miércoles, 28 de noviembre de 2012

JOSÉ MARTÍ: "Con todos, y para el bien de todos".


Cubanos: 

Para Cuba que sufre, la primera palabra. De altar se ha de tomar a Cuba, para ofrendarle nuestra vida, y no de pedestal, para levantarnos sobre ella. Y ahora, después de evocado su amadísimo nombre, derramaré la ternura de mi alma sobre estas manos generosas que ¡no a deshora por cierto! acuden a dármele fuerzas para la agonía de la edificación; ahora, puestos los ojos más arriba de nuestras cabezas y el corazón entero sacado de mí mismo, no daré gracias egoístas a los que creen ver en mí las virtudes que de mí y de cada cubano desean; ni al cordial Carbonell, ni al bravo Rivero, daré gracias por la hospitalidad magnífica de sus palabras, y el fuego de su cariño generoso; sino que todas las gracias de mi alma les daré, y en ellos a cuantos tienen aquí las manos puestas a la faena de fundar, por este pueblo de amor que han levantado cara a cara del dueño codicioso que nos acecha y nos divide; por este pueblo de virtud, en donde se aprueba la fuerza libre de nuestra patria trabajadora; por este pueblo culto, con la mesa de pensar al lado de la de ganar el pan, y truenos de Mirabeau junto a artes de Roland, que es respuesta de sobra a los desdeñosos de este mundo; por este templo orlado de héroes y alzado sobre corazones. Yo abrazo a todos los que saben amar. Yo traigo la estrella, y traigo la paloma en mi corazón.

No nos reúne aquí, de puro esfuerzo y como a regañadientes, el respeto periódico a una idea de que no se puede adjurar sin deshonor; ni la respuesta siempre pronta, y a veces demasiado pronta, de los corazones patrios a un solicitante de fama, o a un alocado de poder, o a un héroe que no corona el ansia inoportuna de morir con el heroísmo superior de reprimirla, o a un menesteroso que bajo la capa de la patria anda sacando la mano limosnera. Ni el que viene se afeará jamás con la lisonja, ni es este noble pueblo que lo recibe pueblo de gente servil y llevadiza. Se me hincha el pecho de orgullo, y amo aún más a mi patria desde ahora, y creo aún más desde ahora en su porvenir ordenado y sereno, en el porvenir, redimido del peligro grave de seguir a ciegas, en nombre de la libertad, a los que se valen del anhelo de ella para desviarla en beneficio propio; creo aún más en la república de ojos abiertos, ni insensata ni tímida, ni togada ni descuellada, ni sobreculta ni inculta, desde que veo, por los avisos sagrados del corazón, juntos en esta noche de fuerza y pensamiento, juntos para ahora y para después, juntos para mientras impere el patriotismo, a los cubanos que ponen su opinión franca y libre por sobre todas las cosas, -y a un cubano que se las respeta.

Porque si en las cosas de mi patria me fuera dado preferir un bien a todos los demás, un bien fundamental que de todos los del país fuera base y principio, y sin el que los demás bienes serían falaces e inseguros, ese sería el bien que yo prefiriera: yo quiero que la ley primera de nuestra república sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre. En la mejilla ha de sentir todo hombre verdadero el golpe que reciba cualquier mejilla de hombre: envilece a los pueblos desde la cuna el hábito de recurrir a camarillas personales, fomentadas por un interés notorio o encubierto, para la defensa de las libertades: sáquese a lucir, y a incendiar las almas, y a vibrar como el rayo, a la verdad, y síganla, libres, los hombres honrados. Levántese por sobre todas las cosas esta tierna consideración, este viril tributo de cada cubano a otro. Ni misterios, ni calumnias, ni tesón en desacreditar, ni largas y astutas preparaciones para el día funesto de la ambición. O la república tiene por base el carácter entero de cada uno de sus hijos, el hábito de trabajar con sus manos y pensar por sí propio, el ejercicio íntegro de sí y el respeto, como de honor de familia, al ejercicio íntegro de los demás; la pasión, en fin, por el decoro del hombre, o la república no vale una lágrima de nuestras mujeres ni una sola gota de sangre de nuestros bravos. Para verdades trabajamos, y no para sueños. Para libertar a los cubanos trabajamos, y no para acorralarlos. ¡Para ajustar en la paz y en la equidad los intereses y derechos de los habitantes leales de Cuba trabajamos, y no para erigir, a la boca del continente, de la república, la mayordomía espantada de Veintimilla, o la hacienda sangrienta de Rosas, o el Paraguay, lúgubre de Francia! ¡Mejor caer bajo los excesos del carácter imperfecto de nuestros compatriotas, que valerse del crédito adquirido con las armas de la guerra o las de la palabra que rebajarles el carácter! Este es mi único título a estos cariños, que han venido a tiempo a robustecer mis manos incansables en el servicio de la verdadera libertad. ¡Muérdanmelas los mismos a quienes anhelase yo levantar más, y ¡no miento! amaré la mordida, porque me viene de la furia de mi propia tierra, y porque por ella veré bravo y rebelde a un corazón cubano! ¡Unámonos, ante todo, en esta fe; juntemos las manos, en prenda de esa decisión, donde todos las vean, y donde no se olvida sin castigo; cerrémosle el paso a la república que no venga preparada por medios dignos del decoro del hombre, para el bien y la prosperidad de todos los cubanos!

¡De todos los cubanos! Yo no sé qué misterio de ternura tiene esta dulcísima palabra, ni qué sabor tan puro sobre el de la palabra misma de hombre, que es ya tan bella, que si se le pronuncia como se debe, parece que es el aire como nimbo de oro, y es trono o cumbre de monte la naturaleza! Se dice cubano, y una dulzura como de suave hermandad se esparce por nuestras entrañas, y se abre sola la caja de nuestros ahorros, y nos apretamos para hacer un puesto más en la mesa, y echa las alas el corazón enamorado para amparar al que nació en la misma tierra que nosotros, aunque el pecado lo trastorne, o la ignorancia lo extravíe, o la ira lo enfurezca, o lo ensangriente el crimen! ¡Cómo que unos brazos divinos que no vemos nos aprietan a todos sobre un pecho en que todavía corre la sangre y se oye todavía, sollozar el corazón! Créese allá en nuestra patria, para darnos luego trabajo de piedad, créese, donde el dueño corrompido pudre cuanto mira, un alma cubana nueva, erizada y hostil, un alma hosca, distinta de aquella alma casera y magnánima de nuestros padres e hija natural de la miseria, que ve triunfar al vicio impune, y de la cultura inútil, que sólo halla empleo en la contemplación sorda de sí misma! ¡Acá, donde vigilamos por los ausentes, donde reponemos la casa que allá se nos cae encima, donde creamos lo que ha de reemplazar a lo que allí se nos destruye, acá no hay palabra que se asemeje más a la luz del amanecer, ni consuelo que se entre con más dicha por nuestro corazón, que esta palabra inefable y ardiente de cubano!

¡Porque eso es esta ciudad, eso es la emigración cubana entera, eso es lo que venimos haciendo en estos años de trabajo sin ahorro, de familia sin gusto, de vida sin sabor, de muerte disimulada! ¡A la patria que allí se cae a pedazos y se ha quedado ciega de la podre, hay que llevar la patria piadosa y previsora que aquí se levanta! ¡A lo que queda de patria allí, mordido de todas partes por la gangrena que empieza a roer el corazón, hay que juntar la patria amiga donde hemos ido, acá en la soledad, acomodando el alma, con las manos firmes que pide el buen cariño, a las realidades todas, de afuera y de adentro, tan bien veladas allí en unos por la desesperación y en otros por el goce babilónico, que con ser grandes certezas y grandes esperanzas y grandes peligros, son, aun para los expertos, poco menos que desconocidas! ¿Pues qué saben allá de esta noche gloriosa de resurrección, de la fe determinada y metódica de nuestros espíritus, del acercamiento continuo y creciente de los cubanos de afuera, que los errores de los diez años y las veleidades naturales de Cuba, y otras causas maléficas no han logrado por fin dividir, sino allegar tan íntima y cariñosamente que no se ve sino un águila que sube, y un sol que va naciendo, y un ejército que avanza? ¿Qué saben allá de estos tratos sutiles, que nadie prepara ni puede detener, entre el país desesperado y los emigrados que esperan? ¿Qué saben de este carácter nuestro fortalecido, de tierra en tierra, por la prueba cruenta y el ejercicio diario? ¿Qué saben del pueblo liberal, y fiero, y trabajador, que vamos a llevarles? ¿Qué sabe el que agoniza en la noche, del que le espera con los brazos abiertos en la aurora? Cargar barcos puede cualquier cargador; y poner mecha al cañón cualquier artillero puede; pero no ha sido esa tarea menor, y de mero resultado y oportunidad, la tarea única de nuestro deber, sino la de evitar las consecuencias dañinas, y acelerar las felices, de la guerra próxima, e inevitable, e irla limpiando, como cabe en lo humano, del desamor y del descuido y de los celos que la pudiesen poner donde sin necesidad ni excusa nos pusieron la anterior, y disciplinar nuestras almas libres en el conocimiento y orden de los elementos reales de nuestro país, y en el trabajo que es el aire y el sol de la libertad, para que quepan en ella sin peligro, junto a las fuerzas creadoras de una situación nueva, aquellos residuos inevitables de las crisis revueltas que son necesarias para constituirlas. Y las manos nos dolerán más de una vez en la faena sublime, pero los muertos están mandando, y aconsejando, y vigilando, y los vivos los oyen, y los obedecen, y se oye en el viento ruido de ayudantes que pasan llevando órdenes, y de pabellones que se desplegan! ¡Unámonos, cubanos, en esta otra fe: con todos, y para todos: la guerra inevitable, de modo que la respete y la desee y la ayude la patria, y no nos la mate, en flor, por local o por personal o por incompleta, el enemigo: la revolución de justicia y de realidad, para el reconocimiento y la práctica franca de las libertades verdaderas.

Ni los bravos de la guerra que me oyen tienen paces con estos análisis menudos de las cosas públicas, porque al entusiasta le parece crimen la tardanza misma de la sensatez en poner por obra el entusiasmo; ni nuestra mujer, que aquí oye atenta, sueña más que en volver a pisar la tierra propia, donde no ha de vivir su compañero, agrio como aquí vive y taciturno: ni el niño, hermano o hijo de mártires y de héroes, nutrido en sus leyendas, piensa en más que en lo hermoso de morir a caballo, peleando por el país, al pie de una palma!

¡Es el sueño mío, es el sueño de todos; las palmas son novias que esperan: y hemos de poner la justicia tan alta como las palmas! Eso es lo que queríamos decir. A la guerra del arranque, que cayó en el desorden, ha de suceder, por insistencia de los males públicos, la guerra de la necesidad, que vendría floja y sin probabilidad de vencer, si no le diese su pujanza aquel amor inteligente y fuerte del derecho por donde las almas más ansiosas de él recogen de la sepultura el pabellón que dejaron caer, cansados del primer esfuerzo, los menos necesitados de justicia. Su derecho de hombres es lo que buscan los cubanos en su independencia; y la independencia se ha de buscar con alma entera de hombre. ¡Que Cuba, desolada, vuelve a nosotros los ojos! ¡Que los niños ensayan en los troncos de los. caminos la fuerza de sus brazos nuevos! ¡Que las guerras estallan, cuando hay causas para ella, de la impaciencia de un valiente o de un grano de maíz! ¡Que el alma cubana se está poniendo en fila, y se ven ya, como al alba, las masas confusas! ¡Que el enemigo, menos sorprendido hoy, menos interesado, no tiene en la tierra los caudales que hubo de defender la vez pasada, ni hemos de entretenemos tanto como entonces en dimes y diretes de localidad, ni en competencias de mando, ni en envidias de pueblo, ni en esperanzas locas! ¡Que afuera tenemos el amor en el corazón, los ojos en la costa, la mano en la América, y el alma al cinto! ¿Pues quién no lee en el aire todo eso con letras de luz? Y con letras de luz se ha de leer que no buscamos, en este nuevo sacrificio, meras formas, ni la perpetuación del alma colonial en nuestra vida, con novedades de uniforme yankee, sino la esencia y realidad de un país republicano nuestro, sin miedo canijo de unos a la expresión saludable de todas las ideas y el empleo honrado de todas las energías,-ni de parte de otros aquel robo al hombre que consiste en pretender imperar en nombre de la libertad por violencias en que se prescinde del derecho de los demás a las garantías y los métodos de ella. Por supuesto, que se nos echarán atrás los petimetres de la política, que olvidan como es necesario contar con lo que no se puede suprimir,-y que se pondrá a refunfuñar el patriotismo de polvos de arroz, so pretexto de que los pueblos. en el sudor de la creación, no dan siempre olor de clavellina. ¿Y qué le hemos de hacer? ¡Sin los gusanos que fabrican la tierra no podrían hacerse palacios suntuosos! En la verdad hay que entrar con la camisa al codo, como entra en la res el carnicero. Todo lo verdadero es santo, aunque no huela a clavellina. Todo tiene la entraña fea y sangrienta: es fango en las artesas el oro en que el artista talla luego sus joyas maravillosas; de lo fétido de la vida saca almíbar la fruta y colores la flor; nace el hombre del dolor y la tiniebla del seno maternal, y del alarido y el desgarramiento sublime: y las fuerzas magníficas y corrientes de fuego que en el horno del sol se precipitan y confunden, no parecen de lejos a los ojos humanos sino manchas! ¡Paso a los que no tienen miedo a la luz: caridad para los que tiemblan de sus rayos!

Ni vería yo esa bandera con cariño, hecho como estoy a saber que lo más santo se toma como instrumento del interés por los triunfadores audaces de este mundo, si no creyera que en sus pliegues ha de venir la libertad entera, cuando el reconocimiento cordial del decoro de cada cubano, y de los modos equitativos de ajustar los conflictos de sus intereses, quite razón a aquellos consejeros de métodos confusos que sólo tienen de terribles lo que tiene de terca la pasión que se niega a reconocer cuánto hay en sus demandas de equitativo y justiciero. ¡Clávese la lengua del adulador popular, y cuelgue al viento como banderola de ignominia, donde sea castigo de los que adelantan sus ambiciones azuzando en vano la pena de los que padecen, u ocultándoles verdades esenciales de su problema, o levantándoles la ira:-y al lado de la lengua de los aduladores, clávese la de los que se niegan a la justicia!

¡La lengua del adulador se clave donde todos la vean,- y la de los que toman por pretexto las exageraciones a que tiene derecho la ignorancia, y que no puede acusar quien no ponga todos los medios de hacer cesar la ignorancia, para negarse a acatar lo que hay de dolor de hombre y de agonía sagrada en las exageraciones que es más cómodo excomulgar, de toga y birrete, que estudiar, lloroso el corazón, con el dolor humano hasta los codos! En el presidio de la vida es necesario poner, para que aprendan justicia, a los jueces de la vida. El que juzgue de todo, que lo conozca todo. No juzgue de prisa el de arriba, ni por un lado: no juzgue el de abajo por un lado ni de prisa. No censure el celoso el bienestar que envidia en secreto. No desconozca el pudiente el poema conmovedor, y el sacrificio cruento, del que se tiene que cavar el pan que come; de su sufrida compañera, coronada de corona que el injusto no ve; de los hijos que no tienen lo que tienen los hijos de los otros por el mundo! ¡Valiera más que no se desplegara esa bandera de su mástil, si no hubiera de amparar por igual a todas las cabezas!

Muy mal conoce nuestra patria, la conoce muy mal, quien no sepa que hay en ella, como alma de lo presente y garantía de lo futuro, una enérgica suma de aquella libertad original que cría el hombre en sí, del jugo de la tierra y de las penas que ve, y de su idea propia y de su naturaleza altiva. Con esta libertad real y pujante, que sólo puede pecar por la falta de la cultura que es fácil poner en ella, han de contar más los políticos de carne y hueso que con esa libertad de aficionados que aprenden en los catecismos de Francia o de Inglaterra, los políticos de papel. Hombres somos, y no vamos a querer gobiernos de tijeras y de figurines, sino trabajo de nuestras cabezas, sacado del molde de nuestro país. Muy mal conoce a nuestro pueblo quien no observe en él como a la par de este ímpetu nativo que lo levanta para la guerra y no lo dejará dormir en la paz, se ha criado con la experiencia y el estudio, y cierta ciencia clara que da nuestra tierra hermosa, un cúmulo de fuerzas de orden, humanas y cultas,-una falange de inteligencias plenas, fecundadas por el amor al hombre, sin el cual la inteligencia no es más que azote y crimen,-una concordia tan íntima, venida del dolor común, entre los cubanos de derecho natural, sin historia y sin libros, y los cubanos que han puesto en el estudio la pasión que no podían poner en la elaboración de la patria nueva,-una hermandad tan ferviente entre los esclavos ínfimos de la vida y los esclavos de una tiranía aniquiladora,-que por este amor unánime y abrasante de justicia de los de un oficio y los de otro; por este ardor de humanidad igualmente sincero en los que llevan el cuello alto, porque tienen alta la nuca natural, y los que los llevan bajo, porque la moda manda lucir el cuello hermoso; por esta patria vehemente en que se reúnen con iguales sueños, y con igual honradez, aquellos a quienes pudiese divorciar el diverso estado de cultura-sujetará nuestra Cuba, libre en la armonía de la equidad, la mano de la colonia que no dejará a su hora de venírsenos encima, disfrazada con el guante de la república. ¡Y cuidado, cubanos, que hay guantes tan bien imitados que no se diferencian de la mano natural! A todo el que venga a pedir poder, cubanos, hay que decirle a la luz, donde se vea la mano bien: ¿mano o guante?-Pero no hay que temer en verdad, ni hay que regañar. Eso mismo que hemos de combatir, eso mismo nos es necesario. Tan necesario es a los pueblos lo que sujeta como lo que empuja: tan necesario es en la casa de familia el padre, siempre activo, como la madre, siempre temerosa. Hay política hombre y política mujer. ¿Locomotora con caldera que la haga andar, y sin freno que la detenga a tiempo? Es preciso, en cosas de pueblos, llevar el freno en una mano, y la caldera en la otra. Y por ahí padecen los pueblos: por el exceso de freno, y por el exceso de caldera.

¿A qué es, pues, a lo que habremos de temer? ¿Al decaimiento de nuestro entusiasmo, a lo ilusorio de nuestra fe, al poco número de los infatigables, al desorden de nuestras esperanzas? Pues miro yo a esta sala, y siento firme y estable la tierra bajo mis pies, y digo: "Mienten." Y miro a mi corazón, que no es más que un corazón cubano, y digo:- `Mienten."

¿Tendremos miedo a los hábitos de autoridad contraídos en la guerra, y en cierto modo ungidos por el desdén diario de la muerte? Pues no conozco yo lo que tiene de brava el alma cubana, y de sagaz y experimentado el juicio de Cuba, y lo que habrían de contar las autoridades viejas con las autoridades vírgenes, y aquel admirable concierto de pensamiento republicano y la acción heroica que honra, sin excepciones apenas, a los cubanos que cargaron armas; o, como que conozco todo eso, al que diga que de nuestros veteranos hay que esperar ese amor criminal de sí, ese postergamiento de la patria a su interés, esa traición inicua a su país, le digo: -"!Mienten!"

¿O nos ha de echar atrás el miedo a las tribulaciones de la guerra, azuzado por gente impura que está a paga del gobierno español, el miedo a andar descalzo, que es un modo de andar ya muy común en Cuba, porque entre los ladrones y los que los ayudan, ya no tienen en Cuba zapatos sino los cómplices y los ladrones? ¡Pues como yo sé que el mismo que escribe un libro para atizar el miedo a la guerra, dijo en versos, muy buenos por cierto, que la jutía basta a todas las necesidades del campo en Cuba, y sé que Cuba está otra vez llena de jutías, me vuelvo a los que nos quieren asustar con el sacrificio mismo que apetecemos, y les digo:-"Mienten".

¿Al que más ha sufrido en Cuba por la privación de la libertad le tendremos miedo, en el país donde la sangre que derramó por ella se la ha hecho amar demasiado para amenazarla? ¿Le tendremos miedo al negro, al negro generoso, al hermano negro, que en los cubanos que murieron por el ha perdonado para siempre a los cubanos que todavía lo maltratan? Pues yo se de manos de negro que están más dentro de la virtud que las de blanco alguno que conozco: yo sé del amor negro a la libertad sensata, que sólo en la intensidad mayor y natural y útil se diferencia del amor a la libertad del cubano blanco: yo sé que el negro ha erguido el cuerpo noble, y está poniéndose de columna firme de las libertades patrias. Otros le teman: yo lo amo: a quien diga mal de él, me lo desconozca, le digo a boca llena:-"Mienten".

¿Al español en Cuba habremos de temer? ¿Al español armado, que no nos pudo vencer por su valor, sino por nuestras envidias, nada más que por nuestras envidias? ¿Al español que tiene en el Sardinero o en la Rambla su caudal y se irá con su caudal, que es su única patria; o al que lo tiene en Cuba, por apego a la tierra o por la raíz de los hijos, y por miedo al castigo opondrá poca resistencia, y por sus hijos? ¿Al español llano, que ama la libertad como la amamos nosotros, y busca con nosotros una patria en la justicia, superior al apego a una patria incapaz e injusta, al español que padece, junto a su mujer cubana, del desamparo irremediable y el mísero porvenir de los hijos que le nacieron con el estigma de hambre y persecución, con el decreto de destierro en su propio país, con la sentencia de muerte en vida con que vienen al mundo los cubanos? ¿Temer al español liberal y bueno, a mi padre valenciano, a mi fiador montañés, al gaditano que me velaba el sueño febril, al catalán que juraba y votaba porque no quería el criollo huir con sus vestidos, al malagueño que saca en sus espaldas del hospital al cubano impotente, al gallego que muere en la nieve extranjera, al volver de dejar el pan del mes en la casa del general en jefe de la guerra cubana? ¡Por la libertad del hombre se pelea en Cuba, y hay muchos españoles que aman la libertad! ¡A estos españoles los atacarán otros: yo los ampararé toda mi vida! A los que no saben que esos españoles son otros tantos cubanos, les decimos: "¡Mienten!"

¿Y temeremos a la nieve extranjera? Los que no saben bregar con sus manos en la vida, o miden el corazón de los demás por su corazón espantadizo, o creen que los pueblos son meros tableros de ajedrez, o están tan criados en la esclavitud que necesitan quien les sujete el estribo para salir de ella, esos buscarán en un pueblo de componentes extraños y hostiles la república que sólo asegura el bienestar cuando se le administra en acuerdo con el carácter propio, y de modo que se acendre y realce. A quien crea que falta a los cubanos coraje y capacidad para vivir por sí en la tierra creada por su valor, le decimos: "Mienten".

