacenarla y comercializarla personalmente.

El inicio de la Guerra de los Diez Años en 1868, la quema de la ciudad en 1869, y la política de destrucción total practicada por España redujeron el número de los establecimientos comerciales, y de 45 existentes en 1868 disminuyó a 4 en 1878.

Sergio Daniel dijo...

y ¿Mimí?

Buena semana amig@s

Patricia Moda dijo...

gracias Cubanerías, me encantó el relato de la piratería en Santiago de Cuba, y además me trajo recuerdos de la visita al Castillo del Morro, donde ¿te acordás? descubrimos q podía ser facilmente atacable los días de llovizna porq se les mojaba la pólvora, jajaja.

Recuerdo el museo, tengo la foto del cuadro de Henry Morgan a quien nuestra Mariluz sigue brindando honores, jajaja.

Sobre el contrabando, era una de las causas de tanto auge de la piratería en el Caribe y otros Lares (como nuestro Río de la Plata), cuando España dio liberó el comercio, empezó a decaer ya la piratería. Los corsarios cuando España e Inglaterra hicieron tratados de paz, pero estos se convirtieron muchos en puros piratas, pero cuando se les acabó el contrabando....

Patricia Moda dijo...

Sergio Daniel, qué escueto!!! jajaja.

Mimí estuvo de viaje x Catamarca con Gus, en auto recorriendo cordillera, subiendo a más de 4000 metros... y parece se cansó mucho porque no aparece x ningún lado diciendo q está ocupada jajaja, q está ocupada es cierto lo de que se cansó no!

Patricia Moda dijo...

Piet Heyn (1577-1629)fue un pirata holandés que trajo de cabeza a los barcos españoles que navegaban por las costas caribeñas.

En 1624, Heyn logró emboscar a la flota española que había zarpado con un cargamento de Nueva España (México) con destino a la ciudad de Matanzas, en la costa norte de Cuba.

El pirata se hizo con un botín valorado en 11 millones de florines holandeses. Como en la batalla perdió una de sus piernas, -Heyn empezó a usar una de madera, por lo que pasó a ser conocido como Pata de Palo.

Otro pirata que recibió el mismo apodo fue el francés François Leclerc

François Le Clerc, apodado Jambe de Bois (en español, Pata de Palo), fue un corsario protestante francés del siglo XVI, originario de Normandía.

En las batallas marítimas estaba entre los primeros en abordar la nave enemiga, lo que le llevó a perder una pierna y que se hiriera gravemente un brazo mientras combatía a los ingleses. Después de esto, financió ataques de otros mientras él continuaba con los suyos. A pesar de sus heridas, François comandó importantes combates contra los españoles.

En 1553, estuvo al mando, junto con Jacques de Sores y Jean-François de la Rocque de Roberval conocido por los españoles como Roberto de Baal, de siete embarcaciones piratas y tres buques de guerra, con los que atacó puertos de La Española y Puerto Rico.

Atraído por las riquezas de la ciudad, saqueó e incendió Santa Cruz de La Palma en julio de 1553.

En 1554 este pirata también asaltó la plaza de Santiago de Cuba, con ocho barcos y trescientos hombres.

En 1563, mientras perseguía barcos españoles, falleció.

Patricia Moda dijo...

Después intento venir con leyendas marinas... en las que creían los piratas!

Sergio Daniel dijo...

Patricia, si no hubiera leído a Mimí en Segunda Cita, hubiese dicho que se quedó a vivir en un valle aislado en Catamarca. ;-)

Abrazotes.

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices todas, amigo Serch y Chema también:
Andabábamos por acá entrados con la celebración del Día de Muertos.
Por supuesto FUEEEEEEEEEEEEEEERA de tema.
Se juntó con la celebración de una querida pariente, nos invitaron a la que fue una fiesta de disfraces.
La verdad no me acuerdo cuando fue que fue la uuuuultima fiesta de disfraces a la que fui, ya ni me acuerdo.
Así que me lo tomé en serio y con la asesoría de una queridísima sobrina nos dimos a la taréa de confeccionar un disfraz.
En ese momento chocó un poco el asunto aquel de la celebración halowinesca vs. El tradicional día de muertos.
¿Es bueno o es malo celebrar una u otra, es contra las reglas celebrar las dos?
De entrada, la fiesta gringa del halloween es un asunto desvirtuado y comercial de una celebración europea llamada Samhain, que se conmemoraba en la zona Celta donde están Inglaterra, Francia, Países Bajos, España y otros más.
Comparto la visión que Carlos Fuentes nos legó en “El Espejo Enterrado” bueno, no en todo pero si en mucho.
Los europeos nos trajeron epidemias, esclavismo y la idea de que el respeto se gana por medio del miedo y el terror, pero también las tradiciones, historia y cultura, es decir, en este lado del mundo somos herederos dela sabiduría de las antiguas culturas de Abya-Yala y de las culturas europeas también.
En otras palabras, no necesitamos ninguna justificación para celebrar estos asuntos, son parte de nuestras raíces, la cosa está en hacer equilibrio, tener las unas y las otras, ambas son nuestras.
Y aparte era un cumpleaños y la pasamos requetebién.
Bueno, me despido por un rato.
Desde el ombligo de la Luna, un beso para tod@s.
(Jojojojojo, risa fiestera de Sir IdM como diciendo “Hay amigas con esta fiesta… ¡que ratón, que ratón montado en el guayabo!”)

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices todas, la nuestra amiga pato tiene tooooda la razón al decir que hay un aura dorada que rodea y oculta la vida diaria de los marinos en general y los piratas en particular.
La vida diaria a bordo de un barco del siglo XVI no era nada fácil, por ejemplo, el agua dulce era un bien sumamente escaso y difícilmente renovable, era usada para el consumo diario y para la cocina, el asunto del aseo personal se dejaba a la fortuna de que lloviera durante el trayecto del viaje.
Lo mismo pasaba con la ropa, ni pensar en lavarla, claro, a menos que se utilizara agua salada.
Otro asunto era aquello de lo altamente peligroso que era el negocio de la marinería.
Siglos antes, durante la época de imposición romana los marinos se llamaban entre sí “Hermano en la Muerte”.
El comercio y la guerra (que no es lo mismo pero es igual) fueron el motor que impulsó los avances náuticos.
La navegación costera no era suficiente para cubrir rutas y evitar ataques, se requería avanzar en conocimientos y técnicas.
Uno de los grandes problemas es que el agua en estado líquido no presenta lugares idóneos para referencia náutica, y las corrientes marinas lo complican todo.
¿Cómo saber donde se estaba en un momento dado?
En tierra firme no había mucho problema, una montaña, un poblado, una piedra, una iglesia, la tumba de un ermitaño, lo que fuera es suficiente para determinar la posición, en el mar la cosa cambia.
Para no entrar mucho en detalle, el asunto derivó en que los marinos tenían que saber con absoluta precisión la hora.
Con este dato y el uso de un sextante podían determinar con exactitud su posición.
Pero saber la hora era cosa absolutamente imposible con los relojes de la época pues eran mecanismos de péndulo y este mecanismo es muy sensible a movimientos externos, además la gran mayoría de los relojes tenían una sola manecilla que marcaba las horas, para la gente común saber con exactitud los minutos era del todo irrelevante.
Se inventaron aparatos muy ingeniosos para contrarrestar el vaivén propio de la navegación, ninguno funcionó apropiadamente, hasta que por fin se inventaron relojes libres de péndulo que permitieron a los marinos saber la hora exacta, estos primeros relojes sin péndulo evolucionaron en los relojes de balancín y poco después en los relojes de volante, muchos de nosotros usamos en alguna ocasión relojes mecánico, aquellos a los que había que darles cuerda, hijos directos de la era de los descubrimientos.
Bueno, me despido por un rato.
Desde el ombligo de la Luna, un beso para tod@s.
(Jojojojojo, risa exacta de Sir IdM como diciendo “ amigas, amigos, por eso es que yo uso un reloj digital de fácil uso y libre de basura tóxica, no más apunto al sol con mi dedo y digo ‘son como las doce´y ya con eso”)

cubanerías dijo...

Armando, están siendo de gran valor tus profundas explicaciones sobre los pormenores que experimentaron los piratas y los navegantes en general. Las estoy siguiendo.
Aunque no nos vamos a meter a piratas y corsarias ,creo no sea necesario, sirven de conocimiento.

