miércoles, 12 de febrero de 2014

AY, LA VIDA



Hoy, 12 de febrero, se fue, y Puente comparte unas hermosas palabras.


SANTIAGO FELIU, SIEMPRE ASOMBRANDONOS

Por Vivian Núñez (Centro Pablo)





Con su irreverencia y su tartamudez estuvo con nosotros desde el primer momento, desde el concierto inaugural del espacio A guitarra limpia, regalándonos sus canciones que fueron evolucionando como él, sin perder sus esencias y sin dejar de ser reflejo de una generación.

Eso fue en 1998. Volvió tres años después en un homenaje a Noel Nicola y su última actuación nos la regaló el 22 de diciembre del 2012, en un concierto con título ahora profético: Ay, la vida.

No le gustaba que lo llamaran el cronista de su tiempo –decía que ese era su hermano Frank Delgado– pero quizás sin proponérselo ni quererlo muchos se vieron reflejado en esas letras elaboradas y agudas, y lo identificaron también por la singular y personal manera de tocar la guitarra.

Se nutrió de la Nueva Trova desde niño, acompañando a su hermano Vicente, pero nunca se pareció a nadie, ni siquiera a Frank, a Carlos Varela y a Gerardo Alfonso, los más representativos de los “topos”, todos salidos de su madriguera para trascender, de diferentes formas y grados, en el panorama musical de la Isla.

Salió y volvió, criticó y elogió, maduró y envejeció, sin dejar de ser Santiaguito, sin dejar de asombrarnos.

En estos días en que hemos publicado el libro Habáname: la ciudad musical de Carlos Varela, hemos proclamado nuestra deuda con los otros exponentes de esa generación de trovadores. Nunca imaginamos que se nos iría tan pronto, dejándonos con esa insatisfacción.

Pero ya sea en las páginas de un libro, o en sus acordes difíciles, o en su tartamudeo frenético, permanecerá en su ciudad y en su país Santiaguito Feliú, tensando nuestra sensibilidad y recordándonos que ahí estuvo, siempre, para nosotros.


Ay, la vida


(Santiago Feliú)
La vida es otra cosa,
si con las mismas ganas
te la sucedes 
sin esperar más nada.

La vida es diferente,
si la paciencia gana
cuando la soledad 
colma a la soledad.

La vida es otro cuento,
si entonces de momento
lo sacas todo 
como te ocurre dentro.

Son unos pocos días 
prestados por el tiempo,
la suma de restar 
las cicatrices de los más tristes momentos.

La vida es una sola
entre todas las vidas,
una esperanza gris, 
un pestañear y un beso,

una melancolía, 
un niño de regreso.
La vida siempre así: 
qué te pudiera yo decir más de la vida.

La vida es más que menos,
si se descubre a tiempo
que todo lo tremendo 
y lo terrible de estos días
son las venas del recuerdo.

La vida es cuanto pasa
mientras planificamos
la vida por delante, 
lo que nos pasará,
si nos quedamos o nos vamos.

La vida es el milagro
sinceramente amado,
la culpa de morirse,
las mentiras, las verdades
que nos quedan de este lado.
La vida de imprevista,
sencilla y complicada,
absurda y egoísta,
amorosa e inteligente,
extraordinaria y desalmada.

La vida es suficiente,
si entonces no se acaba
cuando se halló el final
donde se encuentra el pasado con la nada.





Tomado de www.centropablonoticias.cult.cu
Video: canal youtube A guitarra limpia

72 comentarios:

tucuviajera dijo...

Mucha tristeza...ay la vida! la conocí hoy y me desgarró esto

Son unos pocos días
prestados por el tiempo,
la suma de restar
las cicatrices de los más tristes momentos.

son unos pocos días...la vida es hoy! lamento su partida

Silvia Inés dijo...

Sin tanta soledad

(Santiago Feliú)
Con Lucky Strike, Respibien,
Diclofenaco y Just for Men,
con mi hijo y ahora otra bella y buena mujer,
divertidamente aburrido
frente a mi televisorsón,
cuarentonamente buscando otra canción.

Soy perfecto, soy gago,
soy zurdo, soy vago,
soy una porfía en razón,
soy la trova del rock and roll,
un pequeñísimo burgués sencillo,
un jovenzote calmado,
una tristeza hueca en el bolsillo,
una reunión que tuvo el diablo con Dios.
Y una soledad
con otra soledad,
sin tanta soledad.

Aquí me ves, sigo aquí,
hablando sólo de lo más feliz,
pidiéndote que me ames sin ningún sufrir.
Tuyo para mí, mío para ti,
para que sea de los dos en sí.
Llorar para reír, dándonos bien para vivir.

Soy amigo, soy nadie,
soy tuyo conmigo,
soy una gozada en cuestión,
soy el loco que se curó
de la cordura que se trae la vida,
la que la sociedad obliga,
un kamikaze que se antisuicida,
un partidario de crear a creer,
sin tanta soledad.

Dame lo que tú,
sinceramente, como tú:
no me escondas nada tras de ti.
Toma lo que soy,
sinceramente, como yo:
no nos queda tiempo de pensar,
sólo para sentir,
para resistir,
sin tanta soledad,
enamorados más.

Patricia Moda dijo...

Tucu, pensar q es el único CD que tengo de Santiago, Ay la vida.
Me lo regaló Adriana Amado, una copia, creo en el 2011 o 2012.
Es desgarrante.

Patricia Moda dijo...

Estas son las palabras que Vicente puso en su FB:

"A los cincuenta por lo general los infartos del miocardio son implacables. Si además estás sobradamente feliz con los últimos trabajos, feliz porque tu hijo que vivía en Barcelona está contigo, y feliz porque con tu nueva compañera, encantadora, vas a tener otra descendencia en un mes, la emoción puede ser fatal. Eso debe de haberle ocurrido al Santi en esta madrugada, cuando le explotó el corazón. La ventaja –para él- es que se fue sin sufrimiento. El sufrimiento como alud nos cae a quienes nos quedamos, los que tendremos que aprender a vivir sin su gaguera, sin sus canciones nuevas, sin su despiste permanente, sin su roja visión personalísima de Cuba."
Vicente Feliú

Patricia Moda dijo...

Estas son palabras de Víctor que pondrá en Centro Pablo,

SANTIAGO FELIÚ: EL ARCO DE LA VIDA

Santiago abrió el fuego (sagrado y terrenal) del espacio A guitarra limpia con aquel concierto iniciático en el recién estrenado patio del Centro Pablo en noviembre del año 1998.

El concierto se llamó Futuro inmediato, pero entonces nadie sabía que las trovadoras y los trovadores estaban fundando allí un territorio en el que cabrían, hasta hoy, quince años después, en el centenar de conciertos que seguirían, todas las generaciones y todas las tendencias de la nueva trova cubana.

Aquella presentación iniciática abrió el arco de que habla el título de esta nota. En él caben (y cabrán) las palabras y las músicas violentas, irreverentes y lúcidas de Santiaguito. Allí están y estarán también la rabia y la pasión destinadas a difundir interrogantes y maravillas, sinceridades y amores completos o inclusos: vida.

Vida que palpitó junto a nosotros, a lo largo de los siguientes lustros, en el casete que reunió aquellas canciones de su Futuro inmediato (que pueden escucharse y obtenerse en el sitio www.aguitarralimpia.cult.cu) . Vida que se continuó, junto a Noel, en otro momento inolvidable nacido entre las yagrumas de la calle Muralla, a la altura del año 2001. Y vida que dio título a su casi reciente presentación en el ámbito mágico que han construido allí los trovadores y las trovadoras en diciembre del 2012.

En ese arco tenso (como le gustaría decir a Teresita Fernández) se mueven estas palabras de homenaje y cariño con que queremos seguir compartiendo, junto a Santiaguito, tanta maravilla que él nos regaló en un patio de La Habana Vieja.

Por eso, para recordarlo en el 98 inicial, en el 2001 de homenaje a Noel, en el Ay, vida de su concierto del 2012, traemos las palabras que encontramos en las puntas de ese arco trazador de imaginaciones y complicidades, las que escribieron Abel Casaus y Humberto Manduley, en las que se habla de futuros inmediatos y vidas que duelen y brillan y salvan.