Y a los lindoros que desdeñan hoy esta revolución santa cuyos guías y mártires primeros fueron hombres nacidos en el mármol y seda de la fortuna, esta santa revolución que en el espacio más breve hermanó, por la virtud redentora de las guerras justas, al primogénito heroico y al campesino sin heredad, al dueño de hombres y a su esclavos; a los olimpos de pisapapel, que bajan de la trípode calumniosa para preguntar aterrados, y ya con ánimos de sumisión, si ha puesto el pie en tierra este peleador o el otro, a fin de poner en paz el alma con quien puede mañana distribuir el poder; a los alzacolas que fomentan a sabiendas, el engaño de los que creen este magnífico movimiento de almas, esta idea encendida de la redención decorosa, este deseo triste y firme de la guerra inevitable, no es más que el tesón de un rezagado indómito, o la correría de un general sin empleo, o la algazara de los que no gozan de una riqueza que sólo se puede mantener por la complicidad con el deshonor, o la amenaza de una turba obrera, con odio por corazón y papeluchos por sesos, que irá, como del cabestro, por donde la quiera llevar el primer ambicioso que la adule, o el primer déspota encubierto que le pase por los ojos la bandera,-a lindoros, o a olimpos, y a alzacolas, -les diremos: -"Mienten." ¡Esta es la turba obrera, el arca de nuestra alianza, el tahalí, bordado de mano de mujer, donde se ha guardado la espada de Cuba, el arenal redentor donde se edifica, y se perdona, y se prevee, y se ama!

¡Basta, basta de meras palabras! Para lisonjearnos no estamos aquí, sino para palparnos los corazones, y ver que viven sanos, y que pueden; para irnos enseñando a los desesperanzados, a los desbandados, a los melancólicos, en nuestra fuerza de idea y de acción, en la virtud probada que asegura la dicha por venir, en nuestro tamaño real, que no es de presuntuoso, ni de teorizante, ni de salmodista, ni de melómano, ni de caza nubes, ni de pordiosero. Ya somos unos, y podemos ir al fin: conocemos el mal, y veremos de no recaer; a puro amor y paciencia hemos congregado lo que quedó disperso, y convertido en orden entusiasta lo que era, después de la catástrofe, desconcierto receloso; hemos procurado la buena fe, y creemos haber logrado, suprimir o reprimir los vicios que causaron nuestra derrota, y allegar con modos sinceros y para fin durable, los elementos conocidos o esbozados, con cuya unión se puede llevar la guerra inminente al triunfo. ¡Ahora, a formar filas! ¡Con esperar, allá en lo hondo del alma, no se fundan pueblos! Delante de mí vuelvo a ver los pabellones, dando órdenes; y me parece que el mar que de allá viene, cargado de esperanza y de dolor, rompe la valla de la tierra ajena en que vivimos, y revienta contra esas puertas sus olas alborotadas... ¡Allá está, sofocada en los brazos que nos la estrujan y corrompen! ¡Allá está, herida en la frente, herida en el corazón, presidiendo, atada a la silla de tortura, el banquete donde las bocamangas de galón de oro ponen el vino del veneno en los labios de los hijos que se han olvidado de sus padres! ¡Y el padre murió cara a cara al alférez, y el hijo va, de brazos con el alférez, a podrirse a la orgía! ¡Basta de meras palabras! De las entrañas desgarradas levantemos un amor inextinguible por la patria sin la que ningún hombre vive feliz, ni el bueno, ni el malo. Allí está, de allí nos llama, se la oye gemir, nos la violan y nos la befan y nos la gangrenan a nuestro ojos, nos corrompen y nos despedazan a la madre de nuestro corazón! ¡Pues alcémonos de una vez, de una arremetida última de los corazones, alcémonos de manera que no corra peligro la libertad en el triunfo, por el desorden o por la torpeza o por la impaciencia en prepararla; alcémonos, para la república verdadera, los que por nuestra pasión por el derecho y por nuestro hábito del trabajo sabremos mantenerla; alcémonos para darle tumba a los héroes cuyo espíritu vaga por el mundo avergonzado y solitario; alcémonos para que algún día tengan tumba nuestros hijos! Y pongamos alrededor de la estrella, en la bandera nueva, esta fórmula del amor triunfante: "Con todos, y para el bien de todos".
                                                
                                         


Este discurso fue dado por José Martí en el Liceo Cubano en Tampa el 26 de noviembre de 1891. El señor Francisco María Gonzáles lo tomó taquigráficamente y después fue reproducido bajo el nombre de “Con todos y para el bien de todos” y distribuido en hojas sueltas.

El dibujo de la entrada, es un autorretrato de Martí.

213 comentarios:

1 – 200 de 213   Más reciente›   El más reciente»
Mimí dijo...

Buenos días.
Hace horas apenas, un encuentro segundacitero en mi casa estuvo amenizado por mate, café, risas en medio de charlas..., y textos de Martí.
Cada vez que leemos a este hombre, del que mucho se ha dicho ya, encontramos sabiduría y frases aplicables al presente. Cada una de sus palabras tienen vigencia.
La propuesta de esta entrada es discutir, analizar alguno de sus textos. El que elegí es sólo una pequeña muestra de su pensamiento. Pero vale para comenzar la charla, para todos quienes deseen zambullirse en el mundo martiano.

Un abrazo.

Sergio Daniel Gimenez dijo...

Hola

Gracias Mimí por esta bella entrada que ha de enaltecer y mucho al puente. Deseoso de zambullirme me tomaré tiempo para poder leer tanto y tan bueno. Besos.

sigo leyendo

PModa dijo...

Perdón q a mi regreso al trabajo, estoy un poco enloquecida.

Mimí, perdón los use de correo. No sé porq pero hoy tengo problemas de acceso a la página de yahoo, así q no puedo entrar a los correos.
Avisá el corral, q si no respondo nada es por eso, espero se solucione.

Bueno, ahora me debo al trabajo, luego miraré a mi amado Martí. Gracias Mimí.
Patricia

Mimí dijo...

"¡Basta, basta de meras palabras! Para lisonjearnos no estamos aquí, sino para palparnos los corazones, y ver que viven sanos, y que pueden; para irnos enseñando a los desesperanzados, a los desbandados, a los melancólicos, en nuestra fuerza de idea y de acción, en la virtud probada que asegura la dicha por venir, en nuestro tamaño real, que no es de presuntuoso, ni de teorizante, ni de salmodista, ni de melómano, ni de caza nubes, ni de pordiosero."

Es parte e la entrada, pero me he quedado pensando que, si bien está dirigida a los cubanos, podríamos hacerla nuestra todos y cada uno de los seres humanos, para los países y para nuestras propias vidas.
Los dejo digerir el texto. Luego volveré...

Lien dijo...

AH; Martí, mi Martí, chicas, gracias!!!!!!

Traigo otra vez acá, para empezar, uno de mis credos Martianos:

"Los hombres necesitan quien les mueva a menudo la compasión en el pecho, y las lágrimas en los ojos, y les haga el supremo bien de sentirse generosos: que por maravillosa compensación de la naturaleza aquel que se da, crece; y el que se repliega en sí, y vive de pequeños goces, y teme partirlos con los demás, y sólo piensa avariciosamente en beneficiar sus apetitos, se va trocando de hombre en soledad, y lleva en el pecho todas las canas del invierno, y llega a ser por dentro, y a parecer por fuera, –insecto."

Lien dijo...

A ver, me es tan difícil, no hay cuestión vital de la que este hombre no haya sido mi maestro, mi guía, mi Biblia…

Martí fue tan prolífero en su corta vida que asusta, no hay tema que su grandeza no haya tocado con grandeza!!!!

Intentaré traer las palabras que más me han taladrado, intentaré digo, porque esa perforación que le hace a mis entrañas no cesa, no cesa…

Gracias otra vez, amigas, por traerlo a este Puente que no fuera completamente cubano sin su presencia, ya Cuba no se concibe ni se explica sin él…

cubanerías dijo...

Al igual que Lien les doy las gracias por traer a mi amado prócer, a mi poeta preferido, a mi mejor compañero.
Una vez que lo interioricé con toda la profundidad que él supo trasmitirnos, no he podido vivir sin él.
Me acompaña siempre y en cada momento.
Qué hubiera sido de mí sin Martí en medio de tanto desconsuelo y de tanta lejanía? Pero él supo dejarnos el legado de sus experiencias y enseñanzas para ayudarnos a vivir y ser mejores; para enseñarnos a no confundirnos nunca.

Pues estaremos presente en el análisis de sus textos en los que no hay uno sólo que no sea de enorme grandeza.

Besos a todos.

cubanerías dijo...

La modestia de Martí.

Es tan bella esta carta y la he amado tanto, que la traigo para su conocimiento.

Testamento literario de José Martí.
"Entre en la selva y no cargue con rama que no tenga fruto... ...


José Martí
Gonzalo de Quesada y Aróstegui
Cartas de José Martí

Esta es la carta que José Martí envió a Gonzalo de Quesada y Aróstegui antes de partir para Cuba. Siendo este documento reconocido como el Testamento Literario de José Martí.



--------------------------------------------------------------------------------


Montecristi, 1 Abril 1895

Gonzalo querido:


De mis libros no le he hablado. Consérvenlos; puesto que siempre necesitará la oficina, y más ahora: a fin de venderlos para Cuba en una ocasión propicia, salvo los de la Historia de América, o cosas de América -geografía, letras, etc.- que V. dará a Carmita a guardar, por si salgo vivo, o me echan, y vuelvo con ellos a ganar el pan. Todo lo demás lo vende en una hora oportuna. Vd. sabrá cómo. Envíemele a Carmita los cuadros, y ella irá a recoger todos los papeles. Vd. aun no tiene casa fija, y ella los unirá a los que ya me guarda. Ni ordene los papeles, ni saque de ellos literaturas; todo eso está muerto, y no hay aquí nada digno de publicación, en prosa ni en verso: son meras notas. De lo impreso, caso de necesidad, con la colección de La Opinión Nacional, la de La Nación, la del Partido Liberal, la de la América hasta que cayó en Pérez y aun luego la del Economista podrán irse escogiendo el material de los seis volúmenes principales. Y uno o dos de discursos y artículos cubanos. No desmigaje el pobre Lalla Rookh que se quedó en su mesa. Antonio Batres, de Guatemala, tiene un drama mío, o borrador dramático, que en unos cinco días me hizo escribir el gobierno sobre la independencia guatemalteca. La Edad de Oro, o algo de ella sufriría reimpresión. Tengo mucha obra perdida, en periódicos sin cuento: en México del 75 al 77 -en la Revista Venezolana, donde están los arts sobre Cecilio Acosta y Miguel Peña: -en diarios de Honduras, Uruguay y Chile- en no sé cuantos prólogos: -a saber. Si no vuelvo, y usted insiste en poner juntos mis papeles, hágame los tomos como pensábamos:


I.-Norte Americanos.

II.-Norte Americanos.

III.-Hispano Americanos.

IV.-Escenas Norte Americanas.

V.-Libros sobre América.

VI.-Letras, educación y Pintura.


Y de versos podría hacer otro volumen: IsmaeliIlo. Versos Sencillos, y lo más cuidado o significativo de unos Versos Libres, que tiene Carmita. No me lo mezcle a otras formas borrosas, y menos características.


De los retratos de personajes que cuelgan en mi oficina escoja dos V., y otros dos Benjamín. Y a Estrada, Wendell Phillips.


Material hallará en las fuentes que le digo para otros volúmenes: el IV podría doblarlo, y el VI.


Versos míos, no publique ninguno antes de Ismaelillo: ninguno vale un ápice. Los de después, al fin, ya son unos y sinceros.


Mis Escenas, núcleos de dramas, que hubiera podido publicar o hacer representar así, y son un buen número, andan tan revueltas, y en tal taquigrafía, en reversos de cartas y papelucos, que sería imposible sacarlas a luz.


Y si V. me hace, de puro hijo, toda esa labor, cuando yo ande muerto, y le sobra de los costos, lo que será maravilla, ¿qué hará con el sobrante? La mitad será para mi hijo Pepe, la otra mitad para Carmita y María.


Ahora pienso que del Lalla Rookh se podría hacer tal vez otro volumen. Por lo menos, la Introducción podría ir en el volumen VI. Andará V. apurado para no hacer más que un volumen del material del 6º El Dorador pudiera ser uno de sus artículos, y otro Vereshagin y una reseña de los pintores Impresionistas, y el Cristo de Munckazy. Y el prólogo de Sellén, -y el de Bonalde, aunque es tan violento, -y aquella prosa aun no había cuajado, y estaba como vino al romper, -V. sólo elegirá por supuesto lo durable y esencial.

Continúa...

cubanerías dijo...

De lo que podría componerse una especie de Espíritu, como decían antes a esta clase de libros, sería de las salidas más pintorescas y jugosas que V. pudiera encontrar en mis artículos ocasionales. ¿Qué habré escrito sin sangrar, ni pintado sin haberlo visto antes con mis ojos? Aquí han guardado los En Casa en un cuaderno grueso: resultan vivos y útiles.


De nuestros Hispano Americanos recuerdo a San Martín, Bolívar, Páez, Peña, Heredia, Cecilio Acosta, Juan Carlos Gómez, Antonio Bachiller.


De Norte Americanos: Emerson, Beecher, Cooper, W. Phillips, Grant, Sheridan, Whitman. Y como estudios menores, y más útiles tal vez, hallará, en mis correspondencias a Arthur, Hendricks, Hancock, Conkling, Alcott, y muchos más.


De Garfield escribí la emoción del entierro, pero el hombre no se ve, ni lo conocía yo, así que la celebrada descripción no es más que un párrafo de gacetilla. Y mucho hallará de Longfellow y Lanier, de Edison y Blaine, de poetas y políticos y artistas y generales menores. Entre en la selva y no cargue con rama que no tenga fruto.


De Cuba ¿qué no habré escrito?: y ni una página me parece digna de ella: sólo lo que vamos a hacer me parece digno. Pero tampoco hallará palabra sin idea pura y la misma ansiedad y deseo de bien. En un grupo puede poner hombres: y en otro, aquellos discursos tanteadores y relativos de los primeros años de edificación, que sólo valen si se les pega sobre la realidad y se ve con qué sacrificio de la literatura se ajustaban a ella. Ya usted sabe que servir es mi manera de hablar. Esto es lista y entretenimiento de la angustia que en estos momentos nos posee. ¿Fallaremos también en la esperanza de hoy, ya con todo al cinto? Y para padecer menos, pienso en usted y en lo que no pienso jamás, que es en mi papelería.


Y falló aquel día la esperanza -el 25 de Marzo. Hoy 1° de Abril, parece que no fallará. Mi cariño a Gonzalo es grande, pero me sorprende que llegue, como siento ahora que llega, hasta a moverme a que le escriba, contra mi natural y mi costumbre, mis emociones personales. De ser mías solas, las escribiría; por el gusto de pagarle la ternura que le debo: pero en ellas habrían de ir las ajenas, y de eso no soy dueño. Son de grandeza en algunos momentos, y en los más, de indecible y prevista amargura. En la cruz murió el hombre en un día: pero se ha de aprender a morir en la cruz todos los días. Martí no se cansa, ni habla. ¿Conque ya le queda una guía para un poco de mis papeles?


De la venta de mis libros, en cuanto sepa Vd. que Cuba no decide que vuelva, o cuando,-aun indeciso esto,-el entusiasmo pudiera producir con la venta un dinero necesario, Vd. la dispone, con Benjamín hermano, sin salvar más que los libros sobre nuestra América, -de historia, letras o arte -que me serán base de pan inmediato, si he de volver, o si caemos vivos. Y todo el producto sea de Cuba, luego de pagada mi deuda a Carmita: $220.00. Esos libros han sido mi vicio y mi lujo, esos pobres libros casuales, y de trabajo, jamás tuve los que desée, ni me creí con derecho a comprar los que no necesitaba para la faena. Podría hacer un curioso catálogo, y venderlo, de anuncio y aumento de la venta. No quisiera levantar la mano del papel, como si tuviera la de Vd. en las mías; pero acabo, de miedo de caer en la tentación de poner en palabras cosas que no caben en ellas.


Su


José Martí



cubanerías dijo...

--------------------------------------------------------------------------------


Escenas Norteamericanas

De guía para este volumen pudiera servir la idea matriz de elegir pª él entre las correspondencias aquellas que describen un aspecto singular, o momento característico de la vida de Norte América. Recuerdo ahora, por ejemplo:


Un boxeo, tal vez la 1r. correspondencia q. se publicó en La Nación.

La Exposición de vacas en Madison Garden, y Lechería.

El Terremoto de Charleston.

La Nevada.

La Ocupación de Oklahoma.

Los Anarquistas de Chicago.

Una elección de Presidente.

La inundación de Yorktown,

El lynchamiento de los italianos en N. Orleans.

El negro quemado.

El centenario de Washington.

El Centenario de la Constitución.

La Estatua de la Libertad.


Y temas así, culminantes y durables, y de valor humano.


En las correspondencias de La Nación, que hay sueltas, o en cuadernos en la oficina, sólo hay una parte de las escritas al periódico, y faltan algunas q. en la colección serían esenciales.




--------------------------------------------------------------------------------



La siguiente carta está escrita al doblar de la última página.



--------------------------------------------------------------------------------


Benjamín y Gonzalo:


Esta carta quedará detrás de nuestra salida. Si llega es que de aquí al menos emprendimos el rumbo. Recuerden mis ruegos, y, al hablarse de nuestra llegada, omitan cuanto detalle infieran, por altas razones, de conveniencia y gratitud: omitan toda referencia a salida probable de Santo Domingo. Las mujeres cosen, a esta última hora, y la empresa es sencilla y alegre. ¿A qué más que apretarlos una vez y otra sobre mi corazón; y sentir vivamente la dulzura y limpieza de nuestra hermandad, -y besar la mano de sus mujeres y sus hijos? -y de sus madres buenas? Gracias a Vds., por sus hermosos corazones. Adiós ahora.


Su

José Martí
1º Abril




Lien dijo...

Su epistolario es rico, profundo, tierno… sus cartas a amigos, hermanas, madre, hijo y a María Mantilla son de ensueño… yo siempre me creí destinataria de muchas de ellas, en especial de esta que es TODA imperdible, pero de la que extraigo dos fragmentos que también son credos de mi vida:

“Es hermoso, asomarse a un colgadizo, y ver vivir al mundo: verlo nacer, crecer, cambiar, mejorar, y aprender en esa majestad continua el gusto de la verdad, y el desdén de la riqueza y la soberbia a que se sacrifica, y lo sacrifica todo, la gente inferior e inútil. Es como la elegancia, mi María, que está en el buen gusto, y no en el costo. La elegancia del vestido, -la grande y verdadera, -está en la altivez y fortaleza del alma. Un alma honrada, inteligente y libre, da al cuerpo más elegancia, y más poderío a la mujer, que las modas más ricas de las tiendas. Mucha tienda, poca alma. Quien tiene mucho adentro, necesita poco afuera. Quien lleva mucho afuera, tiene poco adentro, y quiere disimular lo poco. Quien siente su belleza, la belleza interior, no busca afuera belleza prestada: se sabe hermosa, y la belleza echa luz. Procurará mostrarse alegre, y agradable a los ojos, porque es deber humano causar placer en vez de pena, y quien conoce la belleza la respeta y cuida en los demás y en sí. Pero no pondrá en un jarrón de China un jazmín: pondrá el jazmín, solo y ligero, en un cristal de agua clara. Esa es la elegancia verdadera: que el vaso no sea más que la flor. -Y esa naturalidad, y verdadero modo de vivir, con piedad para los vanos y pomposos, se aprende con encanto en la historia de las criaturas de la tierra.”

“Pasa, callada, por entre la gente vanidosa. Tu alma es tu seda (…) Que cuando mires dentro de ti, y de lo que haces, te encuentres como la tierra por la mañana, bañada de luz. Siéntete limpia y ligera, como la luz. Deja a otras el mundo frívolo: tú vales más. Sonríe, y pasa.”

La carta completa aquí:

http://biblioteca.filosofia.cu/php/export.php?format=htm&id=54&view=1

Lien dijo...

Cubanerías!!! qué bueno verte acá y martiana!!!!

Un abrazote amiga!!!!

Mimí dijo...

Lo suponía!!! Vendrían aquí cubanosdeambasorillas a dejarnos la palabra del genio cubano.
Chicas, conocedoras de Martí como son, me dejaré llevar por lo que traigan. Leeré detenidamente estas palabras, que no pueden ser leídas a la ligera. Tienen tanta riqueza que la sensación es que hay que raspar en el fondo del frasco porque siempre dá un poco más.

Gracias por venir.

Lien dijo...

Estas palabras a su hijo, prólogo de su poemario Ismaelillo sobrecogen… espantado de todo refugiarse en su bebé… y luego todo ese credo de fe en lo mejor de la humanidad…

“Hijo:

Espantado de todo, me refugio en ti.

Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud, y en ti.

Si alguien te dice que estas páginas se parecen a otras páginas, diles que te amo demasiado para profanarte así. Tal como aquí te pinto, tal te han visto mis ojos. Con esos arreos de gala te me has aparecido. Cuando he cesado de verte en esa forma, he cesado de pintarte. Esos riachuelos han pasado por mi corazón.

¡Lleguen al tuyo!”

Mimí dijo...

Lien: ¿puede haber palabras de padre más hermosas que esas...?

Mimí dijo...

Cubanerías: es cierto, la profundidad de sus palabras, hacen que cada frase se transforme en un tratado. Por eso digo, desmenuzar sus palabras es un goce, porque no hay una coma que pueda discutirse en sus escritos.

Yo aprendí a leer a Martí con ustedes. Cuando llegué al blog de Silvio hice mis primeros pasos. Luego, ustedes en diferentes oportunidades me hicieron conocerlo mejor. Sabía de Martí, pero no sabía que era un tipo tan enorme.
Hay mucho escrito que me gustaría poner, pero demos tiempo a que se asomen los demás puentecubaneros...

Un abrazo, y hasta mañana.

cubanerías dijo...

Es cierto Mimí, a Martí hay que leerlo despacio, su lectura no es fácil. Incluso en su estilo muchas veces el enuncia la idea y el resto no lo dice, porque cae sola.

Sobre este aspecto se ha escrito mucho, como pueden imaginar.

De toda su grandiosa obra sobresale la última manifestación de ella: "Los Diarios de Campaña."

1895
De Montecristi a Cabo Haitiano
(14 de febrero-8 de abril)
--------------------------
1895
De Cabo Haitiano a Dos Ríos
(9 de abril-17 de mayo)

De todo corazón les recomiendo que lo bajen del Internet y lean la última joya que nos dejó Martí.

Por cierto, a nuestra amiga Iraida le encantaba éste último y me pedía más información sobre el mismo. Yo inicié mi blog con la página correspondiente al 9 de abril de 1895, día del desembarco en Playitas. Allí están los comentarios de Iraida como anónimo.

Lo recuerdo tanto...

A continuación.

Diario de Campaña:(De Cabo Haitiano a Dos Ríos)José Martí
Texto del Diario

9. Abril.- Lola, jolongo, llorando en el balcón. Nos embarcamos.10.- Salimos del Cabo. - Amanecemos en Inagua. Izamos velas.11.- bote. Salimos a las 11. Pasamos (4) rozando a Maisí, y vemos la farola. Ya en el puerto. A las 7½, oscuridad. Movimiento a bordo. Capitán conmovido. Bajan el bote. Llueve grueso al arrancar. Rumbamos mal. Ideas diversas y revueltas en el bote. Más chubasco. El timón se pierde. Fijamos rumbo. Llevo el remo de proa. Salas rema seguido. Paquito Borrero y el General ayudan de popa. Nos ceñimos los revólvers. Rumbo al abra. La luna asoma, roja, bajo una nube. Arribamos a una playa de piedras, (La Playita al pie de Cajobabo). Me quedo en el bote el último vaciándolo. Salto. Dicha grande. Viramos el bote, y el garrafón de agua. Bebemos málaga. Arriba por piedras, espinas y cenegal. Oímos ruido, y preparamos, cerca de una talanquera. Ladeando un sitio, llegamos a una casa. Dormimos cerca, por el suelo.
-------------------------------------
Con sólo dos palabras Martí expresó lo que sintió al poner pie en suelo cubano.
Bello, realmente bello. No dejen de leerlo completo.