Saludos.

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices todas, mi linda Cubanerías, lástima, me encantaría verte de pirata.
Hoy les quiero comentar de la parte oculta de la vida a bordo de aquellos barcos del siglo XV y XVI, los castigos.
Nuestra imaginación vuela de inmediato y nos sitúa en la cubierta superior del barco pirata, todos los marinos gritan eufóricos mientras el mismísimo capitán espada en mano obliga al marino rebelde, atado de las manos, a caminar por la tabla para caer irremediablemente al abismo insondable del fondo del mar, preferentemente lleno de hambrientos tiburones.
Falso.
Este cruel castigo no corresponde a la vida de los marinos (piratas o no) de aquella época.
Los castigos comunes consistían en aplicar la fuerza del látigo en las espaldas de los marineros poco obedientes.
En el caso de los marineros amotinados eran colgados al regresar a puerto.
El asunto aquel de las islas desiertas es un tanto difícil de creer, acercar el barco a barras de arena y arrecifes, fondearlo, anclarlo o ponerlo al pairo, era sinónimo de arriesgar el navío y la vida.
De ser sorprendidos en estos lugares no tendrían otra solución que la rendición total sin siquiera presentar batalla.
Lo que si existió fue la llamada Nave de los Locos o de los Necios.
Se trataba de embarcar a todo aquel o aquella que le fuese incómodo a la sociedad, de esta manera eran subidos a bordo los dementes, los parias, los leprosos, las prostitutas visiblemente enfermas, en fin todos aquellos que no tenían cabida en los incipientes servicios de salud pública, el barco era poco más que una vieja carraca destartalada a punto de hundirse, se le otorgaba a alguno de ellos el grado de capitán y se le deban órdenes absurdas, el barco partía hacia la nada, se perdía en el horizonte y nunca más se volvía a saber de aquellos navegantes, el pueblo o ciudad quedaba limpia y lista para progresar.
Ya en 1494 Sebastian Brant nos dejó un relato de aquel castigo, El Bosco nos lega una pintura portentosa de tal relato, esto dio como resultado que durante mucho tiempo se creyó que esto era fruto de la imaginación y no de la realidad.
Me despido por un rato.
Desde el ombligo de la Luna, un beso para tod@s.
(Jojojojojo, risa loca de Sir IdM como diciendo “Amigas, amigos, es pura mala fama que le quieren hacer a mi Chupack Chupack, nada más efectivo para que su tal amiguete se ponga las pilas”)

Patricia Moda dijo...

Recorcholis Armando, ¿es cierto lo de la llamada Nave de los Locos o de los Necios?

mira cuántas cosas sabés!!!!!!!! no tenía NPI!!!! y Sergio no me preguntés que es NPI, jajaja

Patricia Moda dijo...

Bueno,como dije antes en Piratas del Caribe se entremezclan leyendas marinas y de piratas, muy interesantes.

Paso la primera.

Davy Jones (ese pulpo marino q con sus tentáculos tocaba el órgano...)

Davy Jones debe su existencia a las leyendas de marineros y piratas. Se cuenta que la bella y caprichosa diosa del mar Calipso o Callipsous y él se habían enamorado. Tanto fue su amor, que el pirata y bandolero Davy Jones, como prueba de sus sentimientos y de su vinculación al mar, aceptó realizar una de las obligaciones de la diosa consistente en guiar a las almas que perecían en la mar hacia su descanso. Este hecho implicaba no poder pisar tierra firme más que una vez cada 10 años, pero Davy Jones asumió esa carga bajo la promesa de Calipso de que se verían cumplido el periodo y disfrutarían así eternamente de su amor. Sin embargo, la diosa, traicionera y peligrosa como el mar, no cumplió su promesa y Davy Jones, presa de la humillación y un tormento insoportable, se arrancó el corazón y lo escondió allí donde Calipso jamás pudiera llegar. Liberado de sus sentimientos decidió vengarse de ella y se volcó al mal, dejando de cumplir la tarea que le había sido confiada y permitiendo por ello que las almas de los marineros a los que él había dado muerte sirvieran sin descanso bajo su mando.

Todos estos acontecimientos dieron paso a la leyenda de Davy Jones, al que muchos tenían como el demonio de los mares. Según algunos, fue un galés, convertido en pañolero del mundo submarino. Su nombre deriva de Duffy Jonás, siendo Duffy una antigua palabra usada por negros para designar a los espíritus o fantasmas.

Habitualmente, en la tradición marinera (mitología escandinava sobre todo), se han hecho referencias a Davy Jones como Davy Jones' Locker («cajón de Davy Jones») que era como se referían al abismo del fondo del mar. Cuando un marinero caía por la borda y desaparecía o moría en el mar, se solía decir que había ido a parar al «cajón de Davy Jones». Así mismo, Davy Jones era un demonio mítico de los mares que controlaba al resto de demonios y al mar mismo.

La expresión marinera de origen anglosajón "Has gone to Davy Jones' Locker", referida a una persona desaparecida en la mar, admite una traducción más compleja, si se analiza desde un punto de vista estrictamente náutico. El vocablo inglés "locker", se traduce actualmente al castellano como el término náutico "bodega" (bajocubierta de un barco) y también como "pañol". Los pañoles son los compartimentos -no confundir con un armario- existentes en el interior de un navío, destinados a almacenar herramientas, alimentos y bebidas, objetos de valor, etc. Es probable, que siglos atrás, el término estuviese referido a todos los compartimentos, incluidos los destinados a los marinos, algo similar a los actuales camarotes. Por otra parte, en la actualidad, "locker" se traduce además al castellano como "cabina". Entonces, la frase "He`s gone to Davy Jones' Locker" puede traducirse al castellano como "Está en el casillero de Davy Jones", "Está en la cabina de Davy Jones" o incluso como "Está en el compartimento (o camarote) de Davy Jones". Una metáfora evidente de que la persona a quien se refiere la frase se encuentra, vivo o muerto, en el fondo del mar.


Sergio Daniel dijo...

NPI

No Piensan Igual

Buen fin de semana amig@s.
Bocinazos para Mimí.

cubanerías dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cubanerías dijo...

Jaja, ta ' bueno Sergio Daniel.

También deseo buen fin de semana a todos.

Armando González dijo...

Mis lindas pomntífices todas, les pido una enorme disculpa, he andado algo raro estos días a causa de un extraño padecimiento pero ya casi estoy listo… bueno, en realidad siempre he andado algo raro, digamos que regreso a mis rarezas tradicionales.
Pato, sí, hay evidencias muy firmes en torno a la nave de los locos, aunque está rodeado de un aura de leyenda.
Bueno, les había comentado que los marinos ubicados en las arboladuras superiores no estaban incluidos en el alto al fuego durante una batalla, la razón es muy fácil, el armamento del siglo XV y XVI era muy poco efectivo.
Las muy famosas pistolas piratas, accionadas por pedernal y que se cargaban por la boca del arma, tenían una efectividad cercana a los tres metros, los arcabuces eran certeros a 10 metros, pero las heridas solían ser mortales recién a los seis metros.
Por otra parte, las armas eran de acción indirecta, un pedernal daba la chispa para prender el hilo de pólvora que detonaba el arma, había otras que requerían una mecha encendida de antemano para poder ser accionadas.
De armamento medio tenían un pequeño cañón llamado “Culebrina”, sin el rayado del ánima, de hecho esta técnica del ánima se empezó a usar hasta 1840 o por ahí de esos años.
(El rayado del ánima le imprime un giro al proyectil, dándole precisión al disparo)
La culebrina tenía un calibre mayor, pero en cuanto le proyectil abandonaba el cuerpo del arma, seguía una trayectoria inescrutable, muchas veces me he preguntado si este comportamiento del proyectil le daría nombre al arma.
Y por supuesto estaban los cañones, para accionar estas poderosas armas se requerían de varios operarios, uno ponía la pólvora, el segundo retacaba, otro ponía el proyectil, el segundo tacaba de nuevo.
Estas armas no giraban a los lados, así que había que esperar a que el objetivo estuviese a tiro para hacer fuego.
Había un cuarto operario en el uso del cañón, esta persona estaba encargada de refrescar el cañón, es decir, apenas había hecho el disparo, este individuo metía un trapo húmedo para bajar la temperatura del interior del arma, este trapo tendría que estar lo suficientemente mojado para realizar el trabajo, pero no tanto como para dejar un charco que impidiera el accionar de la misma, si esta persona se pasaba de agua, “ahogaba” el cañón y lo inutilizaba mientras era secado.
Por supuesto no podía dejar el trapo en el interior del cañón, todos los materiales eran escasos y preciados, había que sacarles el mayor provecho.
A bordo de la embarcación no había lugar para lo superfluo, por ejemplo, en el comedor de la marinería había dispuestas una serie de borlas colgadas del techo, estas tenían la función de mantener limpias las manos de los marineros, cuando el marinero iba o salía del comedor, si sentía la necesidad, se limpiaba las manos en estas borlas.
Bueno, ya me despido por un rato, se les quiere mucho y se les extraña.
Desde el ombligo de la Luna, un beso para tod@s.
(Jojojojojo, risa animada de Sir IdM como diciendo “yo sé cómo sacarle mayor provecho a su tal amiguete, una pequeña sesión de Chupack chupack y ya verán cómo se le endereza el equilibrio.
Por otro lado NPI como todos saben quiere decir Ni Pirata Idéa”)