Víctor Casaus

Patricia Moda dijo...

Aunq está en los gadget, pongo igualmente por aquí el enlace a Segunda Cita, con las palabras de Silvio y tantos emotivos comentarios,

Santy

Patricia Moda dijo...

Y los invito a ir compartiendo la obra de Santy, que tan lindas y poéticas canciones tiene.

Sergio Daniel dijo...

Gracias Patricia por esta nueva entrada, aunque ojalá no hubiera tenido razón de ser, por lo menos no por el hecho lamentable sucedido. En la entrada anterior, pensando en Santiago, comenté:

Triste día, se nos fue Santi Feliú, quien construía puentes cubanos también. Que en paz descanse. Que tristeza...

Sergio Daniel dijo...

Además, al final de la entrada de Iraida también cité, para ya ponerme a tono con esta entrada, cuando uno no sabe ya si la vida es sólo una canción o qué, cuando quedan tantos enigmas por descifrar, cuando el agua se nos escurre entre los dedos, en fin, le dejo los versos a Santi:

Mi mujer está muy sensible

(Santiago Feliú)

No eres tú,
es el destornillado cotidiano azar,
la puerta del delirio, la fangosa realidad,
los narcos, la inflación, la solución impar,
los dioses apagados, la fantasía incapaz,
Berlín, Fidel, el Papa, Gorbachov y Alá.
No eres tú, mi amor...*

No eres tú,
son estos días de mierda que también se irán,
son Lennon y Guevara que no quieren regresar,**
latinos divididos sin América;
soy yo, que no me curo de quererte más,
es por los pasaportes y la enemistad.
No es por ti, mi amor...***

No eres tú,
es tanta democracia para no creer,****
es la canción de Silvio y la crisis de fe,
es la sabiduría de desaprender,
es Panamá sin guía, agradeciendo a Bush,*****
es un amor por Cuba,
es socorrer la luz, ******
es como cuando faltas, cuando faltas tú.
No eres tú, mi amor...

No eres tú,
no eres lo que esta noche me costó inventar,
es falta de marcianos, es por mi aterrizar;
es que me falta cuento en esta capital:
se amarga hasta el romance y la anarquía crece más;
es cuerda que se oxida en esta vena de pensar,
es musa mal parida, es que no sé ni qué cantar,
No eres tú, mi amor...*******
No eres tú...
¡Son los demás!


* A guitarra limpia, 1998: No es por ti, mi amor… Feliú en vivo, 2000: Y Berlín, Fidel, el Papa, Gorbachov y Alá. No eres tú, mi amor…
** A guitarra limpia, 1998: son Lennon y Guevara que debieran regresar. Feliú en vivo, 2000: son Lennon y Guevara que no saben regresar.
*** Náuseas de fin de siglo, 1991: No eres tú, mi amor…
**** Náuseas de fin de siglo, 1991: es tanta democracia para no poder.
*****A guitarra limpia, 1998, y Feliú en vivo, 2000: es América sin guía, tranzando con Clinton.
****** Ansias del alba, 1997, y A guitarra limpia, 1998: es socorrer su luz. Feliú en vivo, 2000: es defender su luz.
******* A guitarra limpia, 1998, y Feliú en vivo, 2000: No es por ti, mi amor…

Ahora sí, será hasta mañana, tratando de digerir lo sucedido. Un abrazo a tod@s en este día tan triste.

Sergio Daniel dijo...

Mi mujer está muy sensible, Santiago Feliú

Cida Meira dijo...

Ay, La Vida...

dia triste P. Moda..

forte abraço ♥

Silvia Inés dijo...

Querida Patricia, gracias por este homenaje. Pude entrar por fin sin que se me colgara la computador.

Agrego palabras de Vicente, muy sentidas cuando se refiere al vínculo de Santi con nuestro país, Argentina. Quisiera estar allí, donde la lágrima se hace canto. Cantemos la canción de la trova. Cuidémonos en el abrazo que nunca le di a Santi. Y cómo duele también eso.

"Búscame donde la ilusión tuvo hijos, sobrevolando un sueño que acuna el tiempo, en la más melancólica melodía, incinerando infiernos para tu vida".
Quizás algún día pueda responderles a todos los infinitos mensajes de cariño que han llovido desde el conocimiento de la noticia. Desde ya agradezco a la querida gente de esa tierra argentina que tanto amó y que sintió e hizo suya. En ningún otro lugar del mundo han comentado tanto el hecho.
En minutos estaremos compañeros, amigos y familiares en el patio del Instituto Cubano de la Música, compartiendo cuanto salga de los corazones, en su nombre.
Abrazo a tod@s
Vicente Feliú


Abrazo a tod@s, que hable el abrazo que nos una, que "no deje ir".

Mimí dijo...

Hermanos de Puente:

En honor a la verdad, no escuché mucho a Santiago Feliú. Me ha gustado mucho lo que estuve escuchando hoy, y su muerte me impresionó porque lo conocí hace algo más de un año, cuando la muestra de fotos de Silvio en Buenos Aires, y él estaba allí entre nosotros como uno más. Esa noche no cantó, sólo escuchó entre una treintena de personas presentes al dúo Karma.

Pienso en él, pero sobre todo en los que quedan desolados, quienes lo amaron y hoy comienzan a extrañarlo.

Gracias Patricia por estar siempre al pie del cañón.

Un abrazo.

Mimí dijo...

Hoy la vida pasa dura por las venas
(Kaloian Santos Cabrera • La Habana, Cuba)

“La vida es motivo reiterativo en tus canciones…”, le comenté hace unos años a Santiago Feliú en una entrevista y me contestó: “Debe ser por la muerte”.
Entonces estaba por cumplir su medio siglo de existencia y lo celebraba de la mejor manera posible: componiendo, de concierto en concierto, como nunca antes se le vio.
Aunque no era su amigo sino uno de sus seguidores yo no puedo escribir con objetividad sobre Santiago Feliúese genio irreverente de nuestra música al que en la madrugada de este miércoles 12 de febrero, luego de estar sentado al piano (quizás para mitigar el dolor en su pecho), un infarto masivo lo emboscó. Su corazón, tantas veces citado y cuestionado de manera propia en sus canciones, no aguantó. Y ahora, muchos como yo, en distintas partes del mundo, no solo lamentamos su muerte sino que tenemos una bronca con la parca, con los dioses y hasta con la vida misma que le “retraquetea”, para no decirlo en otras palabras impublicables. Es más, ni siquiera da para ese consuelo, muchas veces lugar común, de que “murió pero vivirá eternamente en su obra”.
Da bronca porque el Santy, “cincuentonamente”, estaba en una de sus mejores épocas. Y seguía siendo coherente con el camino que escogió transitar siempre, sin hacer concesiones, con amores y desamores, sin dejar de ser esa “porfía en razón”; “la trova del rock and roll”; gago, zurdo y vago (como se definió en su canción “Sin tanta soledad”).
No podía ser menos para aquel “loco” que dejó la escuela en 8vo grado. Tenía 16 años. Solo quería tocar la guitarra, escribir y cantar. No había otra pues desde los cinco años jugaba con la guitarra en las descargas de su hermano Vicente con Silvio y Noel en casa de su abuela o en la de su padre.
(...sigue)

Mimí dijo...