Mimí dijo...

Cubanerías, yo me había despedido hasta mañana, pero me quedé leyendo, y remarco una frase que leí más arriba:

"Ya usted sabe que servir es mi manera de hablar".

¿Te das cuenta?, una joya en una sola frase.

Ahora sí, me voy a dormir que debo madrugar, mañana no apareceré por la mañana, pero por la tarde me tendrán aquí-

Sergio Daniel Gimenez dijo...

Buen día a tod@s

Pongo aquí un mojón, como en las rutas, porque sino no sé hasta donde leí.

Cubanerías: tu primer comentario en la entrada, principalmente, me estremeció, a pesar de las distancias y de sernos desconocidos. Te sigo leyendo con mucha atención. Besos.

Lien: para qué leer la carta completa. Con lo que citaste uno se siente más que vivo. Sigo aprendiendo. Besotes.

Y con todo amor y respeto, voy vislumbrando y creyendo y asociando, que este prócer americano (creo que excede ya a Cuba) era como la suma de la hidalguía del quijote, la bonhomía de Martín Fierro y, principalmente, un caballero como pocos. Seguiré leyendo de vuestras ilustraciones, nada tengo para aportar.

Abraz@s

Lien dijo...

Aquí la carta a su hermana Amelia…. Intenté extraer fragmentos pero no puedo, está ahí la mejor lección de amor para una joven, para cualquier ser humano en realidad, con una visión de convivencia escapada de su época… de sacrificio y entrega en ese decir no sé ser feliz pero sé hacer feliz a los demás… ese resumen de vida de su padre, cómo entendemos a esos seres cuando crecemos y vivimos… y esa definición final de ternura… por Dios!!!!!!!!!!!! Léanla con calma, porfa, vale la pena… Ah!!! gracias que tuve un hermano como este que me dijo estas cosas antes de romper a amar!!!

Lien dijo...

Tengo delante de mí, mi hermosa Amelia, como una joya rara, y de luz blanda y pura, tu cariñosa carta. Ahí está tu alma serena, sin mancha, sin locas impaciencias. Ahí está tu espíritu tierno, que rebosa de ti, como la esencia de las primeras flores de mayo. Por eso quiero yo que te guardes de vientos violentos y traidores, y te escondas en ti a verlos pasar: que como las aves de rapiña por los aires, andan los vientos por la tierra en busca de la esencia de las flores. Toda la felicidad de la vida, Amelia, está en no confundir el ansia de amor que se siente a tus años con ese amor soberano, hondo y dominador que no florece en el alma sino después del largo examen; detenidísimo conocimiento, y fiel y prolongada compañía de la criatura en quien el amor ha de ponerse. Hay en nuestra tierra una desastrosa costumbre de confundir la simpatía amorosa con el cariño decisivo e incambiable que lleva a un matrimonio que no se rompe, ni en las tierras donde esto se puede, sino rompiendo el corazón de los amantes desunidos. Y en vez de ponerse el hombre y la mujer que se sienten acercados por una simpatía agradable, nacida a veces de la prisa que tiene el alma en flor por darse al viento, y no de que otro nos inspire amor, sino el deseo que tenemos nosotros de sentirlo; -en vez de ponerse doncel y doncella como a prueba, confesándose su mutua simpatía, y distinguiéndola del amor que ha de ser cosa distinta, y viene luego, y a veces no nace, ni tiene ocasión de nacer, sino después del matrimonio, se obligan las dos criaturas desconocidas a un afecto que no puede haber brotado sino de conocerse íntimamente. -Empiezan las relaciones de amor en nuestra tierra por donde debieran terminar.-Una mujer de alma severa e inteligencia justa debe distinguir entre el placer íntimo y vivo, que semeja el amor sin serlo, sentido al ver a un hombre que es en apariencia digno de ser estimado, -y ese otro amor definitivo y grandioso, que, como es el apegamiento inefable de un espíritu a otro, no puede nacer sino de la seguridad de que el espíritu al que el nuestro se une tiene derecho, por su fidelidad, por su hermosura, por su delicadeza, a esta consagración tierna y valerosa que ha de durar toda la vida.-

Lien dijo...

Ve que yo soy un excelente médico de almas, y te juro, por la cabecita de mi hijo, que eso que te digo es un código de ventura, y que quien olvide mi código no será venturoso. He visto mucho en lo hondo de los demás, y mucho en lo hondo de mí mismo. Aprovecha mis lecciones. No creas, mi hermosa Amelia, en que los cariños que pintan en las novelas vulgares, y apenas hay novela que no lo sea, por escritores que escriben novelas porque no son capaces de escribir cosas más altas- copian realmente la vida, ni son ley de ella. Una mujer joven, que ve escrito que el amor de todas las heroínas de sus libros, o el de sus amigas que los han leído como ella, empieza a modo de relámpago, con un poder devastador y eléctrico- supone, cuando siente la primera dulce simpatía amorosa, que le tocó a su vez en el juego humano, y que su afecto ha de tener las mismas formas, rapidez e intensidad de esos afectillos de librejos, escritos, -créemelo Amelia- por gentes incapaces de poner remedio a las tremendas amarguras que origina su modo convencional e irreflexivo de describir pasiones que no existen, o existen de una manera diferente de aquella con que las describen. ¿Tú ves un árbol? ¿Tú ves cuánto tarda en colgar la naranja dorada, o la granada roja, de la rama gruesa? Pues, ahondando en la vida, se ve que todo sigue el mismo proceso. El amor, como el árbol, ha de pasar de semilla, a arbolillo, a flor, y a fruto.-Y en Cuba se empieza siempre por el fruto. -Cuéntame Amelia mía, cuanto pase en tu alma. Y dime de todos los lobos que pasen a tu puerta; y de todos los vientos que anden en busca de perfume. Y ayúdate de mí para ser venturosa, que yo no puedo ser feliz, pero sé la manera de hacer felices a los otros.

Lien dijo...

No creas que aquí acabo mi carta. Es que hacía tiempo que quería decirte eso, y he empezado por decírtelo. -De mí, te hablaré otro jueves.- En este sólo he de decirte que ando como piloto de mí mismo, haciendo frente a todos los vientos de la vida, y sacando a flote un noble y hermoso barco, tan trabajado ya de viajar, que va haciendo agua. -A papá que te explique esto que él es un valeroso marino.- Tú no sabes, Amelia mía, toda la veneración y respeto ternísimo que merece nuestro padre. Allí donde lo ves, lleno de vejeces y capricho, es un hombre de una virtud extraordinaria. Ahora que vivo, ahora sé todo el valor de su energía y todos los raros y excelsos méritos de su naturaleza pura y franca. Piensa en lo que te digo. No se paren en detalles, hechos para ojos pequeños. Ese anciano es una magnífica figura. Endúlcenle la vida. Sonrían de sus vejeces. Él nunca ha sido viejo para amar.-

Ahora, adiós de veras,-

Escríbeme sin tasa y sin estudio, que yo no soy tu censor, ni tu examinador, sino tu hermano. Un pliego de letra desordenada y renglones mal hechos, donde yo sienta palpitar tu corazón y te oiga hablar sin raros ni miedos -me parecerá más bella que una carta esmerada, escrita con el temor de parecerme mal.-Ve: el cariño es la más correcta y elocuente de todas las gramáticas. Di ¡ternura! y ya eres una mujer elocuentísima.

Nadie te ha dado nunca mejor abrazo que este que te mando. -¡Que no tarde el tuyo!
Tu hermano

Mimí dijo...

Gracias Liencita!!! Le enviaré a Doris los comentarios de esta entrada, para que pueda participar ante la falta de acceso al blog.

En eso estoy, regreso mas tarde.

Lien dijo...

M evoy hasta el lunes, a lo mejor el sábado me doy un saltico, tienen que saber más de Martí, más, mucho más!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Mimí dijo...

Lo sé Li, es hermoso leer otra vez esa carta a su amada hermana. Quién pudiera decir esas cosas, y de esa manera!!!

Mimí dijo...

Y sus versos...


BANQUETE DE TIRANOS

Hay una raza vil de hombres tenaces
De sí propios inflados, y hechos todos,
Todos del pelo al pie, de garra y diente;
Y hay otros, como flor, que al viento exhalan
En el amor del hombre su perfume.
Como en el bosque hay tórtolas y fieras
Y plantas insectívoras y pura
Sensitiva y clavel en los jardines.
De alma de hombres de unos se alimentan:
Los otros su alma dan a que se nutran
Y perfumen su diente los glotones,
Tal como el hierro frío en las entrañas
De la virgen que mata se calienta.

A un banquete se sientan los tiranos,
Pero cuando la mano ensangrentada
Hunden en el manjar, del mártir muerto
Surge una luz que les aterra, flores
Grandes como una cruz súbito surgen
Y huyen, rojo el hocico, y pavoridos
A sus negras entrañas los tiranos.
Los que se aman a sí, los que la augusta
Razón a su avaricia y gula ponen:
Los que no ostentan en la frente honrada
Ese cinto de luz que en el yugo funde
Como el inmenso sol en ascuas quiebra
Los astros que a su seno se abalanzan:
Los que no llevan del decoro humano
Ornado el sano pecho: los menores
Y los segundones de la vida, sólo
A su goce ruin y medro atentos
Y no al concierto universal.

Danzas, comidas, músicas, harenes,
Jamás la aprobación de un hombre honrado.
Y si acaso sin sangre hacerse puede,
Hágase... clávalos, clávalos
En el horcón más alto del camino
Por la mitad de la villana frente.
A la grandiosa humanidad traidores,
Como implacable obrero
Que un féretro de bronce clavetea,
Los que contigo
Se parten la nación a dentelladas.

Mimí dijo...

Cuando nací, sin sol, mi madre dijo:
Flor de mi seno, Homagno generoso
De mí y del mundo copia suma,
Pez que en ave y corcel y hombre se torna,
Mira estas dos, que con dolor te brindo,
Insignias de la vida: ve y escoge.
Éste, es un yugo: quien lo acepta, goza:
Hace de manso buey, y como presta
Servicio a los señores, duerme en paja
Caliente, y tiene rica y ancha avena.

Ésta, oh misterio que de mí naciste
Cual la cumbre nació de la montaña
Ésta, que alumbra y mata, es una estrella:
Como que riega luz, los pecadores
Huyen de quien la lleva, y en la vida,
Cual un monstruo de crímenes cargado,
Todo el que lleva luz se queda solo.

Pero el hombre que al buey sin pena imita,
Buey vuelve a ser, y en apagado bruto
La escala universal de nuevo empieza.

El que la estrella sin temor se ciñe,
¡Como que crea, crece!
Cuando al mundo
De su copa el licor vació ya el vivo:
Cuando, para manjar de la sangrienta
Fiesta humana, sacó contento y grave
Su propio corazón: cuando a los vientos
De Norte y Sur virtió su voz sagrada,
La estrella como un manto, en luz lo envuelve,
Se enciende, como a fiesta, el aire claro,
Y el vivo que a vivir no tuvo miedo,
¡Se oye que un paso más sube en la sombra!
Dame el yugo, oh mi madre, de manera
Que puesto en él de pie, luzca en mi frente
Mejor la estrella que ilumina y mata.

cubanerías dijo...

Gracias, Sergio Daniel. Me alegra tu interés en conocer sobre nuestro Apóstol
como lo llamaron sus contemporáneos. Y es verdad, su apostolado nos ilumina.

Te regalo esta exquisitez de su pluma consagrada:


José Martí
Versos Sencillos
Dedicatoria



A Manuel Mercado, de México
A Enrique Estrázulas, del Uruguay

“Mis amigos saben cómo se me salieron estos versos del corazón. Fue aquel invierno de angustia, en que por ignorancia, o por fe fanática, o por miedo, o por cortesía, se reunieron en Washington, bajo el águila temible, los pueblos hispanoamericanos. ¿Cuál de nosotros ha olvidado aquel escudo, el escudo en que el águila de Monterrey y de Chapultepec, el águila de López y de Walker, apretaba en sus garras los pabellones todos de América? Y la agonía en que viví, hasta que pude confirmar la cautela y el brío de nuestros pueblos; y el horror y vergüenza en que me tuvo el temor legítimo de que pudiéramos los cubanos, con manos parricidas, ayudar el plan insensato de apartar a Cuba, para bien único de un nuevo amo disimulado, de la patria que la reclama y en ella se completa, de la patria hispanoamericana, que quitaron las fuerzas mermadas por dolores injustos. Me echó el médico al monte: corrían arroyos, y se cerraban las nubes: escribí versos. A veces ruge el mar, y revienta la ola, en la noche negra, contra las rocas del castillo ensangrentado: a veces susurra la abeja, merodeando entre las flores.

“¿Por qué se publica esta sencillez, escrita como jugando, y no mis encrespados Versos Libres, mis endecasílabos hirsutos, nacidos de grandes miedos, o de grandes esperanzas, o de indómito amor de libertad, o de amor doloroso a la hermosura, como riachuelo de oro natural, que va entre arena y aguas turbias y raíces, o como hierro caldeado, que silba y chispea, o como surtidores candentes? ¿Y mis Versos Cubanos, tan llenos de enojo, que están mejor donde no se les ve? ¿Y tanto pecado mío escondido, y tanta prueba ingenua y rebelde de literatura? ¿Ni a qué exhibir ahora, con ocasión de estas flores silvestres, un curso de mi poética, y decir por qué repito un consonante de propósito, o los gradúo y agrupo de modo que vayan por la vista y el oído al sentimiento, o salto por ellos, cuando no pide rimas ni soporta repujos la idea tumultuosa? Se imprimen estos versos porque el afecto con que los acogieron, en una noche de poesía y amistad, algunas almas buenas, los ha hecho ya públicos. Y porque amo la sencillez, y creo en la necesidad de poner el sentimiento en formas llanas y sinceras.”

Nueva York: 1891.
José Martí

-------------------------
Observa como la poesía está presente en cualquier escrito suyo (en negrita). De él brotaba como un surtidor. Qué genio!!!

Continúa...

cubanerías dijo...

José Martí
Versos Sencillos
Índice

Dedicación en prosa

Poesía Primer Verso
I Yo soy un hombre sincero
II Yo sé de Egipto y Nigricia,
III Odio la máscara y vicio
IV Yo visitaré anhelante
V Si ves un monte de espumas,
VI Si quieren que de este mundo
VII Para Aragón, en España,
VIII Yo tengo un amigo muerto
IX Quiero, a la sombra de un ala,
X El alma trémula y sola
XI Yo tengo un paje muy fiel
XII En el bote iba remando
XIII Por donde abunda la malva
XIV Yo no puedo olvidar nunca
XV Vino el médico amarillo
XVI En el alféizar calado
XVII Es rubia: el cabello suelto
XVIII El alfiler de Eva loca
XIX Por tus ojos encendidos
XX Mi amor del aire se azora;
XXI Ayer la vi en el salón
XXII Estoy en el baile extraño
XXIII Yo quiero salir del mundo
XXIV Sé de un pintor atrevido
XXV Yo pienso, cuando me alegro
XXVI Yo que vivo, aunque me he muerto,
XXVII El enemigo brutal
XXVIII Por la tumba del cortijo
XXIX La imagen del rey, por ley,
XXX El rayo surca, sangriento,
XXXI Para modelo de un dios
XXXII En el negro callejón
XXXIII De mi desdicha espantosa
XXXIV ¡Penas! ¿Quién osa decir
XXXV ¿Qué importa que tu puñal
XXXVI Ya sé: de carne se puede
XXXVII Aquí está el pecho, mujer,
XXXVIII ¿Del tirano? Del tirano
XXXIX Cultivo una rosa blanca,
XL Pinta mi amigo el pintor
XLI Cuando me vino el honor
XLII En el extraño bazar
XLIII Mucho, señora, daría
XLIV Tiene el leopardo un abrigo
XLV Sueño con claustros de mármol
XLVI Vierte, corazón, tu pena
-------------------------------------
El único verso que rompre la métrica de este poemario, es el número XLV, que es una hermosura.

Sueño con claustros de mármol.
José Martí
Versos Sencillos
Poesía XLV
-----------------

Sueño con claustros de mármol
Donde en silencio divino
Los héroes, de pie, reposan:
¡De noche, a la luz del alma,
Hablo con ellos: de noche!
Están en fila: paseo
Entre las filas: las manos
De piedra les beso: abren
Los ojos de piedra: mueven
Los labios de piedra: tiemblan
Las barbas de piedra: empuñan
La espada de piedra: lloran:
¡Vibra la espada en la vaina!
Mudo, les beso la mano.

¡Hablo con ellos, de noche!
Están en fila: paseo
Entre las filas: lloroso
Me abrazo a un mármol: “¡Oh mármol,
Dicen que beben tus hijos
Su propia sangre en las copas
Venenosas de sus dueños!
¡Que hablan la lengua podrida
De sus rufianes! ¡Que comen
Juntos el pan del oprobio,
En la mesa ensangrentada!
!Que pierden en lengua inútil
El último fuego! ¡Dicen,
Oh mármol, mármol dormido,
Que ya se ha muerto tu raza!”

Echame en tierra de un bote
El héroe que abrazo: me ase
Del cuello: barre la tierra
Con mi cabeza: levanta
El brazo, ¡el brazo le luca
Lo mismo que un sol!: resuena
La piedra: buscan el cinto
Las manos blancas: ¡del soclo
Saltan los hombres de mármol!

Sergio Daniel Gimenez dijo...

Hola

Otro mojón en la ruta

Lien: vivan tus salticos.

Mimí:los versos del último comentario de ayer tuyo son muy intensos. Gracias.

Cubanerías: gracias en general. En particular Sueño con claustros de mármol está muy interesante. Algunos de los Versos Sencillos los conocía, así que me alegra no ser tan ignorante, bueno, un poco menos. Besos.

Saludos a todos y a todas, más presentes o menos presentes.

Mimí dijo...

Sergio: todos somos ignorantes. Sólo hay que ganarle a nuestra ignorancia, cada día un poco.
Me alegra que te hayan gustado los versos.

Abrazos a todos!!!

Sergio Daniel Gimenez dijo...

Buen día amig@s

Este poema ya lo conocía y supongo que todos lo conocen, igual siempre es bueno refrescar lo bello, ¿no?


Mi caballero

Por las mañanas
Mi pequeñuelo
Me despertaba
Con un gran beso.
Puesto a horcajadas
Sobre mi pecho,
Bridas forjaba
Con mis cabellos.
Ebrio él de gozo,
De gozo yo ebrio,
Me espoleaba
Mi caballero:
¡Qué suave espuela
Sus dos pies frescos!
¡Cómo reía
Mi jinetuelo!
Y yo besaba
Sus pies pequeños,
¡Dos pies que caben
En solo un beso!

José Martí

Abraz@s

Mimí dijo...

Buenos días Sergio!!!
Te daremos medalla de honor al seguidor más fiel de Puente Cubano, ja ja ja...

Y lo que pusiste, es de una belleza inconmensurable . Me recuerda al despertar de los domingos, cuando mis hijos venían a la "cama grande" a jugar con su padre. Esos pies pequeños que cabían en un solo beso!, y esos juegos de jinete lleno de ternura. ¡Qué hermoso recuerdo Sergio! de la mano de Martí.

cubanerías dijo...

Buenos días martianos.

Es bello el poema que trajo Sergio y todos los del poemario "Ismaelillo", que Martí dedicara a su hijo.
La historia de las relaciones de Martí con su hijo es muy triste, pues él no pudo disfrutarlo como hubiera querido ya que la madre, Carmen Zayas Bazán, camagueyana de abolengo,no entendió nunca la lucha patriótica de Martí y se alejó de éste, separándolo de su hijo. Sobre el tema se ha escrito mucho y está muy documentado.

Otro poema del Ismaelillo muy bello también, es el siguiente:
Poesías del Ismaelillo-1882

AMOR ERRANTE

Hijo, en tu busca
Cruzo los mares:
Las olas buenas
A ti me traen:
Los aires frescos
Limpian mis carnes
De los gusanos
De las ciudades;
Pero voy triste
Porque en los mares
Por nadie puedo
Verter mi sangre.
¿Qué a mí las ondas
Mansas e iguales?
¿Qué a mí las nubes,
Joyas volantes?
¿Qué a mí los blandos
Juegos del aire?
¿Qué la iracunda
Voz de huracanes?
A éstos—¡la frente
Hecha a domarles!
¡A los lascivos
Besos fugaces
De las menudas
Brisas amables,—
Mis dos mejillas
Secas y exangües,
De un beso inmenso
Siempre voraces!
Y ¿a quién, el blanco
Pálido ángel
Que aquí en mi pecho
Las alas abre
Y a los cansados
Que de él se amparen
Y en él se nutran
Busca anhelante?
¿A quién envuelve
Con sus suaves
Alas nubosas
Mi amor errante?
¡Libres de esclavos
Cielos y mares,
Por nadie puedo
Verter mi sangre!
Y llora el blanco
Pálido ángel:
¡Celos del cielo
Llorar le hacen,
Que a todos cubre
Con sus celajes!
Las alas níveas
Cierra, y ampárase
De ellas el rostro
Inconsolable:—
Y en el confuso
Mundo fragante
Que en la profunda
Sombra se abre,
Donde en solemne
Silencio nacen
Flores eternas
Y colosales,
Y sobre el dorso
De aves gigantes
Despiertan besos
Inacabables,—
¡Risueño y vivo
Surge otro ángel!

Mimí dijo...

Cubanerías: algo conozco de esa triste historia, de la falta de comprensión de Carmen hacia José Martí. Y nos preguntábamos en una ocasión si una, como mujer, hubiese podido estar a la altura de las circunstancias y acompañar a un hombre como él.
Quién puede saberlo...

cubanerías dijo...

Tienes razón Mimí, a una le parece un pecado de la esposa de Martí, pero no cualquier mujer asimilaba aquella grandeza de pensamiento y de acción.
Pero sí, ella lo recriminaba por no dedicarse a más a la literatura con su talento para la misma. Qué va, Martí era otra cosa: él sabía donde estaba su deber y su compromiso. Por eso él fue un hombre de su tiempo y de todos los tiempos, como él mismo dijo.

En fin, era un predestinado.

Sergio Daniel Gimenez dijo...

Hola amig@s

El fiel fugaz con medalla de honor se honra de incluir otro comentario, con el fin de seguir aprendiendo, si sigo así voy a conocer más la historia cubana que la argentina, jaja, igual enhorabuena.

Cito a continuación de Silvio:

Sea señora

Sea señora la que fue doncella.
Hágase libre lo que fue deber.
Profundícese el surco de la huella;
reverdézcanse sol, luna y estrellas
en esta tierra que me vio nacer.