JOSE MARIA (CHEMA) RODRIGUEZ dijo...

Esta entrada me ha resultado en extremo enriquecedora. Tema que por alguna extraña razón, nunca pasó por mis ojos y mente, por ello no diré más y solo seguiré rumiando toda esta cascada de ideas que vienen de las historias y leyendas.

Un abrazo a todos.

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices, hoy les quiero compartir unos pocos refranes marineros, hay a montones como olas en la mar, aquí unos poquitos.

Donde manda Capitán, no gobierna marinero
En el mar calmado todos somos capitanes
Mejor navega el que tiene buen viento que quien rema con mucho aliento
Aunque la mar sea honda, echa la sonda.
A piloto diestro, no hay mar siniestro.
Le llega el agua a los aparejos.
Ea Ea, que el que no se embarca no se maréa.
San Telmo en la arboladura, mal tiempo augura.
San Telmo en cubierta brilla, cierra bien la escotilla.
(San Telmo o Fuego de San Telmo se le llama a una descarga de efecto corona electroluminiscente durante la ionización del aire durante tormentas eléctricas, en la actualidad es posible observar el fenómeno en el morro de los aviones que cruzan dichas tormentas) como referencia les comparto
https://youtu.be/aepop2r3yVg
El capitán verdadero, embarca el primero y desembarca el postrero.
Este lo dejé al último, pues se trata de un feroz engaño.
Dentro del aura romántica de la vida marinera, resulta que las compañías aseguradoras de todos los tiempos, exigen que sea el capitán el que declare los motivos de la pérdida parcial o total de la nave, pasajeros, personal y mercadería, al ser el último en abandonar la nave tendría mucho menos posibilidades de sobrevivir y por tanto de cobrar el seguro.
Por supuesto que fueron las mismas compañías aseguradoras las que forjaron y promovieron este dicho, el asunto es que caló tan hondo que ya es parte de la vida diaria y se ve muy mal que un capitán abandone la nave antes de desalojar a todos sus pasajeros.
Bueno, me despido… ¡Hola Chemaaaaaa!
Desde el ombligo de la Luna, un beso para tod@s.
(Jojojojojojo, risa como descarga de efecto corona electroluminiscente de Sir IdM como diciendo “Amigas, amigos, marinero que se fue a la marymarymar, para ver lo que podía veryveryver y lo único que pudo veryveryver fue el fondo de la marymarymar)”

Mimí dijo...

¿Alguien me llamó? escucho una bocina estridente...

Aquí estoy! digo presente y poco más, voy a leerlos más tarde, pero tuve que venir porque un querido amigo me envió un mail cargado de cariño al que no pude resistirme, y me convocó...

Prometo leer más tarde y ver qué se contó estos días...
Me alegra ver a Cubanerías otra vez, y a Chemita.

Mimí dijo...

Armando..., tu último comentario es genial! como siempre rematando con algún sinsentido, pero me encantó..., jajaja. sólo agregaría---

En un barco:

Capitán: -¡Suelten amarras!
Y Marras mordió a todos.

Capitán: -¡Sigan avanzando!
Y todos se perdieron porque Vanzando era bruto.

Capitán: -¡Tiren el ancla!
Marinero: -¡Pero capitán, si es nueva!

Capitán: -¡Suban las velas!
Y los de abajo se quedaron sin luz.
----------------------------------------------------
Almirante, quince carabelas aproximándose.
- ¿Una flota?
- No, flotan todas.
--------------------------------------------

- todos los ríos van al mar, pero el mar no se desborda.
- el que no sabe por dónde llegar al mar, debe buscar río por compañero (en sintonía con
lo anterior).
- en el mar los peces grandes se comen a los pequeños, como en tierra los hombres.
- a golpe de mar, pecho sereno.
- a piloto diestro, no hay mar siniestro.
- gota a gota, la mar se agota.
- no existe hombre de mar que no se pueda ahogar.
- si la mar fuera vino, todo el mundo sería marino.
- de la mar el salmón, y de la tierra el jamón.

Por último (para machistas):

- con la mujer y con la mar, hay que saber navegar.
- ¿cuál es el mar que más sufre?... el mar-ido...

Hasta mañana...

Mimí dijo...

jajaja, la del piloto diestro ya la había puesto Armando..., fe de ratas...

Mimí dijo...

Algo más! y juro que ya me iré a dormir...
Cubanerías, he leído tus aportes, ¡qué manera de haber historias de piratas! ese relato de Santiago de Cuba y la historia de piratería fue muy interesante.
Me has hecho, también, volver a los paisajes de Catamarca...

Trataré de volver mañana, que descansen.

PD: chau

Patricia Moda dijo...

ah, no, mire la señora...., una se mata poniendo historias, y ella qué? nooooooo, solo existen Armando y Cubanerías y a mi q me parta un rayo...

Ah, nooooooooooooo, le mando mail sugerentes, tipo: "había una vez un puente.." y ella ná de ná, dice ya iré y ná, pero claro le manda un mail cariñoso su amiguito y acá la tenemos, esparciendo bromas y cariños menos a esta pobre trabajadora, constructora de puentes...

Patricia Moda dijo...

tengo más leyendas para poner, y otra historia muy interesante sobre la piratería en EEUU.... pero no sé, creo me llamaré a huelga... huelga de dedos amarrados!!!!

Patricia Moda dijo...

algunas de las bromas que pusiste, Mimí, parecen chistes de marineros gallegos, jajaja

Patricia Moda dijo...

tipo: Capitán: -¡Tiren el ancla!
Marinero: -¡Pero capitán, si es nueva!

o: Almirante, quince carabelas aproximándose.
- ¿Una flota?
- No, flotan todas.

jijijijiji

Mimí dijo...

Bueno, bueno, pa usté también van mis felicitaciones sobre todo por esa historia del pirata holenadés y el otro, el demonio mítico de los mares... (claro que si no vuelvo a leer sus nombres es imposible que los recuerde), pero a usté Pato la dejé pal final... Leí todo desordenado, de arriba para abajo y salteándome lo que estaba en medio..., jajaja, apurensis del más puro.
Verán que no puedo aportar nada, pero aquí estoy.
Y ahora que vine yo se fueron todos?????????

Beso.

Mimí dijo...

Quise decir pirata holandés....
Perdón.

Patricia Moda dijo...

jeje, es para que tengas esa experiencia de estar aquí sola, jejejeje

Dr. Rudolp P Berinstain dijo...

Amigas mías que tanto cariño me profesan, cariño que es lo menos que merezco pero bueno, no me quejo.
Les escribo para pasarles el parte médico del muy amable tratamiento que mi equipo médico bajo mis órdenes propinó a su llamado así, amigo Armando.
Parte médico del pseudo paciente amiguito de las honorables pontífices:
El paciente está bien, ya que se ponga a trabajar.
Me despido no sin antes recibir el aplauso de tod@s ustedes que tan amablemente me ofrecen tanto ditirambo de pie.
A nombre de mi inseparable Eleasar Gambito, de la ínclita Dra. Emma Thomas y de mi secretaria Lola Mento muchas gracias, sé que merezco mas pero gracias por el esfuerzo.
Atte. Dr. Rudolph P. Berinstain.
p.d. Amiga Mimí, si quieres puedes dejar de lado mi anonimato y aclarar que yo soy el amigo que te escribió.