(...)
Con los años se presentó en una audición para entrar al Movimiento de la Nueva Trova. Corría 1978 y tenía entonces solo 15 años. Santiago Feliú disparó “Batalla sobre mí” y “Dime”, dos temas de su autoría. Entre los miembros del jurado estaba Pablo Milanés y cuentan que el ya consagrado bardo exclamó: “Ojalá alguna vez yo hiciera dos canciones como esas”.
Fueron los años 80 esenciales para su vida. En la entrevista antes mencionada me decía:
“Realmente esos años dan para un libro. En esa década conocí a Donato Poveda, que también andaba callejeando, en una evaluación para la Nueva Trova. Fue un hechizo mutuo de guitarra y poesía. Hicimos un dúo bastante ingenioso —guitarrísticamente hablando— y con un interés radical de hacer algo novedoso armónica y poéticamente. Luego conozco a Frank Delgado, Carlitos Varela y a Gerardo Alfonso para compartir los años luminosos del Movimiento de la Nueva Trova.
“En el año 85 Silvio me invita a su gira con AfroCuba por España y Suramérica para darme a conocer. Recuerdo que cantábamos “Historia de la silla” y “Para Bárbara”. Luego me dejaba en el escenario, yo hacía dos temas con AfroCuba y un par más solo. ¡Era increíble! El intensivo aprendizaje con semejante trovador junto a semejante “bandón” fue intensamente bello. Precisamente en Argentina aprendo que existe un rock en castellano y, además, buenísimo. Trabajo con Fito Páez, León Gieco y Juan Carlos Baglietto, entre otros. Esa etapa fue esencial para exaltar mi beta rockera.
“En el 89 me quedo un tiempo en Colombia de donde soy expulsado por mis andanzas con el Movimiento guerrillero M-19. Es el propio Silvio quien me rescata en Santiago de Chile y me devuelve a La Habana. Llegué con mis Náuseas de fin de siglo a comenzar los 90”.
Fue precisamente en Buenos Aires, en 1986, donde Santi grabó su disco Trovadores (en vivo). En la aventura lo acompañaron grandes músicos argentinos como Fito Páez, Juan Carlos Baglietto y León Gieco.
Con León grabó “Para Bárbara”: Si de mi voz florece la canción, / motivo de tu dar; / si de tus ojos nace la bondad/ de abrirme en el verso un palpitar: no me dejes ir. Un “temón” que en 1980, durante el concurso Adolfo Guzmán, fue interpretado por Silvio Rodríguez con orquestación del maestro Frank Fernández.
Y fue en Argentina donde, a mediados del 2013, lo vi y fotografié por última vez cuando asistí a dos de sus conciertos como parte de su gira anual por ese país austral donde es una leyenda. (Hoy el pesar por su deceso lo reflejan muchos medios de comunicación y personalidades del mundo de la música).
Las canciones no hacen la vida pero, imprescindiblemente, la acompañan. Y gran parte de la banda sonora de la mía está compuesta con los versos y acordes de Santiago Feliú.
Por eso hoy, con su muerte, siento que la vida pasa dura por las venas, como alguna vez cantó. Se siente dolor y mucha bronca, reitero, con la parca, con los dioses. Aunque el mismo Santiago tenía fe en que “la vida será más larga/ hasta donde podamos hacer la historia”.

tucuviajera dijo...

Buen día: como Mimí no lo conocí mas que a la distancia ese año en el Revolucionario, pero me duele su partida temprana....

Me gusta saber de el por las palabras de los que lo conocieron. Kaloian me emocionó. También contó de el Fito Paez, es lo que les comparto:

Santi
12 de febrero de 2014 a la(s) 19:06
Santiago Feliú fue uno de mis mas divertidos compañeros en la noche habanera durante casi 30 años. Fueron noches de música, alegría, excesos y amistad. Recuerdo su carromato blanco que parecía una caja de pandora donde convivían sillas rotas, tarros de pintura, guitarras, cables eléctricos, equipos de música, alfombras, etc, y el auto de Chitty Chitty Bang Bang de Dick van Dycke, por donde nos sacaba a Juanpin, a Alejandro Avalis y a mi por los piringundines y antros habaneros en busca de nuevas aventuras. Nos peleábamos y entreverábamos mucho entre la revolución cubana, los efectos del ron, la indecencia capitalista a la que yo oponía la nuestra propia y sus delirantes posiciones de acordes en esa endiablada guitarra zurda de la que él hizo florecer varias de las mejores canciones de la música popular americana de los últimos años. Y su constante tartamudeo. Yo le decía: “ Habla bien cabrón, no tengo mucho mas tiempo”- mientras señalaba con mi dedo índice hacia mi muñeca a un reloj invisible en señal de apuro e incomodidad. Y él entre el ataque de risa propio, el de la concurrencia y su adorable gaguez tardaba en responder. Y cuando lo hacía lo hacía con esa ternura que despiertan los niños. Amaba y amo mucho a Santi por su testarudez ideológica, aunque muchas veces no acordara con él y tuviéramos diferencias irreconciliables tanto en aspectos políticos como musicales a veces, o sobre la piel de alguna mujer o la importancia del agua en la navegación. Nada que no pudiera desarmar una buena Hatuey de 12 grados helada recién salida de algún refrigerador cubano. Amo a Santi por su lirismo inconmensurable. Por su autenticidad y su quijotismo contra viento y marea de todas las formas impuestas por los cánones de la música popular del mundo.
El escribió sus gemas al borde del mundo. En un castillo de cristal. Estaba y no estaba con nosotros. Cuando lo veías y escuchabas con sus grupos en La Habana durante tantos años, en tantísimos escenarios, si lo mirabas atentamente podías ver a un hombre niño poseído, en trance bajo algún efecto narcótico de sus visiones del mundo. De un mundo que podía a veces no estar frente a él. Pero es que de eso se trata todo. A veces no estamos allí o sobre eso sobre lo que cantamos no está allí. Eso vive en otras dimensiones. Y eso que vive en otras dimensiones se percibe en soledad, bajo las estrellas o dentro de un opiadero en Marrakesh, o después de un polvazo con una mulata desconocida en Bogotá, o dentro de los ojos de tus hijos, o en una soledad acompañada de muchísma gente en una discoteca. Eso que él percibió y expresó del mundo fue y será absolutamente genuino y original. Grave y agudo. Hizo su vida y sus canciones sin pedirle permiso a nadie. Como debe ser. Absolutamente incorrecto, como los grandes artistas. Y tenía ese exquisito sentido del humor para desacralizar todo lo fatuo. Era un hombre del rock and roll, sin haberlo escuchado mucho. Sin miedos ni normalidades absurdas. El era un anormal en todo el sentido enorme de la palabra. Sus músicas y sus palabras representaban “la diferencia”. El era lo diferente.

tucuviajera dijo...

sigue...
Santi era de esos que asustaba a los progresistas correctos, defensores de las diferencias. Miserables, decíamos. Sé que a Santi le hubiera gustado mucho este último párrafo. Puedo decir que conocí a un hombre noble y sin ninguna duda, de haber ido a la guerra, lo hubiera querido tener a mi lado porque sé que hubiera cuidado mis espaldas como yo las de él. Santi, te vamos a extrañar porque fuiste uno de los mejores. Fuiste uno de mis grandes e incondicionales amigos y habernos conocido se lo debemos a Pablo Milanés, en el festival de Varadero 87.
Me cuentan que ya te cremaron.
Edgar Allan Poe narra en uno de sus cuentos que no se muere hasta terminar de morirse la última célula o sea que sentiste al fin las llamas del fuego sobre ti!...
Habrán sido tan sagradas y hermosas como las de tu corazón?

Fito Paez

tucuviajera dijo...

Esto es parte de su historia, su historia en Argentina...

Para Bárbara- Santiago y León

Lien dijo...

Me debo mucho a este muchacho, pero mucho... me duele confesarlo... me atraía su melena rebelde... sus dientes indisciplinados... pero era más por semejanza a mí que por otra cosa, la verdá... las canciones suyas a las que alcancé me gustaron pero alcancé a muy pocas... muy muy pocas... y de esas pocas casi siempre solo a sus letras...

Sigo pensando, como Mimí y Vicente en los pobres vivos sobrevientes... y en la pobre muerte tan vilipendiada que a lo mejor no es más que una enamorada irreverente más que toma lo que desea con la pasión con que lo hace todo el que ama...

Lien dijo...

Raúl le envió una Ofrenda Floral...

http://www.cubadebate.cu/noticias/2014/02/13/raul-castro-dedico-ofrenda-floral-a-santiago-feliu/

Y dicen que estuvo muy linda y sentida la cantata que le hicieron ayer en la tarde-noche

Lien dijo...