A desencanto, opóngase deseo.
Superen la erre de revolución.
Restauren lo decrépito que veo,
pero déjenme el brazo de Maceo
y, para conducirlo, su razón.

Seguimos aspirantes de lo mismo
que todo niño quiere atesorar:
una mano apretada en el abismo,
la vida como único extremismo
y una pequeña luz para soñar.

Las fronteras son ansias sin coraje.
Quiero que conste de una vez aquí.
Cuando las alas se vuelven herrajes,
es hora de volver a hacer el viaje
a la semilla de José Martí.

Es bastante entendible el mensaje de la canción. Silvio dice volver a la semilla de un hombre íntegro. Y también habla del brazo de Maceo. Hasta donde sé Martí y Maceo eran contemporáneos, luchaban por lo mismo, tuvieron una diferencia creo y luego se reconciliaron para lograr el objetivo final. Es más o menos así (yo para no recurrir a fuentes que no sé cuán fidedignas son) digo.

Bello días para tod@s

Mimí dijo...

Sergio, siguiend con la historia de Cuba y para ubicarnos en la vida del matrimonio que tuviera José Martí con Carmen Zayas Bazán, he averiguado que se casaron el 20 de diciembre de 1877. La primera separación se produjo a poco de cumplir un año de la boda, con su hijo ya nacido, y se volvieron a unir en 1880.

"El matrimonio de Martí y Carmen no fue estable, por todas las contradicciones e incomprensiones, sobre todo por no entender ella que Martí priorizase lo relacionado con los anhelos independentistas de Cuba y sus deberes políticos. Martí a los 31 años ha vivido ya las experiencias y penalidades de un hogar errante, de una familia dividida, de su amor frustrado por Carmen Zayas Bazán, hasta el rompimiento definitivo, que tuvo lugar al regresar Carmen a La Habana el 27 de agosto de 1891, viaje para el cual obtuvo pasaporte del consulado español en Nueva York, con la ayuda de Enrique Trujillo.

Como reliquia de aquel matrimonio tan dolorosamente fracasado, quedó el álbum de bodas que celosamente guardara Carmen, la acompañara en sus viajes y que diera a firmar a Enrique José Varona en Nueva York en 1898 y a Máximo Gómez el 21 de marzo de 1899 en La Habana.

Cuando se supo de la caída de Martí en Dos Ríos, el 19 de mayo de 1895, su esposa intentó reclamar el cadáver, según lo testifica una carta publicada en el periódico habanero La Lucha, el 23 de mayo de 1895.

Carmen murió en una casona de la calle 8, entre 21 y 19, en El Vedado, el día 15 de enero de 1928. En ella se encuentra una lápida en recuerdo a la que fue compañera del Apóstol José Martí, puesta por iniciativa de la institución nacional de patriotas, siendo presidente Néstor Nodarse de Armas, el día 25 de marzo de 1928, apenas unas semanas después de la muerte."

(tomado de EcuRed).

Mimí dijo...

Algo más que encontré en una pagina completísima sobre MartÍ: sirvió como diplomático en Uruguay, Argentina y Paraguay. No lo sabía.

Portal José Martí.

Mimí dijo...

Carmen

(José Martí - Amaury Pérez)
El infeliz que la manera ignore
de alzarse bien y caminar con brío,
de una virgen celeste se enamore
y arda en su pecho el esplendor del mío.

De eso trabajo, entre sus brazos sueño,
su hogar alzado por mi mano envidio
su fuerza a dios y vivo en el desdeño
el torpe amor de Timno y Ovidio.

Es tan bella mi Carmen, es tan bella
que si el cielo la atmósfera vacía
dejase, de su luz dice una estrella
que en el alma de Carmen la hallaría.

Y se acerca lo humano a lo divino
con semejanza tal cuando me besa
que en brazos de un espacio me reclino
que en los confines de otro mundo cesa.

Y en este amor las lánguidas blancuras
de un lirio de San Juan y una insensata
potencia de creación que en las alturas
mi fuerza mide y mi poder delata.

Robusto amor en sus entrañas lleva
el germen de la fuerza y el del fuego
y griego en la verdad odia y reprueba
la bestia indigna del griego.

Señora, el alma de la ley terrena,
despierta, rima en noche solitaria,
estos versos de amor -versos de pena-
rima otra vez señora pasionaria.

De amor al fin, aunque la noche llegue
a cerrar en sus pétalos la vida,
no hay miedo de que en la sombra plegue
su tallo audaz la pasionaria herida.

Es tan bella mi Carmen, es tan bella...

PModa dijo...

Amigos, estuve muy ausente, pero ya me restablezco en puente, prometido.

Tengo q leer bien todito, q a Martí lo amo mucho. Ví muchos aportes así q tengo para leer, muy contenta.
Patricia

Lien dijo...

Sobre un tema que me fascina, del tesoro bruto y sin pulir que lleva cada hombre dentro de sí…

“Todo es hermoso y constante,
Todo es música y razón,
Y todo, como el diamante,
Antes que luz es carbón.”

……………………………………………………………………………………………………………….

“Cada ser humano lleva en si un hombre ideal, lo mismo que cada trozo de mármol contiene en bruto una estatua tan bella como la que el griego Praxiteles hizo del dios Apolo.”

Lien dijo...

Al fin!!!... no entraba, ya estab asustada... estoy cumpliendo un añito de SC y de ustedes estoy contenta!!!! aunque con una bursitis del demonio!!!!...

Dejen a MArtí un tiempito porfa!!!

Besotes a todos!!!!

Sergio Daniel Gimenez dijo...

Hola puenter@s

Lien: comparto tus comentarios de ayer y felicidades por tu añito de SC.
Sigo leyendo...

Besos a todititos

Mimí dijo...

Dejaremos a Martí, claro. Es un ser del que se puede extraer mucho jugo.
Ah!, buenos días a todos.
Feliz cumple segundacitero Lien!

Lien dijo...

Su diálogo con los niños es maravilloso, no puedo entrar para poner todo lo que quisiera bien desglosado, pero les acerco la introducción al primer número de la Edad de Oro, revista para niños, y las últimas páginas de sus 4 números… luego no debieran perderse los cuentos y las lecturas… pero este diálogo directo con los chicos es divino!!!!!

Porfa, vayan y léanlo, en estos días ando repasándolo con los chicos, sobre todo con el menor….

http://www.damisela.com/literatura/pais/cuba/autores/marti/oro/ninos.htm

http://www.damisela.com/literatura/pais/cuba/autores/marti/oro/ultima1.htm

http://www.damisela.com/literatura/pais/cuba/autores/marti/oro/ultima2.htm

http://www.damisela.com/literatura/pais/cuba/autores/marti/oro/ultima3.htm

http://www.damisela.com/literatura/pais/cuba/autores/marti/oro/ultima4.htm

Lien dijo...

Sergio y Mimí: y ya me echan a soñar y a añorar… esos domingos en la cama “grande” matándonos a cosquillas y juegos de mano… y en el respaldar viéndonos reír, crecer, cambiar los 27 tomos de las Obras Completas de Martí!!!!!!!!!!!!!!!

Lien dijo...

América como patria única, grandota, también fue sueño constante de Martí, la manera de liberarse y gobernarse a sí misma, el orgullo de ser americano… su artículo Nuestra América es otro imperdible, les dejo avance y pido vayan a buscarlo completito!!!...

“Conocer el país, y gobernarlo conforme al conocimiento es el único modo de librarlo de tiranías. La universidad europea ha de ceder a la universidad americana. La historia de América, de los incas acá, ha de enseñarse al dedillo, aunque no se enseñe la de los arcontes de Grecia. Nuestra Grecia es preferible a la Grecia que no es nuestra. Nos es más necesaria. Los políticos nacionales han de reemplazar a los políticos exóticos. Injértese en nuestras repúblicas el mundo; pero el tronco ha de ser el de nuestras repúblicas. Y calle el pedante vencido; que no hay patria en que pueda tener el hombre más orgullo que en nuestras dolorosas repúblicas americanas.”

http://www.analitica.com/bitblio/jmarti/nuestra_america.asp

…y los dejo hoy, quiero ir de a poco para que realmente lean y opinen sobre lo propuesto… Besitos!!!!!!

Mimí dijo...

Lien, he descubierto esta faceta de Martí en su diálogo con los niños. Te prometo ir a los enlaces, Gracias!!!

Mimí dijo...

Antes de ir a dormir, estuve leyendo algo. Y mientras lo hacía, pensaba que este coloso del pensamiento, de las letras, la política, el arte, la pedagogía y la filosofía, vivió sólo 42 años!

Ahora sí, me despido hasta mañana...

Mimí dijo...

Lien: del primer texto que pusiste ayer, esto es fantástico...

"Las niñas deben saber lo mismo que los niños, para poder hablar con ellos como amigos cuando vayan creciendo; como que es una pena que el hombre tenga que salir de su casa a buscar con quien hablar, porque las mujeres de la casa no sepan contarle más que de diversiones y de modas. Pero hay cosas muy delicadas y tiernas que las niñas entienden mejor, y para ellas las escribiremos de modo que les gusten; porque La Edad de Oro tiene su mago en la casa, que le cuenta que en las almas de las niñas sucede algo parecido a lo que ven los colibríes cuando andan curioseando por entre las flores."

Ubicándonos en la época, estaba dándole un lugar a las niñas que, tal vez, no tenían aún, invitándolas desde su rol de mujercitas a participar, enviando ellas también, cartas con inquietudes y preguntas a la revista "La edad de oro", y terminaba diciendo: "
Lo que queremos es que los niños sean felices, como los hermanitos de nuestro grabado; y que si alguna vez nos encuentra un niño de América por el mundo nos apriete mucho la mano, como a un amigo viejo, y diga donde todo el mundo lo oiga: "¡Este hombre de La Edad de Oro fue mi amigo!"

Mimí dijo...

...y de la lectura de los escritos de José Martí:

"se sale de allí como con chispas y joyas en la cabeza, pero luego se ve más despacio, y cada hermosura va apareciendo entera y clara entre las otras."

Son palabras que él utilizó para referirse a otras cosas, pero se transforman en un hecho cuando nos acercamos a sus pensamientos...

Sergio Daniel Gimenez dijo...

Hola a tod@s

Mimí: escribiste anoche que vivió 42 años. Pensaba en lo que hablábamos en la otra entrada de Alfonsina. La muerte a mitad de camino de muchos iluminados. De diversas formas, pero muerte al fin.

Que tengan un buen día amig@s

PModa dijo...

Ay, no puedo creerlo, regresé!!!!!

Me leí casi todito, menos los enlaces completos, pero ya llegaré a leerlos, prometido.

Me encantaron los versos q pusieron, me llegó hondo el Amor Errante q puso Cubanerías, de solo pensar q era su hijo.

¡q gran hombre! ¿no? y solo vivió 42 años, y vivió tanto, tanto, y con tanta profunidad y madurez. Pensaba cómo crece el hombre cuando levanta su cabeza por un ideal alto!

Me quedan esos enlaces, no sabía q había hecho escritos para los niños. Y quiero esas cartas.
Y pensaré en traer alguito seguramente.

Extrañaba mucho, pero mucho, esta casita.
Patricia

PModa dijo...

Lien, sabés q la carta a Amelia me fascinó desde q me la mandaste una vez por mail.
Habla del amor, de una manera, un hermano mayor, un amigo mayor.
Patricia

PModa dijo...

Mimí, nunca había leído Con todos y para el bien de todos, así completo, solo fragmentos.
Gracias,
Patricia

Mimí dijo...

Bienvenida a casa Patricia!!!
Sé que leíste a Martí mucho más que yo, así que espero tus aportes.

Doris está al tanto del blog por mail.

Pongo algo más:

Hay cartas de José Martí dentro del epistolario dedicado a su madre, la primera a sus 9 años desde Hanábana, y la última escrita el 25 de marzo de 1895.

Las letras escritas a Doña Leonor, desde Montecristi, son, sin pretenderlo, una despedida. Ha organizado Martí la Guerra pronto partirá con Máximo Gómez a los campos de Cuba:
“Hoy, 25 de marzo, en vísperas de un largo viaje, estoy pensando en Ud. Yo sin cesar pienso en Ud. Ud. se duele, en la cólera de su amor, del sacrificio de mi vida; y ¿por qué nací de Ud. con una vida que ama el sacrificio? Palabras, no puedo. El deber de un hombre está allí donde es más útil. Pero conmigo va siempre, en mi creciente y necesaria agonía, el recuerdo de mi madre.”

Ha sufrido el dolor de su progenitora, quien siente perderlo en un riesgoso proyecto independentista al que le ha dedicado la vida, pero no teme, ha nacido con una misión, se debe a ella, y no se detendrá hasta verla culminada.
Le promete que si todo sale bien, la cuidará “con mimo y con orgullo”, y que jamás saldrá de su corazón obra sin piedad y sin limpieza.
El optimismo de Martí, la confianza en que la lucha fructificará, es muy grande: “Tengo razón para ir más contento y seguro de lo que Ud. pudiera imaginarse. No son inútiles la verdad y la ternura. No padezca”.
Las balas que atravesaron el cuerpo del Héroe en Dos Ríos condenaron a que fuera este su última carta a la madre. Ella la sintió muy honda, y como la primera desde Hanábana, se murió venerándolas.

Lien dijo...

Pato, al fin!!!!

Mimí: qué certera, iba a "introducir" lo dela Edad de Oro notando su mensaje a las niñas y lo que acotas... me alegró no haberlo hecho y leerlo de ti...

Trajiste Yugo y estrella, poema que adoro, hoy solo les traigo este poema porque repito, quiero que lean todo lo acercado y opinen...

Al Buen Pedro

Dicen, buen Pedro, que de mí murmuras
Porque tras mis orejas el cabello
En crespas ondas su caudal levanta:
¡Diles, bribón, que mientras tú en festines,
En rubios caldos y en fragantes pomas,
Entre mancebas del astuto Norte,
De tus esclavos el sudor sangriento,
Torcido en oro lánguido bebes, -Pensativo,
febril, pálido, grave,
Mi pan rebano en solitaria mesa
Pidiendo ¡oh triste! al aire sordo modo
De libertar de su infortunio al siervo
Y de tu infamia a ti! Y en esos lances,
Suéleme, Pedro, en la apretada bolsa
Faltar la monedilla que reclama
Con sus húmedas manos el barbero.


cubanerías dijo...

Saludos a todas mis amigas. Un gusto ver a Patricia nuevamente.
Hablando de las cartas de Martí a su madre, hay también dos dedicatorias en retratos que a mí me encantan, la primera se considera de los primeros versos que escribiera Martí.

NO puedo poner las fotografías, no obstante vean el genio de Martí a los tempranos diesciseis años.
--------------------------------
En un retrato que le dedicó desde el presidio el 28 de agosto de 1870, le pide:

Mírame, madre, y por tu amor no llores:
Si esclavo de mi edad y mis doctrinas,
Tu mártir corazón llené de espinas,
Piensa que nacen entre espinas flores.


Y otra en días dificiles de su vida, Martí escribe en otro retrato que envía a su madre:

Como a fuente de vida exhausto río,
va a mi madre mi espíritu sombrío...
José Martí


Creo que esta dedicatoria fue hecha en 1882. Lo buscaré en mis libros, en Internet no la encuentro.

Continuará...

Mimí dijo...

...me alegra que continúe, Cubanerías. Gusto verte!

Martí hijo..., me emociona la preocupación por las lágrimas de su madre, pero siempre desde la firmeza, siendo claro: no claudicaría.

Un abrazo a todos, y hasta mañana.

Lien dijo...

“Sobre los oficios de la alabanza.”

La generosidad congrega a los hombres, y la aspereza los aparta. El elogio oportuno fomenta el mérito; y la falta del elogio oportuno lo desanima. Sólo el corazón heroico puede prescindir de la aprobación humana; y la falta de aprobación mina el mismo corazón heroico. El velero de mejor maderamen cubre más millas cuando lleva el viento con las velas que cuando lo lleva contra las velas. Fue suave el yugo de Jesús, que juntó a los hombres. La adulación es vil, y es necesaria la alabanza.

La alabanza justa regocija al hombre bueno, y molesta al envidioso. La alabanza injusta daña a quien la recibe: daña más a quien la hace. La alabanza excesiva repugna con razón al ánimo viril. Los que desean toda la alabanza para sí, se enojan de ver repartida la alabanza entre los demás. El vicio tiene tantos cómplices en el mundo, que es necesario que tenga algunos cómplices la virtud. Se puede ser, y se debe ser cómplice de la virtud. Al corazón se le han de poner ala,. no anclas. Una manera de arrogancia es la falsa modestia, a la que pasa como a los sátiros cansados, que siempre están hablando de las ninfas. Desconfíese de quien tiene la modestia en los labios, porque ése tiene la soberbia en el corazón.

La alabanza al poderoso puede ser mesurada, aun cuando el mérito del poderoso justifique el elogio extremo, porque la justicia no venga a parecer solicitud. A quien todo el mundo alaba, se puede dejar de alabar: que de turiferarios está lleno el mundo, y no hay como tener autoridad o riqueza para que la tierra en torno se cubra de rodillas. Pero es cobarde quien ve el mérito humilde, y no lo alaba. Y se ha de ser abundante, por la ley de equilibrio, en aquello en que los demás son escasos. A puerta sorda hay que dar martillazo mayor, y en el mundo hay aún puertas sordas. Cesen los soberbios, y cesará la necesidad de levantar a los humildes.

Tiene el poder del mundo, aun cuando no es más que sombra del poder pasado o del que viene, el estímulo constante del reconocimiento de cuantos temen la soledad, o gustan de la alta compañía, o se sienten el ánimo segundón, o van buscando arrimo. El que en el silencio del mundo ve encendidas a solas la luz de su corazón, o la apaga colérico, y se queda el mundo a oscuras, o abre sus puertas a quien le conoce la claridad, y sigue con él camino.

El corazón se agria cuando no se le reconoce a tiempo la virtud. El corazón virtuoso se enciende con el reconocimiento, y se apaga sin él. O muda o muere. Y a los corazones virtuosos, ni hay que hacerlos mudar, ni que dejarlos morir. El mundo es torre, y hay que irle poniendo piedras: otros, los hombres negativos, prefieren echarlas abajo. Es loable la censura de la alabanza interesada. Cuando consuela a los tristes, cuando proclama el mérito desconocido, cuando levanta el ejemplo ante los flojos y los descorazonados, cuando sujeta a los hombres en la vida de la virtud, lo loable es la alabanza.

Mimí dijo...

El texto que pusiste Lien, es como tantos de Martí. Podré repetir y repetirme en elogios hasta hartar.

"Es necesario que tenga algunos cómplices la virtud".

"El corazón se agria cuando no se le reconoce a tiempo la virtud".

"... cuando sujeta a los hombres en la vida de la virtud, lo loable es la alabanza."

Reconocer a nuestros semejantes, animarlos, sin llevarlos a la soberbia...

Otra cosa: tuve que buscar en el diccionario la palabra turiferario: La voz turiferario deriva del latín turiferarĭus, y define al monaguillo encargado de llevar el incensario o turíbulo: un pequeño brasero con cadenillas y tapa, tradicional en las ceremonias religiosas católicas, y que sirve para aromatizar quemando incienso...

Mimí dijo...

Cartas literarias-
a Manuel Mercado

Septiembre 14, 1888

Mi hermano querido:

Recibo en este instante su carta del 8. ¿Cómo iba yo a atreverme a mandarle a "Ramona" sin esta autorización final de Ud., después de que la hubiese leído? El querer bien consiste en ahorrarle inquietudes a aquel a quien se quiere: y no había yo de echar ésta encima de Ud. mientras creyera que pudiera serle motivo de algún enojo. Yo no tengo que decirle con palabras cómo le pago su determinación de serme útil. De viejo está Ud. sentado en mi alma de donde nadie lo ha de levantar. Venda o no venda a "Ramona", me importa un comino. Lo que me importa es que Ud. me quiera bien, y se sienta bien querido. A Lola, dígale que no puedo pensar en ella sin pensar en su casa reposada; a discreta media luz, con el mantel resplandeciente, y el vaso de flores en la mesa. Es increíble lo que ayuda en las penas de la vida la memoria de un asilo amigo. Soy tenaz en hablar de esto, porque el beneficio es tenaz. Padezco, y suelo calmarme recordándolo. Andan manos en la sombra. -Y ¿qué piensa su hijo Manuel del indio Alejandro? Para que él lo lea voy a traducir del inglés, del inglés de Inglaterra, un hermosísimo libro: John Halifax, caballero. Enseña amablemente el arte de ser hombre. Aunque no sé yo qué tenga que ir a buscar en libros quien tiene el mejor ejemplo en casa.

Le prometí hablarle a la larga de los dos libros, y ahora me arrepiento, no porque no me dieran ocasión para decir mucho, y muy de mi gusto, sino porque su carta viene muy ministerial, como de quien no tiene mucho tiempo para escribir y leer.

Lien dijo...

“Un hombre no es una estatua tallada en un peso duro, con unos ojos que desean, una boca que se relame, y un diamante en la pechera de plata. Un hombre es un deber vivo; un depositario de fuerzas que no debe dejar en embrutecimiento, un ala.”

“Emplearse en lo estéril cuando se puede hacer lo útil; ocuparse en lo fácil cuando se tienen bríos para intentar lo difícil, es despojar de su dignidad al talento. Todo el que deja de hacer lo que es capaz de hacer, peca.”

Lien dijo...

“Desconfíese de quien tiene la modestia en los labios, porque ese tiene la soberbia en el corazón”

“No es la inteligencia, recibida y casual, lo que da al hombre honor; sino el modo con que la usa y la salva”

“(...) todo premio humano me parece mezquino, y si muchos me halagan, ninguno me seduce, ni hay ninguno mayor que merecer la estimación de mí mismo.”

“La sencillez es la grandeza.”

“La grandeza está en la verdad y la verdad en la virtud.”

“La fama es un mito inútil”

Lien dijo...

Amigos: entro casi a ciegas, sin tiempo de comentar, y para colmo sin correos… solo dejándoles a Martí y repitiéndoles y repidiéndoles que quiero que lo lean mucho, que se enamoren de él …

Los quiero…

Alguien si puede, por favor, por correo y en SC felicite a Silvine en mi nombre y explíquele lo que me pasa!!!

PModa dijo...

otra vez me ausenté, desastre soy.

Ay, y solo para decir q mañana al mediodía me ausentaré hasta el domingo en la tarde...

Mañana se casa una de mis sobrinas, así q voy al mediodía y luego a la tarde, de allí me pico a un retiro en Bella Vista.

Espero domingo a la tarde poder estar aquí, no saben la bronca conmigo misma q tengo, de no aprovechar como debo a Martí. Pero llegará, llegará.
Patricia

Mimí dijo...

Llegará Patricia. Nadie nos corre.

Liency, un abrazo.

Mimí dijo...