Armando Solo dijo...

¡protesto!
Mimí, yo no dije nadaaaaaa sin sentido, ese es IdM.
(Jojojojo, risa sentida de SIR IdM como diciendo "Sin sentido voy a dejar a su amiguete con las caricias marineras de mi Chupack Chupack")

Patricia Moda dijo...

Así que Rudy y Mimí andan en secretorías....ajajá... ahora entiendo, ¿entiendo? jejeje

Bueno, mañana traigo otra historia de leyenda... pero será a la tarde, porque a la mañana me voy a hacer los pre-quirúrgicos.

Armando, le pedí a Lupe que intentara entrar, ya que me dijo que el jueves pasado no tuvo ni modo de entrar... quería me confirmara que haya sido un problema del blogger del jueves pasado y q ahora esté solucionado.

Sir IdM, ¿puede usted aplicar un chupak chupak a la amiguita del amiguito?

Patricia Moda dijo...

o sea a Lupita!, tal vez sus chupaks tengan más efecto q mis pedidos, q lo peor es que me dijo que sí y pasó una semana y no hizo nada, ¿se estará argentinizando? con un "ya voooooooooooy...." y es tan largo el voooooy q no termina nunca de llegar...

Sergio Daniel dijo...

Hola amig@s.

Como Mimí, tengo poco para aportar, sin embargo no puedo dejar de destacar el denodado esfuerzo de Patricia Andrea.
Qué manera de llover, en cualquier momento necesito un barco.
Aprestate a conseguir branquias Mimí.

Saludos a tod@s.

Mimí dijo...

Sergito, branquias les van a salir a los que entren a la cancha de River esta noche... jajaja
Parece una pecera más que un gallinero...

Besos, a dormir tempranito que fue día agotador.
Me alegra que el Dr Rudo haya curado a Armando...

Mimí dijo...

Érase una vez un pirata, al que la mala suerte (sin saber por qué), le había venido a ver…
El pirata tenía un ojo de palo, una pata llena de ojos y hasta una larga melena, que se le había mudado de la cabeza a los pies.
¡Parecía que le hubieran vuelto del revés!
Aquel corsario destartalado ya no tenía cuchillos, ni garfios, ni parche en el ojo… ni cara de malo. Pero tenía unas uñas tan largas, que le servían de ancla cuando frenaba su barco, para poder hacer pie.
Y es que hasta las anclas se habían alejado de él.
Descansaba el pirata siempre en islas desiertas, puesto que todo desaparecía nada más posarse en ellas. Y así vivía asustando al miedo, con su ojo de palo, su pata llena de ojos y sus pies llenos de pelo.
–La Tierra y el Mar me han olvidado…– se lamentaba el escacharrado pirata– ¡A pesar de haber robado cien barcos, navegado mil horas y haber sido un pirata tan malo!
No le quedaban fuerzas ya a aquel pirata, para seguir intentando lo del ser un pirata malo. Y decidió, tras mucho pensar, abandonar sus galones (cuatro jirones mal remendados sobre la solapa de una chaqueta vieja y tiesa) en alta mar...
A partir de entonces, la mala suerte ya no vino a visitarle nunca más…

(cuento infantil anónimo)

Mimí dijo...

El pirata con el parche en el ojo forma parte de la iconografía popular. Los piratas, efectivamente, solían llevar un parche pero no porque hubiera una enorme prevalencia de tuertos entre la tripulación sino como arcaico sistema de “visión nocturna” durante las batallas: cuando los piratas asaltaban un barco el combate se iniciaba en la cubierta pero, eventualmente, continuaba en las tripas del barco. Dado que el ojo humano tarda entre 4 y 6 minutos en adaptarse a un brusco cambio de luz, si el pirata entraba en la parte inferior de la nave estaría vendido frente a los sables rivales.

Los piratas experimentados saltaban a la cubierta del barco rival con el parche puesto (o esperaban en la bodega del suyo). Cuando tenían que entrar en la zona umbría se cambiaban el parche de ojo o se destapaban ambos, y empezaban a repartir mandobles, causando estragos en la tripulación rival. La contrapartida del “parche de visión nocturna” era una pérdida de profundidad en el campo de visión, aunque debía de estar sobradamente compensada por la ventaja de la adaptación sol/sombra durante el combate.
Los Cazadores de Mitos confirmaron la teoría en un reciente programa especial piratas. Para ello, introdujeron a los sujetos de estudio en una habitación a oscuras, donde tuvieron que lograr una serie de objetivos. Un segundo intento, después de tener un ojo cubierto durante media hora, logró reducir sensiblemente el tiempo requerido para resolver la prueba. “El mito es plausible“, determinó el programa.

Seguimos investigando el uso verdadero de las patas de palo.

Mimí dijo...

Sí, todos nos imaginamos a un pirata como un hombre barbudo, con una pata de palo y con tesoros escondidos a lo largo de todo el mundo. Bueno, o como alguien que se descarga música y películas, “matando” a los artistas, como ya os hemos enseñado en esta curiosa galería fotográfica. Pero sabemos, gracias a TodayIFoundOut, que algunas de estas ideas son solo mitos, que guardan poca relación con la realidad. Así que revisamos estos estereotipos sobre los piratas, que muchas veces vemos como héroes, pero realmente se trataban de delincuentes de la peor calaña.

No eran comunes la patas de palo: la ficción ha exagerado un tema que no tiene mucho sentido. Si a un marinero se le debía amputar una pierna en el mar, probablemente moría. Si sobrevivía, es creíble que utilizara madera para el miembro prostético, pero un cojo probablemente no tendría lugar entre la tripulación de un barco.

Tampoco llevaban loros al hombro: Robert Louis Stevenson popularizó esta idea en La isla del tesoro, inspirado por Robinson Crusoe, un libro sobre un naufrago en un isla tropical, no de piratas. Pero los loros eran mascotas exóticas con las que resultaba lucrativo comerciar, más que llevarlas al hombro, donde el animal haría sus necesidades cuando le viniera en gana.

No se solían enterrar tesoros: sólo hay tres casos documentados de tesoros enterrados, que se encontraron en poco tiempo, y sin necesidad de un mapa. Los piratas solían gastar o comerciar con lo que robaban, y esconderlo sólo se hacía en casos excepcionales.

Sergio Daniel dijo...

Ónde tán la Tucu y la Mariluz viajeras.
Ónde tán.
Tán, tán.

Buena semana para tod@s.

Mimí dijo...

Para vos también Sergio...
Acá toy, paso y me voy---

Patricia Moda dijo...

Mirá vos Mimí, el uso del parche, nunca me había preguntado, simplemente pensé q era parte del mito... y sin embargo tenía su utilidad.

En cuanto a la pata de palo, hubo 2 piratas famosos q tenían la pata de palo por eso se popularizó de esa manera al pirata...

Me encantó eso de que no había tesoro enterrado porque se gastaban todo, jijiji. Pero yo siempre había entendido q los tesoros enterrados, eran los piratas que lo buscaban, o sera la Perla Negra en su primera entrega... jiji

Patricia Moda dijo...

Bueno, ahora les cuento la leyenda del Holandés Errante, leyenda que también se conjuga con la de Davis Jones, de quien les hablé más arriba, ambas leyendas están muy bien engarzadas en la película de Piratas del Caribe, rica en leyendas de mar.


Una nave tropieza con una terrible tormenta, pero su capitán, enloquecido y sordo a las súplicas, rehúsa buscar refugio. Como castigo, es condenado a recorrer los mares durante toda la eternidad. ¿Cuál es el origen de la famosa leyenda del Holandés Errante?