Esto le va a gustar mucho a mis neuronales porteñ@s:

LAS GUITARRAS DE DUELO: SE FUE UN TROVADOR DE LA PATRIA GRANDE

Resumen Latinoamericano.- DESDE "RESUMEN LATINOAMERICANO" nos asociamos a la tristeza que causa a todo el continente, el fallecimiento de este trovador inolvidable, al que supimos conocer en diversos recitales solidarios con la causa de los pueblos del continente. Santi era un hermano de los que luchan diariamente en Cuba contra la prepotencia imperialista, pero también supo sumar su poesía para acariciar el avance arrollador de los condenados de la tierra que aquí y allá piden justicia, libertad, tierra, liberación.

Va nuestro abrazo para el pueblo cubano que lo valorizó como creador y también para nuestro entrañable Vicente Feliú, hermano de Santi e hijo dilecto de la Revolución Socialista Cubana.

Escuchemos al trovador (Video)

El cantautor cubano Santiago Feliú, un artista que renovó poética y sonoramente la tradición trovadora de su país, falleció de un infarto en La Habana, a los 51 años.

La triste noticia sobre la muerte del músico se propaló a través del sitio del trovador Silvio Rodríguez, quien escribió “Muchas malas palabras se me ocurren. Muchas. `Son tantas, que se atropellan`”, parafraseando al tema “La tarde”, de otro autor cubano, Sindo Garay.

Santiago, hermano menor de Vicente, que fue uno de los fundadores del Movimiento Nueva Trova Cubana junto a Rodríguez, Pablo Milanés y Noel Nicola, aportó su lirismo rabioso y un sonido eléctrico, también abonado desde su peculiar toque de zurdo en una guitarra a la que no le modificaba el orden de las cuerdas.

Con esa impronta, se convirtió en un inspirador puente intergeneracional que ligó a aquellos impulsores con nuevas voces, como las de Gerardo Alfonso, Carlos Varela, Frank Delgado y Kelvis Ochoa.

"Al igual que Silvio, los músicos más jóvenes de Cuba seguimos fieles al compromiso que nos toca asumir, pero no tenemos una actitud complaciente frente a las cosas que no nos gustan".

Nacido en La Habana el 29 de marzo de 1962, el instrumentista que también ejecutaba el piano, el bajo, la armónica y la percusión, compuso bellas canciones como "Para Bárbara", "Mi mujer está muy sensible", "Búscame (sobrevolando un sueño)" y "Ni las soledades".

Feliú vivió varios años en la Argentina durante la década del 90, tiempo en el que trabó relaciones personales y estéticas con Juan Carlos Baglietto, Fito Páez y León Gieco, entre otros músicos.

Desde hace casi tres décadas, a partir de que Rodríguez lo tuvo como invitado en uno de sus conciertos, era asiduo protagonista de recitales y giras por nuestro país, quizá porque, como le señaló a Télam en agosto del año pasado, “soy un porteño del Caribe, un habanero rioplatense”.

Feliú vivió varios años en la Argentina durante la década del 90, tiempo en el que trabó relaciones personales y estéticas con Juan Carlos Baglietto, Fito Páez y León Gieco

En otra entrevista con esta agencia, afirmó que el vínculo con el público local se debía a que sus canciones "son neuronales como los argentinos. Supongo que nuestro lazo pasa por la cuestión literaria, luego también soy bastante tanguero y en la parte musical, además, se reconoce que hago un cierto rock trovadoresco".

Santiago, que era tartamudo, lo que le dificultaba hablar con fluidez en los reportajes, tenía una voz afinada y dulcísima, que mostró en logrados álbumes como “Vida” (1986), "Para mañana" (1988), "Náuseas de fin de siglo" (1991), "Futuro inmediato" (1999), "Sin Julieta" (2002), “Ay, la vida” (2010) y el de carácter zapatista "Ansias del alba", que compartió con su hermano Vicente.

Lien dijo...

cont...


"Me sigue atrayendo el discurso político y la comunicación con el mundo que tiene el zapatismo en medio de tantas aburridas y jurásicas izquierdas", resaltó en 2008, a nueve años de ese magnífico registro.

En 2003, cuando cumplió 25 años con la canción, señaló a modo de balance que “siento que cumplo una vez más con mi propósito de ser auténtico, distinto. Seguir siendo capaz de ser el mismo significa cierto logro de canción de arte y, de alguna manera, una felicidad intelecto-espiritual".

En esa charla se le preguntó acerca de la distinción otorgada por Fidel Castro a los 35 años del Movimiento Nueva Trova, y él respondió: “Fidel habló como una hora de todo, luego entregó diplomas otorgados por el Instituto Superior de Arte a varios trovadores. Cuando me tocó mi turno me dijo: `Lo de la genialidad de los Feliú es genético, ¿no?`, a lo que le respondí `No, el genio soy yo`".

Como un resumen de su obra y registro póstumo, durante su última visita a la Argentina anunció que por su medio siglo de vida había concretado dos conciertos diferentes en el Teatro Nacional. “Fueron 50 canciones por mis 50 años que saldrán en un DVD”, adelantó entonces.

Lien dijo...

Me mató José María... qué lindo lo que dijo:

Dicen que ha sido una muerte repentina. Pero tu obra nos dice otra cosa….Tu obra fue un estado de gracia y agonía. Cierto heroísmo trágico recorrió siempre tus canciones. Ahora siento que algo se ha roto dentro de nosotros. Pero ese algo ya estaba dentro de tu voz.

- Santiaguito, confio, creo, tengo que creer, que allá en el Reino de los Cantores, donde has amanecido, incrédulo todavía, seguirás siendo el joven desesperadamente libre, apasionadamente hereje, invencible príncipe y mendigo, herido de Patria, cantor estremecido.

Silvia Inés dijo...

Querida Lien, qué bueno encontrarte. Las busco como en las tinieblas la luz.

Perdón, Pato, por esta salida de tema. Pero no sé. Hay tantas formas en que Santiago tocó las vidas de mucho.
Ayer los medios lo recordaron, sus "rockeros" argentinos, y sé de primera mano (sin haberlo visto "personalmente"), por alguien que hoy es muy conocido historiador, pero entonces se dedicaba a otras actividades del arte, que Argentina lo encantó,y también lo que producían nuestros trovadores rockeros. Y eso incidió luego en él. Y por aquí anduvo y... creo que, como se dice ahora, a Santi se lo ha sembrado ayer, que no se fue, porque nadie quiere dejarlo ir.

Un abrazo a tod@s.

¡Gracias puente y puenteras!

Patricia Moda dijo...

Lien, hola, venía justo a dejar esas hermosas palabras de Vitier, gracias.

Creo, si no me equivoco y leí mal, q Santi, Sil, quedó impactado desde el 85 cuando vino con Silvio, y al igual el público argentino, pero dijo Santi q supo allí que había un rock nacional, y se enamoró.
También entendí por ahí q en los 90 se quedó viviendo en Argentina, creo luego de la echada de Colombia, y hasta q Silvio cuando vino en gira en el 92 - 93, se lo llevó de regreso a La Habana. Pero no sé si esto es fidedigno.

Lo q sí sé, q es junto con Silvio y Pablo, el trovador más querido en Argentina, de hecho no hay medio periodístico aquí q no haya escrito algo por su alejamiento (eso es, un alejamiento), todas palabras sentidas. La verdad se lo quería mucho en Argentina.

Patricia Moda dijo...

Santiago Feliú, el arco de la vida

Patricia Moda dijo...

Amaury Pérez
Me levanté muy temprano como es habitual y recordé que hoy, día doce, se cumplía un aniversario más de la muerte de Julio Cortázar. Cinco minutos después me llamaron que se nos había escapado el Santy. Mi primera reacción fue la negación y luego una tristeza inconsolable. Me ayudará el pensar que desde que lo conocí, siendo apenas un niño en la casa de su hermano Vicente, me llamó la atención su intensidad. La que lo seguirá acompañando cuando el tiempo ponga las cosas en su sitio y la eternidad haga su labor.

Ahora llorarlo es lo que me toca.
Abrazos Santy.

Patricia Moda dijo...