La Guantanamera (por María Argelia Vizcaíno)

José Pardo Llada, en su Diccionario de Nostalgias Cubanas escribió: “La guantanamera no tiene autor conocido. Nació de la inspiración de algún trovador popular posiblemente de la provincia de Oriente, al cantar en homenaje a una guajira de Guantánamo...”. “En 1961 un guitarrista, Leo Browder, cantó la Guantanamera con Versos Sencillos de José Martí y así se popularizó mundialmente.” En realidad se refiere al magnífico guitarrista cubano Leo Brouwer, nacido en La Habana el 1ro. de marzo de 1939, nieto de Ernestina Lecuona la hermana mayor del maestro Ernesto Lecuona, la que le enseñó sus primeras lecciones.´
El Dr.Cristóbal Díaz Ayala en su formidable y bastante exacto libro Del Areyto a la Nueva Trova argumenta: “En 1966 Peter Seegers toma una vieja tonada guajira cubana, La guantanamera, le pone Versos Sencillos de Martí traducidos al inglés, y en poco tiempo esta melodía se oye en el mundo entero; con los medios de difusión modernos hizo en días lo que en su época le llevó años a la Habanera Tú, a Siboney o al Manisero.” No dice que Joseíto es el autor, tampoco Espígul, y menos Orbón del que menciona que vivía en Estados Unidos y se dedicó a la enseñanza.

Sin embargo, el laureado escritor Guillermo Cabrera Infante afirma que era 1963 cuando Seegers grabó la canción con el grupo Sandpippers, ofreciendo como autores Seegers-Angulo, por esto Julián Orbón entabló un pleito “por el robo de la propiedad intelectual, que sólo ganó a medias.” Esto apareció en el Diario La opinión a raíz de la publicación del libro Cuba y sus sones de Natalio Galán, el cual Cabrera Infante escribió el prólogo.

También las herederas de Joseíto Fernández estaban reclamando los derechos de autor, por La guantabamera — alegando que nunca se lo pagaron a su padre— argumentando que el 30 de septiembre de 1985 (Joseíto murió en 1979) la S.G.A.E. (Sociedad General de Autores de España) reconoció el traspaso de los derechos de la Guantanamera a los herederos de Joseíto.

Se hace necesario argumentar antes de continuar que Héctor Angulo, según nos dice Helio Orovio en su Diccionario de la Música Cubana, es un compositor, nacido en Santa Clara, Cuba, el 3 de septiembre de 1932, “...en 1959 obtuvo una beca para estudiar en la Manhattan School of Music de New York. En 1964 regresó a Cuba”; lo más probable es que se encontró con Seeger y le mostró las partituras que su maestro Julián Orbón había confeccionado de La guantanamera con los versos de Martí, y juntos decidieron grabarla, adjudicándose la autoría.

(sigue)

Mimí dijo...

(...)

"Es importante aclarar que Alejo Carpentier escribió en 1946 La Música de Cuba, y dijo de Julián Orbón “...heredero cubano de la tradición española, no ha tratado aún —fuera del pregón— de escribir una partitura de neto acento criollo”, por lo que entiendo que la tonada de La guantanamera, ya famosa en la década de 1930 en la voz de Joseíto por el programa radial escrito por el productor José Rodríguez Díaz y llamado El Suceso del Día, no se la reconoce como de la autoría de Orbón en ese tiempo. También hace mención del supuesto origen español de La Guantanamera en el fragmento: “Hace poco, una emisora radial habanera obtuvo un gran éxito de popularidad con una canción de buen corte campesino titulada La guantanamera, que había sido traída a la capital por auténticos cantadores. Sobre su melodía eran narrados (...) los últimos acontecimientos de la actualidad. Pues bien: la música que correspondía a los dos primeros incisos de La Guantanamera no era otra que la del muy antiguo romance de Gerineldo, en su versión extremeña”.

Rosendo Rosell nos dice en su excelente libro Vida y Milagros de la Farándula de Cuba III, (y es la parte que me confundió más por considerar verídico todo lo que ha escrito) “...la Guantanamera cuya autoría pertenece a Ramón Espígul, pero algunos desconocedores se la achacaron al intérprete Joseíto Fernández...confirmado por Israel López (Cachao)”. Hasta ahora, —disculpen mi ignorancia,— yo sólo sabía que Espígul era un cómico cubano del teatro bufo, que conoció su gloria en el Alhambra, famoso por su papel de negrito al lado de Enrique Arredondo y Leopoldo Fernández. También Rosell según dice, coincide con la Dra. Elena Pérez Sanjurjo, pero la Dra. en su documentado libro Historia de la Música Cubana, no incluye en su listado de “Formas bailables y del cancionero cubano” a nuestra Guantanamera, así que me quedé sin confirmar el dato. Desconozco la tesis de la doctora, igualmente el por qué lo confirma Cachao, tampoco los detalles de cómo Rosell tuvo acceso al informe, pero estoy segura que hay un mal entendido en todo esto, como veremos más adelante.
Lo más insólito fueron los versos que aparecieron en 1979 en Cuba escritos por el matancero Juan Pablo Santana, que reclamaba como verdadero autor de La Guantanamera a Herminio ‘El Diablo’ Wilson, pero el historiador de entonces de la ciudad de Guantánamo José Sánchez Guerra, despejó la confusión al declarar a Juventud Rebelde: “Será muy difícil probar la paternidad del Diablo Wilson a estas alturas, pues no existe ningún documento oficial o elemento documental que lo pruebe, pese a que algunos músicos cercanos a él, atestiguaron, incluso, la forma en que fue compuesta la canción, dedicada a la mujer.” Acentuando después que tampoco dos de los musicólogos, compositores de la época, Rafael Inciarte y Jesús Morlote, que acompañaron a Fernando Ortiz “...en su empeño investigativo con ese fin...” no pudieron encontrar nada al respecto. Este Herminio Wilson fue un cantante de Guantánamo del que no se ha escrito mucho, por lo tanto no puedo ofrecer más datos sobre él."

Me resultó interesante esta historia sobre una de las canciones cubanas más famosas en el mundo, con versos de Don José Martí.

Lien dijo...

Creo que lo dejé antes en Puente… hoy la traigo de nuevo, la peli “Martí, el ojo del canario” sobre la infancia, zona menos explorada y conocida de la vida de Martí… porfis, véanla!!!!

http://www.youtube.com/watch?v=75Ohqq9aFPI

“Yo pienso cuando me alegro,
como un escolar sencillo,
en el canario amarillo
que tiene el ojo tan negro!!!!”

Versos sencillos que dan pie al nombre de la Peli… (lo puse de memoria, de ahí los signos de puntuación tan míos… qué sacrilegio!!!)

Lectora dijo...

Martí también publicó numerosos artículos en La Nación de Argentina, mientras vivía en los Estados Unidos.

y solo otro dato de interés, por estos días se cumple el 130 aniversario del Ismaelillo

Lien dijo...

Lezama, ese insondable, definió a Martí como: “Ese misterio que nos acompaña”

Lien dijo...

Martí tuvo una evolución muy profunda y rápida sobre el tema de la mujer y de las relaciones entre los sexos, que aunque impregnada de los pensamientos arraigados de la época, poco a poco fue transgrediendo… También sobre la religión y Dios…

El tomo 21 de la edición de Ciencias Sociales de sus Obras Completas (aquella de doble forro, de fondo blanco y su imagen en negro sobre la cubierta) era el de sus Cuadernos de Apuntes… he dicho varias veces que es probablemente (y es audaz decir esto) de lo que más me apasiona de su obra… si pueden conseguirlos, en la red están en pdf… sugiero leerlos, hay mínimas frases imperdibles!!!!!!!!!!!!!!!! Frases que luego se completaron y pasaron formar parte de algún escrito publicable o quedaron para no ser leídas…

Increíble y tercamente, si yo tuviera que recomendar qué leer de Martí, recomendaría esos Cuadernos de Apuntes…

Aquí están algunas que me estremecieron, entre tantas y tantas!!!!:

“Donde nace una flor nace un gusano. Donde nace el entusiasmo, nace la censura: en cuanto se levanta un asta por el aire, ya están los hombres por todas partes buscando hacha; pero en este combate quiere la Naturaleza que las malas pasiones se cansen antes que la virtud y que el honor desdeñoso triunfe”

“Hay algo de buque en toda casa en tierra extranjera. Dura aquella sensación de indefinible disgusto. Se siente oscilar la tierra y vacilar sobre ella nuestros pies. A veces se sujeta uno de las paredes -y por donde otros van firme, camina uno tambaleando. El espíritu está fuera de equilibrio”

“¡Yo quiero romper las jaulas a todas las aves;- que la naturaleza siga su curso majestuoso, el cual el hombre, en vez de mejorar, interrumpe; -que el ave vuele en su árbol;-y el siervo salte libre en su bosque; - y el hombre ande libre en la humanidad”

“Las estaciones no están en el año, sino en el alma”

“Qué pincel dibuja con la claridad de un rayo de sol?”

Lien dijo...

Y esta, con la que he tenido un fuerte debate interior y para con él desde que la leí…

“Los hombres capaces de hacer cosas universales no deben consagrar su tiempo a, perder sus fuerzas en, pasiones personales y pequeñas. Una gran alma no necesita de pequeños goces.-Las grandes ideas y las grandes acciones son la familia natural de un hombre grande.-Grande por su interior grandeza, que es la grandeza esencial y real, halle o no ocasión de realizarse”

..porque digo yo: quién no necesita de pequeños goces… de dónde se nutre entonces su grandeza… y si eso él mismo me lo enseñó… pienso qué cosa exactamente le habrá hecho escribir esta nota???

Lien dijo...

Les pasé aportes de Doris en pdf que valdría la pena linkear por acá de alguna manera…

Ahora revisándolos veo que está el Libro “Poesía de Amor” de José Martí, libro que tengo impreso, dedicado por un enamorado de hace muuuuuuuuuuuuuuuuchos años y que guardo inefablemente… donde se hace un compendio de la misma, pero además un prólogo interesantísimo donde justo se aborda el pensamiento martiano sobre las relaciones de pareja, la mujer, el amor, sería muy bueno que lo leyeran y claro luego toda esa poesía inmensa….

Lien dijo...

Los bombardeé hoy pues ya saben que no vendré hasta el lunes, así que tienen tiempo para leer y sobre todo para opinar, me encanta saber qué van pensando…

Lectora!!! Qué alegría verte por acá!!!... y a ti Cubanerías, te dejo el fin de semana solita así que acribíllalas con Martí!!!...

Patoooooooooooooooooo… Todooooos, dónde están???
Besos de alas de colibrí… los quiero!!!

Lien dijo...

Mimí: me gustó mucho lo de la Guantanamera...

Lien dijo...

Martí dijo de Maceo:

“Maceo tiene en la mente tanta fuerza como en el brazo. No hallaría el entusiasmo pueril asidero en su sagaz experiencia. Firme es su pensamiento y armonioso, como las líneas de su cráneo. Su palabra es sedosa, como la de la energía constante, y de una elegancia artística que le viene de su esmerado ajuste con la idea cauta y sobria. No se vende por cierto su palabra, que es notable de veras, y rodea cuidadosa el asunto, mientras no esté en razón, o insinúa, como quien vuelve de largo viaje, todos los escollos o entradas de él. No deja frase rota, ni usa voz impura, ni vacila cuando lo parece, sino que tantea su tema o su hombre. Ni hincha la palabra nunca ni la deja de la rienda. Pero se pone un día el sol, y amanece al otro, y el primer fulgor da, por la ventana que mira al campo de Marte, sobre el guerrero que no durmió en toda la noche buscándole caminos a la patria. Su columna será él, jamás puñal suyo. Con el pensamiento la servirá, más aún que con el valor. Le son naturales el vigor y la grandeza.”

Y ahora sí me voy...

Mimí dijo...

Me llevo la tarea para hacer el fin de semana.

"Los hombres capaces de hacer cosas universales no deben consagrar su tiempo a, perder sus fuerzas en, pasiones personales y pequeñas". Esto bien lo pudiera haber dicho el Che, que postergó todas sus cosas personales.

Besos Lectora.

A todos, hasta mañana!

Mimí dijo...

Material acercado por Doris (que luego comentaré)

Álbum de El Porvenir.

Poesía de amor.

Ismaelillo.

Amistad funesta.

Gracias Doris.

cubanerías dijo...

Hola a todas.

Lien, coincido contigo en lo que dices del Cuaderno de Apuntes. Es mi preferido y de todos los tomos, el que más consulto. Me acompaña en mi cabecera ( o debajo de la cama).
Exacto, seguiré con Martí ya que es una de mis pasiones o la mayor de ellas.
Uds. podrán creer que cuando me empezó el enamoramiento, aquello fue un arrebato.
Llegué a tener casi todos los libros publicados en Cuba después del 59 y algunos de antes, incluso un tomo de las ediciones del Centenario.
Mi familia era muy martiana.
Pues en mis viajes a La Habana que eran frecuentes, no dejaba de visitar las librerías y no dejaba de arrasar con cuanto libro que solamente mencionara a Martí.
En la librería Cervantes , en Obispo, encontré todos los tomos del Anuario Martiano de la Biblioteca Nacional. De un viaje los compré y andaba con esa preciada carga , hasta que encontré un taxi para el hotel. Años 80: felices.

Y no puedo dejar de mencionar la librería del Centenario, que está en O y 21 en el Vedado, allí me deleitaba. El ambiente era martiano, estaban todas las novedades.
En el piso de arriba está el apartamento que fue de Abel Santamaría, hoy un museo. Histórico.

Y nada, esas y muchas más, eran mis peripecias martianas en La Habana. Y qué decir en Santiago o cualquier ciudad que llegara.
Yo disfrutaba mucho, es la verdad.
Lamentablemente, ese tesoro no lo pude conservar porque la persona que quedó en mi casa , no le dió el mérito que merecía. Me fui con lo más preciado, que conservo.
Es la vida, sencillamente.

Cuando visité la casa natal, sentí gran emoción.
Creo que fue el mismo día de la compra de los anuarios.
Todo allí es sagrado.
Me encantó una dedicatoria de Martí a su hermana Amelia, en un Edición Príncipe del Ismaelillo, dice así:
"A mi hermana Amelia, urna de esencias, tu José Martí"
Se me grabó para siempre. Esas delicadezas de Martí...Entrañable.

En fin, cuando pueda, vuelvo con más.
Abrazos.

Mimí dijo...

Cubanerías:

Tu testimonio puede ser uno más entre los muchos martianos. Pero es único, porque pone la cuota de emoción por el terruño, por la historia personal, por las vivencias.

Lindo aporte para esta entrada, dedicada a una de tus pasiones, o la mayor de ellas.

Yo también te envío abrazos!!!!

PD: todavía no tengo tiempo de ver lo último de Lien...

cubanerías dijo...

Escrito en el Cuaderno de Apuntes. ¡Cómo no lo voy a admirar!


«Hay algo de buque (náufrago)? en toda casa en tierra extranjera. Dura aquella sensación de indefinible disgusto. Se siente oscilar la tierra, y vacilar sobre ella nuestros pies. A veces, se sujeta uno a las paredes —y por donde otros van firmes, camina uno tambaleando. El espíritu está fuera de equilibrio»
José Martí


Obras Completas. Tomo 21, p. 242.
La Habana, Editorial Ciencias Sociales, 1975.

Mimí dijo...

"Y todo, como el diamante,
antes que luz es carbón"


José Martí.

Mimí dijo...

Lien: terminando el domingo, pensé que el fin de semana tendría más tiempo para leer.

Pero por tu recomendación me metí en el prólogo de "Poesías de amor" que nos trajera Doris. Allí Luis Toledo Sande hace efectivamente un resúmen de su posición hacia la mujer como género, citando también párrafos de sus cartas a Amelia y a María Mantilla. Sus consejos son de avanzada, como lo veíamos en La edad de Oro cuando se dirigía a las niñas. Supongo que habrá sido uno de los primeros intelectuales que pusieron el tema del amor "no esclavo", apelando a la dignidad y la valoración de las mujeres.

Luego leí algunas poesías sueltas, pero me sucede como a vos: a mí me gusta hojear los libros, sentir el olor del papel, ¡y me encanta comprar libros usados!!! Me resulta dificultoso leer en la computadora. De todos modos, la posibilidad de acceder desde una pantalla a cosas como las que nos acercara Doris, es algo que hay que valorar.

Será hasta mañana. Un abrazo.

Mimí dijo...

Antes de irme, encontré esto en vieja entrada de este blog:

Iraida dijo...
Vuelvo a Marti, te recomiendo, si no las conoces, sus cartas a la niña Maria Mantilla, de las que pongo un fragmento de una de ellas.

...mucha alma, poca tienda...quien tiene mucho adentro, necesita poco afuera'
José Martí

Hablando de la elegancia.

27 de enero de 2011 14:34

cubanerías dijo...

Como diría Martí en su Diario de Campaña, después de la entrevista con Maceo en "La Mejorana": "...Y así, como echados, y con ideas tristes, dormimos."

Así fue para mí, con la noticia de Chávez.
Pido salud para él. Hace tanta falta!!!

Lien dijo...

Salud y Fuerzas a Chávez!!!!

……………………..

Estas palabras me hicieron llegar a un Martí íntimamente mío, capaz de sentir cosas que yo atribuía a mi locura y desparpajo… me lo hizo tan de carne, tan mío!!:

"Si he de envolver el sombrerito de paja y las pequeñas botas que hace un año usó mi hijo, miro si el papel periódico en que los envuelvo está escrito por las pasiones de los hombres,
o si defiende cosas de justicia, y los envuelvo en él porque defiende cosas de justicia.
Creo en esos contagios."

José Martí

PModa dijo...

Perdón q me meto, quizá, como elefante en un bazar.

¿Porq fue la diferencia entre Maceo y Martí? creo q una vez se habló en Seg.Cita, pero sinceramente no recuerdo.

Si alguno me desasna, yo feliz.

Pensé, tal vez, q se podría hacer también luego de esta una entrada para conocer de Maceo, bueh... no sé q piensan.

Mañana, me empiezo a zambullir por aquí con más Martí.
Saludos,
Patricia

PModa dijo...

Me parece q ahora no estoy como elefante en un bazar, creo q esta no la pusieron y es una q me encanta.

Versos Libres

Hierro

Ganado tengo el pan: hágase el verso,—
Y en su comercio dulce se ejercite
La mano, que cual prófugo perdido
Entre oscuras malezas, o quien lleva
A rastra enorme peso, andaba ha poco
Sumas hilando y revolviendo cifras.
Bardo, ¿consejo quieres? Pues descuelga
De la pálida espalda ensangrentada
El arpa dívea, acalla los sollozos
Que a tu garganta como mar en furia
Se agolparán, y en la madera rica
Taja plumillas de escritorio, y echa
Las cuerdas rotas al movible viento.

Oh alma! oh alma buena! mal oficio
Tienes!: póstrate, calIa, cede, lame
Manos de potentado, ensalza, excusa
Defectos, tenlos —que es mejor manera
De excusarlos—, y mansa y temerosa
Vicios celebra, encumbra vanidades:
Verás entonces, alma, cuál se trueca
En plato de oro rico tu desnudo
Plato de pobre!
Pero guarda ¡oh alma!
Que usan los hombres hoy oro empañado!
Ni de eso cures, que fabrican de oro
Sus joyas el bribón y el barbilindo:
Las armas no,— las armas son de hierro!

Mi mal es rudo; la ciudad lo encona;
Lo alivia el campo inmenso: ¡otro más vasto
Lo aliviará mejor! —Y las oscuras
Tardes me atraen, cual si mi patria fuera
La dilatada sombra. ¡Oh verso amigo:
Muero de soledad, de amor me muero!

No de vulgar amor: estos amores
Envenenan y ofuscan: no es hermosa
La fruta en la mujer, sino la estrella.
La tierra ha de ser luz, y todo vivo
Debe en torno de sí dar lumbre de astro.
¡Oh, estas damas de muestra! ¡oh, estas copas
De carne! ¡oh, estas siervas, ante el dueño
Que las enjoya o estremece echadas!
¡Te digo, oh verso, que los dientes duelen
De comer de esta carne!

Es de inefable
Amor del que yo muero, del muy dulce
Menester de llevar, como se lleva
Un niño tierno en las cuidosas manos,
Cuanto de bello y triste ven mis ojos.

José Martí

Patricia (de apuradita nomás)

Lien dijo...

Y el/mi eterno dilema entre sabiduría y bondad…

"Instrucción no es lo mismo que educación:
aquella se refiere al pensamiento, y esta principalmente a los sentimientos. Sin embargo no hay buena educación sin instrucción. Las cualidades morales suben de precio cuando están realzadas por las cualidades inteligentes”

“Instruir es funesto, si no se enseña a la vez la sencillez, la armonía y la espiritualidad del mundo”

Lien dijo...

Poemas de MArtí musicalizados por Amaury


http://www.lajiribilla.cu/musica/marti/marti.html

Lien dijo...

Y alocadita como soy, esta es una de mis favoritas:

“La tierra es mentira fría, la verdad está en los locos”

Lien dijo...

Besos martianos, y gracias Patuca, a ver si mañana te hablo de Martí-Maceo...

Los quiero

Mimí dijo...

Hola, buen día. Me sumo: SALUD A CHÁVEZ, aunque la cosa parece estar difícil.

Pido perdones, ayer no vine a casa!!! No leí los enlaces de Lien, pero estoy esperando eso de Martí-Maceo.

Patricia, me parece buena idea la entrada que nos propusiste, ojalá interesa a los demás también.

Sergio Daniel Gimenez dijo...

Buen día puenter@s

Cubanerías: maravilloso lo de

Mírame, madre, y por tu amor no llores:
Si esclavo de mi edad y mis doctrinas,
Tu mártir corazón llené de espinas,
Piensa que nacen entre espinas flores.

Besos

Lien: ídem lo de

“Instruir es funesto, si no se enseña a la vez la sencillez, la armonía y la espiritualidad del mundo”

Besos de Ala de colibrí

Viva Chávez, viva su legado y Viva Chávez continuando su legado.

Tengan bello día.

Mimí dijo...

Gracias Sergio:

Lien: dilema entre "sabiduría" y "bondad". Entre "educación" e "instrucción". Pavada de dilemas!!!!

Pensándolo bien, creo que la verdadera sabiduría es poner el conocimiento en acción, para hacer mejor la vida propia y la de los semejantes. De lo contrario, todo se transforma en una bella caja con moños de oro, pero sin contenido real. Si nos nos hace mejores en lo práctico, no creo sea verdadera sabiduría.

Lien dijo...

Sara canta a Martí:

http://www.youtube.com/watch?v=fzVZHWDw0rg

cubanerías dijo...

Lien, debo felicitarte, has traído una de las maravillas de Sara González. A mi modo ver, es la que mejor ha interpretado los versos de Martí, desde luego con su voz que fue un manantial. Fíjate si me encantan que traje un cassette de Cuba que compré en la Egrem y no me he cansado de escucharlo. Luego lo encontré en Internet y bajé el disco.
Presten atención a esa excelencia.

Gracias.
Trataré de traer el link para que puedan bajar el Cd y quemarlo.

Armando dijo...

Mis lindas fatas todas, una disculpa, han sido días muy entretenidos y llenos de actividad, las leo casi a las voladas, pero eso si, las quiero y las extraño TOOOOOOOOODOS los días.
Desde el ombligo de la luna, que se ha llamado, se llama y se llamará México, un beso para todas.

Mimí dijo...

Había escuchado esa versión de Versos Sencillos, pero sólo ahora reparo que es la voz de Sara. Un deleite, y acompañado de bellas imágenes.