La obra se basa en la conocida historia de un capitán holandés que es condenado a navegar eternamente en un barco fantasmal que provoca la muerte de las personas que lo contemplan.
Grabado que reproduce una de las primeras representaciones de la ópera de Wagner "El buque fantasma"
La historia del Holandés Errante es una de las más famosas y quizá de las más antiguas leyendas del mar, ya que circula desde hace, por lo menos, 500 años. Pero posiblemente su origen se remonte a tiempos muy anteriores al nacimiento de Cristo. Esencialmente, la historia es la siguiente: un maniático capitán holandés -por supuesto, el término «Holandés Errante» se refiere al capitán y no a su barco- desafía la ira de Dios y como resultado es condenado a navegar por los océanos eternamente, provocando la muerte de todos cuantos ven su nave espectral. Esta historia ha sido elaborada por muchos escritores, pero constituye algo más que una ficción, una siniestra historia del mar para asustar a crédulos marineros de agua dulce en tabernas portuarias. Este barco fantasma ha sido avistado en numerosas ocasiones, las últimas en pleno siglo XX

Muchas autoridades sostienen que la historia del Holandés errante se originó a partir de un hecho real, aunque sobre este punto no hay acuerdo. El problema se complica aún más porque existen muchas versiones de la historia, en las que el capitán puede llamarse Vanderdecken, Van Demien, Van Sraaten o Van alguna otra cosa.

La versión más conocida de la historia del Holandés Errante habla de un tal capitán Vanderdecken, cuya nave fue atrapada en una terrible tormenta cuando doblaba el cabo de Buena Esperanza. Los pasajeros, aterrorizados, rogaron a Vanderdecken que se refugiara en un puerto seguro o que, por lo menos, arriara velas a intentara capear el temporal, pero el enloquecido capitán se rió de sus súplicas y, atándose al timón, comenzó a cantar canciones sacrílegas.

La tripulación también se alarmó por la conducta de su capitán e intentó hacerse con el control de la nave, pero el intento de motín fue sofocado cuando Vanderdecken arrojó a su líder por la borda, mientras los aterrorizados pasajeros y la tripulación se encomendaban a Dios. En respuesta a sus plegarias las nubes se abrieron y una luz incandescente iluminó el castillo de proa, revelando una figura gloriosa que según algunos, era el Espíritu Santo, mientras otros dijeron que era Dios.

Algunas autoridades sugieren que la historia del Holandés Errante se basa en la personalidad de Dias, cuyas hazañas y fama de navegante asumieron proporciones legendarias a raíz de su biografía, escritas por Luís de Camoes.
El explorador portugués Bartolomeu Dias en el viaje en el que descubrió el Cabo de Buena Esperanza, en 1487

Patricia Moda dijo...

continúa...

La figura se enfrentó con Vanderdecken y le dijo que, ya que disfrutaba con los sufrimientos ajenos, de ahora en adelante sería condenado a recorrer el océano eternamente, siempre en medio de una tempestad, y provocaría la muerte de todos aquellos que le vieran. Su único alimento sería hierro al rojo vivo, su única bebida la hiel, y su única compañía el grumete, a quien le crecerían cuernos en la cabeza y tendría las fauces de un tigre y la piel de una lija (lo cual parece muy injusto para el pobre grumete quien, hasta aquí, no había tenido ningún papel independiente en la historia y, presumiblemente, sentía tanto temor ante Vanderdecken como el resto de la tripulación). Sin embargo, con estas palabras la visión desapareció, y con ella todos los pasajeros y tripulantes. Vanderdecken y el grumete quedaron abandonados a su destino.

Ésta es la versión clásica de la historia del Holandés Errante. Puede ser que se base en hechos, pero no hay acuerdo acerca de cuáles pudieron ser esos hechos. Una versión afirma que la historia deriva de la saga escandinava de Stote, un vikingo que robó un anillo a los dioses y cuyo esqueleto, cubierto con un manto de fuego, fue hallado después sentado en el palo mayor de una nave negra y fantasmal.

Otros creen que la historia es más reciente y sugieren que se originó en las aventuras de Bartolomeu Dias (c. 1450-1500), navegante portugués que descubrió el cabo de Buena Esperanza en 1488 y cuyas proezas marítimas llegaron a parecer sobrehumanas, según la biografía que escribió sobre él Luis de Camoes.

Patricia Moda dijo...

continúa, fin..

Una Partida De Dados Con El Diablo

Otros investigadores han desenterrado una dudosa historia acerca de los dos barcos mercantes holandeses del siglo XVI cuyas tripulaciones avistaron el fantasma de un bajel que se había perdido en el Pacífico; la historia del Holandés Errante derivaría de esto. Otra teoría es que la historia se basa en la leyenda de un alemán llamado Von Felkenberg, que se jugó el alma a los dados con el Diablo y perdió. Una leyenda holandesa similar habla del capitán Van Straaten y también se cuenta una historia acerca de Bernard Fokke.

Fokke, capitán del Libera Nos, era famoso por la rapidez con que realizaba sus travesías. Quienes envidiaban su habilidad de navegante afirmaban que había establecido un pacto con el diablo, algo que la extrema fealdad de Fokke y su mal carácter ayudaban a creer. Un día se embarcó en un viaje del que no retornó y se rumoreó que, finalmente, el Diablo había cobrado su recompensa.

No es improbable que la leyenda del Holandés Errante naciera como consecuencia de un hecho real, aunque, sin duda, éste habrá sido algo más prosaico que la venta de un alma al Diablo. Existen muchos casos de buques que fueron abandonados por error por su tripulación, en la creencia de que estaban a punto de zozobrar, y luego siguieron a flote durante días, semanas, meses a incluso años, siguiendo los caprichos del viento y las mareas. El más famoso de esos barcos es el Mary Celeste, pero no es el único. Quizá una de las historias más notables sea la del clíper lanero Marlborough, que desapareció en 1890 mientras de Australia se dirigía a Inglaterra. Se dice que fue hallado 23 años después, frente a las costas de Chile. Aunque la historia del Marlborough sea una exageración, resulta fácil imaginar su efecto en las mentes de marinos supersticiosos en aguas poco conocidas, cuando vieron al buque abandonado emerger súbitamente de la niebla.

Patricia Moda dijo...

aún faltan algunas leyendas y contar algo más de historia piratezca.

¿les interesa? o ya se aburrieron...

Mimí dijo...

Seguí, seguí que luego las leo... me queda esta última que pusiste para luego...

Patricia Moda dijo...

bueno, doy tiempo a tragar lo que puse, mañana pongo algo más.

Armando González dijo...

Mis lindas pontífices todas, Amigo Serch y Chema también constructores de puentes, Hola.
Como bien dice Mimí el parche en el ojo se ajusta más a una estrategia que a una amputación, pero tenía sus asegunes, al abordar un barco con un ojo tapado perdían la visión tridimensional y con esto la percepción de fondo, es decir, no podían determinar la profundidad de los objetos y personas, asunto que trabajaba en su contra.
Peeeero no usaban espadas pesadas, al contrario, requerían espadas más bien cortas y delgadas que pudieran maniobrar sin mucha impedimenta.
Esto por el comentario de la Temeraria Mimí de que repartían mandobles, este tipo de golpes era dado únicamente con espadas pesadas, las cuales requerían el uso de ambas manos (por eso lo de mandobles) este tipo de espada pesada era común con el uso de la armadura, en un combate naval tenía todas las desventajas.
Lo primero que me imaginé fue un pirata con pata de palo, parche en el ojo, sube su pesada espada por sobre su cabeza, el peso lo hecha hacia atrás, da pasos descontrolados y entrecortados por la borda, tropieza con la barandilla y se va al fondo con todo y espada.
No era negocio.
Las amas favoritas eran cortas, cuchillos y hachas sobre todo, de armas de fuego estaban las pistolas pero hay que recordad que eran de un solo disparo y no eran muy efectivas a la distancia, es posible que hicieren más daño al arrojarlas contra el enemigo que al dispararlas.
Otro tema interesante, los barcos fantasmas.
Hay cualquier cantidad de leyendas e historias, sobre todo de la época de oro de la piratería.
Con la escases de suministros y la ausencia de higiene no era raro que se desataran epidemias fulminantes a bordo, las embarcaciones que perdían el gobierno quedaban a la deriva sin control alguno, las velas se rasgaban y la falta de mantenimiento las llenaba de detritos.
Estas infortunadas naves quedaban atrapadas en la corriente del Golfo, dando vueltas hasta que una sub corriente o algún meteoro las sacaban de su curso sin fin y las hacía encallar en alguna costa atlántica.
Encontrar una de estos barcos era considerado de mal agüero, no eran abordadas ni siquiera para rescate de utensilios.
Otro problema eran los barcos inundados que no se hundían por completo, con el casco virado y la quilla al aire, también daban vuelta tras vuelta en la corriente del Golfo, pero eran mucho más difíciles de atisbar. Si bien eran muy raras, no por ello dejaban de ser un peligro para la navegación a vela.
Bueno, me despido por un rato.
Desde el ombligo de la Luna, un beso para tod@s.
(Jojojojojo, risa parchada de Sir IdM como diciendo “Buena idea, Chupack mandoble para mejorar el efecto, gracias temeraria y amiga Mimí”)

Patricia Moda dijo...

pero mira como aprendemos acá, mandoble, y sí , no me imagino un pirata con una de esas espadas, como tampoco a los españoles... esas eran, creo, más de medio evo, ¿no?