Hoy me desperté con este tema en mi cabeza, no sé, creo q es por Santy

En el país de la libertad - Leon Gieco

Búsquenme donde se esconde el sol,
donde exista una canción.
Búsquenme a orillas del mar
besando la espuma y la sal.

Búsquenme, me encontrarán
en el país de la libertad.
Búsquenme, me encontrarán
en el país de la libertad,
de la libertad.

Búsquenme donde se detiene el viento
donde haya paz o no exista el tiempo,
donde el sol seca las lágrimas
de las nubes en la mañana.

Búsquenme, me encontrarán
en el país de la libertad.
Búsquenme, me encontrarán
en el país de la libertad,
de la libertad.

El país de la libertad

Mariluz Morgan dijo...

Queridas, queridos... yo tampoco conocía tanto a Santiago.. me lo debo, lástima que recién me proponga meterme en sus canciones. Todo lo que ahora se ha dicho de él me hace más urgente hacerlo porque, además de un gran artista, debe haber sido un ser humano excepcional, para que lo quisieran tanto.

Estoy muy copada de trabajo... en cuanto pueda leeré con calma la entrada y los enlaces. Por ahora sólo les dejo estas décimas del cantautor chileno Eduardo Peralta (el de la canción sobre la navidad que le gustó a Silvio, ¿se acuerdan?):

Adiós, Santiago Feliú,
talentoso trovador,
gran zurdo digitador,
nadie pulsó como tú
la de 6 cuerdas (en su
vibración dejas un trazo
inimitable)... Mi vaso
alzo con vino chileno,
brindo por un hombre bueno
y a Cuba mando mi abrazo!

Patricia Moda dijo...

Es impresionante, no hay medio en Argentina q no hable del Santy, es q claramente aquí es muy querido y para él era su segundo hogar, pasó muchas temporadas en Argentina.

Defensor del arte de la canción

Lo traigo, Mimí, porq me acordé mucho de vos, cuando entre sus afinidades con los músicos argentinos nombra a Fandermole, yo no tenía idea q pudiera ser conocido para él.

Silvia Inés dijo...

Sí, Pato, así fue, más o menos. Por los ochenta,cuando empezaba la movida rockera argentina. Llegó y se quedó un tiempo viviendo aquí. Luego se fue, y luego Colombia, y el rescate de Silvio en Chile, me parece que leí yo. ¿Por qué Chile? Ya iremos armando su historia. Aunque ¡qué mejor saber que era como una ráfaga y se sumaba a las ráfagas para ir por el mundo haciendo canción!

Esa es la esencia del Santi. Y querer mucho a los niños, porque él miraba y hacía como niño.
¡Cómo está toda su familia, la nuclear y la extendida en Silvio y los suyos!
Hay que abrazarlos mucho. Hay que abrazarse.

La vida es hoy. Mañana sólo tiene lo que vale un proyecto de vivir que nos haga ir siguiendo.

Abrazos.

Silvia Inés dijo...

No sé si ya lo publicaron. O si lo leyeron. Lo comparto. Si está de más, me avisan o lo quitan. Su última canción hasta agosto del año pasado... Creo entender.

El viernes 2 de agosto de 2013, el diario cubano Granma entrevistaba al recientemente fallecido compositor cubano Santiago Feliú, siendo la última ofrecida a un medio nacional.

Lo menos artístico de hoy es lo que resulta más rentable

El trovador Santiago Feliú, uno de los grandes de la canción de autor cubana, trabaja en un nuevo disco y opina sobre la relación entre cultura y rentabilidad

Michel Hernández

La educación espiritual de los que nacimos en la década del ochenta no hubiera sido igual sin las canciones de Santiago Feliú. Sin dejar de atrincherarse a las puertas de la fe, sus grandes obras — surgidas sobre todo en aquellos años— salieron a recorrer los escenarios de las vidas de una buena parte de nuestra generación , las tramas de sus ausencias, sus cruzadas internas, y los desgarramientos que se desprendieron de sus búsquedas personales; todo ello recuperando la belleza de la oscuridad, una árida e inspiradora belleza que solo comprenden quienes han vivido al límite, en cualquier rincón del mundo, temas como Ansias del Alba,Futuro inmediato o La ilusión.

Sus textos no han sido nunca música para camaleones. Son obras que denotan la personalidad de un artista con un credo muy bien definido, con una muy personal postura creativa (e ideológica) que no varía ni un ápice, ni cambia de acera para instalarse cómodamente bajo las luces de la popularidad. En verdad, sus temas rescatan la coherencia de la canción de autor, mantienen en pie la poesía de la generación hippie, el espíritu de los graffitis impregnados en los muros de la Sorbona en mayo del 68, las miles de batallas que llevan sobre sí los movimientos sociales latinoamericanos y profundizan en los primeros aportes del proyecto revolucionario cubano.

Sin ceder al empuje de un contexto empeñado en convertir, a los músicos como él, en lobos solitarios que sobreviven en medio de una pradera desértica, Santi va por ahí con su guitarra dialogando con esa realidad que nos circunda y dando cuerpo a discos que deberían ocupar un puesto cimero en el refugio de los que ven el arte como un testimonio vivo y palpitante de la sociedad. (sigue)

Silvia Inés dijo...

(cont.)
Hace tres años el trovador presentó su más reciente álbum en el Teatro Nacional. Ay la vida volvió a ser un conciso resumen de las interioridades de un artista que decidió mantener una exquisita confrontación con sus fantasmas (y los nuestros, cómo no) y seguir pensando en construir un mejor país a través de todo lo que pueda aportar el arte. Luego de varios años no tiene ninguna premura por encerrarse en el estudio. “Siempre buscaré hacer un disco nuevo, solo que no sabré cuando lo tendré listo y mucho menos cuando se editará. Sigo viendo el disco como una obra de arte y no como un producto comercial, soy un compositor de rachas, voy a mi aire. Además, uno aprende a cantar en los escenarios, a madurar la interpretación y mis canciones son reflexivas. Así que, como nunca estuve ni estaré de moda, puedo darme el lujo de sacarle el jugo total a cada disco”, dice Santiago al iniciar la entrevista con este redactor. Aunque no deja entrever cuando pondrá en libertad un nuevo material, sí se permite correr el velo de uno de sus proyectos “inmediatos”. “Estoy enchufado en hacer un disco solo con la guitarra, porque nunca lo hice y es mi esencia, así que me lo debo y en eso estoy. De cualquier manera creo que debe salir a mediados del próximo año”, confiesa este músico nacido en La Habana un día de marzo del 62.



¿Qué implica ante las transformaciones del país ser un trovador comprometido con su realidad?



“Las canciones sociales se hacen, no se inventan como las de amor. Yo trato de cantar lo que me toca y cuando me toca socialmente algo, el tema está en que el resultado sea verdaderamente artístico y perdurable más que recordable. La canción social generalmente es coyuntural, creo que es la más difícil de hacer, es como un deber que debe atraparte. En todo caso he abogado siempre por una canción de arte, un equilibrio ingenioso de música y poesía”.



¿Percibes alguna diferencia entre los que crecimos escuchando tus canciones y los jóvenes del presente?



“Siempre he querido pensar que el futuro tiene que ser mejor que el pasado, solo que el futuro está detenido y anclado en una prostituida comercialización feroz de la canción, lejos del arte de hacer canciones. Más que nada los autores componen directamente para un éxito comercial. Tampoco tienen los jóvenes de hoy líderes cantores del calibre de aquellos de los sesenta, setenta y ochenta. Esa pasión militante por la canción poética decayó notablemente, solo espero que sea cíclico y que se vuelva a continuar creando el futuro”.

Silvia Inés dijo...

(última parte)



Una buena parte de los espacios culturales de hoy se piensan desde la rentabilidad, ¿en qué medida esa nueva “inclinación” puede atentar contra el desarrollo de una obra de arte auténtica?