Y como este es día de sorpresas, regresaron los saludos desde el ombligo de la luna!!!! Me alegra saberme extrañada desde allí.

Cubanerías, estaría buenísimo que nos acerques ese link.

Lien dijo...

Dos Ríos, el enigma...

Documental sobre al muerte de Martí, no logro encontrarlo completo, nos gustó mucho, entrevistan a Eusebio y otros y se habla sobre si fue necesaria o no la muerte tan joven de este grande...

http://www.youtube.com/watch?v=brzD0ol6IkQ

PModa dijo...

Armando, sabes, ayer en SC leí un enlace del discurso del nobel de literatura 2012 el chino Mo Yan, y hablaba en una parte de como le surgían las historias, y comenzaba por las de su familia, y me acordé de vos.

Ja, no por adelantarte un premio nobel, pero ¿como va el libro?
Patricia

PModa dijo...

¡q lástima Lien q no se encuentra ese documental! sería super interesante, pero yo también lo busqué y no lo encuentro.
Patricia

PModa dijo...

Esto es lo q escribió Martí en ocasión de la muerte de Carlos Marx:

“Por tabernas sombrías, salas de pelear y calles obscuras se mueve ese mocerío de espaldas anchas y manos de maza, que vacía de un hombre la vida como de un vaso la cerveza. Mas las ciudades son como los cuerpos, que tienen vísceras nobles, e inmundas vísceras. De otros soldados está lleno el ejército colérico de los trabajadores. Los hay de frente ancha, melena larga y descuidada, color pajizo, y mirada que brilla, a los aires del alma en rebeldía, como hoja de Toledo, y son los que dirigen, pululan, anatematizan, publican periódicos, mueven juntas, y hablan. Los hay de frente estrecha, cabello hirsuto, pómulos salientes, encendido color, y mirada que ora reposa, como quien duda, oye distintos vientos, y examina, y ora se inyecta, crece e hincha, como de quien embiste y arremete: son los pacientes y afligidos, que oyen y esperan. Hay entre ellos fanáticos por amor, y fanáticos por odio. De unos no se ve más que el diente. Otros, de voz ungida y apariencia hermosa, son bellos, como los caballeros de la Justicia. En sus campos, el francés no odia al alemán, ni éste al ruso, ni el italiano abomina del austriaco; puesto que a todos los reúne un odio común. De aquí la flaqueza de sus instituciones, y el miedo que inspiran; de aquí que se mantengan lejos de los campos en que se combate por ira, aquellos que saben que la Justicia misma no da hijos, ¡sino es el amor quien los engendra! La conquista del porvenir ha de hacerse con las manos blancas. Más cauto fuera el trabajador de los Estados Unidos, si no le vertieran en el oído sus heces de odio los más apenados y coléricos de Europa. Alemanes, franceses y rusos guían estas jornadas. El americano tiende a resolver en sus reuniones el caso concreto: y los de allende, a subirlo al abstracto. En los de acá, el buen sentido, y el haber nacido en cuna libre, dificulta el paso a la cólera. En los de allá, la excita y mueve anarquía, que pudran y roan como veneno, el seno de la Libertad!

Ved esta gran sala. Karl Marx ha muerto. Como se puso del lado de los débiles, merece honor. Pero no hace bien el que señala el daño, y arde en ansias generosas de ponerle remedio, sino el que enseña remedio blando al daño. Espanta la tarea de echar a los hombres sobre los hombres. Indigna el forzoso abestiamiento de unos hombres en provecho de otros. Mas se ha de hallar salida a la indignación, de modo que la bestia cese, sin que se desborde, y espante. Ved esta sala: la preside, rodeado de hojas verdes, el retrato de aquel reformador ardiente, reunidor de hombres de diversos pueblos, y organizador incansable y pujante. La Internacional fue su obra: vienen a honrarlo hombres de todas las naciones. La multitud, que es de bravos braceros, cuya vista enternece y conforta, enseña más músculos que alhajas, y más caras honradas que paños sedosos. El trabajo embellece. Remoza ver a un labriego, a un herrador, o a un marinero. De manejar las fuerzas de la naturaleza, les viene ser hermosos como ellas."

continúa...

PModa dijo...

sigue...

New York va siendo a modo de vorágine: cuanto en el mundo hierve, en ella cae. Acá sonríen al que huye; allá, le hacen huir. De esta bondad le ha venido a este pueblo esta fuerza. Karl Marx estudió los modos de asentar al mundo sobre nuevas bases, y despertó a los dormidos, y les enseñó el modo de echar a tierra los puntales rotos. Pero anduvo de prisa, y un tanto en la sombra, sin ver que no nacen viables, ni de seno de pueblo en la historia, ni de seno de mujer en el hogar, los hijos que no han tenido gestación natural y laboriosa. Aquí están buenos amigos de Karl Marx, que no fue sólo movedor titánico de las cóleras de los trabajadores europeos, sino veedor profundo en la razón de las miserias humanas, y en los destinos de los hombres, y hombre comido del ansia de hacer bien. El veía en todo lo que en sí propio llevaba: rebeldía, camino a lo alto, lucha.

Aquí está un Lecovitch, hombre de diarios: vedlo cómo habla: llegan a él reflejos de aquel tierno y radioso Bakunin: comienza a hablar en inglés; se vuelve a otros en alemán: “¡da! ¡da!” responden entusiasmados desde sus asientos sus compatriotas cuando les habla en ruso. Son los rusos el látigo de la reforma: mas no, ¡no son aún estos hombrea impacientes y generosos, manchados de ira, los que han de poner cimiento al mundo nuevo: ellos son la espuela, y vienen a punto, como la voz de la conciencia, que pudiera dormirse: pero el acero del acicate no sirve bien para martillo fundador!

Aquí está Swinton, anciano a quien las injusticias enardecen, y vio en Karl Marx tamaños de monte y luz de Sócrates. Aquí está el alemán John Most, voceador insistente y poco amable, y encendedor de hogueras, que no lleva en la mano diestra el bálsamo con que ha de curar las heridas que abra su mano siniestra. Tanta gente ha ido a oírles hablar que rebosa en el salón, y da en la calle. Sociedades corales, cantan. Entre tanto hombre, hay muchas mujeres. Repiten en coro con aplauso frases de Karl Marx, que cuelgan en cartelones por los muros. Millot, un francés, dice una cosa bella: “La libertad ha caído en Francia muchas veces: pero se ha levantado más hermosa de cada caída”. John Most habla palabras fanáticas: “Desde que leí en una prisión sajona los libros de Marx, he tomado la espada contra los vampiros humanos”. Dice un Magure: “Regocija ver juntos, ya sin odios, a tantos hombres de todos los pueblos. Todos los trabajadores de la tierra pertenecen ya a una sola nación, y no se querellan entre sí, sino todos juntos contra los que los oprimen. Regocija haber visto, cerca de lo que fue en París Bastilla ominosa, seis mil trabajadores reunidos de Francia y de Inglaterra.” Habla un bohemio. Leen carta de Henry George, famoso economista nuevo, amigo de los que padecen, amado por el pueblo, y aquí y en Inglaterra famoso. Y entre salvas de aplausos tonantes, y frenéticos hurras, pónese en pie, en unánime movimiento, la ardiente asamblea: en tanto que leen desde la plataforma en alemán y en inglés dos hombres de frente ancha y mirada de hoja de Toledo, las resoluciones con que la junta magna acaba, en que Karl Marx es llamado el héroe más noble y el pensador más poderoso del mundo del trabajo. Suenan músicas; resuenan coros, pero se nota que no son los de la paz."

La Nación. Buenos Aires, 13 y 16 de mayo de 1883
Obras Completas de José Martí. T. IX: 388-389


muy sabroso,
Patricia

Lien dijo...

Pablo Milanés canta a Martí:

http://www.youtube.com/watch?v=9qtleWbAjB0

Que contiene una estrofa de sus versos sencillos que adoro:

"Vierte, corazón, tu pena
donde no se llegue a ver,
por soberbia, y por no ser
motivo de pena ajena."

PModa dijo...

Me encanta de aquí su famosa frase:
"...aquellos que saben que la Justicia misma no da hijos, ¡sino es el amor quien los engendra!..."
Patricia

PModa dijo...

Epa Lien q nos pisamos! justo iba a poner Pablo Milanés canta a Martí...¡q cosa!
Patricia

PModa dijo...

Lien, cada tanto refrescá la página, jaja
Patricia

PModa dijo...

Cubanerías, espero el link, sería lindísimo.
Patricia

PModa dijo...

uy! me asusto yo misma de tantos comentarios! o no estoy o estoy, jajaja, no tengo medias tintas.
Patricia

Mimí dijo...

Patri: me parece muy interesante el documento que publicaste, sobre el discurso de Martí luego de la muerte de Marx.

Es una lástima que no se encuentre ese documental.

No se olviden de contar sobre la disputa entre Martí y Maceo.

Besos.

Sergio Daniel Gimenez dijo...

Mimí: creo como vos la importancia de conocer un poco esa disputa y cómo se concreta la independencia cubana definitivamente (podría buscarlo en wikipedia pero aquí seguro que hay seres mucho más idóneos para contarlo). Te felicito de nuevo por la entrada, te había comentado que daba para más y ojala tengamos un poco más de la misma. Besossss

PModa dijo...

y, querido, mucho anuncio por Lien, pero nada de nada. Yo también espero, sino voy a tener q buscar donde fue q hablamos del tema en SC, caray.
Y eso q tengo buena memoria, pero en este caso tengo una laguna. Creo q tenía q ver con q Maceo tenía una visión más militarista de la cosa, pero la verdad estoy pataleando más q nadando.
Patricia

cubanerías dijo...

Amigas, les voy a mandar el link por e-mail, para proteger la página que lo contiene.
Hay muchos blogs de música que son borrados y , yo los cuido mucho.
Ok?
Mimí y Patricia, si pueden se lo mandan a los compañeros de los que no tengo dirección.
Está con mucha calidad.

Mimí dijo...

Buenos días!!!
Aquí, una noticia interesante.México dona a Cuba actas notariales de Martí, Mella y el Che.

Entre otras cosas, el artículo dice que "Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad de La Habana, recibió una copia del escrito que oficializó la unión conyugal del Apóstol de la independencia de la Isla."

Lien dijo...

Llévenme suave, caramba, que refresco y refresco pero no sé por qué hasta tanto no comento y publico no se refresca realmente la página…

Lo de Maceo y Martí fue justo eso, Maceo iba más a lo de mando militar y Martí a lo civil… pero este último fue siempre más tolerante y comprensivo… que no es fácil que los que pongan de verdad el pellejo frente a balas y machetes después no sean los que tengan voz y voto… de ahí también la muerte de Martí a esa edad temprana, cuando todos, hasta Gómez ese último día, trataban de protegerlo por su mente portentosa…

Las wikis no dan una visión real, me gusta más cómo se bebe directamente de los intercambios de epístolas entre ellos y demás… pero busco un material buenísimo que tenía en PC en pdf y no hay forma que lo encuentre!!!!! Pero repito no eran diferencias diametrales de visiones, sino la misma tángana del 68 entre Céspedes y otros proclives al mando militar único… y conflicto en el que Martí sabio supo, sin transigir ni dejar de dar sus ideas, entender la de estos titanes…

Calma pues, pueblo…

El documental sería maravilloso encontrarlo, me gustaron las entrevistas casi más que la recreación de los hechos…

Lien dijo...

Martí habla de Whitman... y de qué manera... este artículo martianao me encanta y, para mi sorpresa, supe que en una edición americana que se hizo del poemario Hojas de Hierba del Viejo, el prólogo fueron estas palabras...

http://www.damisela.com/literatura/pais/cuba/autores/marti/proceres/whitman.htm

Lien dijo...

Buena Fe, video de su canción Todo el Mundo Cuenta, dedicada a Martí:

http://www.youtube.com/watch?v=8rV26oxqQMM

Lien dijo...

No encuentro lo que busco, pero algo resumido encuentro que sirve de momento:

“A partir de ese razonamiento, es posible entender de alguna forma no solo su enfrentamiento con Martí, sino también su visión de un gobierno de militares. Esta es, precisamente, la razón de tal enfrentamiento con Martí, enfrentamiento de puntos de vista, de concepciones, pues Maceo consideraba que un gobierno democrático, con funcionarios civiles, podría lastrar nuevamente el proyecto independentista”.

“Indudablemente, Maceo no podía tener la misma visión que Martí sobre ese país, pues jamás vivió allí, lo cual influyó en que sus apreciaciones sobre él fueran, quizás, un poco limitadas.”

“Al estudiar el proceso latinoamericano, Martí apreció que el caudillismo, el regionalismo, las disputas los grandes caudillos lastraron la idea bolivariana de la Gran América, y pensó en cómo debía ser la república a instaurar en Cuba una vez terminada la contienda bélica.

Entretanto, Maceo se concretaba sencillamente a la guerra, de ahí su defensa de posiciones puramente militares que lo llevaron a entrar en contradicciones con Martí.

“Es preciso enfatizar en que entre ellos no había diferencias importantes que los aislara, sino de puntos de vista, de ahí que no fueran irreconciliables.

“Martí no solamente pensaba en la guerra, sino también en una república democrática con amplia representación popular, por lo que trataba de buscar un equilibrio entre lo civil y lo militar, en tanto Maceo, quien vivió la amarga experiencia de lo ocurrido en la guerra de 1868-1878, cuando mientras sus tropas aún combatían en Oriente, los representantes civiles del Consejo de Gobierno negociaban la paz con España, se inclinaba más hacia lo militar.”

“Esa es la intríngulis de sus posiciones encontradas”.

Lien dijo...

Y esto que sí está jugoso pero es más largo, para quien de veras quiera imbuirse es de Eusebio Leal hablando de Maceo pero dentro queda recogida la posición martiana…

http://www.revistacaliban.cu/avance.php?numero=5

Sergio Daniel Gimenez dijo...

Buen día a tod@s

Gracias Lien por el esfuerzo. He indagado en wikipedia, más o menos los temas que aquí se comentan lo copian, jaja, pero involuntariamente siguiendo la parte de la independencia cubana no he encontrado una fecha precisa sino hasta...La Revolución!!! Hasta entonces, Cuba dice ahí dependía de eeuu. Si no me fui de tema corríjanme por favor.

Besos y abrazos o al revés.

Lien dijo...

«En el matrimonio, en cuanto empieza a faltar la identidad, ya no cabe felicidad. Nada menos que la identidad es necesaria».

José Martí.

cubanerías dijo...

Aquí les dejo la página correspondiente al 5 de mayo de 1895 del Diario de Campaña, con el estilo exclusivo de Martí él resume sus diferencias con Maceo y como se sintió de ánimo.
...................

José Martí
Diario en Cuba,
campamento de La Mejorana
--------------------------------


Mayo 5. -Maceo nos había citado para Bocucy, a donde no podremos llegar a las 12, a la hora que nos cita. Fue anoche el propio, a que espere en su campamento. Vamos, con la fuerza toda. De pronto, unos jinetes. Maceo, con un caballo dorado, en traje de holanda gris: ya tiene plata la silla, airosa y con estrellas. Salió a buscarnos, porque tiene a su gente de marcha: al ingenio cercano, a Mejorana, va Maspón a que adelanten almuerzo para cien. El ingenio nos ve como de fiesta: a criados y trabajadores se les ve el gozo y la admiración: el amo, anciano colorado y de patillas, de jipijapa y pie pequeño, trae Vermouth, tabacos, ron, malvasía. "Maten tres, cinco, diez, catorce gallinas". De seno abierto y chancleta viene una mujer a ofrecernos aguardiente verde, de yerbas: otra trae ron puro. Va y viene el gentío. De ayudante de Maceo lleva y trae, ágil y verboso, Castro Palomino. Maceo y Gómez hablan bajo, cerca de mí: me llaman a poco, allí en el portal: que Maceo tiene otro pensamiento de gobierno: una junta de los generales con mando, por sus representantes, -y una Secretaría General:- la patria, pues, y todos los oficios de ella, que crea y anima al ejército, como Secretaría del ejercito. Nos vamos a un cuarto a hablar. No puedo desenredarle a Maceo la conversación: ¿pero V. se queda conmigo o se va con Gómez?" Y me habla, cortándome las palabras, como si fuese yo la continuación del gobierno leguleyo, y su representante. Y en tono herido- "lo quiero -me dice- menos de lo que lo quería"- por su reducción a Flor en el encargo de la expedición, y gasto de sus dineros. Insisto en separarnos ante los representantes que se reúnan a elegir gobierno. No quiere que cada jefe de Operaciones mande el suyo, nacido de su fuerza: él mandará las cuatro de Oriente: "dentro de 15 días estarán con Ud. -y serán gentes que no me las puedan enredar allá el sabio Martí". -En la mesa, opulenta y premiosa, de gallina y lechón, vuélvese al asunto: me hiere, y me repugna: comprendo que he de sacudir el cargo, con que se me intenta marear, de defensor ciudadanesco de las trabas hostiles al movimiento militar. Mantengo; rudo el Ejército, libre, -y ,el país, como país y con toda, su dignidad representado. Muestro mi descontento de semejante indiscreta y forzada conversación, a mesa abierta, en la prisa de Maceo por partir. Que va a caer la noche sobre Cuba, y ha de andar seis horas. Allí, cerca, están sus fuerzas: pero no nos lleva a verlas: las fuerzas reunidas de Oriente -Rabí, de Jiguaní, Busto de Cuba, las de José, que trajimos. A caballo, adios rápido. "Por ahí se van Uds."- y seguimos, con la escolta mohina; ya entrada la tarde, sin los asistentes, que quedaron con José, sin rumbo cierto, a un galpón del camino, donde no desensillamos. Van por los asistentes: seguimos, a otro rancho fangoso, fuera de los campamentos, abierto a ataque. Por carne manda Gómez al campo de José: la traen los asistentes. Y así, como echados, y con ideas tristes, dormimos.

--------------------------------


Rafael Lubian y Arias en “Martí en los Campos de Cuba Libre” publicado en 1953, nos provee datos de lo ocurrido en La Mejorana y del día siguiente:


“Allí, en el ingenio "La Mejorana" acampan, y hay tanta alegría que parece que hay fiesta; tal es el entusiasmo reinante entre trabajadores, criados, etc.


“Es este lugar histórico, pues en él se celebró la famosa entrevista entre Martí, Gómez y Maceo, en la que se trataron distintos asuntos y de los cuales no se tiene todavía un verdadero conocimiento...”


Lien dijo...

Venía con eso cubanerías, bien!!!!...

Voy entonces al amor, tema tocado por Martí que me ilumina:

"Sucede casi siempre que las relaciones que el amor comenzó, concluyen por no tener más lazo de unión que el del deber.

¿Es que la satisfacción del amor mata al amor? ¡No! Es que el amor es avaricioso, insaciable, activo: es que no se contenta con los sacrificios hechos sino con los sacrificios que se hacen. Es que es una gran fuerza que inquieta, que requiere de grandes alimentos diarios; es que es el único apetito que no se sacia nunca.

No es que se anhele cuerpo que lo sacie: es que solo la solicitud incesante, tierna, visible y sensible, lo alimenta. Creen las mujeres con error y creen los hombres, que una vez dada la gran prenda, la prenda del cuerpo; el beso sacudidor, todo está dado, y todo conseguido ¡Oh! ¡No! El alma es el espíritu, y se escapa de las redes de la carne: es necesaria conquistarla con el espíritu.

Un beso presente desarruga una frente que no basta a desarrugar el calor entibiado de muy amantes besos anteriores.

Ni amante ni amada han de dejar que la falta de frecuencia de mutuas solicitudes, reveladoras de constantes pensamientos, haga sentir la necesidad al alma siempre ardiente del alimento de que vive y la empujan a buscarlo, o la proponen para aceptarlo, si los azares de la vida se la ofrecen.

Las atenciones amorosas que se dan son un cuerpo de resistencia que se hacen en el alma del ser amado contra la invasión del amor ajeno, compensación inteligente, premio sabroso, dulcísimo trabajo. ¡Dando a otro ventura fabricamos la nuestra! Siendo tiernos elaboramos la ternura que hemos de gozar nosotros. Y sin pan se vive: sin amor ¡No!

No ha de desperdiciarse ocasión alguna de consolar toda tristeza, de acariciar la frente mustia, de encender la mirada lánguida, de estrechar una mano caliente de amor. Perpetua obra, obra de todo instante es la ternura. Si no, el amor no satisfecho busca empleo.

Hay una palabra que da idea de toda táctica de amor: rocío-goteo. Que haya siempre una perla en la hoja verde, una palabra en el odio, una mirada meciente en nuestros ojos; en nuestra frente, un beso húmedo.

El que así no ame, no será jamás amado. Caerá y volverá a caer, y clamara desesperado, y se perderá en abismos negros, y morirá solo."

Mimí, este es tu regalo de aniversario por si mañana no estoy...

PModa dijo...

¡q bueno q está todo esto! ahorita no puedo zambullirme, pero lo voy a hacer y con q gusto.

Entonces, alguito me acordaba de lo intercambiado en SC, sobre Maceo-Martí.

Sergio Daniel, sabés q intentando seguir algunas letras de canciones de Silvio, es q empecé a introducirme en la historia de Cuba y me llegué a las guerras de independencia del 1800, la historia cubana es muy pero muy interesante. No puede reducirse a antes dependía de EEUU, no.
Yo había arrancado desde 1868, y metiéndome adentro entendí el porq de la relación con EEUU, q no es solamente desde la revolución.

Luego una vez conversando con Iraida, ella me dijo, es más, para entender incluso más debes irte hasta la independencia misma de los EEUU, o sea antes del 1800.

Si te interesa Sergio la historia, metete, es fascinante. Se encuentra en internet, se encuentra, yo encontré mucho y luego confronté con Iraida, q le gustaba mucho la historia, a veces con Silvio, siempre preguntando, y así fui aprendiendo.

Pero al final no me llegué como dijo Iraida hasta la independencia de EEUU, me lo debo.
Patricia

PModa dijo...

Mimí, no había caído en la cuenta, q mañana es tu aniversario.
Patricia

Lien dijo...

“Amar en mí, —y vierto aquí toda la creencia de mi espíritu— es cosa tan vigorosa, y tan absoluta, y tan extra-terrena, y tan hermosa, y tan alta, que en cuanto en la tierra estrechísima se mueve no ha hallado en donde ponerse todavía.”

Sergio Daniel Gimenez dijo...

Mimí: Feliz aniversario (por si no puedo entrar mañana).

Patricia: gracias por ilustrarme al respecto. En verdad lo que leí es muy interesante. Te juro que ya a esta altura creo que conozco más la historia cubana que la argentina.

Besos a todas (a Armando también che)

Lien dijo...

Ah; Sergio Daniel, Pato, pero la historia de mi Cuba va incluso más allá, para entender cómo en esos años ya se va forjando la noción criolla de la cubanía, mezcla de tanto y de tantos!!!!
Deja ver qué puedo acercar que sea “ligero”…

Lien dijo...

“Por el amor se ve, con el amor se ve. El amor es quien ve. Espíritu sin amor, no puede ver. El amante solo, asiste a la hermosura sordo y ciego.”