Bueh, el libro gordo me enseña, el libro gordo entretiene, y yo les digo contenta, hasta la clase que viene...

Mañana vengo por más, juijuijui

Patricia Moda dijo...

jaja, medioevo, q medio evo, parece medio presidente, jijiji

Sire IdM dijo...

Eso me recuerda una pregunta sin respuesta:
¿Dónde está la otra mitad de la Edad Media?

Mimí dijo...

jajaja! no lo sé Sire IdM..., pero seguro que la otra mitad del tiempo comienza AHORA!

Mimí dijo...

Buques vacíos con la comida servida y naves con su tripulación congelada dentro conforman parte de las leyendas que surcan los mares y océanos del mundo...

No es de Piratas, pero un caso famoso es el del "Mary Celeste", un bergantín de 31 metros de eslora y 282 toneladas de peso que en diciembre de 1872 fue hallado viajando a toda vela por el Océano Atlántico rumbo a Gibraltar. A pesar de que la comida estaba servida y los botes salvavidas en su lugar, la tripulación había desaparecido en forma inexplicable. Una de las teorías para justificar la escena es que un grupo de piratas abordó el "Mary Celeste" y se llevó consigo a sus tripulantes, aunque otros deslizan la hipótesis de que una misteriosa criatura marina pudo haber sido la culpable de todo. Mientras que una tercera versión asegura que se trató de un simple motín.

La historia del "Flying Dutchman (El Holandés Errante)" es una de las más célebres y tal vez más antiguas leyendas del mar, ya que circula desde hace al menos 500 años. La embarcación partió de Ámsterdam con destino a las Indias Orientales, pero frente a una peligrosa tormenta cerca del Cabo de Buena Esperanza, en el extremo sur de África, su capitán Van der Decken decidió seguir adelante y para eso mató a su primer oficial, quien se le oponía. No obstante todos los esfuerzos, el buque finalmente se hundió en una tormenta y desde ese momento algunos pescadores y marineros aseguran haberlo visto en diversos puntos del planeta.

Otro ejemplo de barco fantasma muy renombrado es el de la goleta de tres palos "Lady Lovibond". La nave británica zarpó en febrero de 1748 con rumbo a la ciudad portuguesa de Oporto, pero una cuestión de celos por una mujer entre el primer oficial y el capitán desembocó en que este último llevara en forma intencional al buque hacia los bancos de arena Goodwin, cerca de Kant, en la costa sudeste de Inglaterra, donde chocó y se hundió. La leyenda afirma que la embarcación aún puede ser vista en las cercanías de aquel lugar cada medio siglo, y en los años 1798, 1848 y 1998 se documentaron varios testimonios de su avistamiento.

Un clásico relato de navío fantasma es el de "Octavius", que volvía desde Oriente hacia Inglaterra a través del Paso del Noroeste, donde quedó atrapado por el hielo. La historia cuenta que en 1775 un ballenero llamado "The Herald" se cruzó con él flotando sin destino preciso frente a las costas de Groenlandia. Los marineros del "Herald" subieron al buque perdido, pero allí se encontraron con una gran sorpresa: los cuerpos de sus colegas y los pasajeros congelados por el frío del Ártico. En igual forma fue hallado el capitán, quien a su lado tenía la bitácora cuyo último registro era de 1762. Algo por lo cual se supone que el buque realizó parte de su travesía con el status de "barco fantasma".


Mimí dijo...

El denominado "barco fantasma del Ártico" es el "SS Baychimo": un carguero británico de 1.300 toneladas que tenía su base en la ciudad canadiense de Vancouver y estaba revestido de acero, justamente para evitar inconvenientes durante sus viajes a través del frío polar. Lanzado al mar a principios de la década de 1920, quedó atrapado en el hielo cerca de Alaska en 1931 y su tripulación fue sacada de la nave por seguridad. Pero ya sin marineros a bordo el barco logró "liberarse" y se mantuvo a flote por lo siguientes 38 años. Varias veces fue visto sin rumbo por parte de esquimales y otras embarcaciones, y la última ocasión fue en 1969, otra vez atrapado en las heladas masas de Alaska. Fue abordado en numerosas oportunidades pero las condiciones climáticas impidieron rescatarlo, tras lo cual se cree que se hundió.

La más reciente historia fantasmagórica es la del crucero ruso "Lyubov Orlova". Construido en 1976, durante más de tres décadas fue utilizado para expediciones por los océanos Ártico y Antártico, hasta que el 27 de noviembre de 2006 quedó atrapado por los hielos en Deception Island, en la Antártida, y tuvo que ser remolcado por otra embarcación hasta que pudo volver a navegar por sí mismo a la altura de Tierra del Fuego, en el extremo sur de Argentina.
Pero en el año 2010 fue abandonado por sus dueños en el puerto de St. Johns, en la provincia canadiense de Terranova, y se vendió para ser desguazado por alrededor de 700.000 euros (casi 955.000 dólares). Pero el buque que lo trasladaba hasta República Dominicana perdió contacto con él y la nave quedó flotando a la deriva, hasta que otro remolcador lo llevó hasta "aguas seguras" canadienses. No obstante, las corrientes marinas lo arrastraron hacia las islas británicas. Fue visto por última vez en abril de 2013, y la sospecha es que en su interior transporta ratas caníbales.


Verdades o leyendas, me gustó encontrar estas historias.
¡Buenos días!

Mimí dijo...

Puse el de "El holandés errante" aunque la Pato ya nos había contado la historia con pelos y señales.

Hasta luego!

Patricia Moda dijo...

y porqué me copias? jajaja.

Sir IdM, está la baja edad media, la alta edad media, y ¿el medio? será justo la mitad???? jajajajaja, NPI (y q Sergio no me pregunte, jajajaja)

Patricia Moda dijo...

y ahora vengo con otra leyenda de las q se cruzan en Piratas del Caribe, hasta ahora les conté el Holandés Errante, Davis Jones y su historia con Calipso... bueno ahora vengo con otra de esas leyendas q se descubren en Piratas del Caribe.

El Kraken

Patricia Moda dijo...

El kraken es una criatura marina de la mitología escandinava y noruega descrita comúnmente como un tipo de pulpo o calamar gigante que, emergiendo de las profundidades, atacaba barcos y devoraba a los marineros. La leyenda puede realmente haberse originado de avistamientos de calamares gigantes reales que estimadamente tendrían de 13 a 15 metros de largo, incluyendo los tentáculos.

Aunque el nombre kraken nunca aparece en las sagas noruegas, hay monstruos marinos similares, el hafgufa y lyngbakr, ambos descritos en la saga Örvar-Oddr y en los textos noruegos de 1250, Konungs skuggsjá.5 Carlos Linneo incluyó al kraken como cefalópodo con el nombre científico de Microcosmus en la primera edición de su Systema Naturae (1735), una clasificación taxonómica de organismos vivos, pero excluyó al animal en ediciones posteriores. El Kraken también es extensivamente descrito por Erik Pontoppidan, obispo de Bergen, en su Historia Natural de Noruega (Copenhagen, 1752–3).


El "Pulpo Colosal" de Pierre Dénys de Montfort atacando una nave mercante.
Cuentos antiguos, incluyendo los de Pontoppidan, describen al kraken como un animal "del tamaño de una isla flotante" (se decía que el dorso de un Kraken adulto tenía una longitud de 2,4 kilómetros6 ), cuyo verdadero peligro para los marineros no es la criatura misma, sino el remolino que crea después de sumergirse rápidamente en el océano. Sin embargo, Pontoppidan también describe el potencial destructivo de la gran bestia: "Se dice que si se aferra al mayor buque de guerra, podría tirar de él hasta el fondo del océano" (Sjögren, 1980). El Kraken fue siempre distinto de las serpientes marinas, también comunes en la tradición escandinava (Jörmungandr por ejemplo).