“Justamente lo menos artístico posible de hoy es lo que resulta más rentable. Lo auténticamente artístico no tiene un espacio real y fijo para desarrollarse, donde converja lo mejor de todos los géneros musicales. Si eso existiera, también fuera rentable porque buenos músicos y público exigente también existen, solo que la mediocridad abarca demasiado y los músicos se aprovechan de su oficio por el tan necesario dinero. X Alfonso tiene un proyecto buenísimo sobre un centro cultural donde justamente lo artístico sea rentable y accesible, donde los músicos puedan mostrar la mayor creatividad y además cobrar decorosamente”.



¿Por qué con una obra tan amplia acudiste a canciones de otros artistas antológicos en el espacio del Café Cantante?



“Fundamentalmente porque me gusta interpretar y versionar, y el espacio del Café me dio esa posibilidad. El show al que te refieres, Lo que la radio nos dejó, estaba compuesto por canciones que colorearon de versos y músicas mi infancia y adolescencia. Fue una manera también de homenajear a los autores que formaron el compositor y el intérprete que soy, lo mismo de canción ligera que inteligente, poética o neuronal. Ese show ya lo concluimos y ahora hago solo mis canciones. Puede que próximamente montemos uno de tangos y rock argentinos, aunque siempre estarían mis temas en la segunda tanda”.



Tras publicar

Ay la vida, si dedicaras una nueva canción a Cuba, ¿qué preocupaciones no faltarían?



“Después de Planeta Cuba, la última canción que hice para Cuba es una que escribí en Buenos Aires hace unos meses, se llama La Isla de Fidel y su último verso dice: Revolución querida, siempre viva, cuida de tu nación, revoluciona por favor, cada vez más tu corazón“.

Patricia Moda dijo...

Al decir del mismo Santi,

"La vida es cuanto pasa
mientras planificamos
la vida por delante,
lo que nos pasará,
si nos quedamos o nos vamos."

Lien dijo...

Pato: disculpa pero yo quierooooooooooooooooooooooooooooooooo que me hagas una copia de Ay, la vida y me la tengas lista ahí para nuevos intercambios... porfaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!... igual si pudieras "bajarme" todo lo qu ese ha dejado aquí y en SC (videos y audios) y hacerme una compilación... será que puedes!!???... que te digo queme lo debo y mucho al muchacho!!!!!


Patricia Moda dijo...

Para Bárbara (Santy y Silvio)

Para Bárbara
(Santiago Feliú)

Siento que tus destellos ahogan mi brisa,
mi brisa que presiento inagotable, azul, infinita;
límpida brisa de lirismo inevitable,
soplo de sueños que en mi verso se derrama.

Si de mi voz florece la canción,
motivo de tu dar;
si de tus ojos nace la bondad
de abrirme en el verso un palpitar:
no me dejes ir.

Siento que mis destellos ahogan tu brisa,
tu brisa que presiento inagotable, azul, infinita;
límpida brisa de lirismo inevitable,
soplo de sueños que en mi verso se derrama.

Si de mi voz florece la canción,
motivo de tu dar;
si de tus ojos nace la bondad
de abrirme en el verso un palpitar:
no me dejes ir.

Lien dijo...

Y bueno... se viene huracán hurracaneado de Santy... lo siento mucho pero mis abejorros se me han tomado muy a pecho su misión y miren lo que me han mandado!!!!!... un verdadero vendaval de enlaces de Santy... solo o con otros monstruos!!!!!!... lo siento chic@s por ustedes, por Iraida y los reposos... pero esta tropa divina que me sostiene merece que no deje nada fuera... si fuera yo y pudiera... bajara todo uno a uno!!!!...

Patoooooo... lo siento más por ti.. pero viendo estos nombre y estos títulos se mantiene aún más mi pedido anterior!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Allá va eso!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Lien dijo...

Santy con Silvio... maestro, padre, amigo...

Ayer y hoy enamorado... en el Lunapark con Silvio y Afrocuba 1985:

https://www.youtube.com/watch?v=fT5EI-Z7iM8

Concierto completo en Luna Park con Silvio y Afrocuba... (como 5 o 6 canciones son de o con Santy):

https://www.youtube.com/watch?v=wGSttVv3LVs

Lien dijo...

Santy con Frank Delgado, otro rebelde pelú al que admiraba y que eran como hermanitos:

Ansias del alba:

https://www.youtube.com/watch?v=QOp96aMhv6k


Te perdono de Noel Nicola:

https://www.youtube.com/watch?v=Ebxk4txTIOg


Hoy la vi de Pablo y Saltarina de Donato Poveda:

https://www.youtube.com/watch?v=HlpKSCpdIf4

Lien dijo...

Santy con una pila de gente... hay que ver a qué árboles se arrimaba!!!!!...

Con Sabina y Carlos Varela:
https://www.youtube.com/watch?v=ZjPyVCv9fxE


Para ti, con Ismael Serrano:
https://www.youtube.com/watch?v=sCi3YimO7O0


Para una imaginaria maría del Carmen, con Noel Nicola...
https://www.youtube.com/watch?v=JZjFMdEjPfg

Marisa, con Beatriz Márquez:
https://www.youtube.com/watch?v=W1cZ3TrhgCI


Ave del paraíso, con Javier Ruibal:
https://www.youtube.com/watch?v=guqgRGJt6ZE

Con Aute... De alguna manera
https://www.youtube.com/watch?v=W1cZ3TrhgCI


Con León Gieco... Canción para Francisca:
https://www.youtube.com/watch?v=c6q36zK9K8A


Son los sueños todavía... con tremendo piquete cubano... canción PRECIOSA de Gerardo para el Che... aquí sale con su filarmónica que me encantaba!!!!!

https://www.youtube.com/watch?v=YBTQ9Pl8tUA

Lien dijo...

Y de Santy solito.... ahora juro en dió que me voy no vuelvo hasta próxima entrada!!!!!!!!!!!!!!...

La canción y yo:
https://www.youtube.com/watch?v=dGXdyDL0Y5c

Mi mujer está sensible, en el Estadio Nacional de Chile:
https://www.youtube.com/watch?v=DGxWIY6HqW0

Para ti
https://www.youtube.com/watch?v=PNp1ikCZdv8

Sostener mi amor
https://www.youtube.com/watch?v=DGxWIY6HqW0

No estemos todavía:
https://www.youtube.com/watch?v=bJG898xJKo4

Mi barrio:
https://www.youtube.com/watch?v=5neHHRTEt2Y

Iceberg:
https://www.youtube.com/watch?v=c6q36zK9K8A

Cenicienta:
https://www.youtube.com/watch?v=RScTDgxd0Gk

Lien dijo...

Ay dió, perdón que volví.. pero es que leí lo que trajo Sil y sa canción La isla de Fidel... pues conocía de su existencia por Ali y Carlos... sería lindo si ella viniera acá y contara si cree que debe o puede... Car y Santiago tenían vínculos de sueños y trabajos... nada eso.. invitar a Ali a compartir un poco acá...

Aura sí me fuiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

Sergio Daniel dijo...

Un placer leer a Silvine y a Lien por acá. Tengo poco que agregar, me contento con todo lo que sabiamente aportan. Abrazos.

Mimí dijo...

Bueno, con tanta gente linda aquí recordándolo, en adelante no pueden venir más que sonrisas por la música y los recuerdos.

Qué huracanes! los de Cuba y Buenos Aires me han dejado mucho por leer y escuchar.

Gracias a todos.

Mimí dijo...


Historia de la silla
Por Carlos Semorile (escritor- argentino)


Nos llega la noticia de la muerte de Santiago Feliú y, al menos para los de mi generación, es como si se nos hubiese muerto un hermano. Una muerte injusta, rastrera, con ganas de jodernos la vida llevándose a un tipo sensible, creador de piezas bellas y memorables, con una hondura y una mirada necesaria para el mundo.

Al menor de los Feliú lo adoramos desde sus primeras visitas a Buenos Aires, cuando el amor por Milanés y Rodríguez estaba más que cimentado. Pero Santiago era un par, era uno de nosotros encaramado a los escenarios con su timidez, su guitarra y su armónica. Era el muchacho al que podías saludar a la salida de un recital, y en una calle de San Telmo –mordiéndote los celos- permitir que tu novia le diese un largo abrazo y, a la cubana, un par de besos.