“La única fuerza y la única verdad que hay en esta vida es el amor. El patriotismo no es más que amor, la amistad no es más que amor.”

Mimí dijo...

Y en esta casa llena de amor y de historia, me siento mejor persona, porque está visitada por seres capaces de entregar estas joyas!!!!

"...la amistad no es más que amor.”

Gracias por los saludos. Mañana, 13 de diciembre, mi esposo y yo cumplimos 35 años de noviazgo (bueno, bajo ese puente ha pasado toda el agua del mundo, mansa, turbulenta, turbia, cristalina..., pero el río sigue corriendo...).

Mimí dijo...

...de qué hablarían en esa famosa entrevista Martí, Gómez y Maceo?

Esos misterios tienen ciertos acontecimientos. Lejos del bronce, eran hombres. Y tal vez no supieran entonces que estaban tejiendo las bases de la historia...

cubanerías dijo...

Mimí,muchas felicidades en tu aniversario. Es un gran acontecimiento este hecho. Bella la metáfora que has usado para referirte a todas las circunstancias que han pasado.
En fin, Saludos a tu esposo también.
...................................

Bueno, sobre lo que hablaron Martí, Gómez y Maceo, no se sabe. Desapareció la página del diario del día 6 de mayo. Dejo un análisis al respecto:


Al día siguiente de La Mejorana
En el Diario de Campaña escrito por José Martí desde Playitas, lugar de su desembarco el 11 de abril de 1895 hasta el 17 de mayo, dos días antes de su holocausto en Dos Ríos, falta una página: la correspondiente al día 6 de mayo.
Es decir, un día después de la reunión que el Apóstol, ya investido como Mayor General del Ejército Libertador, tuviera con los generales Antonio Maceo y Máximo Gómez, jefe militar supremo de la Guerra Necesaria.

Mucho se ha conjeturado acerca del por qué es precisamente esa, la página que falta al Diario de Martí. Se ha dicho durante muchos años que fue el propio General en Jefe, Máximo Gómez, quien la arrancó porque había escrito en ella juicios muy amargos acerca del incidente con Maceo el día anterior en La Mejorana, un viejo ingenio azucarero en la jurisdicción de Santiago de Cuba, del que hoy quedan apenas ruinas y una tarja que recuerda la celebración de aquella entrevista de las tres figuras máximas de la Revolución, el 5 de mayo de 1895.

Sin embargo, intacta quedó la correspondencia de ese día en la que Martí nada oculta, ni su zozobra y amargura, por los términos en que se llevó a cabo la reunión. En detalles, el Apóstol cubano cuenta lo ocurrido entre él y Maceo.

La de La Mejorana fue, sin dudas, una áspera reunión. Maceo dice tener prisa por partir. Alega la caída de la noche y que debe andar seis horas para reencontrar a sus fuerzas, acampadas en las inmediaciones de Santiago de Cuba.

Se puede interpretar como un desaire del bravo general cubano, del que Martí decía -que tenía tanta fuerza en el brazo como en la mente-. Desaire porque Martí es el Delegado, la más alta autoridad en el Partido Revolucionario Cubano y Gómez, el General en Jefe.

Martí anota en la página del día 5, que las fuerzas de Oriente al mando de Maceo están acampadas allí cerca. "Pero no nos lleva a verlas" -señala literalmente. "Y con ideas tristes, dormimos" -dice en la última línea de la página.

Aunque interpreta aquel gesto como una descortesía de quien es subordinado suyo, Gómez, acopia paciencia y guarda silencio.

El conoce a Antonio Maceo, los prontos de su carácter, pero también el patriotismo que alberga en su corazón. Han guerreado muchos años juntos, y Maceo ha sido su discípulo más aventajado en ese arte militar.

En la mañana del 6, cuando emprenden otra vez la marcha, vuelven a encontrarse Martí y Gómez con Maceo. Aquel que fue conocido como -Titán de Bronce-, humildemente, y de motu propio, ofrece disculpas al Delegado y al General en Jefe.

Han sido más poderoso en él, su juicio, su caballerosidad, su nobleza de sentimientos.

Y entonces sí lleva a sus dos compañeros a ver aquellos tres mil hombres del Oriente cubano que componen sus tropas.

Las ovaciones a los tres generales inundan los campos y extienden sus ecos mambises. Son tres mil hombres. Y forman cuadros de a mil para poder escuchar al Apóstol de la independencia de Cuba, que les habla con apasionada y potente voz. Ese 6 de mayo de 1895 es también un hermoso día mambí para él.

Días más tarde, cuando escribe a la patriota cubana Carmen Miyares y a sus hijas en New York, Martí les hablará de la entusiasta revista de los tres mil hombres de a pie y a caballo que tenía Maceo a las puertas de Santiago.

Y describe a Maceo lleno de gloria y triunfo, como imagen de de esperanza.


Sergio Daniel Gimenez dijo...

Hola

De paso nomás, para deciros que considero que esta bella entrada no debería terminar, a mi juicio(algo desviado tal vez), sin la participación activa de nuestra amiga Doris, que debe estar sobrepasada de tareas mas así y todo es mi anhelo sus palabras siempre tan bien detalladas y precisas. Sin más que aportarles, se despide de vosotros hasta cualquier momento (ja, me atajé Patricia) un servidor.

Lien dijo...

Chicas: como saben y habrán notado ando más loca de lo normal, apenas leo o contesto lo que opinan y entro solo a poner a trocha y mocha.

He tratado de buscar cosas buenísimas de historiadores que tenía sobre ese dilema entre los tres grandes de la guerra del 95, pero nada.
Voy con mis palabras.

La guerra de los 10 años, y otros intentos de levantamiento, fracasaron en Cuba, entre otras causas, por caudillismos, regionalismos y la constante en todas las asambleas realizadas en manigua: la dicotomía entre el poder Militar o el poder Civil.

Cuando Martí comenzó la preparación de la nueva contienda, durante el periodo que se conoce como “Tregua fecunda” tuvo en cuenta todo, sumar a los viejos guerreros pero aunar a los jóvenes, tratando de conciliar las diferencias generacionales; fundó un Partido único, recaudó fondos… y él creía en la necesidad de un equilibrio entre el poder civil y el militar… pero Maceo y Gómez eran partidarios de juntas de generales y esas cosas…

No es para nada secreto que al ser Martí un hombre de pensamiento, orador brillante, incansable en la lucha, pero sin experiencia alguna de batalla era visto incluso por las grandes figuras como alguien más de pluma que de machete… visión que con los años fue cambiando al constatarse la grandeza y entereza de este hombrazo.

En la Mejorana nadie sabe qué pasó porque lo poco que se escribió después por los propios protagonistas ha sido parco e incompleto, pero se basó fundamentalmente en ese punto de desencuentro.

Eran hombres, dice bien Mimí… pero qué hombres!!!!!

Lien dijo...

Frases de Martí sobre Antonio Maceo:

“Y hay que poner asunto a lo que dice, porque Maceo tiene en la mente tanta fuerza como en el brazo.”

“Con el pensamiento la servirá, más aún que con el valor. Le son naturales el vigor y la grandeza.”

“No conozco yo, General Maceo, soldado más bravo ni cubano más tenaz que usted. Ni comprendería yo que se tratase de hacer, como ahora trato, y tratan tantos otros, obra alguna sería en las cosas de Cuba, en que no figurase usted de la especial y prominente manera a que le dan derecho sus merecimientos.”

“Súbase en los estribos, y haga arder los hombres a su voz.”

Mimí dijo...

Lien: nosotros también tuvimos un hombre llamado Manuel Belgrano, que tenía como profesión la abogacía, y terminó empuñando un sable para la guerra, devenido en General por imperio de las circunstancias.
Pero no me quiero meter en el tema historia porque aquí la que sabe es Patricia.

Con todo lo que nos pusieron Cubanerías y vos, estoy haciendo un curso acelerado de los acontecimientos entre Martí y Maceo.

Cuando digo que eran hombres (quién duda que GRANDES HOMBRES) es porque los imagino como tales. Ese costado tan humano que la sensibilidad poética de Martí nos deja ver:

"Por las mañanas
Mi pequeñuelo
Me despertaba
Con un gran beso."

...y luego el tipo decidido, el político, el de armas...

¿Habrá tenido flaquezas? ¿Se habrá sentido contrariado al esgrimir un argumento ante Maceo?

No sé si me explico. Cuando imagino grandes acontecimientos históricos siempre me pregunto cómo se darán esos diálogos que cambian el rumbo de continentes enteros.

Bueno, pensamientos míos.

Lien dijo...

Parece que no, Mimí, parece que el tipo de ideas era “de armas tomar” y a pesar del respeto enorme que sentía por Maceo (merecido además) era muy firme, pero muy firme exponiendo y defendiendo sus ideas… Mira sino esta carta:

Montecristi, 26 de Febrero de 1895.

Sr. General Antonio Maceo.

Al General escribo hoy, aún más que al amigo: la guerra, a que estamos obligados, ha estallado en Cuba. Y a la vez que la noticia de ella, que por obedecer a nuestros anuncios y arreglos nos revela su importancia, y nos llena de solemne deber, recibo de New York la confirmación de su declaración de Vd.-que a quien le conociese menos que yo parecería un obstáculo, injusto e imprevisto, pero que para mí no lo es. El patriotismo de Vd. que vence a las balas, no se dejará vencer por nuestra pobreza, -por nuestra pobreza, bastante para nuestra obligación.
El vapor del Norte sale momentos después de recibidos estos cables, y mi resolución tiene que ser inmediata. Conociendo hombre por hombre la fuente de nuestros recursos, y seguros de que no tendríamos más de lo imprescindible, ni menos, -una vez desviados nuestros vapores, escribí a Vd. a mi acelerada salida de New York, diciéndole que, ajustado con la Isla y a petición de ella el alzamiento -y teniendo presente lo que en Costa Rica vi, y traté con Flor y dije a Vd., sobre los modos de ir, -(puse) a su disposición, la suma de $2000 en oro, única que podría ofrecerle, para un plan de salida igual al que lleva al General Gómez y a mí. "Decidido" rogué a Vd. que me pusiera por cable, lo que quería decir que Vd. estaba dispuesto a ir con ese plan, pero el cable me decía a la vez que necesitaba seis mil pesos, suma hoy imposible de allegar. Y hoy, estallada ya la revolución en Cuba, recibo otra vez la noticia de que Vd. considera indispensable, para su salida, la suma de cinco mil pesos oro: -suma que no se tiene, siendo así que se tiene en la mano la de dos mil, y está enfrente, ardiendo ya, la revolución en Cuba.

...sigue...

Lien dijo...

¿Qué hacer en este conflicto? Vd. debe ir, con su alta representación, y los valientes que están con Vd. Pero Vd. me dice una vez y otra, que requiere una suma que no se tiene. Y como la ida de Vd. y de sus compañeros es indispensable, en una cáscara o en un leviatán, y Vd. ya está embarcado, en cuanto le den la cáscara, -y yo tengo de Flor Crombet la seguridad de que, con menos de la suma ofrecida, puede tentarse con éxito la salida de los pocos que de ahí pueden ir en una embarcación propia,-decido que Vd. y yo dejemos a Flor Crombet la responsabilidad de atender ahí a la expedición, dentro de los recursos posibles porque si él tiene modo de que Vds. puedan arrancar de ahí con la suma que hay, ni Vd. ni yo debemos privar a Cuba del servicio que él puede prestar. Y el pondrá a las órdenes de Vd. la labor que Vd. me reitera que no puede hacer en su San José, sino por una suma hoy imposible, -y que no puede quedarse sin hacer, cuando hay quien la echa sobre sí, por una suma que se tiene, y la pondrá hecha en manos de Vd. Ahora, detalles, abnegación, abandonado de todo, menos de la idea de subir al tren y a la mar, costo de los pocos de San José que deben bajar a la costa, olvido inmediato de las cosas tentadoras de la tierra, para lo cual se requiere más valor que para encararse al enemigo ¿cómo he de proponerme yo a hablar de estas cosas con Vd.? ¿a pedirle virtud? ¿a permitir que nadie dude de que la mostrará suprema? ¿a creer que hay en nadie más valor y desinterés que en Vd.? Cuba está en guerra, General. Se dice esto. y ya la tierra es otra. Lo es ya para Vd. y lo sé yo. Que Flor, que lo tiene todo a mano, lo arregle todo como pueda. ¿Que de Vd. pudiera venirle el menor entorpecimiento? ¿de Vd. y Cuba en guerra? No me entrará ese veneno en el corazón. Flor tendrá sus modos. Del Norte irán las armas. Ya sólo se necesita encabezar. No vamos a preguntar, sino a responder. El ejército está allá. La dirección puede ir en una uña. Esta es la ocasión de la verdadera grandeza. De aquí vamos como le decimos a Vd. que vaya. Y yo no me tengo por más bravo que Vd., ni en el brío del corazón, ni en la magnanimidad y prudencia del carácter. Allá arréglense, pues, y hasta Oriente! Cree conocerlo bien su amigo,

José Martí

Lien dijo...

Y mira, el tierno amante, el padre dulce, el de ternura y virtud inasibles…. era “duro de roer”…

“A un discutidor. -Yo no discuto jamás. Creo lo que creo firmemente, porque he meditado mucho antes de creerlo. Oigo, y si tiene razón, cambio. Pero no tengo soberbia bastante para creer que puedo convencer a los demás, ni humildad bastante para creer que puedan convencerme a mí.”

cubanerías dijo...

Fragmento final de una carta de Martí a su amigo dominicano, Federico Henríquez y Carvajal, considerada ésta su testamento político. Ahí el dice que su deber es estar en la guerra en Cuba, y que así lo hará y las razones por las cuales lo hará.
Por lo leído en el diario de campaña de Martí, Maceo era partidario de que éste volviera al extranjero. Martí, una personalidad firme prefirió morir "allí callado" como él dice.
................
Carta a Federico Henríquez y Carvajal

"...Yo evoqué la guerra: mi responsabilidad comienza con ella, en vez de acabar. Para mí la patria, no será nunca triunfo, sino agonía y deber. Ya arde la sangre. Ahora hay que dar respeto y sentido humano y amable, al sacrificio; hay que hacer viable, e inexpugnable, la guerra; si ella me manda, conforme a mi deseo único, quedarme, me quedo en ella; si me manda, clavándome el alma, irme lejos de los que mueren como yo sabría morir, también tendré ese valor. Quien piensa en sí, no ama a la patria; y está el mal de los pueblos, por más que a veces se lo disimulen sutilmente, en los estorbos o prisas que el interés de sus representantes ponen al curso natural de los sucesos. De mí espere la deposición absoluta y continua. Yo alzaré el mundo. Pero mi único deseo sería pegarme allí, al último tronco, al último peleador: morir callado. Para mí, ya es hora. Pero aun puedo servir a este único corazón de nuestras repúblicas. Las Antillas libres salvarán la independencia de nuestra América, y el honor ya dudoso y lastimado de la América inglesa, y acaso acelerarán y fijarán el equilibrio del mundo. Vea lo que hacemos, Vd. con sus canas juveniles,-y yo, a rastras, con mi corazón roto.


De Santo Domingo ¿por qué le he de hablar? ¿Es eso cosa distinta de Cuba? ¿Vd. no es cubano, y hay quien lo sea mejor que Vd.? ¿Y Gómez, no es cubano? ¿Y yo, que soy, y quien me fija suelo? ¿No fue mía, y orgullo mío, el alma que me envolvió, y alrededor mío palpitó, a la voz de Vd., en la noche inolvidable y viril de la Sociedad de Amigos? Esto es aquello, y va con aquello. Yo obedezco, y aun diré que acato como superior dispensación, y como ley americana, la necesidad feliz de partir, al amparo de Santo Domingo, para la guerra de libertad de Cuba. Hagamos por sobre la mar, a sangre y a cariño, lo que por el fondo de la mar hace la cordillera de fuego andino.


Me arranco de Vd., y le dejo, con mi abrazo entrañable, el ruego de que en mi nombre, que sólo vale por ser hoy el de mi patria, agradezca, por hoy y para mañana, cuanta justicia y caridad reciba Cuba. A quien me la ama, le digo en un gran grito: hermano. Y no tengo más hermanos que los que me la aman.


Adiós, y a mis nobles e indulgentes amigos. Debo a Vd. un goce de altura y de limpieza, en lo áspero y feo de este universo humano. Levante bien la voz que si caigo, será también por la independencia de su patria.


Su

José Martí

Lien dijo...

Ahora, que sentía contrariedad era evidente, tanta lucha, tanta, y pensar que incluso entre quienes querían bien para Cuba había incomprensiones, debió desangelarlo mucho…

Además, él siempre de hecho se sintió muy incomprendido en su entrega sin límites, la incomprensión y soledad que la virtud arrastra, tan excelsa virtud quiero decir… a la que se refiere él mismo en su poema Yugo y Estrella…

Yo, como tú vivo pensando en esos hombres como hombres, siempre digo que para llegar a amarlos tengo que quitarles todo lo que de estatua tengan, verlos amar, sentir, temblar, temer!!!... para hacerlos míos y creerles.

Hablaron acá de su muerte temprana, de su obra enorme siendo tan joven y cuánto más no pudo haber hecho de seguir viviendo… lo que era la vida, lo que quedaba de ella, fue otra constante en sus diálogos íntimos…

“¡Tanto esfuerzo -para dejar a lo sumo, como memoria de nuestra vida, una frase confusa, o un juicio erróneo, o para que los que fueron montes de dolor parezcan granillos de arena, en los libros de un historiador!”

"Yo nací de mí mismo, y de mí mismo brotó a mis ojos, que lo calentaban como soles, el árbol del mundo.- Ahora, cuando los hombres nacen, están en pie junto a su cama, con grandes y fuertes vendas preparadas en las manos, todas las Filosofías, las religiones, los sistemas políticos. Y lo atan, y lo enfajan -y el hombre es ya, por toda su vida en la tierra, un caballo embridado. Yo soy caballo sin silla. De nadie recibo ley, ni a nadie intento imponerla. Me salvo de los hombres, y los salvo a ellos de mí. -Venzo a la preocupación, que viene de afuera, y a la ambición, que viene de adentro. Yo soy, pues, un hombre valeroso.
Pero sufro. No se vive más que en la comunidad.”

PModa dijo...

Muy bueno todo! son unas genias trayendo, yo también me pregunto siempre sobre esos grandes hombres, q igual son hombres, q sufren, y ríen, q a veces seguro han tenido algún miedo...
Y como muchas veces me encanta decir, comían, bebían, tenían fiebre, se resfriaban, y también iban al baño, hacían necesidades, tendrían retorcijones, algo les caería mal al estomago...

Me encanta pensarlos en esas cotidianidades, pensarán q soy loca, pero me los hace cercanos y no ídolos q al final uno termina volviéndolos de piedra, venerables pero de piedra.
Patricia

Lien dijo...

Una de sus palabras más queridas, por si no repararon en ellas en La edad de Oro":

“...Las cosas buenas se deben hacer sin llamar al universo para que lo vea a uno pasar. Se es bueno porque sí; y porque allá adentro se siente como un gusto cuando se ha hecho un bien, o se ha dicho algo útil a los demás. Eso es mejor que ser príncipe: ser útil”

PModa dijo...

"Yo soy caballo sin silla. De nadie recibo ley, ni a nadie intento imponerla. Me salvo de los hombres, y los salvo a ellos de mí. -Venzo a la preocupación, que viene de afuera, y a la ambición, que viene de adentro. Yo soy, pues, un hombre valeroso.
Pero sufro. No se vive más que en la comunidad.”
Simplemente genial

PModa dijo...

Muy bueno lo q trajiste Lien, esas palabras de "La edad de Oro".

Estaba pensando en esa conversación q no se sabe q se dijeron, q se parece a la famosa conversación, q tampoco se sabe q se dijeron, entre San Martín y Bolívar, donde San Martín deja todas sus fuerzas al mando de Bolívar para q siga los procesos de independencia...
Digo q se parecen porq se ha mantenido en silencio, ¡q importante habrá sido!
Patricia

Lien dijo...

... y a mí, no se burlen, me encanta imaginarlos incluso en el amor...

Mimí dijo...

Gracias Lien, y gracias Cubanerías por estos documentos.

Hace un par de días dejé en youtube un comentario debajo de un video que trataba un tema cubano.
Desde ese momento, unos personajes me estuvieron tirando balas cybernéticas en mi correo. Me vuelven loca y lo más suave que me dicen es "mentirosa". Voy a utiizar algo que leí más arriba para dar por terminado el intercambio de ideas (bueno, las mías son ideas, lo de ellos son insultos):

"Yo no discuto jamás. Creo lo que creo firmemente, porque he meditado mucho antes de creerlo. Oigo, y si tiene razón, cambio. Pero no tengo soberbia bastante para creer que puedo convencer a los demás, ni humildad bastante para creer que puedan convencerme a mí.”

Excelente.

Mimí dijo...

Patricia: pensé exactamente en San Martín y Bolívar cuando las chicas hablaron de Maceo Y Martí.

Sergio Daniel Gimenez dijo...

Pues ahorita somos varios en el blog. Sólo decir que Martí era único. Gran escritor, militar, revolucionario, todo inserto en una integridad como pocas y que tan bien han apuntado amigas. Besos.

Lien dijo...

Que lo tení apendiente... Martí en Argentina!!!!... Martí llegó a ser Cónsul de Argentina en Nueva York... Acá su carta de renuncia al cargo:

“Tengo la honra de dirigirme a V. E. para ratificar, en testimonio de mi respeto y agradecimiento a la República Argentina, la renuncia del cargo de Cónsul argentino, en esta ciudad que ansioso de evitar comentario alguno contra aquel agradecimiento y respeto, envié a V. E. por el telégrafo el día 11.

“Como el premio más honroso a mi cariño vigilante por los pueblos de mi raza en América, recibí y procuré justificar en su desempeño, el nombramiento, ni directa ni indirectamente solicitado, y por eso mismo más halagador, de Cónsul argentino en Nueva York. Pero se me dice que un periódico español en esta ciudad ha publicado un artículo en que intenta hallar incompatibilidad entre mi nacimiento de cubano, que me obliga a luchar para obtener para mi patria lo mismo que los padres de la patria argentina obtuvieron a su hora para su país,-- y mi carácter de Cónsul de la República en Nueva York. Y como añade el periódico, a lo que se me dice, que pudiera mi permanencia en este puesto provocar un conflicto entre el país que me honró con él y la monarquía de la Península, ni por un momento puedo consentir en continuar, por honrosa que ella me sea, en una situación por donde viniera yo a pagar con una controversia ingrata una distinción de tanto valer para mí, que contará siempre entre las más caras y lisonjeras de mi vida.

“Ruego a V. E. se sirva ordenar al Sr. Vicecónsul, se haga cargo del Consulado que renuncio, y creer que si en mi persona desaparece el Cónsul argentino en Nueva York, queda en mí siempre para la República Argentina, un hijo agradecido.

Saludo a V. E. con el testimonio de mi más alta consideración.

José Martí”

Lien dijo...