Según Pontoppidan, los pescadores noruegos a menudo corrían el riesgo de atrapar a los peces sobre el Kraken, cuando la pesca era tan buena. Si un pescador tenía una inusualmente buena pesca, uno le decía al otro, "Debes haber pescado sobre un Kraken". Si, por otra parte, el fruto de la pesca eran -en lugar de peces- los así llamados gigantopólipos resplandecientes, el fin de su vida estaba próximo, pues según la leyenda los mencionados pólipos habitan por toda la eternidad sobre el lomo del Kraken, siendo su función la de crear un espejismo celestial, una farsa destinada a las criaturas más torturadas del abismo las cuales, según la leyenda popular, tienen el rango suficiente de inteligencia como para sufrir el existencialismo: "Hartos del vagabundeo eterno por el inmenso tedio de la fauce marina, deseosos de la salvación y de la Himmelslicht, acuden como lanzas hacia la propia perdición" (Panorama Cultural, 1962). Así, todo pescador que ose interrumpir esta sentencia del determinismo caería en desgracia, siendo éste el aspecto más negativo de pescar sobre un Kraken. Pontoppidan también alegó que el monstruo a veces es confundido con una isla, y que en algunos mapas se incluyen islas que sólo a veces eran visibles e indicaban un Kraken. Pontoppidan también propone que un joven espécimen de un monstruo fue hallado muerto en tierra en Alstahaug (Bengt Sjögren, 1980).

Patricia Moda dijo...

Desde fines del siglo XVIII, el Kraken se ha representado en varias formas, principalmente como grandes criaturas similares a pulpos, y a menudo se ha afirmado que el Kraken de Pontoppidan podría haberse basado en observaciones de marineros de calamares gigantes. En las primeras descripciones, sin embargo, las criaturas eran más similares a cangrejos parecidos a pulpos y, en general, poseen rasgos que se asocian con las grandes ballenas en lugar de con los calamares gigantes. Algunos rasgos del kraken se asemejan a las actividades volcánicas submarinas que ocurren en la región de Islandia, incluida el agua burbujeante, las corrientes peligrosas y la aparición de nuevos islotes.

En 1802, el francés malacologista Pierre Dénys de Montfort reconoce la existencia de dos tipos de pulpos gigantes en Histoire Naturelle Générale et Particulière des Mollusques, una descripción enciclopédica de moluscos. Montfort afirma que el primer tipo, el pulpo kraken, ha sido descrito por los marineros noruegos y balleneros de América, así como antiguos escritores como Plinio el Viejo. Sobre la segunda categoría más grande, el pulpo colosal (se muestra en la imagen de arriba), se informó acerca de un ataque a un buque velero de Saint-Malo, frente a las costas de Angola.

Montfort luego se atrevió a hacer más afirmaciones. Él propuso que diez barcos de guerra británicos (incluyendo el navío de línea Ville de Paris) que misteriosamente desaparecieron una noche en 1782 debieron ser atacados y hundidos por pulpos gigantes. Desafortunadamente para Montfort, los británicos fueron hundidos por un huracán cerca de la costa de la isla de Terranova tal y como se supo a través del relato de los supervivientes del Ville de Paris. La carrera de Pierre Dénys de Montfort nunca se recobró y murió hambriento y pobre en París alrededor de 1820 (Sjögren, 1980). En defensa de Pierre Dénys de Montfort, cabe señalar que muchas de sus fuentes, para el "pulpo kraken" probablemente describen al verdadero calamar gigante, cuya existencia se probó en 1857.

En 1830, posiblemente influido por el trabajo de Pierre Denys de Montfort, Alfred Tennyson publicó su popular poema El Kraken (esencialmente un soneto irregular), que difundió al Kraken en el idioma inglés con su posición superflua de the. El poema, en sus tres últimas líneas, también tiene similitudes con la leyenda del Leviatán, un monstruo marino, que subiría a la superficie en el final de los días.

La descripción de Tennyson aparentemente influyó en Julio Verne que imaginó al famoso calamar gigante en Veinte mil leguas de viaje submarino en 1870. Verne también hace numerosas referencias al Kraken y al obispo Pontoppidan en la novela.

Hoy en día se han encontrado varias pruebas de existencia de calamares gigantes en las profundidades del mar, de aproximadamente 15 a 20 metros. Según la cultura popular sabemos más de Marte que de lo que hay en el fondo del mar. Bernard Heuvelmans, un zoólogo, piensa que el mundo está lleno de criaturas aún no descubiertas.

Guadalupe sin foto dijo...

Puente querido:


No he leído los últimos 100 comentarios, jajaja!!! ,desde un principio me acordé del fuerte de San Juan de Ulúa en Veracruz, aquí está una de sus historias:

Los corsarios ingleses Francis Drake y John Hawkins derrotados

4 barcos hundidos, 500 ingleses muertos y ellos huyeron

Las enormes distancias entre las recientes poblaciones españolas en América y las dificultades para mantenerse informado de los ataques piratas, les permitieron sorprender con frecuencia. Todavía no habían llegado a Veracruz las noticias de los asaltos a otras colonias por estos barcos ingleses durante todo un año.

Tuvieron la suerte de que la llegada de la flota inglesa coincidió con que la ciudad esperaba una flota española donde vendría el nuevo Virrey español.

Por ello se dejó entrar a través de San Juan de Ulúa una expedición inglesa, pensando que era española. Incluso los desprevenidos ciudadanos prepararon un recibimiento, cosa que los corsarios ingleses aprovecharon para tomar a la comitiva de bienvenida como rehenes. Después de esto los españoles no queriendo violar la paz entre ambos países se llegó a un acuerdo.

Cuando los corsarios ingleses se sentían más seguros, llegó la flota española al mando de Don Francisco Lujan. Este ya estaba informado de los otros asaltos y robos realizados por los ingleses en otras colonias españolas.

Mediante una ataque por tierra y mar, sorprendieron a los ingleses, hundiendo o atrapando sus barcos. Solo consiguieron huir dos de ellos, los de sus más famosos capitanes Francis Drake y John Hawkins, pero con sus barcos muy tocados y con grandes apuros al ir sobrecargados..

Los españoles recuperaron todo el botín que habían conseguido los ingleses durante todo un año. Las pérdidas inglesas en vidas humanas fueron más de 500 muertos.

Francis Drake aunque consiguió huir, tuvo que desprenderse de parte de los tripulantes para evitar la sobrecarga de la nave al atravesar el Atlántico de vuelta en dirección a Inglaterra.

Las quiere siempre

Guadalupe

Guadalupe sin foto dijo...

Ahora les traigo un poquito de historia del Fuerte de San Diego, en el puerto de Acapulco:

En 1615, los conquistadores alarmados por los ataques de los piratas, ordenaron la construcción de un fuerte, el de San Diego, Adrián Boot, quien había intervenido en la edificación del Fuerte de San Juan de Ulúa, en Veracruz, hizo el proyecto y llevó a cabo la edificación. A los seis meses, se habían terminado Los Caballeros del Rey, El Príncipe y El Duque, correspondientes a la banda de tierra y sus lienzos. Estaban en construcción Los Caballeros de Guadalcázar, El Marqués y los terraplenes, cuando un terremoto afectó la obra. Se hicieron las reparaciones, la portada y el puente levadizo, así, dos años más tarde el fuerte quedó concluido. Se realizaron pruebas de artillería en las que las balas llegaban hasta la punta del grifo, cerrando con ellas el acceso a la bahía, contaba también con cuarteles, una casa para el castellano, la del condestable y una sala de armas. En 1776, el fuerte de San Diego fue remozado por el ingeniero Miguel Constanzó, dejando una explanada pentagonal con cinco baluartes. Para 1783, la obra estaba concluida, tenía cabida para dos mil hombres con víveres y agua potable para todo el año. Más tarde fue convento, hospital y cárcel.

Las quiere siempre

Guadalupe

Mimí dijo...

Pato y Lupe, no puedo leerlas ahora (por la noche vuelvo) pero me topé con esta noticia que escuché hace unas horas, ¡qué casualidad!
..., no hay piratas, pero me llamó la atención que esta mañana puse algo sobre barcos sin tripulantes, y luego esta noticia...