Fue el tipo que una noche dejó el alma en un Teatro IFT lleno de estudiantes barbudos, y muchachas fascinadas con su estampa. Ese día salimos cantando un grupo de amigas y amigos, y cantando tropezamos con una destartalada silla de mimbre que parecía salida de la canción de Silvio. Le hicimos, pues, los honores del caso, y cantando la llevamos hasta “La Verdulería”, donde inclusive nos retratamos con ella. Estábamos tan felices por el concierto de Feliú, que decidimos que la silla quedara entre nosotros como recuerdo de aquella noche de alegrías y canciones. Esa misma madrugada, beodos y todo, la llevamos a la imprenta que nos daba de comer en esos años y la instalamos en un rinconcito especial.

Hace rato que la silla-tótem se desmembró, y ya hace muchos años que abandonamos el intento de saber quién es y de dónde salió una de las muchachas que nos acompaña en la foto de “La Verdulería”. Todo ello es accesorio. Lo único que importa es que al menos una noche en nuestras vidas supimos ser contemporáneos de un joven trovador enamorado. Y que, mientras vivamos, cantaremos sus canciones mientras evocamos su hermosa y ya eterna sonrisa.

tucuviajera dijo...

Miren esto:

Metamorfosis

(Santiago Feliú)
Cómo puede ser
que cambie tanto un hombre de parecer,
que de repente el delirio se le murió,
que de prejuicios y esquemas se intoxicó.

Tanto que se mató
y ahora todo lo andado se le olvidó.
Luchando contra el constante “no puede ser”,
y ahora las mismas trabas las pone él.

Miserias que le imprime el monumento que le hacen,
muralla en la retina mutilando el sentimiento,
y las buenas locuras las asesina un buen puesto.

Llegó lleno de ilusión,
pero lo atrapó la mierda y se acostumbró.
Un carro, una secretaria y un gran bureau
pusieron un candado cerrado en su imaginación.

Manchas del corazón
que siembra el oportunismo y la corrupción.
Cuando de indolencia un alma se contamina
se le envenenan las ganas y la visión.

Y adónde fue a parar aquel quijote comunista,
qué grande fue el molino donde se quebró su lanza,
o qué alucinación le ha trastornado la esperanza.

¡Ay de la generación
que pagará los desastres de este ciclón!
¿Cuánto lloverá en mi patio para que el sol
degüelle y convierta en fósil esta canción?

Miserias que le imprime el monumento que le hacen,
muralla en la retina mutilando el sentimiento,
y las buenas locuras las asesina un buen puesto.

¡Ay de la generación
que pagará los desastres de este ciclón!
Y ¿cuánto lloverá en mi patio para que el sol
degüelle y convierta en fósil esta canción?

¡Ay de mi generación!

Perdón porqeu no encontré el enlace a la música pero me pareció muy valioso

Mimí dijo...

No tengo facebook, pero Mariluz nos acercó esto del fb de Vicente Feliú:

"Búscame donde la ilusión tuvo hijos, sobrevolando un sueño que acuna el tiempo, en la más melancólica melodía, incinerando infiernos para tu vida".
Quizás algún día pueda responderles a todos los infinitos mensajes de cariño que han llovido desde el conocimiento de la noticia. Desde ya agradezco a la querida gente de esa tierra argentina que tanto amó y que sintió e hizo suya. En ningún otro lugar del mundo han comentado tanto el hecho.
En minutos estaremos compañeros, amigos y familiares en el patio del Instituto Cubano de la Música, compartiendo cuanto salga de los corazones, en su nombre.
Abrazo a tod@s

Y de su esposa Aurora:

.."no recuerdo haber llorado nunca tanto la partida de un ser querido, porque casi todas han sido logicas o esperadas, pero esto es ilogico, injusto, inesperado, no se puede tolerar, no se puede asimilar..."

"mis ojos estan agotados de llorar...porque se nos fue el mas lindo, ayer y hoy enamorado y nos dejo el mas grande vacio."

Patricia Moda dijo...

Lien, ya veré los enlaces aquellos, algunos los había visto.
El q sí tengo, bien guardadito en mi PC desde hace años, es el concierto de Silvio con afrocuba en el 85 en el Luna Park, donde vino con el Santy, es donde Silvio lo presentó al público argentino.
Tengo todos los conciertos de esa gira: en uno solo el de Montevideo - Buenos Aires, en otro enterito el de La Habana. Donde Silvio presenta el proyecto con Afrocuba a los cubanos y les dice q primero probaron el mismo en Argentina y Uruguay.
Después tengo también el de las islas Canarias.
Tengo la secuencia enterita...

Patricia Moda dijo...

yo vengo a traer este enlace, porq me pareció hermoso y con unas fotos en blanco y negro impactantes, de Kaloian.

Cantata por Santy

Patricia Moda dijo...

Valioso, Tucu, sí, valioso realmente.

Traigo esta q me gusta.

Ni las soledades

(Santiago Feliú)
Ni las soledades
de estas sociedades
van a gobernar en ti,
sólo realidades,
suerte del camino
por donde vas a morir.

Árbol de este nido,
flores del destino,
lluvias de la libertad,
sueños escondidos
por los años perdidos
de esta humanidad.

Y nunca que te nombro
siento la distancia
como aquel lugar feliz;
busco como el loco
dentro de su amparo
una claridad feliz.

Demasiado espanto
sólo por buscando
lo que siempre ha estado aquí.
Muerte empecinada,
cruz y cruz gamada,
miedo de existir.

Árbol de este nido,
todos decididos
a esperanzas y mañanas.
Sueños escondidos
por los años perdidos
de esta humanidad.

Y nunca que se ponga oscuro
faltará un abismo
por donde escapar.
Siempre bastará el respiro
que dará un amigo
para continuar.

Busco que los sueños
sean más posibles
que la realidad.
Busco como el loco
dentro de su amparo
una claridad feliz.

Ni las soledades

Patricia Moda dijo...

Entrevista con Santiago Feliú, Resumiendo...

Patricia Moda dijo...

Bueno, veo q han desaparecido todos, igual pongo este enlace de una entrevista a Frank Delgado, porq me pareció bien personal, y alguna de las cosas q cuenta me hacen recordar a cuando nos hablaba de él Vicente, y noto en Frank Delgado esa misma ternura q aquella vez percibí en Vicente,

Santiago era como un niño grande

Stella dijo...

Muchas gracias por llamarnos a esta entrada, gracias por todo lo comentado.
Sigo triste y la verdad es que no quiero q se me vaya la tristeza, bobadas mias.
Besos a todos.

Stella dijo...

Ver a Iraida también me pone triste. Perdonen, besos.

Patricia Moda dijo...

De q hay q perdonarte Stella?, a nosotros también nos pone tristes, por eso los recordamos.
Un beso amiga

Sergio Daniel dijo...

Que bueno leer a Stella, aún estando triste, gracias por arrimarte a puente cubano.
Buen domingo.
Les leo y les abrazo.

cubanerías dijo...

En realidad no conocía muy bien a Santiago Feliú, aunque si lo había oído nombrar bastante, pero bien , bien su música no.
Debido a la triste circunstancia de su prematura muerte y al leer los blogs, es que he podido apreciar la calidad de interpretación de Santiago. Bella voz, bellas composiciones y tocaba la guitarra virtuosamente.

Lamento no haber disfrutado antes a este talentoso compatriota. A partir de ahora recupero su música y la incluyo entre los más apreciados por mí en la Trova cubana.
Aunque sería justo decir que la Trova cubana de todos los tiempos , atesora un universo de magníficos intérpretes donde no es nada fácil determinar la supremacía.

Deseo un viaje en paz a nuestro hermano Santiago y agradezco por todo lo que dejó para Cuba y para sus compatriotas. En Gloria esté.

Cubanerías.

Mariluz Morgan dijo...

Queridas y queridos, después de la panzada que me he pegado, ya puedo decir que conozco a Santiago y lamento más aún que sea recién. Comparto mucho lo que ha dicho Cubanerías, y te mando un beso, amiga.