24 de Julio de 1890- Nombrado José Martí cónsul de Argentina en Nueva York

La estrecha vinculación de José Martí, prócer de la independencia cubana a la Argentina y su copiosa producción periodística sobre ese país además de su pasión de vincular su bien conocida vocación de libertad a su proyecto revolucionario en América Latina, hacen que Martí sea nombrado en esta fecha por decreto del presidente argentino Miguel Ángel Juárez Celman y a propuesta del entonces Ministro de Relaciones Exteriores, el abogado, Roque Saenz Peña, Cónsul de la República Argentina en la ciudad norteamericana de Nueva York.

Lien dijo...

La Argentina en José MArtí:

http://www.josemarti.info/articulos/marti_argentina.html

Presencia de MArtí en Periódico La Nación:

http://librinsula.bnjm.cu/secciones/307/puntilla/307_puntilla_1.html

Lien dijo...

Dolora Griega

De qué estás triste?
-De amor.
-¿Por quién?
-Por cierta doncella.
-¿Muy bella, pues?
-¡Pues muy bella!
Estoy muy triste de amor.
-¿Dónde la hallaste?
-La hallé
En una gruta florida.
-¿Y está vencida?
-Vencida;
La adulé, le regalé.
-¿Y para cuándo, ¡oh galán!
Valiente de galán de todas,
Para cuándo son las bodas?
-Pues las bodas no serán.
Y estoy de pesar que muero,
Y la doncella es muy bella;
Pero mi linda doncella
No tiene un centavo entero.
¿Y estás muy triste de amor,
Galán cobarde y sin seso?
Amor, menguado, no es eso:
Amor cuerdo no es amor.

Lien dijo...

Mucho, señora, daría
Por tender sobre tu espalda
Tu cabellera bravía,
Tu cabellera de gualda:
Despacio la tendería,
Callado la besaría.

Por sobre la oreja fina
Baja lujoso el cabello,
Lo mismo que una cortina
Que se levanta hacia el cuello.
La oreja es obra divina
De porcelana de China.

Mucho, señora, te diera
Por desenredar el nudo
De tu roja cabellera
Sobre tu cuello desnudo:
Muy despacio la esparciera,
Hilo por hilo la abriera

Lien dijo...

El cuerpo me sacude y enamora
Y pálida de amor el alma llevo;
Yo quiero --¡oh fin de males!-
Con labios nunca iguales
Un beso siempre nuevo.

Lien dijo...

¨... a los niños no se les ha decir más que la verdad, y nadie debe decir de lo que no sepa que es como se lo está diciendo, porque luego los niños viven creyendo lo que les dijo el libro o el profesor, y trabajan y piensan como si eso fuera verdad, de modo que si sucede que era falso lo que les decían, ya les sale la vida equivocada, y no pueden ser felices con ese modo de pensar ni saben cómo son las cosas de veras, ni pueden volver a ser niños, y empezar a aprenderlo todo nuevo. ¨

“Te amo por tu sencillez y porque aborreces como yo, lo falso y lo inútil. Eres natural que es ser buena y feliz...”

“No tengas nunca miedo a sufrir. Sufrir bien, por algo que lo merezca, da juventud y hermosura.”

¨ preferible es no ser, - a no ser sinceros ¨
"Amigos fraternales son los padres no implacables censores. Fusta recogerá quien siembra fusta: besos recogerá quien siembra besos".


Lien dijo...

Y me dejaron sola en Puente.... abuso porque ya hoy me voy hasta el lunes y quiero fumigarlso con Martí!!!!!!!!!

Mimí dijo...

cof! cof! cof! (estoy tosiendo), quedé fumigada!!!!

Liency: fue al comienzo de la entrada que supe que Martí fue Cónsul de Argentina, cosa que ignoraba por completo.

Y eso de decir a los niños la verdad, es algo que comprobé tan válido como darles cariño. Lo uno sin lo otro, no hace más que llevarlos al fracaso.

Lien dijo...

Sublime justificación de “Celos a lo cubano”?????:

SÉ MUJER PARA MI

Sé, mujer, para mí, como paloma
Sin ala negra:
Bajo tus alas mi existencia amparo:
¡No la ennegrezcas!

Cuando tus pardos ojos, claros senos
De natural grandeza,
En otro que no en mí sus rayos posan
¡Muero de pena!

Cuando miras, envuelves, cuando miras,
Acaricias y besas:
Pues ¿cómo he de querer que a nadie mires,
Paloma de ala negra?

cubanerías dijo...

Buenos días!Saludos a tod@s.

Les traigo este fragmento de la lectura " Tres Héroes" escrito por Martí en La Edad de Oro , primer número.

"...Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados. Estos tres hombres son sagrados: Bolívar, de Venezuela; San Martín, del Río de la Plata; Hidalgo, de México. Se les deben perdonar sus errores, porque el bien que hicieron fue más que sus faltas. Los hombres no pueden ser más perfectos que el sol. El sol quema con la misma luz con que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz.

Bello,¿no?

Lien dijo...

HERMOSO!!! Cubanerías, gracias, esa del decoro es una de las grandes balas martianas!!!

Chicas: es imposible traer acá a todo Martí... les pido una vez más, que de a poco vayan entrando en los enlaces de sus obras que les hemos dejado...

En la edad de Oro, cada lectura, cada párrafo hay cosas memorables...

Lien dijo...

En Cuba hay un verdadero culto a Martí, pero no creo que sea un culto ciego y fanático, creo que todavía nos falta beber y beber de él y de su legado….

Aquí Eusebio Leal hablando de El Culto a Martí

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=62511

Les acerco alguito pa que se embullen…

“Cuando un agnóstico me pregunta: « ¿Es que Martí habló o profetizó de todo?» Le digo que desconocen la integridad e inmensidad de su obra moral. Y cuando hacemos de lo histórico una reducción mecánica, omitimos el logro principal, el mayor, el más relevante de la Revolución cubana: su obra moral.
…………………………….
Esa es la fuerza salvadora, de ahí que en el alma de los cubanos encuentre cobijo ese culto legítimo a un hombre que no solo fue de su tiempo, sino de todos los tiempos; no solo de Cuba, sino del mundo entero: José Martí.”

PModa dijo...

Sí, sabía q había sido nombrado Cónsul de Argentina en New York, no sabía lo q habían dicho los españoles de esto.

También sé de su corresponsalía del diario La Nación en New York, de hecho lo q escribió sobre la muerte de Marx lo hizo para el diario La Nación de argentina. Creo si no me equivoco, q fue corresponsal todo el tiempo q él estuvo en NY.

Sí, Lien, te aseguro q voy a ir leyendo, me tienen en tiempos difíciles, y se me complica un poco todo, pero Martí es Martí, y saben q es mi más preferido, tengo otros, claro, jaja, pero Martí es el MASMAS.
Patricia

PModa dijo...

Cubanerías, no sabes cuánto aprecio tus aportes también.
Entre vos y Lien, son una maravilla.
Patricia

PModa dijo...

esa de celos a lo cubano, Lien...

PModa dijo...

Cubanerías, con tu permiso, lo último q pusiste me lo llevo ya a SC, me parece fantástico.
Patricia

Lien dijo...

Otra grande que me ha sacudido siempre...

"Los que no tienen el valor de sacrificarse han de tener a lo menos el pudor de callar ante los que se sacrifican, o de elevarse en la inercia inevitable o en la flojedad, por la admiración sincera de la virtud que no alcanza. Debe ser penoso inspirar desprecio a los hombres desinteresados y viriles."

Lien dijo...

Ay Pato, yo lo puse allá también, ese y este último, porque va de maravilla a lo que se habla!!!!

Lien dijo...

"La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes."

Lien dijo...

"Todo está dicho ya; pero las cosas, cada vez que son sinceras, son nuevas."

Lien dijo...

"Toda madre debiera llamarse Maravilla."

Lien dijo...

"Los pueblos han de vivir criticándose, porque la crítica es salud; pero con un solo pecho y una sola mente."

Lien dijo...

Esto lo traje acá a Puente en la entrada de Estrella...


Les dejo fragmentos del Presidio Político en Cuba, de José Martí, me lo recordó Estrella:

“Dolor infinito debía ser el único nombre de estas páginas. Dolor infinito, porque el dolor del presidio es el más rudo, el más devastador de los dolores, el que mata la inteligencia, y seca el alma, y deja en ella huellas que no se borrarán jamás.

Nace con un pedazo de hierro; arrastra consigo este mundo misterioso que agita cada corazón; crece nutrido de todas las penas sombrías, y rueda, al fin, aumentado con todas las lágrimas abrasadoras.

Dante¹ no estuvo en presidio.

Si hubiera sentido desplomarse sobre su cerebro las bóvedas oscuras de aquel tormento de la vida, hubiera desistido de pintar su Infierno. Las hubiera copiado, y lo hubiera pintado mejor.

Si existiera el Dios providente, y lo hubiera visto, con la una mano se habría cubierto el rostro, y con la otra habría hecho rodar al abismo aquella negación de Dios.

Dios existe, sin embargo, en la idea del bien, que vela el nacimiento de cada ser, y deja en el alma que se encarna en él una lágrima pura. El bien es Dios. La lágrima es la fuente de sentimiento eterno.

Dios existe, y yo vengo en su nombre a romper en las almas españolas el vaso frío que encierra en ellas la lágrima.

Dios existe, y si me hacéis alejar de aquí sin arrancar de vosotros la cobarde, la malaventurada indiferencia, dejadme que os desprecie, ya que no puedo odiar a nadie; dejadme que os compadezca en nombre de mi Dios.

Lien dijo...

Presidio Político en Cuba, donde narra Martí horrores vividos allí diendo apenas un niño!!!!

http://www.damisela.com/literatura/pais/cuba/autores/marti/presidio/index.htm

Lien dijo...

De allí también esta certeza:

"La honra puede ser mancillada.

La justicia puede ser vendida.

Todo puede ser desgarrado.

Pero la noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás."

Lien dijo...

Muy pequeña leí ese Presidio, y las penas de MArtí niño, y el viejo Nicolás... pero este capítulo de Lino Figueredo me dejó marcas tremendas...

http://www.damisela.com/literatura/pais/cuba/autores/marti/presidio/vii.htm

tucuviajera dijo...

Amigas todas: tanto tiempo...

Leí en silencio algunas noches , cansada, porque como acabo de leer hoy mas tranquila, en el decir de Martí

"ando como piloto de mí misma, haciendo frente a todos los vientos de la vida"

cada frase es una reflexión, cubanerías entiendo tu ansia por encontrar joyas perdidas cuando viajabas...

Me impresionó recordar la cita que nos trajo alguna vez Iraida de como debía ser una joven en esa expresión : "Quien tiene mucho adentro, necesita poco afuera. Quien lleva mucho afuera, tiene poco adentro, y quiere disimular lo poco."

estoy recién en sus lecturas de fin de Noviembre y comienzos de Diciembre, todo por recordar...

la última que me tocó particularmente, es la carta a la hermana donde dice una frase que expresa lo que sentimos en los últimos años de mi mami: "sonrían de sus vejeces ".... y pensé que bueno eso, que mi mami nos haya inspirado eso que decía Martí, el deseo de sonreir con sus cosas....

Despacio voy a seguir , gracias por traer tanta sabiduría

cubanerías dijo...

Hola Tucu, cómo estás? Se te extrañaba.
Es un orgullo para nosotros los cubanos y cubanas, poder traerles los instantes de la vida y el pensamiento, de este hombre maravilloso y genial que dió Cuba.

Saludos.

"De América soy hijo y a ella me debo" José Martí.

"...Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.
Del Ensayo "Nuestra América", muy recomendado.

Mimí dijo...

Besos Tucu, qué bueno que hayas venido a casa!!! Esta, nuestra casa.

Cubanerías, ojalá hayas tenido buen fin de semana.

Hay tanto, tanto para leer y comentar... Una cosa quería decir de lo mucho (y en verdad, no todo) de lo que estuve viendo.
De las reflexiones de Martí en el presidio, esto que dijo me permitió sentir aquello que estaba viviendo un hombre profundamente creyente, ante los sufrimientos de la cárcel:

"Si existiera el Dios providente, y lo hubiera visto, con la una mano se habría cubierto el rostro, y con la otra habría hecho rodar al abismo aquella negación de Dios.

Dios existe, sin embargo, en la idea del bien, que vela el nacimiento de cada ser, y deja en el alma que se encarna en él una lágrima pura. El bien es Dios. La lágrima es la fuente de sentimiento eterno. "

Luego en capítulos sucesivos, relata el maltrato hasta la muerte de algunos compañeros obligados a trabajar en las canteras, ¡algunos siendo niños aún!, así como también el intento de suicidio fallido de un camarada...

"Ante mí desfilan en desgarradora y silenciosa procesión espectros que parecen vivos, y vivos que parecen espectros."

Y sus propios padeceres:
"Detalle repugnante, detalle que yo también sufrí, sobre el que yo, sin embargo, caminé, sobre el que mi padre desconsolado lloró. ¡Y qué día tan amargo aquel en que logró verme, y yo procuraba ocultarle las grietas de mi cuerpo, y él colocarme unas almohadillas de mi madre para evitar el roce de los grillos, y vio, al fin, un día después de haberme visto paseando en los salones de la cárcel, aquellas aberturas purulentas, aquellos miembros estrujados, aquella mezcla de sangre y polvo, de materia y fango, sobre que me hacían apoyar el cuerpo, y correr, y correr, y correr! ¡Día amarguísimo aquél! Prendido a aquella masa informe, me miraba con espanto, envolvía a hurtadillas el vendaje, me volvía a mirar, y al fin, estrechando febrilmente la pierna triturada, rompió a llorar. Sus lágrimas caían sobre mis llagas; yo luchaba por secar su llanto; sollozos desgarradores anudaban su voz, y en esto sonó la hora del trabajo, y un brazo rudo me arrancó de allí, y él quedó de rodillas en la tierra mojada con mi sangre, y a mí me empujaba el palo hacia el montón de cajones que nos esperaba ya para seis horas. ¡Día amarguísimo aquél! Y yo todavía no sé odiar."




Mimí dijo...

sigo...

De todo lo leído, repito, y de todo lo imaginado o conocido hasta hoy de la vida de José Martí, esos capítulos fueron durísimos. Duro es leer siquiera los martirios a los que su carne y su espíritu fueron expuestos.
Y aún así, a los responsables de todo esto, les dice:

"Volved, volved por vuestra honra: arrancad los grillos a los ancianos, a los idiotas, a los niños; arrancad el palo al miserable apaleador; arrancad vuestra vergüenza al que se embriaga insensato en brazos de la venganza y se olvida de Dios y de vosotros; borrad, arrancad todo esto, y haréis olvidar algunos de sus días más amargos al que ni al golpe del látigo, ni a la voz del insulto, ni al rumor de sus cadenas, ha aprendido aún a odiar."


Lien dijo...

Tucu!!! qué maravilla tenerte de vuelta!!!.. esa frase que acercó Iraida está contenida en la Carta a María Mantilla que es toda ella mi credo de vida, no dejes de leerla íntegra!!!!...

Cubanerías, cómo no vamos a sentir orgullo!!!!

Mimí: viste la Peli, Martí el ojo del Canario???... ahí viene la etapa de Martí que nadie sabe, su infancia hasta ese presidio... luego él dejó testimonio más o menos a través de cartas o versos o recuerdos de sus vida donde se coló algún que otro pasaje de aquellos años...

Fernando Pérez, su director, despojó a Martí del halo de "respeto incólume y lo hizo carnal y lo imaginó, nos dio su visión de Martí hasta entonces…

Lien dijo...

Mimí: sí es de Martí ese dibujo, hacía bocetos así en ese estilo… a mí me gusta mucho ese autorretrato y me parece que tiene su cabeza la forma de Nuestra América…

Gracias por traerlo acá...

PModa dijo...

Linda Tucu, ¡q bueno pudiste pasar!, extraño a Lupe, y Armando pasó fugaz y se fue.

Sergio también anda medio desaparecido...

Yo quiero decirles, q agradezco muchísimo haber podido encontrarme con Martí, q hasta el fin de mis días sé lo tendré de compañero y q lo primero q haré cuando terminen mis días aquí, es llegar y preguntar "¿donde lo encuentro? q quiero darle las gracias".

Mimí a mi también me encantó lo último q resaltaste y también me encantó esto q puso Lien:

"La honra puede ser mancillada.

La justicia puede ser vendida.

Todo puede ser desgarrado.

Pero la noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás."

y, Lien, espero q no nos pisemos, porq me lo llevo a SC, q viene buenísimo.
Escucha, es q Martí dijo algo para cada cosa? ¡q hombre tan intenso!.
Patricia

Lien dijo...

Ja, ja, ja!!! ve y ponlo que no nos pisaremos, pero debes decir la fuente pa anotarme "patas" con Silvio.... ja, ja, ja!!!!!!!!!!!!!!!! (BROMA!!!!)

Si te fijas, eso mismo le preguntan a Eusebio y eso mismo nos preguntamos nosotros cada día.. pero qué hombre!!! en tan corto tiempo cómo pudo estudiar y saber de tanto como para emitir tamañas reflexiones de los temas...

Quiero decirles que habló y con condición de música, de pintura, de política, de agronomía, de muchas ciencias, del cielo y de la tierra!!!

No imaginas lo que que siento con saber que ha sido eso Martí para ti!!!!!!!!!

PModa dijo...

jaja, Lien, no puse la fuente, solo puse José Martí. Es q además venía, me parece al dedillo con tanto dicho en estos últimos días..., y también quería dejar el agradecimiento por haberlo conocido allí. Es q el 1º q me lo hizo conocer fue Silvio, luego, y sobretodo, viniste vos guajira hurracanada y ya me hiciste enamorar del todo.

Verdaderamente, será mi compañero hasta el final de mi vida y más allá también.

¿Empiezo a chusmetear la historia de Maceo? para hacer un puntapié, ¿o se prefiere cambiar temática? otro como Martí imposible, q es pa' cualquier temática y con profundidad.
Patricia

PModa dijo...

¿Saben algo de Sergio Daniel? no sé, por las últimas intervenciones en SC me sospecho q no anda bien.
Sergioooooooo, si pasás, dá señales de vida, q no te encuentro ni en el google+, vamos! arriba! adelante!
Patricia

Mimí dijo...

Dale Patri con Maceo, porque si nos quedamos en el material martiano, no saldríamos nunca de esta entrada..., con todo lo que hay de él, uf, enorme figura.

Empezá a pensar en eso, si podés.
Le voy a escribir a Sergio.

Mimí dijo...

Encontré esto, por una pista que me diera Lien.
Martí dibujante:

Por estos días en que los cubanos nos aprestamos a celebrar el 160 aniversario del natalicio de José Martí, hecho que acontecerá el 28 de enero de 2013, encuentro unos apuntes que escribí en ocasión de una conferencia impartida para estudiantes de diseño, en la que traté acerca de las habilidades de nuestro Apóstol para el dibujo.
Este inquieto ser humano que fue Martí llegó a tomar clases de dibujo en la Academia San Alejandro, por los primeros años de su juventud, guiado tal vez por esa sed de aprender que siempre le acompañó.
De esa primera etapa no nos queda nada, pero sin embargo en su papelería, abundante y variada, aparecen apuntes a tinta que nos permiten apreciar el pulso para el buen trazo, bien sea para autorretratos, casi caricaturas, pequeños dibujos de vasijas y piezas precolombinas, copiadas durante su estancia en México y algunos dibujos en los márgenes o en la parte posterior de hojas de papel donde dejaba su raudo pensamiento de diversos temas, donde predominan los retratos.
A través de sus dibujos podemos adentrarnos en la psicología y los estados de ánimo del artista cuando en breves trazos entrega imágenes que complementan las ideas de la escritura a las que acompañan, dejándonos un retrato de emociones. No son dibujos de ocasión, son un modo de expresión, de decir lo que, tal vez, las palabras no alcanzan a abarcar.
Encontramos caricaturas de mucha fuerza expresiva que, a mi entender, son lo mejor de su obra plástica. Ellas reflejan un modo de verse a sí mismo, una suerte de espejo de su intelecto, con una carga de ironía, desenfado y concentración lograda con una gran economía de líneas.
Una sensibilidad artística contenida se pone de manifiesto también en esta recopilación de dibujos de Martí, al que “nada humano le fue ajeno”. Solo la entrega sin límite a los destinos de Cuba y de la humanidad podría explicar por qué este hombre con esa vocación no incursionó de manera más amplia en la creación en las artes plásticas. A casi ciento sesenta años de su natalicio, Martí no deja de sorprendernos.

Lien dijo...

"Es ley maravillosa de la naturaleza que solo esté completo el que da: y no se empieza a poseer la vida hasta que no vaciamos sin reparo y sin tasa, en bien de los demás, la nuestra".

"No debe empañarse la inteligencia con el olvido de la virtud".

"Las palmas son novias que esperan…”

"Dondequiera que el hombre se afirma, el sol brilla".

"Basta para ser grande, intentar lo grande".

"El amor al arte aquilata el alma y la enaltece: un bello cuadro, una límpida estatua, un juguete artístico, una modesta flor un lindo vaso, pone sonrisa en los labios donde morían tal vez, momentos ha, las lágrimas".

"El hombre solo ama verdaderamente, o ama preferentemente, lo que crea".

Lien dijo...

"El que degrada a los demás, se degrada a si mismo".

"El desinterés es la ley del genio y de la vida".

"No merece escribir para los hombres quien no sabe amarlos".

"Ser bueno da gusto, y lo hace a uno fuerte y feliz".

"Grande es asir la luz, pero de modo que encienda la del alma".

"Nótese siempre que los que no poseen una cualidad, son los que poseen más empeño en aparentarla".

"La única ley de la autoridad es el amor".

Lien dijo...

Gracais Mimí, quero tarer tanto que me diluyo... otro pendiente es que me hubiera gustado traer a Martí visto por grandes pintores cubanos...

Pero no sé cómo acercar imágenes, deja var si las mando por correo y ustedes genias las traen...

Lien dijo...

Bueno, me diluí tanto que el mensaje anterior casi es ilegible, ja, ja, ja!!!!!!!!!!!!....

……………………………..

"La tierra entera debía ser un abrazo".

"Quien no sabe excusar ni admirar, es ínfimo".

"El alma rica puede dar mucho sin empobrecer".

"No ha de temerse a la sinceridad: solo es tremendo lo oculto".

"El egoísmo es la mancha del mundo, y el desinterés su sol".

"La generosidad congrega a los hombres, y la aspereza los aparta".

"La belleza, por sí misma, es un placer. Hallamos algo bello, y hallamos algo de nosotros mismos".

Lien dijo...

Por si mañana al volver cambió la página... solo decir que amo a Martí, que es amigo y padre y sombra y luz de mi vida... y quiero que lo sea de todo aquel al que amo...

Y que GRACIAS otra vez, chicas, por traerlo!!!!

tucuviajera dijo...

Hola a todos, tarde como estoy pudiendo, estoy leyendo....

sobre los oficios de la alabanza....simplemente cierto!!!

Mimí dijo...

Tucu, leé tranquila, que Pato estaba pensando en nueva entrada, pero viste cómo es de vaga esa mujer, hay que darle tiempo..., ja ja ja

Liencita, no te atores. Tranquila niña, tenemos que disfrutar esto. Y no des las gracias, que gracias tenemos que darle a tu isla por parir a semejante gigante.

«El más antiguo ‹Más antiguo   1 – 200 de 213   Más reciente› El más reciente»

Publicar un comentario