Apareció un velero sin tripulante en el Río de la Plata
Misterio. Martín Villafañe salió a navegar ayer a la tarde y desapareció, frente a Aeroparque.
, ocurrió en Bs As.

Patricia Moda dijo...

Mimí, después leo la nota, al igual q a la Lupe, es que vi solo los títulos y recordé una historia trágica q le pasó a una compañera y amiga de trabajo hace ya muchos años.

Mi amiga, Laura, y su marido, Fernando, eran navegantes, tenían las licencias para salir a mar abierto, estaban armando un velero de 18mts. de eslora, para ir a dar la vuelta al mundo en velero.
Fernando, recomenzó, en un momento a correr regatas, con un velero eran 3 tripulantes.

Un año, creo febrero 1984, yo volvía de unas vacaciones, y al llegar a casa, mi hermano Alejandro me pregunta, ¿el marido de Laura se llama Fernando Puente? "si", entonces llamá a Laura porque está desaparecido, salió de regata y no se supo más nada, se perdió el velero y sus tripulantes...

Llamé rápido a la pobre Laura, que estaba desvastada.

Salieron Fernando y los otros 2 a la regata q debía llegar creo a Bahía Blanca, no recuerdo, pero en la Bahía de Samborombon, desaparecieron, la última información recibida por control fue que tenían problemas con el palo mayor (había tormenta), luego se perdió comunicación, pero dijeron q a lo sumo salieron en helicópteros 5 minutos después del aviso.

Los helicópteros fueron a la dirección pasada, y no hallaron nada de nada, ningún vestigio, ni del barco y mucho menos de ellos, nada flotando, un enigma total. Buscaron durante días y nada.

Mi amiga estuvo un año entero intentando localizarlos, porque ella como navegante sabía de historias de navegantes perdidos y que año después aparecían llevados x las corrientes... bueno, ella fue a las embajadas intentando ver si pudieran haber llegado a costas sudafricanas, ya q habría una corriente q podría arrastrarlos hacia allá y nada.

Fue a embajada de EEUU y a la de Rusia, esperando poder localizarlos por satélites, nada de nada.

En fin, un año entero pobre estuvo intentando y no apareció ni el barco ni ninguno de los tripulantes, ni ningún objeto q pudiera haber quedado flotando. Al día de hoy luego de tantos años siguen desaparecidos, claramente se los dá por muertos.

Ella además sufría un montón, porque incluso creo q legalmente, ella no era viuda, solamente luego de 10 años sin aparecer el marido ella podría tener la condición de viuda.

En un momento, incluso ella me comentó que no era la primera vez q en la Bahía de Samboronbom pasaba una situación semejante...

Mimí dijo...

Pato: esto último, la historia tremenda de tu amiga Laura, me la habías contado, creo que fue una vez que viniste a casa... Yo no puedo imaginar cómo será tener a un ser querido desaparecido por cualquier causa..., qué desesperación..., debe ser un trauma sin fin...

cubanerías dijo...

Noche oscura para América Latina.
No es agradable la noticia.

Patricia Moda dijo...

Sergio, dijiste glup en SC, espero q ese glup no te aleje de Puente, ya q ando por aquí por pedido de Iraida que conocía bien como pensaba y las diferencias q teníamos, pero también muchos puntos de contacto q fuimos descubriendo.

También leí en mi mail un comentario de Cubanerías q ahora no encuentro, Cubanerías, aquí argentina no soy solo yo, están Mimí y la Tucu, así q no tengas problemas en decir cuanto piensas q no tenemos porqué estar un 100% de acuerdo para ser amigas.

Mimí, me hiciste reir en SC con lo del desplume y q no sabés porqué me querés, jaja, yo te quiero mucho como a todos, lo sabes.

Mimí dijo...

Pato, Cubanerías me envió un mail diciendo al querer publicar aquí su comentario estaría sujeto a moderación..., ¿qué pudo haber pasado?

(Mimí, con ganas de desplumar patos...)

Mimí dijo...

Apareció tu comentario Cubanerías!

Coincido con vos. A esperar y desear cosas buenas de todos modos...

Patricia Moda dijo...

Ah, gracias Mimí x comentar el mail q te envió Cubanerías, a mi mail entonces llegó el comentario y seguramente decía q diera el ok para publicar y no me di cuenta.

Esto demuestra la cantidad de tiempo que hace q está esta entrada, porque había puesto yo un límite para la moderación, cuando un comentario se ingresa en una entrada de más de 45 días, pide moderación.
Lo hice, porq sino no nos enterábamos cuando alguien publicaba un comentario en otra entrada, como nos pasó 2 veces con Silvio, q nos enteramos de casualidad por ir a leer algo en otra entrada.

Resulta q me fijé y la entrada esta es ya del 6 de octubre, o sea hace 45 días... ahora la extendí a 60 días... espero alguien se ilumine para hacer una entrada nueva, ya estamos a la fruta con las entradas...

Sergio Daniel dijo...

Pato querida, no puedo compartir tu decisión electoral, pero puedo compartir el resto de nuestras vidas juntos en cualquier espacio físico, en el espacio, en el cyberespacio.
NPI de alejarme de mi querido puente. Besos en un día gris.

Mimí dijo...

Compañero Sergio, ¡arriba el ánimo!

cubanerías dijo...

Estimada Patricia, al fin pude entender lo que había pasado con mi mensaje del domingo por la noche. No era un mail, no iba dirigido a nadie en particular, lo escribí para el blog y debido a la moderación que habías puesto fue a dar a tu casilla de correos. Por eso yo no me explicaba como es que decías que yo te había envíado un e- mail.
Bueno todo aclarado, jamás yo sería capaz de cuestionar las decisiones políticas de personas que están lejos de mí y además en su país de nacimiento, cada cual sabe lo suyo. Yo respeto y admiro tu proceder auténtico.
A mí particularmente el resultado me cayó como un jarro de agua helada, no simpatizo con la derecha por muchas razones. y auguro malos tiempos para la gente de a pie en Argentina y en otros países.

Eres una amiga que aprecio y mantengo mi invitación al tour que te conté.
De paso digo: si van a hacer algo para mayo, avisar con tiempo para valorar mi participación. Mucho me gustaría que no reunieramos nuevamente , aunque quisiera que fuera en la "Cuesta del Portezuelo", mejor busquemos un lugar al nivel del mar. Wow!!!

Un abrazo a todos uds.

Mimí dijo...

Aquí te espera la del Portezuelo y todas las cuestas, y también mi humilde Ituzaingó sin atractivos turísticos pero con el corazón grande, Cubanerías!
La compañera Pato es un poco rebelde, deberemos adoctrinarla y ponerla en su lugar. Estamos a tiempo...

Comunico que en mayo próximo no podré estar en Cuba, pero espero volver en otros mayos si la vida me da la oportunidad.

Mimí dijo...

Miren ustedes este informe sobre la piratería del S XXI. Vi un documental hace un par de días que hablaba del tema...
No sabía que se había puesto en marcha un dispositivo antipiratería por la Unión Europea en 2008 para acabar con los ataques en el Índico.

Anónimo dijo...

Un aporte para despejar:
" La vida de los Piratas"

Un libro sobre piratas. Les dejo el link para que puedan descargarlo.

http://ebiblioteca.org/?/ver/56231

Abrazos.

Cubanerías.

Armando González dijo...

Mis lindas, les pido una enorme disculpa, andaba yo -como dice el poeta- como ausente, el video me llevó algo mas de tiempo de lo que hubiese imaginado.
La verdad es que lo disfruté mucho y por suerte no me pudieron ver, pues a cada rato me reía solo, cual loquito de atar.
Bueno, ya de regreso, dejen leo las aportaciones y ya luego comento algo fuera de tema, como ahora.
LAS QUIERO MUCHO Y LAS EXTRAÑO MAS.

Patricia Moda dijo...

Hola Armando, pido también disculpas q no ando por acá, pero de verdad estoy atorada, tengo en 2 días q terminar 3 presupuestos para el 2016 y cargar indicadores económicos de fin de noviembre!!!!!!!!!

El tema sobretodo, es que lunes y martes son feriado y el miércoles ya me opero... así q imaginate como estoy!

Armando González dijo...

Amigas, amigos, hay nueva entrada.
Los quiero mucho.

Publicar un comentario