Algunos de los enlaces que puso Lien no estaban bien, pero busqué las canciones por su nombre y las encontré. Me impactaron especialmente Mi barrio y Iceberg... ¡qué manera de tocar la guitarra en esta última!

Es un gusto ver a Stellita por aquí, con todo y su tristeza, otro beso para ti, querida.

Sinceramente, no me queda nada qué aportar. Me faltan aún los últimos enlaces de Pato y el concierto completo en el Luna Park. Quedan para mañana, que ya es tarde.

Muchos cariños

adrimar321 dijo...

Recien puedo entrar por aqui y sobrevolar todo....Yo tampoco lo conoci (salvo escucharlo en una sola cancion en el recital de Silvio) , cuando vino a pergamino , yo estaba en buenos aires....Pero me dolio muchisimo su muerte...Mucho, por el, por su hijo que por fin estaba con el, por el que va a nacer, por su mujer, y por tanta gente que lo queria tanto...Vicente, las Auroras, Silvio..

Traigo lo que dijo Aurora:
"Aurora Hernandez
13 de febrero
no recuerdo haber llorado nunca tanto la partida de un ser querido, porque casi todas han sido logicas o esperadas, pero esto es ilogico, injusto, inesperado, no se puede tolerar, no se puede asimilar..."

Y Aurorita:

"Aurora de los Andes
13 de febrero
no quiero decir nada.. nada cambia el orden de esta vida y esta muerte que eligió llevarlo.. tan querido es que ella también lo quiso. se me quedan tantas ganas de haber "sido" más con él.. tantas canciones, tanto genio que se ha ido! su último abrazo fue tan lindo que me rompió un arete.. ay coño, el tío! el geniecillo.."


Se que está en la Luz...

adriana

Patricia Moda dijo...

gracias Adri, por las palabras de las Auroras.

Mariluz, no sé donde leí, con tanto q leí de Santy ultimamente, q Iceberg era la canción preferida de él, y q a veces la tocaba 2 veces seguida en concierto y sin q se lo pidiera el público, sino porq a él le gustaba.
Decía q era la canción en la cual todo había entrado en perfecta conjunción, armonía y poesía.

Patricia Moda dijo...

¿leyeron la entrevista a Frank Delgado? a mi me encantó, porq realmente es uno q habla de un amigo querido, con sus luces y sus sombras.

Armando dijo...

Ho ho ho ho.... Hola amigas...
Mis lindas pontífices todas, una disculpa enorme por la falta de comentarios, no es escusa pero;
Cada vez que agarro aire y me animo a escribir, ¡pum! se nos va un poeta.
Ya desde en denantes había pensado en qué comentar en cuanto cómo guardar el luto a un poeta, llega la Gualupita y sin tentarse el corazón pone la canción que dice...
"Estoy pensando si al final del día
cuando el último sol llegue al ocaso,
habrá en mi sangre un vuelo de palomas
o sólo un largo grito desgarrado...
Estoy pensando si al final del día,
me empujará una sombra temerosa
o habré lanzado al sol tanta esperanza,
que cruzaré sin pena, de una rivera a otra,
de una rivera a otra."

¿Hay derecho? y encima me le acerco a la Gualupita y le digo, con mi voz mas profunda:
"Los poetas tienen ganado el cielo de antemano"
"Si, por atormentados" me contesta mi linda.
Yo, claro, pensando en toda la esperanza lanzada al cielo por los poetas y todo eso, pero Lupita... Lupitaaaaaaaaa llega y me mata el gallo.
"Ya en esta vida purgaron el infierno, cuando un poeta muere, se va derechito al cielo"
Changos no, mejor me apuro y les escribo a mis amigas del alma, antes de que Gualupita me ponga en la mía de nuevo.
LAS QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOOO mucho.
Desde el ombligo de la luna, un beso para todas.
(Ay ay ay, duelo poético de IdM como diciendo "Hola amigas, triste pero aquí")

Mariluz Morgan dijo...

¡Hola Armandooooo!!!! E IdM... ja.

Bueno, ahora sí me puse al día.

De la entrevista a Santiago, resalto esto:

¿Qué es la libertad para Santiago Feliú?

Justamente eso, ser feliz por encima de toda depresión, estamos muy poco tiempo vivos, no hay otra que pasarla bien con todo lo difícil que es, no hay mucho tiempo para darse cuenta, así que hay que darse cuenta ya.

También me gustó lo que dice Frank Delgado de él... no sé si se fue de boca, me gusta que lo muestre como era.

Bueno, ya regreso en otro momento.

Muchos cariños

Patricia Moda dijo...

Armando, te extrañamos un montón. No te pongas celoso IdM, a vos también.

No nos abandonen tanto. Esta Lupita, Armando, esta Lupita, siempre poniendo en dedo allí, en lo blando. Mandale otro besote.
Me estoy acordando q les está llegando un día feliz a los mexicanos!!!! y yo empiezo a largar espuma verde por la envidia, uf!

Si llegan a poder saludarlo, los mato si se olvidan de darle un beso y abrazo y decirle a Silvio q es de la Pato. Los mato si se olvidan, jaja

Armando dijo...

Claro que vamos a ver al Silvio, pero desde el segundo piso del auditorio, seguro que no nos va a oír.
¿Les comenté que conocí a Santy?

Armando dijo...

Mis lindas pontífices todas:
Corría el último tercio de los noventa, trabajaba yo para un individuo flaco pero correoso, un día que no me acuerdo pero como a las tres de la tarde, mi exjefe iba acompañado por su pareja, en eso se presenta un individuo greñoso, amable y cubano, mi exjefe le dice a su novia "mira, te presento a Santiago Feliú, es cubano y hermano de Vicente Feliú"
La reacción de la novia fue "Ah, que bueno, mucho gusto", en seguida mi exjefe completa "y es músico por derecho propio"
"Eso está mucho mejor" respondió la novia.
Total, que que pasamos a la oficina y tuve la oportunidad de platicar con Santy por espacio de una hora, quizá un poco menos.
Bueno, desde el ombligo de la luna, una beso para tod@s.
(Jojojo, risa verdosa de IdM como diciendo "Amiga Pato, según consulta previa, la espuma verde no se expulsa por la envidia sino por la boca, o al menos eso me dice la Dra. Emma Thomas, lo cierto es que la Dra. me pide que le pagues la consulta")

Patricia Moda dijo...

Armando mira q historia.
IdM decile a la Dra q le pagaré en verdes, apenas pueda... Jaja
estoy en Cordoba por el cumple de mi sobrinita Vale.

Mimí dijo...

Desde un sábado tristón de buenosaires, aquí reportando y dando un saludazo al amigo Armando!

Me gustó mucho todo lo que te dice tu Gualupita de los poetas, tan conocedora ella de esos seres que saben ordenar las palabras para que nosotros las disfrutemos. Tenés al alguien con mucha sabiduría a tu lado....

Estoy trabajando en nueva entrada. Si puedo la pongo antes del lunes, les mando un gran abrazote.

Guadalupe dijo...

Puente cubano querido y extrañado:

Por fín me descolgue un poco a esta orilla!
Leí la entrada de Iraida y ahora la del Santi con todos los comentarios. Me falto abrir enlaces. Son muchísimos, sin embargo casi conozco la mayoría.
Que decir de pasados dos años de la partida de la Yaya... :'( que seguimos aquí añorándola tristes mortales...
Y ahora el Santi...su ausencia deja mucho dolor. Pobres los que quedamos...
Al Santi lo recuerdo por la referencia que hacía Silvio de él, cuando contaba la historia de "Supón" o "Canción del torpe" misma que se la dedicaba.
No tengo mucho que aportar, más que manifestar el cariño y la querencia que les tengo a tod@s!!!

Las extraña un montón!

Guadalupe

P. D. Mi correo de mexico.com ya no funciona. Uso el de yahoo que ya conocen.

Mimí dijo...

Gracias por descolgarte, Lupita!!!!

Cuando nos extrañes, aquí estaremos. Besos!

Mimí dijo...

Amigos, nueva entrada. Más música cubana...

Publicar un comentario